En el camino silente de la morbosa oscuridad.[Libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

En el camino silente de la morbosa oscuridad.[Libre]

Mensaje por Invitado el Sáb Oct 24, 2015 3:16 am

Eran algo así como tres de la mañana. Un pensamiento extraño me había azotado la mente. Aquella ninfa de la que me había enamorado, estaba con otra persona, alguien muy distinto a mí, algo que a pesar de que por muy fantasioso y asqueroso que sonase, sabía que de alguna manera era verdad. Por un momento sentí rabia, y a la luz de la luna llena dejé que mi ira volviese a correr por mis sangrientas venas, volviendo por fin a tocar aquel hermoso salvajismo que tanto había anhelado por meses y años.

La luz de la luna tocó mi cuerpo, mi vida y mi alma, y deformó mi forma homínida hasta transformarme en un ser hecho de pavor y destrucción; el primer aullido de la noche se escuchó en todo londres, un aullido cargado de cólera y de saña. En serio, jamás volver a confiar en nadie, una mujer es mero objeto sexual y punto.

Perdido en mi saña, dejé que la rabia recorriese por mi cuerpo, y sin buscar amaine, asesiné a todo lo que había a mi paso: tristes alimañas, familias vagabundas, bestias horribles y desamparadas, y claro, amantes trágicos que se pierden en aquel estúpido deseo llamado amor, aquel sentimiento que no existe y está ahí para joderles la vida al mundo. Sí, yo lo había sentido, pero por una perra que no merecía recibirlo; e incluso, una persona por la que me apené por sus tiernas palabras que al final no resultaron más que mentiras.

En un enorme alarido lleno de odio y de dolor,  corrí hasta los escombros de un antiguo edificio y escalándolo a una velocidad enorme, recorrí aquel sendero de piedra y sangre. Miré alrededor, y lancé un rugido al aire. "Puta, puta, puta." Era lo único que en mi mente pasaba, por un momento sentí que no podía dar más espacio a mi rabia, pero aún así quería descargarme de la forma que fuese. Quería asesinar a alguien, quería violentar a alguien, quería torturar a alguien, por primera vez en mi vida, pude descubrir cual era mi verdadera naturaleza.

No soy humano, soy un monstruo.

No soy un ser amable, soy un ser horrible, despreciable.

Mi arrogancia, mi lujuria y mi odio superan a la de los más grandes dioses de antaño, y eso es algo que sin dudarlo, todos lo deberían saber.
Invitado



Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.