Tú no has visto nada || Privado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tú no has visto nada || Privado

Mensaje por Dominique Dugés el Mar Oct 11, 2016 9:04 pm

¿Por qué mierda había idiotas que insistían en hacer lo se les decía que no hicieran? ¿Tan difícil era de entender eso? Si Dominique decía que hicieran o no hicieran algo, simplemente tenían que obedecer. Después de todo él no era ningún culpable si luego les terminaba matando, como le paso a Pier. Pier era uno de los ayudantes de la prensa, quien se había negado a pasar una información falsa que Dominique había solicitado al jefe de este ¿Quién le mando a llevarle la contra? Los accidentes pasaban, si uno está en el lugar de Pier con una familia que mantener debe de pensar en esas cosas antes de hacerlas.

Faltaban aun algunas horas para el atardecer, y las personas en aquella época de frío empezaban a retirarse ya temprano de los alrededores del lago. Digamos que el mismo no era muy tibio en la noche, el frío de la muerte parecía inundar el agua del mismo. Era un buen sitio para esconder un cadáver a fin de cuentas. Los alrededores del lago, antes de llegar a la zona de arena, de un hermoso césped verde, con varios arbustos y flores. No muy lejos se podían ver como los arboles invitaban a la entrada al bosque. Un lugar calmado y tranquilo sin dudas, y sin testigos sobre todo.

Habiendo llegado en un Viper de color negro con una franja roja sobre el lado izquierdo del mismo. Llegaban a bordes del lago cinco cuerpos, tres de ellos cargaban a otro sobre sus hombros envuelto en unas lonas. Solo con su cabeza hacia afuera, pero bien amordazado, cosa que apenas era capaz de gemir. Un hombre de cabello alborotado de color azul, andaba sin playera con los brazos cruzados, unas gafas rojas más grandes que su cara y una espada cruzada a su espalda. Una sonrisa de placer se dibujaba en su rostro, se acercó al infeliz ~Lo siento mi querido, Pier… pero… son cosas que pasan~ Sin decir una palabra más puso un dedo en el oído de aquel hombre y empezó a hacer que el calor de su poder empezar a quemarle el oído desde adentro. Unos segundos luego de eso chasqueo sus dedos y sus tres subordinados arrojaron el cuerpo al lago.

Pero algo había mal… No todo estaba saliendo como deseaba. Elevó la cabeza y miró en varias direcciones, buscando aquello que le provocaba la inquietud. Miró a sus compañeros y chasqueo sus dedos, estos al instante se fueron en búsqueda de algo que ni ellos mismos entendían que era… pero no se atrevían a desobedecer a Dominique.
Dominique Dugés
avatar
lujuria

Yo ordeno y tu obedeces... (más te vale ser flexible)
Yo te doy y tu pides más!
Incubo

Volver arriba Ir abajo

Re: Tú no has visto nada || Privado

Mensaje por Czarina & Kseniya el Sáb Oct 15, 2016 9:50 pm

La aburrida vida de una aburrida elemental muy rara vez cambia, se cumple una sencilla rutina que no requiere demasiado esfuerzo recordar y se termina el día yendo a dormir, así una y otra vez durante todos los benditos días en los que casi nunca nadie se atrevía a meterse, no porque fuese mala persona ni por ser intimidante, tampoco por fea. Sencillamente porque lo silenciosa y aburrida que era la hacía pasar desapercibida como un fantasma prácticamente todos los días de su vida hasta que a alguien se le ocurría meterse en su florería en el centro de la ciudad o en algunos casos en accidentes de todo menos coherentes.

~Tengo que recordar comprar el aceite para la reja, no sea cosa que se repita lo de la última vez. ~Se recordó a si misma mientras trazaba su camino a través de algunas calles no muy concurridas en dirección a las afueras de la ciudad, dónde el verde abundaba y por ende las hierbas y hongos que le venían como joyas para su negocio o incluso alguno que otro experimento con esencias e infusiones. Todo para la rubia era posible, excepto solucionar sus problemas de comunicación, de torpeza o mismo su falta de presencia casi que física.

Muchas veces ese detalle era catalogado como una especie de don que salvaba a la rusa de mil problemas como los muchos que podrían caerle en la ciudad por ser una chica solitaria y considerablemente frágil, en otros como el que se llevaría a cabo aquel fatídico día, más que un don era una maldición ya que con esa falta de presencia terminaría siendo testigo de otro entierro fortuito. Sí, dije otro. ~¿Será por los cadáveres que crecen tantas hierbas por esta zona…? ~Se preguntó oculta en un arbusto al notar como un hombre de cabellos azules y otros tantos hombres más bastante ‘genéricos’ se deshacían de un cuerpo sin vida.

Previamente había sido otro hombre, si la memoria no le traicionaba, un peliazul también aunque tenía una larga melena el que había ocultado un cuerpo aunque debajo de un trozo gigante de concreto. En este caso simplemente lo echaron al agua. ~Esta gente está loca. ~Se dijo a si misma la elemental que no se mostraba nada sorprendida y con un poco de suerte lograría alejarse sin problemas aprovechando su incapacidad de hacer ruido y…

El universo no estaba tan de acuerdo con la idea de la rubia, como siempre. Esta vez no había notado lo cerca que estaba del borde del lago lo que provocó que al instante en que intentó darse la vuelta sin hacer ruido, su pie resbalara con el lodo y terminase por caer completa en el lago. Y claro, no importa cuán silencioso seas caminando, cuando caes al agua de forma tan estúpida se produce ruido y mucho, suficiente para alertar a infinidad de animales y a todos esos hombres que habían estado dando vueltas a los alrededores.

Pero había algo que tenía prioridad para Czarina y era salir del agua así que simplemente se acercó al borde esperando no llevarse ninguna agresión gratuita antes de tener oportunidad de explicarse o algo. Con un poco de suerte atenderían a razones. Aunque había que aceptar que el vestido blanco que traía al verse empapado se le había ajustado demasiado al cuerpo  y seguramente terminaría por lograr un efecto no muy bueno para ella en los hombres. Además, había tenido la brillante idea de ponerse unas calzas blancas también debajo del vestido, y hasta dónde ella sabía, ese tipo de prenda terminaba por incentivar a que los del sexo masculino se dejasen llevar por los instintos aunque en realidad la usaba por comodidad y ya.



—Escribo— | ~Pienso~ | Narro
Links de interés:
Búsqueda de Roles
Czarina & Kseniya
avatar
pereza

¿Ah...?
Pansexual
Elemental de Viento

Volver arriba Ir abajo

Re: Tú no has visto nada || Privado

Mensaje por Dominique Dugés el Sáb Oct 22, 2016 12:56 pm

Si bien la tarde era perfecta para hacer esos trámites, como siempre uno se arriesgaba a que alguien pasara por aquel lugar y les viera. Pero en dicho caso, lo más fácil solo sería hacer desaparecer a quien estaba dando los problemas ¿No? Y Dominique no era el tipo de hombre que tuviera algún problema en hacer desaparecer a alguien. Ya que acababa de quitar de en medio a alguien que no sabía comportarse, ¿Cuál sería el inconveniente de hacerlo con una persona que estaba en el lugar equivocado y en el momento equivocado? A fin de cuentas no sería la culpa del incubo. El solo hacía su trabajo de la mejor manera que podía.

Sus hombres cual perros de caza bien entrenados se dirigieron en un abrir y cerrar de ojos a la fuente de ese ruido. Pronto quien fuera que fuese, no tendría posibilidades de escapar a sus garras. Los cómplices del peliazul tomaron a la chica que apenas salía del lago, por los brazos uno cada uno para levantarle, en lo que otro le tomaba por las piernas para llevarle frente a su jefe. No sería capaz de huir de él. Enseguida los hombros dejaron tendida a la joven e indefensa rubia delante de los pies de Dominique.

El incubo dio unos pasos alrededor de la chica en el piso, la mirada del masculino le estaba analizando. Aunque más que nada le recorría por cada parte del cuerpo, el vestido mojado pegado a su piel, marcando aquellas curvas pronunciadas más no abundantes. Esa calza que no dejaba absolutamente nada a la imaginación, no era difícil pensar que la joven había tenido una mala elección de ropas ese día. O tal vez muy buena, todo dependía de lo que ella tuviera planeado. Además los ojos celestes que tenía y el pelo rubio paja, mojado que se pegaba también a su cuerpo. Parecía una muñequita, de esas que solo se ven en las vitrinas de las tiendas… era ideal para romper.

El peliazul se acercó a ella y plantó un pie sobre sus cadera, mirándole desde encima con claro gesto de superioridad. Para Dominique aquella mujer no sería más que un juguete a usar hasta que estuviera rota, y una vez eso pasara acompañaría a Pier en el fondo del lago. Una sonrisa de medio labial se dibujó en el rostro del incubo muy lentamente mientras este movía un poco su pie contra el cuerpo de la chica ~A ver, veamos, tengo algunas preguntas que hacerte ~ Ladeo la cabeza sin dejar de sonreír en lo que perfectamente se podía tomar como una actitud psicópata ~¿Cómo te llamas? Y… ¿Qué hacías por aquí? ~ Poco salvarían esas preguntas a la joven, pero quería darle una esperanza de que sí.

Presiono un poco más su pie en el costado de ella, queriendo demostrarle que para él tan solo era un juguete. Luego de unos cuantos segundos así, y tras esperar alguna forma de respuesta por su parte se hizo hacía atrás. Se cruzó de brazos delante del pecho y chasqueando los dedos volvió a hablarle ~De pie, ahora mismo ~ Ordeno a la chica para caminar y pararse tras ella, en donde su vista fue directamente a el trasero de la fémina. Sin pensarlo dos veces le propino una potente nalgada que le hizo sonar y más aun con la ropa mojada le debería de haber dolido ~Tienes el culo muy divertido… diría yo ~
Dominique Dugés
avatar
lujuria

Yo ordeno y tu obedeces... (más te vale ser flexible)
Yo te doy y tu pides más!
Incubo

Volver arriba Ir abajo

Re: Tú no has visto nada || Privado

Mensaje por Czarina & Kseniya el Lun Oct 24, 2016 12:37 pm

Aquel dichoso accidente la había dejado totalmente expuesta a todos esos hombres que en un abrir y cerrar de ojos la habían rodeado y terminaron por atraparla incluso antes de que ella lograse salir totalmente del agua y claro, la llevaron con el peliazul que no se había ni movido en todo ese rato, claro indicativo de que este hombre era el jefe, el cabecilla y el que terminaría por dar la orden que le pareciese acorde para deshacerse o asegurar el silencio de la rubia, algo ciertamente irónico considerando que hablamos de una chica muda que parece casi un fantasma por su incapacidad de emitir sonidos en general. Salvo en casos en los que necesita mantenerse en silencio y oculta como este.

Terminaron por dejarla tumbada boca arriba en el piso y claro, se hubiese levantado e intentado correr o al menos volar de no ser porque sabía perfectamente que terminarían por matarle sin ningún tipo de posibilidad de justificarse o algo por el estilo. ~¿Por qué cada vez que vengo encuentro delincuentes…? ~Se cuestionaba en absoluto silencio la rusa cuya expresión delataba el miedo que la recorría.

Para colmo su bolsa se había quedado en el lago por lo que no podía simplemente sacar la pizarra y comunicarse, no podía tampoco sacar el móvil porque empapado era obvio que no funcionaría y por ende tendría que comprarse uno nuevo en algún momento. Es decir, tenía todo en su contra puesto que no podía siquiera responderle las preguntas.

Se había ‘levantado’ parcialmente, mínimamente el torso lo había alzado y mantenía su peso sobre los codos, no se atrevería a levantarse más si no se lo permitían y ante las preguntas que tenía que ingeniárselas para responder debía de hacer algo… Lo único posible, mover la boca y rezar porque sepa leer los labios, incluidos gestos con las manos por si conoce el lenguaje de señas alguno de todos esos mastodontes que la rodeaban.

“Recolectaba flores” fue lo que quiso decir, dar más detalles como la florería, los hongos y hierbas para fabricar drogas y otro tipo de sustancia cuestionable pero sin lugar a dudas podría llegar a ser sumamente peligroso, además que no mentía con solo eso. Del nombre siquiera se molestaría en intentar dárselo, no con así al menos.

Tenía mucho miedo, por obvias razones si todo parecía indicar que moriría allí mismo en manos de aquellos mafiosos, incluso el líder estaba dándole vueltas y recorriéndola con la mirada, probablemente a sus ojos ya estaría totalmente desnuda y es que la ropa empapada no le ayudaba en nada para mantener su silueta ‘oculta’. Lo peor era que con el agua, prácticamente toda suciedad presente en la tierra o en la suela de los zapatos del peliazul se le impregnaría en la tela y así fue, justo después de que la rubia se tuviese que aguantar el dolor de ser el tapete de alguien, terminó con la marca de la suela bien marcada en marrón oscuro sobre el blanco impecable del vestido. Pero que va, lo que se le ordenara debía de cumplirlo al pie de la letra y por ello fue que Czarina se levantó, no muy rápido para no alertar a nadie y se enderezó lo mejor posible aunque claro, aún seguía con aquella expresión de horror, a punto de llorar por culpa de su pésima suerte a la hora de salir a recolectar cosas para su negocio.

Finalmente, cuando menos se lo esperaba una fuerte nalgada resonó por toda la zona y con ello la carne del glúteo se sacudió ligeramente, pues aunque no se ejercitase toda la carne se mantenía con suficiente firmeza para no parecer gelatina. Claro, con lo fuerte del impacto la chica no pudo evitar dar un salto y apoyar ambas manos en su trasero como si eso le fuese a librar de lo que sea. Pero estaba claro que no sería así…

¿Qué iban a hacerle? Buena pregunta. ¿Saldría viva? Otra pregunta impecable que ella al menos no sabría responder, todo dependía de aquellos hombres que la mantenían rodeada.




—Escribo— | ~Pienso~ | Narro
Links de interés:
Búsqueda de Roles
Czarina & Kseniya
avatar
pereza

¿Ah...?
Pansexual
Elemental de Viento

Volver arriba Ir abajo

Re: Tú no has visto nada || Privado

Mensaje por Dominique Dugés el Sáb Nov 12, 2016 12:48 pm

Era cierto que las cosas suelen pasar cuando una de manera independiente a la anterior y sin importar cuanto uno desee burlar el destino, nunca lo consigue… la vida siempre nos da por el culo en cuanto menos nos lo esperamos. Aunque esta sencilla regla a la que muchos llaman “Ley de Murphy” era algo que simplemente no llegaba a aplicar a Dominique, ya que el incubo hacía que todo lo que bien pudiera salir… así le saldría. No tenía problemas con esos fallos que acosaban al resto, ya que él simplemente la desestima barriendo con su espíritu abrasador todo lo que en su camino se pusiera.

Ahora ahí estaba de pie frente a una chica empapada que estaba asustada de lo que le pudiera pasar… Aunque… ¿Tan asustada que no podía emitir sonido alguno? ¿Su voz se había ido como simbolismo del terror que este le provocaba? – HWA HWA HWA HWA HWA HWA – Estalló en una estridente risa el peliazul. A fin de cuentas, no parecía tener que hacer mucho para que guardara silencio… después de todo, si ahora ni podía hablar. Jugar un poco con ella y todo estaría listo.

Parado desde atrás de la fémina, observó cómo su trasero respondía al golpe de este de manera satisfactoria, eso le daba algunos puntos para salvar su vida después de todo. Regresó al frente de ella – Veamos, tan aterrada estas que no puedes ni hablar ¿Verdad? – Estiró una mano y le tomo por los lados de las mejillas aplastándoselos para que sus labios se fueran adelante en tipo pucherito – Quieres expresarte y no puedes… ¿Tanto miedo tienes de lo que te pueda hacer? – Sabía que no podía responder – Bien, hagamos algo fácil… responderás sí o no – Ahora las cosas empezaban a tomar forma para los dos.

Observo sus ropas sucias, y pensó en que estaría haciendo por ahí vestida de tal forma – Veamos ¿Eres prostituta? – Dice en busca de molestarle, humillarle un poco tal vez, en fin… nada que fuera agradable para ella, solo por el hecho de molestarla. Después de todo ¿A alguien le gustaba ser llamada así? Se llevó una mano al mentón frotándose el mismo con dos dedos en gesto pensativo esperando que respondiera – ¿Viste lo que le paso a Pier? ¿O lo que hicimos aquí? – Antes de que pudiera responder le tomo por el hombro del vestido, dando un fuerte jalón a la tela. Mojada era más resistente, pero aun así se sintió el crujido de que un poco más cedería rompiéndose – Si me mientes… te juró que no saldrás de aquí con vida – Dice sobre sus labios, para luego dar una lenta y amenazante lamida en su mejilla. Su lengua subió hasta casi su ojo, deteniéndose poco antes de este. Aquella lamida no era un acto de “excitación” sino más bien un animal que saboreaba un trozo de carne – Ahora responde… o… ¿Quieres que se te rompa tu linda ropa? – Menciona recorriendo con la yema de sus dedo desde su hombro bajando y delineando todo el contorno de su seno.
Dominique Dugés
avatar
lujuria

Yo ordeno y tu obedeces... (más te vale ser flexible)
Yo te doy y tu pides más!
Incubo

Volver arriba Ir abajo

Re: Tú no has visto nada || Privado

Mensaje por Czarina & Kseniya el Jue Nov 17, 2016 11:15 am

La suerte de la elemental era de todo menos buena, hasta ahora solo se había llevado disgustos, uno tras otro siendo violentada o incluso abusada sexualmente como ahora parecía que le ocurriría si es que llegaba a salir viva de allí. ¿Por qué? A saber, ni siquiera podía culparse al karma porque ella en su vida había sido mala con alguien, siquiera con animales aunque había que aceptar que en mayor medida prefería evitarlos al igual que el contacto con otras personas.

De todas formas, ahora se veía obligada a ahogar su llanto y luchar contra el miedo y los temblores de su cuerpo de alguna manera mientras se le reían en la cara por supuestamente no poder responder. Lo malo era que no significaba que estuviese enmudecida por temor, ¡había nacido muda! ¿Pero cómo aclararlo? Escribiendo o con señas pero con cualquiera de esas dos opciones se vería obligada a moverse más de lo permitido y muy probablemente terminaría con la cara hundida en el lodo o mismo, ahogada junto con el otro hombre. A saber, y la única manera de averiguarlo no era para nada seductora.

Así que allí estaba, al borde del llanto, en absoluto silencio y a la espera de alguna pregunta o decisión por parte del peliazul. Pero al menos, ahora formulaba preguntas que se responderían fácilmente con un sí o un no, como esa primera que rápidamente respondió moviendo frenética la cabeza hacia los lados en un simple “no”.

~¿Mi ropa normal parece de prostituta…? ~Se preguntó a sí misma mirándose a sí misma, lo curioso era que no mostraba prácticamente nada de carne, aunque si el viento levantaba la falda del vestido probablemente terminaría por provocar a más de uno. Pero eso no venía a cuento. La segunda pregunta que le soltaron, casi al instante pensó en responder con un no, para intentar salvarse el pellejo pero un fuerte tirón a la altura de su hombro acompañado de un ligero crujido a hizo recapacitar. ~¿Es en serio…? ¿No me matará igual…? ~Se cuestionó víctima del pánico que estaba claramente grabado en su rostro. Así mismo, algunas lágrimas se escaparon de sus ojos y el hombre muy probablemente las habría visto.

Pero que va, tenía que responder por una mínima chance de salvarse a sí misma y… Por ello únicamente respondió de forma afirmativa, suponiendo claro que lo que habían tirado al lago había sido justamente el tal Pier, pues ella no lo sabía a ciencia cierta.

Respondió temblando algo más fuerte que antes, presa del miedo que le provocaba aquella situación sin mencionar lo que aquella lamida le provocaba además de aquél dedo curioso que ahora le acariciaba ligeramente uno de los pechos por encima de la tela del vestido.



—Escribo— | ~Pienso~ | Narro
Links de interés:
Búsqueda de Roles
Czarina & Kseniya
avatar
pereza

¿Ah...?
Pansexual
Elemental de Viento

Volver arriba Ir abajo

Re: Tú no has visto nada || Privado

Mensaje por Dominique Dugés el Mar Dic 06, 2016 7:21 pm

Por fin aquella conversación estaba llegando a algún lado interesante, aunque no había sacado aun en claro que tipo de mujer era aquella rubia, o como se llamaba...mucho menos que hacía en ese lugar... por lo menos ahora se estaban entendiendo. O mejor dicho ella entendía lo le podía pasar sino obedecía los mandatos que Dominique le implantaba. Al final iba a ser que era cierto lo que se decía por ahí, que la comunicación es la base para una buena relación, sea cual sea el entorno.

No pudo evitar soltar una risa al ver como ella negaba a la primera pregunta. Más aun de la forma en la que dudo responder a la segunda, eso se estaba poniendo bastante bueno. Era divertido jugar con ella.

Vamos a tener una charla divertida tu y yo – dice meciéndose sobre sus talones de adelante hacía atrás. Fijando sus ojos con clara malicia en los orbes azulinos de la contraria. Una sonrisa de lo más irónica que expresaba a detalle sus ideales no tan “ocultos” era el detalle perfecto que adornaba su rostro.

Le soltó de su agarre e hizo que todos le soltaran, dejando que la chica se quedara en pie por sus propios medios. Alzando la mano derecha pidió espacio con un movimiento del brazo, quedando la rubia y él en un círculo formado por sus guardias.

¿Encontraste lo que buscabas? – Pregunta el peliazul, alzando la espada... más sin intensiones asesinas, solo depositándole sobre su hombro. Caminando alrededor de la joven, sin perder ni su mirada ni su sonrisa maliciosa – A lo mejor aún te falta algo que buscar – Habla desde las espaldas de ella – Y con la ropa mojada te puedes enfermar – Le tomo por sus rubios cabellos dando un fuerte jalón a estos para echarle la cabeza hacía atrás – No temas, no temas, no tengas miedo... o el coco vendrá y te comerá – Canturreó a su oído, elevando su espada para pasar el lado sin filo por el cuello de ella. Claro que no le dejó ver cuál era el lado con él que le tocaba, quería hacerle sentir el verdadero miedo.
De un empujón con su mano la lanzó hacía el frente, para luego clavar su arma en el piso, y apoyarse con ambos brazos sobre la empuñadura de esta silbando – ¿Te estas divirtiendo? – Se llevó un dedo a los labios pensativo – Creó que te llamare... mmmm ... un nombre para ti ... “Rasputencia” ¿Te gusta? – Era obvio lo que tenía que responder.

Miró a sus secuaces y luego a la chica de nuevo esperando su reacción – Rasputencia, mis hombres y yo tenemos curiosidad... de ver que escondes debajo de tu ropa – Era obvio por la trasparencia de la misma que no escondía nada, pero era divertido excusarse que sí ¿Quién le iba a llevar la contra?
Dominique Dugés
avatar
lujuria

Yo ordeno y tu obedeces... (más te vale ser flexible)
Yo te doy y tu pides más!
Incubo

Volver arriba Ir abajo

Re: Tú no has visto nada || Privado

Mensaje por Czarina & Kseniya el Vie Dic 09, 2016 5:13 pm

La situación le exigía que se quedase lo más quieta posible para evitar cualquier tipo de malinterpretación ya sea por parte del peliazul como de los múltiples guardias que allí se encontraban, lo más molesto probablemente sería que se mantendría molestándole debido a aquella incapacidad con la que había nacido y la cual no tenía ningún tipo de cura o solución más que algún medio donde escribir. En la peor de las situaciones además de ser asesinaba, también entraba la posibilidad de ser violada y ridiculizada por todos los allí presentes lo cual no le agradaría en lo más mínimo principalmente por ser una criatura sumamente inexperta y portadora de una inocencia que hasta el momento no habían podido arrebatarle de ninguna manera.

De momento, la única posibilidad de sobrevivir era responder las preguntas que se le hicieran de la forma que llegasen a satisfacer al contrario, ¿cómo? Buena pregunta, pero la primera era relativamente sencilla, un sí bastante notorio seguramente por como sacudió la cabeza con bastante énfasis. Estaba claro que seguía aterrada y tenía una fuerte lucha contra su propio cuerpo para evitar temblar más de lo necesario.

~Es injusto… ~Se cuestionaba algo cabizbaja y mordiéndose el labio inferior como si quisiera decir algo o protestar, pero estaba claro que no podría hacerlo ni aunque le dieran la posibilidad.

El frío acero que se apoyó contra su cuello no le ayudaba en lo más mínimo, incluso hubiese soltado un agudo chillido al sentir como se deslizaba casi como si fuese a decapitarla allí mismo pero por suerte para ella no fue así, era el lado sin filo y un momento antes… Un fuerte tirón en su perfecta cabellera la haría tambalearse ligeramente y mirar hacia atrás con mucho miedo en los ojos.

No había absolutamente nada que ella pudiese hacer, sencillamente dejarse abusar como sea que a él se le antojase, pero por suerte no tuvo que responder a la siguiente duda pues el hombre decidió encimar preguntas con un nombre bastante atroz que seguramente hacía referencia a lo primero con lo que inició la conversación, eso de ser prostituta. Claro que no era tonta por lo que no tardó en responder de forma afirmativa una vez más, aprobando el nombre horrendo de ‘Rasputencia’ que a saber de dónde se lo habría sacado.

Pero lo peor pronto vendría cuando con una indirecta le dejaron en claro que debía desnudarse ella misma frente a todos. Pero antes de hacerlo le soltaría una mirada casi suplicante al peliazul y finalmente tomaría los bordes inferiores del vestido empapado para alzarlo y quitárselo por la parte superior sin mucho problema si nadie ni nada la interrumpía. Luego procedería a quitarse los zapatos y las calzas para quedarse en ropa interior… ~¿Pero qué hice…? ¿No se supone que el karma le da a los que hicieron algo malo…? ~Lloraba en su cabeza mientras algunas lágrimas desbordaban de sus ojos.



—Escribo— | ~Pienso~ | Narro
Links de interés:
Búsqueda de Roles
Czarina & Kseniya
avatar
pereza

¿Ah...?
Pansexual
Elemental de Viento

Volver arriba Ir abajo

Re: Tú no has visto nada || Privado

Mensaje por Dominique Dugés el Jue Ene 05, 2017 4:55 pm

Era notorio que la chica delante de él estaba asustada por lo que el masculino y su grupo de hombres pudieran hacer con ella. No iba a negar que el verla así le generaba cierto placer, ya que después de todo ¿No es la gracia de molestar a alguien el verle sufrir de una manera tan baja? En parte sí, en parte... ¡también! No iba a negarse el hecho de hacer con ella cuanto quisiera, humillarla y jugar con sus esperanzas de salirse de ahí con vida. Todo era muy divertido y por más gracioso.
Parte de esto le dictaba el hecho de que ella ya reconocía su apodo. De seguro pensaba que si no lo hacía saldría gravemente lastimada de aquella situación.

Veamos – Decía en voz alta batiendo palmas en lo que la rubia se despojaba de sus prendas hasta quedar en ropa interior. Arqueó una ceja y frunció la contigua al ver donde se había detenido. Parecía que ella no lo había entendido. Camino lentamente hasta ella, parándose enfrente a esta. Alzó la mano derecha y recorrió la mejilla contraria con un solo dedo – Entiendo, debe de resultar vergonzoso para ti, tener que mostrar tu cuerpo así delante de desconocidos, solo para salir viva ¿No? – El tono de su voz expresaba una falsa compresión.
Si diestra fue lentamente hasta la empuñadura de su arma para levantarle y pasar esta por en medio de los pechos de la joven – Pero gracias al cielo, aquí hacemos lo que yo digo y no lo que tú quieras – Su voz sonaba risueña, una sonrisa que su rostro demostraba con lujo de detalles. Haciendo un ligero corte descendente rebano el sujetador de la rubia que cayó por su cuerpo partido en una parte. El busto de la chica quedó planamente expuesto a la vista de los presentes. Para evitar sus posibilidades de taparse con las manos el peliazul cambio la espada a una posición horizontal, apoyando la hoja afilada sobre la altura del estómago de ella. Si levantaba las manos para taparse, tendría que cortarse con la espada – Chhhhh Chhhhh Chhhhhh – Le chistó en un murmulló “tranquilizador”.

Tomo con la mano libre uno de los pechos de la joven, apretándole un poco en la palma de su mano. Masajeando el mismo, estrujándole y haciendo pequeños círculos con este, usando la palma de su mano para la estimulación – Suaves – Le aprobó – ¿Estas orgullosa de tus pechos? – Preguntó sin dejar de estimular aquella zona. Pero luego de unos segundos se apartó liberándole de todo agarre – Espero que hayas entendido la idea principal – Dejo salir con una sonrisa de medio labial. Era claro lo que quería ahora... que se desnudara para él. Bueno... que se quitara las bragas – Y “disfruta” haciéndole – Le ordenó con una macabra sonrisa. Esperando que les diera un pequeño show tanto a él como a sus muchachos.
Dominique Dugés
avatar
lujuria

Yo ordeno y tu obedeces... (más te vale ser flexible)
Yo te doy y tu pides más!
Incubo

Volver arriba Ir abajo

Re: Tú no has visto nada || Privado

Mensaje por Czarina & Kseniya el Vie Ene 13, 2017 5:31 pm

~¿Pero qué hice yo? ~Se preguntaba la rubia sin entender por qué le estaba pasando esto a ella si no había hecho el mal a absolutamente nadie y ella siendo bastante creyente de que el karma se las cobrará todas independientemente de quién seas, no concebía lo que le estaba ocurriendo ya que siempre se había portado bien con todos, con algo de desconfianza, pero bien al fin. ~¿Será por lo de la reja? ~Se preguntó en un instante mientras se despojaba de las pocas prendas de vestir que traía.

Pero al peliazul se notaba que no le agradaba que no terminase de desnudarse tal y como él mismo había exigido, después de todo, tras una frase lo dejó claro y por si había algún tipo de duda, tomó el arma y la utilizó para arrebatarle el sostén, momento en el que sintió el frío acero pasándole entre los senos aunque fuese por un mero instante. De cualquier manera la rubia no podía estar ya más asustada de lo que estaba por lo que su reacción fue prácticamente nula.

Eso sí, por mucho que le pusieran el arma contra el vientre para asegurarse que no se cubriría, ella no lo haría, es decir, sus brazos se mantuvieron completamente inmovilizados y de todas formas lo hubiesen hecho si no estuviese allí la filosa hoja de por medio. ~Esto es injusto. ~Se planteaba mordiéndose fuertemente el labio inferior al mismo tiempo en que sus mejillas adquirían cierto tono rojizo por la vergüenza que le daba estar prácticamente desnuda frente a tantos hombres.

Lo malo era que la próxima orden que recibiría no tendría ni una mínima idea de cómo cumplirla, es decir, no entendía a qué se refería el contrario con que ‘disfrute’ sacándose las bragas por lo que dedujo que debía de hacerlo lentamente. Por ende, en cuanto el filo del arma ya no le suponía un peligro inmediato tomó la prenda con ambas manos por cada lado de su ancha cadera y comenzó a bajarla lentamente exponiendo su sexo y más.

Prolongó el suceso lo más que podía, bajando muy lentamente mientras se inclinaba hacia adelante intentando dejar su espalda levemente arqueada para que sus bien formados glúteos se mostrasen seductores hasta que dejó sus bragas a una altura perfecta para levantar una pierna y librarse finalmente de la ropa interior, repitió la acción con la otra pierna y finalmente estaba completamente desnuda así que juntó sus piernas una vez más y se enderezó completamente manteniendo sus manos juntas frente a su cuerpo, postura que habitualmente adoptaba cuando atendía la florería y estaba frente a un cliente. Aunque estos ‘clientes’ parecían más interesados en otro tipo de servicios.

De cualquier manera, Czarina tenía los ojos levemente enrojecidos al igual que el resto de su rostro, ni hablar de las lágrimas que le inundaban las cuencas e incluso uno de sus ojos se vio desbordado y pronto el líquido transparente se deslizaría por una de sus mejillas y bajando por el lateral de uno de sus senos hasta que en medio de su torso la pequeña gota se vio agotada.




—Escribo— | ~Pienso~ | Narro
Links de interés:
Búsqueda de Roles
Czarina & Kseniya
avatar
pereza

¿Ah...?
Pansexual
Elemental de Viento

Volver arriba Ir abajo

Re: Tú no has visto nada || Privado

Mensaje por Dominique Dugés el Mar Feb 14, 2017 10:15 pm

Parecía que la rubia había entendido a la perfección cada una de sus palabras. Lo que se le había pedido fue cumplido de forma más que satisfactoria para Dominique. Sus ojos delinearon cada detalle de las curvas de la menor. Mientras que este llevó sus dedos a sus labios, golpeándose sobre los mismos suavemente en lo que pensaba como podía seguir humillándola. Había tantas cosas por hacerle a esa chica, pero tenía que reconocer que su bien formado cuerpo atraía a los hombres como moscas a la miel.

En tanto estuvo en aquella pose inocente y llorando, una sonrisa se plasmó en la cara del incubo. A su vez que escuchaba los gritos vulgares y risas de sus camaradas. Giró el rostro para hacerles que se acallaran con apenas una mirada, la cual entendieron perfectamente. Al instante el silencio reino, ya era momento de ponerse serio en esto. Dio un par de pasos al frente acortando la distancia entre él y su juguete nuevo.

Llevó su mano a la mejilla de ella para quitar el agua que caía de sus ojos en aquel momento – No llores, hay cosas peores que estas – Su dedo se acercó a los labios de ella acariciando con suavidad los mismos. Para luego bajar a su mentón y apoderarse de este, acercándole a su propio rostro. La sonrisa del peliazul era de claro placer sadista; gozaba viendo a un alma inocente siendo humillada a sus pies.

Chicos, voy a comer – Los otros hombres entendían que aquello significaba que no les permitiría tomar parte. Sino que sería solo él quien pusiera sus manos sobre la rubia delante de él. Llevo las dos a la cintura de esta para apegarle a su cuerpo. Hubiera sido divertido que pudiera hablar para hacerle decir algunas cosas indecorosas, pero había otras formas de molestarla. Sacó su lengua para lamer su mejilla llegando hasta casi su ojo, saboreando el salado de su lágrima – Saben ricas – Menciona recorriendo por el costado de ella con sus dedos como si caminase - ¿Eres virgen? – Preguntó recordando aquel sistema de preguntas que iban de “sí” y “no”.

Los dedos que trepaban alcanzaron uno de esos senos bien formados. Tenía que reconocer, que la chica era una flor en su pleno brilló. Su mano acaparó el redondo pecho de ella, exprimiéndole entre sus dedos como si de una toronja se tratase. Su pulgar se apoyó sobre el pezón de ella y comenzó a mover en círculos este, aplastándole de a momentos – He de felicitarte, eres una mujer hermosa... y verte llorar es lo más dulce que podría imaginarme. Me hubiera gustado escucharte chillar, pero creó que tendré que conformarme ¿No? – Escondió su cara en la curva del cuello de la menor, mientras su mano continuaba jugando con su seno. Ahí le dejó un pequeño mordisco, que luego se transformó en una succión. De seguro aquello le iba a dejar una marca, pero poco le importaba lo que pudiera pensar ella después de eso.
Dominique Dugés
avatar
lujuria

Yo ordeno y tu obedeces... (más te vale ser flexible)
Yo te doy y tu pides más!
Incubo

Volver arriba Ir abajo

Re: Tú no has visto nada || Privado

Mensaje por Czarina & Kseniya el Vie Feb 17, 2017 9:52 pm

No le gustaba para nada la situación en la que estaba, menos que su cuerpo fuese objeto de burlas de tal manera o encontrarse desnuda frente a muchos hombres pero eso era lo que le tocaba por andar paseando y recolectando cosas del bosque un día como ese. ~¿¡Por qué mierda salí de casa!? ~Se cuestionaba al borde del llanto y en absoluto silencio como no le quedaba de otra. Y es que tampoco había hecho nada como para decir ‘fue el karma’, salvo lo del accidente que ni siquiera fue culpa suya, era del anterior dueño del local por dejar las cosas en tan malas condiciones.

De todas formas, allí estaba Czarina tratando de soportar las burlas y manoseos contra su ser aunque un tanto sin éxito, además de que tenía que lidiar con el temor a ser asesinada allí mismo. Y bien que quería mantener la mirada en el piso pero el peli-azul la obligó a alzar la mirada tras acariciarle con delicadeza los labios, casi como si realmente se apiadase de ella. ~¿Y te tengo que creer? ¡Estás loco! ~Pensaba aunque no lo diría ni en caso de poder hablar o seguro terminaba muerta o siendo torturada por bastante tiempo.

¿Qué hacer en una ocasión así? Nada más que resignarse y tratar de relajarse para que los daños por la violación sean mínimos, o algo así le habían enseñado en la secundaria en un taller de educación sexual que se dio para los jóvenes adolescentes que eran ella y todos sus compañeros del momento, ¿pero cómo carajo pretendían que una chica pudiera relajarse mientras era penetrada por un completo desconocido? Es prácticamente imposible, o bueno, para esta rusa lo es aunque todavía no recibía aquella indeseable ‘visita’ en su útero.

La lamida a su rostro claramente le provocó un escalofrío al igual que el comentario sobre el sabor, adicional a esto, la pregunta que se le formuló tuvo que responderla sí o sí con un no puesto que no podía mentirle y seguramente en cuanto ‘se lo hicieran’ se percataría de todas formas así que mejor no arriesgar de ninguna forma y ser sincera tal y cómo el contrario le había solicitado de buenas a primeras aunque hubiese sido genial poder dar detalles de que había perdido su inocencia en medio de una violación también.

Y así fue como sus senos comenzaron a ser masajeados como si se tratase de algún tipo de masa aunque había que aceptar que su piel y la carne que los componía era bastante suave y elástica por lo que muy distinto de la masa para cocinar no eran. La cosa es que cuando la toquetean de esa forma incluso cuando no quiere intimar con el contrario, sus pezones terminan por ensancharse y endurecerse rápidamente, pues una inexperta como ella no habitúa a recibir ninguna clase de estímulo.

Lo bueno era que el siguiente comentario con pregunta no debía de responderlo aunque hubiese deseado darle un buen golpe en la cara pero tuvo que resistirse y conformarse con un suspiro algo pesado por causa de aquella peculiar sensación de su sangre conglomerándose contra su cuello, en consecuencia le quedó una marca rojiza que tardaría un buen par de días en irse. ~Ahora tendré que aguantar las bromas de medio mundo. ~Se lamentaba mientras hacía lo posible por mantenerse como una estatua con los brazos a cada lado de su cuerpo y su boca fuertemente cerrada.



—Escribo— | ~Pienso~ | Narro
Links de interés:
Búsqueda de Roles
Czarina & Kseniya
avatar
pereza

¿Ah...?
Pansexual
Elemental de Viento

Volver arriba Ir abajo

Re: Tú no has visto nada || Privado

Mensaje por Dominique Dugés el Miér Feb 22, 2017 1:02 pm

Cada segundo que pasaba, cada sensación que su piel podía obtener del cuerpo de la rubia. A cada momento el masculino sentía que su alimento se estaba empezando a servir de a poco en frente suyo. Aunque le hubiera gustado que ella expresará un poco mejor las sensaciones o emociones que sentiría, se sentía raro el alimento de alguien sin saber que esa persona sufría, disfrutaba, o le odiaba... aunque probablemente su lugar estaría entre estos últimos dos. Pero eso era lo que le hacía ir poco a poco, si atacará con todo de buenas a primeras de seguro que se metía en mayores complicaciones para intentar averiguar...tenía que reconocer como la piel de ella reaccionaba a cada estimulo que le daba.

Su boca lentamente fue acercándose a la de la rubia, sus labios apenas rozaron los de ella. Su zurda se elevó para apretarle por las mejillas lo suficiente para hacer que sus labios fueran más notorios al aire. Calzó su labio inferior contra el superior de la joven, subiendo la intensidad del beso poco a poco. Su lengua se hizo un lugar en la boca de ella buscando recorrer con este cada rincón de la menor.
Si ella le correspondía ahí tendría otro indicio de su comportamiento. Aunque las intenciones de ese beso, no iban ligadas al placer ni mucho menos a un acto cariñoso. La intención principal era hacerle ingerir sus toxinas de incubo. Bien sabido era por Dominique que habían razas que las toleraban más fácilmente que otras, incluso los distintos cuerpos podían reaccionar con mayor o menor resistencia. Tenía que ver eso...

Se separó tras aquel beso, para alzar su mano y haciendo una seña de giró solo con su muñeca los hombres que observaban la humillación de ella se dieron la media vuelta y partieron de nuevo al auto. Por unos momentos quedarían a solas, lo que sería lo suficiente para que pudiera darse cuenta de que tan efectivo era su “veneno” en la chica.

Se distanció de está poniendo apenas un metro de distancia entre sus cuerpos – Muy bien, veamos... – Le observó unos segundos de pies a cabeza deleitándose con la vista del cuerpo contrario por unos momentos, pretendiendo ver las reacciones que su piel exteriorizara a causa del reciente beso. Mientras esperaba se desató la capa del cuello dejándole caer a un lado de él y apoyando su katana sobre la misma para evitar que el viento se la llevará a quien sabe dónde.

Le hizo señas de que se acercará a él nuevamente. En el momento de poder tenerle a tiro de sus brazos, sus manos fueron directo a tomar los pezones de la joven. Pero no fue algo suave; retorciendo estos y jalando, siendo víctimas de un “maltrato”. Jalaba de uno a la vez que presionaba el otro contra el cuerpo contrario, a modo sincronizado mientras tironeaba uno apretaba el otro. Sus ojos no dejaban pasar detalle de como la chica reaccionaría a esto.
Dominique Dugés
avatar
lujuria

Yo ordeno y tu obedeces... (más te vale ser flexible)
Yo te doy y tu pides más!
Incubo

Volver arriba Ir abajo

Re: Tú no has visto nada || Privado

Mensaje por Czarina & Kseniya el Lun Mar 13, 2017 9:04 pm

Estar de pie desnuda frente a una parda de desconocidos la aterrorizaba y la mantenía temblando más que el propio frío que comenzaba a sentir. Sabía perfectamente lo que le esperaba y simplemente rezaba que no fuese con un cortante final que la dejase tumbada en el piso como alimento para todas las criaturas que pudieran llegar a querer alimentarse de su cuerpo sin vida.

Finalmente, el temblor de su rostro se vio obligado a finalizar tras ser tomada por las mejillas, provocando así que sus labios resaltasen algo más y un segundo después el peli-azul le dedicó un profundo y vehemente beso que duró seguramente más de lo que ella hubiese deseado y no solo eso. Un fuerte estremecimiento recorrió todo su cuerpo y por algún extraño motivo la cabeza lentamente le comenzó a dar vueltas hasta el momento en que se separaron.

No sabía qué era lo que pasaba pero conocía esa sensación que comenzaba a abordarla. ~Es como… Cuando Fafnir… ~Pensaba la rubia apretando fuertemente su labio inferior con los dientes en un vano intento por suprimir aquella excitación que se hacía cada vez más fuerte.

Por la mueca presente en su rostro, Czarina seguramente aparentaría estar sufriendo horrendamente, pero si se observaba con atención su cuerpo probablemente sería fácil notar que comenzaba a sudar, el temblor de sus piernas se hacía algo más fuerte y la señal incuestionable de su estado seguramente estaría en su busto. Los pezones de la elemental, muy lentamente comenzaron a expandirse casi doblando el tamaño que tenían hasta que se mostraron sumamente erectos.

Al mismo tiempo, la rubia estaba salivando demasiado y un hilo de saliva se le escapó mientras seguía mordiéndose el labio inferior hasta que se lo lastimó y del lado contrario un hilo de sangre la recorrió incluso siguiendo la forma del seno, en el otro fue la saliva la que trazó el trayecto.

Ya sabía lo que le había pasado, pero no entendía cómo había sido y lo siguiente probablemente sería repetir lo que había vivido con aquel oficial corrupto de la ley. Una vez más, terminaría por tener relaciones sexuales con alguien de forma ‘consentida’ pero bajo efectos de algún tipo de droga afrodisiaca lo cual, siendo un tanto burdos, le daba  por los ovarios.

Siendo que se mostraba tan concentrada en suprimir ese creciente deseo carnal, Czarina no se percató de que el íncubo se le había acercado hasta que la tomó por los ya endurecidos pezones y comenzó a tirar y empujar de ellos afectando al equilibrio de la chica y también a su concentración. Que justamente, lo que más estaba luchando por lograr era retener los fluidos vaginales en su interior pero con este accionar del contrario no logró hacerlo por más tiempo y una sustancia transparente comenzó a recorrerle las piernas desde el lado interno, obviamente provenían de su entrepierna que en segundos se empapó notablemente por la cantidad de sustancia que había estado reteniendo y… Sí, todavía estaba reteniendo una buena cantidad pese a todo.



—Escribo— | ~Pienso~ | Narro
Links de interés:
Búsqueda de Roles
Czarina & Kseniya
avatar
pereza

¿Ah...?
Pansexual
Elemental de Viento

Volver arriba Ir abajo

Re: Tú no has visto nada || Privado

Mensaje por Dominique Dugés el Mar Mar 14, 2017 11:32 pm

Pocas cosas mejores que una violación “consentida” existían en este mundo. Por más que Putencia no le quisiera, ella ahora estaba siendo víctima de las traiciones de su cuerpo. Aquella toxina que corría por su organismo empezaba a hacer estragos lentamente, y eso era algo hermoso. Poco a poco iba cayéndose sin oportunidad de decir lo contrario, así que Dominique era capaz de hacer cuanto quisiera con su cuerpo para jugar a placer. Se notaba el gusto del masculino en aquel acto de bajeza con una mueca torcida en sus labios que buscaban imitar a una sonrisa.
Esto era algo a lo que el peliazul estaba bien acostumbrado; a tener el control. Siempre había recurrido a los medios más bajos para conseguirlo y casi nada más le importaba, ni quien cayera por el proceso ni quien viviera, él era lo primero siempre.

Una fugaz mirada al cuerpo de su presa daban las pautas necesarias para entender el propósito de su toxina. Sus pezones, su piel, el brillo que asomaba por entre sus muslos... estaba pérdida. – ¿Qué pasa? ¿Te excita coger con un desconocido? – Se mofo un poco de la situación en la que se encontraba la inocente elemental. Sus dedos pasaron a recorrer el cuello de ella cuales si caminasen de forma lenta. Pero no iba a dejarle sola en aquel momento, podría tener algo de “empatía”. Con la mano que no tocaba a la rubia, comenzó a quitarse su capa. Dejó su torso completamente libre de prenda alguna. Todo había sido puesto en su lugar. Su mano fue detrás de la cabeza contraria para empujarla contra su pecho, presiono sobre su piel, que ella le sintiera, su aroma, calor y temperatura. – Sé lo que sientes, puedes intentar liberarte de esos deseos tan bajos... Lo que deseas es carne... carne masculina para que esa sensación de ansiedad y deseo que hace arder tu cuerpo desde adentró se calme – Su mano diestra se enredó en los cabellos ajenos. No presionaba más su cabeza pero no le dejaría salirse así como así.

En parte era él quien también quería calmar su deseo. Ya que no iba a negar que siendo incubo no tenía hambre en un momento como aquel. Tenía que satisfacer ese ardor que en su estomagó había exigiéndole alimento. Y para su suerte una presa que reunía todas sus cualidades se había presentado ante él. Había solicitado la soledad de sus hombres, ya que este momento de alimento deseaba que fuera enteramente suyo. No iba a compartir el pan con otros...no era ese tipo de persona tan generosa.
Dominique Dugés
avatar
lujuria

Yo ordeno y tu obedeces... (más te vale ser flexible)
Yo te doy y tu pides más!
Incubo

Volver arriba Ir abajo

Re: Tú no has visto nada || Privado

Mensaje por Czarina & Kseniya el Vie Mar 24, 2017 12:49 pm

¿Excitarse? Para nada, ni siquiera sabía cómo debía de sentirse tal cosa si no era lo catalogable como ‘emoción’, de la más normal e inocente como cuando un niño abre un regalo y se encuentra con el robot a control remoto que tanto había querido tiempo atrás. En este caso Czarina sentía mucho calor en todo su cuerpo y le costaba respirar inclusive, cosa que se notaba por sus pesados jadeos que iban aumentando en intensidad así como distintas reacciones de su cuerpo principalmente sus pezones y entrepierna que dejaban en claro el estado en que se encontraba.

Era claro que la elemental sabía lo que pasaba, sabía cómo terminaría y que en poco tiempo probablemente su cuerpo dejaría de responderle cómo ella quería, ya había ocurrido anteriormente con ese oficial de policía que resultó ser una de las peores lacras que ella alguna vez se pudiera haber topado, mira que exigir un porcentaje de ganancias a un diminuto local que a duras penas tenía tres clientes al día. Pero le valió mierda todo y decidió cobrarse un minúsculo porcentaje con el cuerpo de la rubia que no se sentía para nada cómoda con ello pero no le quedaba de otra.

El íncubo que tenía delante como de costumbre aprovechaba para burlarse de ella, no se excitaba por estar frente a él pese a que tuviese su atractivo físico pero a la elemental esas cosas no le iban, sabía bien que por muy bonito cuerpo que pudiera tener alguien lo que importaba era otra cosa y no hablábamos de la entrepierna, hablábamos de algo mucho más profundo y casi imperceptible en primeras impresiones pero entrar en detalles era inútil ya que pronto sería abusada una vez más, aunque por un ente distinto que ahora la obligó a apegarse a su pecho como si la estuviera consolando de alguna manera.

~Ojala deje de latir. ~Pensaba sumamente frustrada la rusa sin emitir ni un sonido mientras escuchaba sin remedio los latidos del corazón ajeno y las explicaciones estúpidas que sobraban completamente, obviamente quería retirarse, había incluso apoyado sus manos en el torso del contrario casi dispuesta a empujarle pero su cuerpo apenas si le respondía y su mente todavía estaba convencida de que lo peor que podía hacer era ofenderle así que… No le quedó de otra que resignarse mientras que de su entrepierna seguían escurriéndose fluidos hasta que la tierra bajo sus pies comenzó a tornarse un tanto más oscura.

También la respiración de la rubia daba la impresión de que iba a darle algo, no podía alterarse aún más por solo estar de pie allí pero todavía mantenía un poco de su fuerza de voluntad para mantenerse quieta, dejando a un lado que inconscientemente se había apegado bastante más de la cuenta a Dominique y en consecuencia había rozado un poco la entrepierna ajena.



—Escribo— | ~Pienso~ | Narro
Links de interés:
Búsqueda de Roles
Czarina & Kseniya
avatar
pereza

¿Ah...?
Pansexual
Elemental de Viento

Volver arriba Ir abajo

Re: Tú no has visto nada || Privado

Mensaje por Dominique Dugés el Miér Mar 29, 2017 3:17 pm

Estas cosas solían pasar cuando la vida de una persona resultaba ser tan larga. Uno empezaba a perder la atención a las cosas pequeñas o detalles, yendo solo por aquello que lo satisficiera en un momento. Así que al estar ahí y vivo, ¿Dónde estaría el problema de que lo que por siglos había llevado a cabo siguiera ahora? No había ninguno. Siempre y cuando eso le llenará a él ¿A quién le importan los demás? De seguro que a Dominique no.

La cena estaba servida...

Su mano derecha se fue recorriendo el cuerpo desnudo de la joven, llegando suavemente hasta su entrepierna. Ahí sin prejuicio ninguno ni hacerse esperar, coló un dedo en su intimidad. – Vaya... No pensé que escurrieras tanto – Mientras el dedo medio jugaba con la primera falange dentro de ella, los otros dos se ocupaban de darle un buen roce a sus labios vaginales. La mano que estaba en el cabello de la rubia se soltó para bajar por su espalda, mientras sus uñas se enterraban en la carne de ella dejándole una sería marca de su paso por ahí. Se detuvo poco antes de alcanzar la cintura, solo para retirar un tanto su siniestra y descargar lo que fue una estruendosa nalgada en ella.

– Voltéate – Le ordenó con una voz seca, al mismo tiempo que él bajó lentamente hasta quedar de rodillas. Esperando con esto quedar con el trasero de la florista a la altura de su rostro. En el proceso sus dedos seguían con la estimulación. Aunque retiraba su mano un tanto para que ella fuera capaz de cumplir su orden.

Mientras esperaba que la chica adoptara su nueva postura, llevó aquellos dedos húmedos por el néctar que ella le había obsequiado contra su voluntad a su boca. Lamió para hacer una idea del sabor que tendría. Se notaba que no era virgen, el sabor era amargo con cierto tono... dulzón. Un gusto extraño, pero algo que el peliazul no haría asco en absoluto. Podría disfrutar de una buena comida.
Dominique Dugés
avatar
lujuria

Yo ordeno y tu obedeces... (más te vale ser flexible)
Yo te doy y tu pides más!
Incubo

Volver arriba Ir abajo

Re: Tú no has visto nada || Privado

Mensaje por Czarina & Kseniya el Sáb Abr 01, 2017 1:41 pm

El momento en que un dedo ingresó en la intimidad de la elemental fue casi lo mismo que destapar una botella boca abajo. Una buena cantidad de fluidos que ella estaba reteniendo cayeron de golpe empapando las manos del peli-azul y también impregnando completamente sus piernas que permanecían fuertemente cerradas incluso teniendo un dedo entre medio de las mismas. «Te odio… »Pensaba en silencio mientras se mordía el labio inferior tratando de contener aquellos cuestionables impulsos.

Lo peor era que además de placer sentía un agudo dolor en la espalda, pues el íncubo había tenido la gracia de rasparle la piel con las uñas dejándole una hilera rojiza en la zona afectada y de paso la sensación la obligaba a arquear ligeramente la espalda casi como si quisiera entregar sus senos al contrario. Obviamente era todo por acto reflejo, la mente de la rubia a pesar de las toxinas afrodisíacas recorriendo su cuerpo seguía al mando. Y al concluir el agudo dolor de espalda, una nalgada en uno de sus glúteos la hizo dar un pequeño salto en el que su carne se sacudió un poco, curiosamente aquellos dolores solamente alimentaban su libido aunque fuese en contra de su voluntad.

Fue entonces cuando una dichosa orden se hizo presente, darse la vuelta mientras que él se arrodillaba, probablemente para hacer alguna cosa contra el trasero de la rusa que no le hacía ninguna gracia, pero en aquella situación no le quedaba de otra por lo que terminó por voltearse lentamente con una expresión de desagrado en el rostro que no le importaba que se la viesen, pero seguramente por la altura aquel íncubo no lograría ver a través de los senos.

¿Qué restaba? Soportar las caricias a su entrepierna que le dedicaban mientras se daba la vuelta y esperaba lo que sea que le fueran a hacer, era sabido que en algún momento terminaría con un miembro masculino insertado en alguna cavidad, sea anal o vaginal, la cuestión iba a ser igual de mala para ella.



—Escribo— | ~Pienso~ | Narro
Links de interés:
Búsqueda de Roles
Czarina & Kseniya
avatar
pereza

¿Ah...?
Pansexual
Elemental de Viento

Volver arriba Ir abajo

Re: Tú no has visto nada || Privado

Mensaje por Dominique Dugés el Mar Abr 18, 2017 11:20 pm

Bien parecía que aquel arañazo en su espalda había tenido mejor efecto del deseado. Cuando su cuerpo se curvó en señal de que le había dolido, y los senos de ella quedaron tan expuestos para él. Sus dedos tomaron uno de los pechos de ella, apretando este con algo más de fuerza de la medida con anterioridad. – Mmmm ¿Qué ocurre aquí? ¿Ya entregándote con tanta facilidad? – Acercó sus labios al busto de su prisionera. Para atrapar el pezón de la chica entre sus dientes donde lo atrapo con una pequeña mordida jalando de este. Complementando la acción para acabar por succionar del mismo como sí de un becerro buscando leche materna se tratara.

Pero luego de unos segundos se quitó dejándole su espacio a la rubia. Lugar en el que ella aprovechó para cumplir la orden dada. De a poco se fue arrodillando, pero no sin tomar la espalda de ella y bajar con su lengua lentamente por esta. Sintiendo el sabor de la joven, en tal estado...excitación, miedo tal vez, incertidumbre...todo eso eran condimentos para su platillo final. No podía decir nada respecto al gran cocinero que él mismo era, preparándose un platillo tan delicioso para degustar. Dejó una ocasional mordida en el punto donde su espalda acababa, dejando la marca de dientes en el límite espalda-cintura. – No sabes nada mal ahora – Su voz fue jocosa e irónica, que buscaba claramente molestar a su presa.

Pero un asunto más importante se alzaba frente a él en ese momento. Su trasero y sexo parecían llamarle con el aroma que liberaba su cuerpo. Se plantó de rodillas detrás de ella, ambas manos sujetaron los redondos y firmes glúteos de la chica. Comenzó a masajearlos, en forma circular pero con fuerza marcada. – Esto se ve muy bien, Rasputencia – Seguidamente una nalgada sobre el mismo para que se marcara sus dedos en ella. Con un golpe de su mano, busco hacerle separar un poco más sus piernas. Pues ya sabía lo que su interior mostraba para él. Su cara se aventuró en ese espacio, hundiendo su lengua en el sexo de la rubia. Lentamente empezó a rebuscar sobre sus labios vaginales, intentando darle cada vez una mayor sensación. Sintiendo el sabor que ella tenía para ofrecerle, ese dulzón entre amargo, sus saliva mezclando con el néctar de la elemental, pasaba un poco más de sus toxinas pero dando un ingreso más directo y cercano a sus gónadas.

Parecía que todo marchaba como planeaba, una cena al aire libre...esto era lo que para una persona normal sería un picnic.
Dominique Dugés
avatar
lujuria

Yo ordeno y tu obedeces... (más te vale ser flexible)
Yo te doy y tu pides más!
Incubo

Volver arriba Ir abajo

Re: Tú no has visto nada || Privado

Mensaje por Czarina & Kseniya el Lun Mayo 01, 2017 2:47 pm

¿Entregarse? Claro que no, pero no le quedaba de otra que intentar alejarse de lo que le hiciera daño y ese rasguño sí que le dolió, pero claro, según los hombres las cosas eran distintas y dependiendo los casos siempre era que las mujeres se entregaban o insinuaban, etc. etc. Lo más importante para ella seguramente era salir viva de allí, por eso se estaba portando tan bien, aunque si vamos al caso nada le costaría convertirse en aire o asfixiar a aquel íncubo pero una vez más su naturaleza pacífica le jugaba en contra y se dejaba hacer y deshacer a antojo y semejanza, de ahí que no reaccionase de forma negativa a aquella mordida tan cercana a su trasero.

¿Qué otra cosa podía hacer? Muchas, pero el efecto afrodisíaco le nublaba los pensamientos notablemente y ya no sabía ni lo que hacer. Simplemente quedarse quieta, abrirse de piernas tal y como se lo exigieron y estremecerse un poco tras la nalgada, aunque no sería nada en comparación con lo que mostraría en cuanto el íncubo comenzó a dedicarle un oral abiertamente.

Las piernas de la rubia temblaban con fuerza, su intimidad despedía fluidos a borbotones y bastante de esto terminaba por deslizarse por el mentón del contrario hasta que finalmente la muda, sin ningún medio por el cual advertir lo que estaba ocurriendo terminó por experimentar un orgasmo allí mismo.

Una lucha importante la de la chica para mantener las piernas así y no cerrarlas, aunque no tuvo tanto éxito reteniendo los fluidos que empaparían el rostro del contrario o consiguiendo relajar los músculos de su intimidad que habrían estrujado la lengua de no ser por lo bien lubricado de ambas partes.

En cualquier caso, la elemental solo pudo mantenerse en pie unos segundos antes de desplomarse de rodillas y cubrirse la entrepierna con una mano mientras que la otra le servía de soporte, aunque el trasero no lo había llegado a depositar en el suelo porque sabía muy bien que si lo hacía terminaría con bastante suciedad de la tierra pegada y no sería agradable para nadie. Lo único que podía hacer era tratar de recuperar el aliento y rezar porque el tipo no decidiese matarla por no mantenerse en pie.



—Escribo— | ~Pienso~ | Narro
Links de interés:
Búsqueda de Roles
Czarina & Kseniya
avatar
pereza

¿Ah...?
Pansexual
Elemental de Viento

Volver arriba Ir abajo

Re: Tú no has visto nada || Privado

Mensaje por Dominique Dugés el Mar Mayo 16, 2017 10:38 pm

Había conseguido su primer propósito con el cuerpo de la rubia, y ahora quería más de ella. No iba a detenerse sólo porque ella había llegado, aquí quien tenía que alcanzar el orgasmo era él. Y en más de una ocasión. Pero no podía negar lo excitante que era saborear aquel flujo que corría por su mentón y decoraba sus mejillas con un tenue rubor haciéndolo de aquella forma tan deleitante para este. Su sabor aunque no escapa de lo normal le resultaba bastante adictivo. Esto hizo al peliazul esbozar una pequeña sonrisa de medio labial. Todo lo que quería y necesidad lo tenía al alcance de su mano sin necesidad de gran esfuerzo.

Tomó a la joven obligándole a que se pusiera de pie, no quería verla ahí en el piso. Después de todo a quien le gusta que su comida toque el suelo. – Anda vamos, ponte de pie ahora mismo. – Ordenó con una mirada de molestia el hombre, a la vez que sus dedos apretaban el brazo contrario con claras intenciones dañinas. – Esto está mal ¿Lo sabes? – Pero una idea cruzo por su mente en ese instante. Así que haciendo uso de su mano libre se despojó de sus pantalones que quedaron a la altura de la cara de ella liberando su sexo. El cual rígido por tanto juego previó ya estaba listo para la rubia. – Anda, sí no puedes usar esa boca tuya para hablar, al menos úsala para chupar...y no pares hasta que me venga o... – Alzó su mano diestra para atraer su arma blanca a esta y de un rápido movimiento al aire que acabó con una ligera llamarada saliendo de la punta del arma, la cual se deshizo en apenas segundos...suficiente para indicar su destino sino era complacido por la fémina.

Dejó caer el arma a su lado quedando esta clavada en el suelo, lista para salir ante la orden del incubo. Ahora la mano que le tomaba por el brazo le apegó tanto a él que su sexo se frotó de forma indiscriminada sobre el rostro de ella. Todo su largo contra la nariz y entre los ojos de la rubia. Su otra mano se fue a la cabeza de la chica haciendo hacía atrás los cabellos que pudieran molestarle en su tarea, y juntándoles con el mismo movimiento de sus dedos para apretarles a la coleta de caballo en la parte trasera de su cabeza.
Dominique Dugés
avatar
lujuria

Yo ordeno y tu obedeces... (más te vale ser flexible)
Yo te doy y tu pides más!
Incubo

Volver arriba Ir abajo

Re: Tú no has visto nada || Privado

Mensaje por Czarina & Kseniya el Jue Jun 01, 2017 12:16 am

La chica apenas si podía soportar aquellos tratos, seguramente por el efecto de algún tipo de droga extraña como había ocurrido tiempo atrás con otro hombre aunque el peli-azul que tenía delante ahora mismo no había recurrido a sustancias tangibles o visibles a simple vista, probablemente habría empleado algún tipo de hechizo o alguna cosa similar.

Lo importante era que la rusa no podía evitar sentirse excitada a pesar de no querer tener relaciones sexuales, es decir, casi podría decirse que ella era completamente asexual y allí estaba liberando infinidad de fluidos de su intimidad justo después de haber tenido un orgasmo a base de lamidas en su trasero.

«Que te den »pensaba en un intento por mantener la cordura, pero una vez más aquel íncubo se hacía notar provocándole dolor y poco después con amenazas bastante efectivas si vamos al caso.

Ante tal temor, la rubia lo único que atinó a hacer fue justamente lo que le indicaron, abrió la boca tanto como pudo e introdujo tanto como pudo del falo que tenía delante pero como buena novata apenas si lo hizo con el glande y poco más. Acto seguido comenzó a mover su cabeza al completo hacia delante y atrás en un intento por estimular, pero su lengua por reflejo se acomodaba en la garganta y no permitía que el glande penetrase demasiado profundo y muy probablemente al contrario terminaría por molestarle.




—Escribo— | ~Pienso~ | Narro
Links de interés:
Búsqueda de Roles
Czarina & Kseniya
avatar
pereza

¿Ah...?
Pansexual
Elemental de Viento

Volver arriba Ir abajo

Re: Tú no has visto nada || Privado

Mensaje por Dominique Dugés el Miér Jun 14, 2017 8:25 pm

Por fin, todo lo que desde un principio el peliazul había estipulado estaba dando resultados. Bueno, tampoco era que le hubiera costado mucho aquello; simplemente usando su poder se notó como la rubia quedó obligada a hacer lo que él deseaba. Ser un incubo tenía sus ventajas ¿No? Sonreía con suficiencia viendo como ella descargaba todo aquella cantidad de fluidos por su culpa. Le gustaba sentir esa sensación de control, de poder, y ver como su presa luchaba contra su cuerpo de manera inútil...ya que el dominio era de Dominique.

– Ya, no te esfuerces mucho más, sabes que no llegarás a ningún lado ¿Verdad? – Claramente quería hacerle sentir aquella inferioridad en la que estaba tomando la posición superior. Cuando la chica se arrodillo por fin delante de él y comenzó a tomar su miembro las cosas cambiaron un poco. La forma en que ella hacía se notaba su inexperiencia, no era de su agrado que lo hiciera así. En absoluto.
– Ni siquiera sabes mamar bien una verga ¿He, Rasputencia? Eres en verdad una puta inútil. – Aquellas palabras de molestia fueron acompañadas de un revés, no con fuerza de lastimar...pero sí lo suficiente como para poder dejar su mano bien marcada en el rostro de ella.

Sabía bien que sí quería que algo saliese bien tenía que hacerlo él mismo. Esperando que ella tomara una parte de su sexo duro, una mano le tomó la cola de caballo para hundir su pene lo más hondo que le fue capaz en la boca de ella. Un solo golpe que hizo los labios de la rubia alcanzar su pelvis. – Así está mejor. – Le apremio aunque era gracias a él mismo. Le dejó unos segundos en la espera de ver como reaccionaba, hasta que retiro sus caderas dejándole respirar un poco. – Ahora usa bien la lengua. – Esperaba que al menos aquello le entendiera bien. Dejó por un segundo esa brutalidad de lado, sólo para tomar los lados de su cabeza con ambas manos. Lentamente comenzó a empujar y retirarse de su boca. Marcando el ritmo que debía de seguir y esperando que la chica supiera como ir de ahí en adelante.
Dominique Dugés
avatar
lujuria

Yo ordeno y tu obedeces... (más te vale ser flexible)
Yo te doy y tu pides más!
Incubo

Volver arriba Ir abajo

Re: Tú no has visto nada || Privado

Mensaje por Czarina & Kseniya el Dom Jun 18, 2017 4:35 pm

Claro que no le iba a gustar, seguro estaba acostumbrado a que todas le tragasen el miembro al completo sin ningún tipo de calentamiento ni nada, incluso seguro y le comían los huevos sin problemas pero ella, Czarina Ajmátova quien había permanecido completamente virgen hasta llegar a la ciudad no lo haría, no sabía cómo hacerlo y si era por ella jamás lo aprendería, pero una vez más la realidad de la ciudad la obligó a tragar más de lo que se imaginó alguna vez capaz.

El hinchado miembro ajeno se abrió paso a través de su garganta forzando a la lengua a salirse de la cavidad. El bulto en su cuello era notorio, después de todo un pene erecto era demasiado grueso para el delicado cuello de princesa de aquella elemental pero a nadie le importaba, todos los que decidían intimar con ella la obligaban a tragarse cosas inmensas sin importarle que tuviese arcadas, llorase y se retorciese como lo estaba haciendo con el peli-azul al que le estaba suplicando con gestos para que le dejase respirar.

Eso sin mencionar que las arcadas provocaron bastante presión sobre el falo, pero poco le importó al íncubo que luego de un rato le quitó el miembro y luego se movió como si estuviese penetrándola normalmente. Poco a poco por cómo forzaba el ingreso hasta el esófago la garganta de la chica se fue habituando y estirando de paso, por lo que la penetración era cada vez más sencilla.

El uso de la lengua era otra cosa que no había experimentado, es decir que no tenía idea así que mientras le penetraban la boca y lloraba en silencio la rubia lo único que atinó a hacer fue mover la lengua como si estuviese lamiendo una paleta, una gruesa y larga paleta que no paraba de atravesarle la garganta e hincharle el cuello como si nada.



—Escribo— | ~Pienso~ | Narro
Links de interés:
Búsqueda de Roles
Czarina & Kseniya
avatar
pereza

¿Ah...?
Pansexual
Elemental de Viento

Volver arriba Ir abajo

Re: Tú no has visto nada || Privado

Mensaje por Dominique Dugés el Dom Jun 18, 2017 6:55 pm

Ahí estaban ellos dos; la rubia y el peliazul que no dejaba de mover sus caderas, podía sentir la fuerza que ella hacía para contradecir el ingreso de su sexo. Aunque era una respuesta involuntaria de su cuerpo, no podía negar el gusto que sentía con eso. La presión y cosquilleo que le proporcionaba era una cosa sencillamente placentera. Poco a poco el ingreso se fue haciendo más simple para él, quien a cada estocada llegaba un poco más profundo en su boca. Hasta que alcanzó el punto donde los labios de ella hicieron tope en la pelvis del incubo - ¿Te sientes bien? – Preguntó retirándose un poco hacía atrás dejándole tomar aire esperando una respuesta.
¿Se preocupaba por ella? Claro que no, sólo era condimentar un poco más la comida. Esa sensación que pudiera generar en algunas personas el que se preocupen por ellas, para luego ser rota de una manera rápida, era un sazón ideal para la comida del incubo.

Tomó su sexo desde la base, para luego pasar el mismo por los labios de la rubia como si de lápiz labial se tratara. Aunque su derecha continuaba firmemente tomada al cabello de ella este no ejercía presión alguna sobre su cabeza – Imaginó eres capaz de hacerlo sin ayuda ahora ¿O no? – Una pequeña amenaza decorada con su propia excitación. La mano libre del francés se elevó a un lado del cuerpo de este para hacer a aparecer una pequeña llama sobre la misma – Sí juegas con fuego de seguro acabaras quemándote, recuerda lo que le paso a Pier – Señala el lago detrás de él donde había sido arrojado el cadáver de quien seguramente sería un desconocido para la rubia.

En aquel momento cuando la comida estaba sí frente de él ¿Qué más podía pedir? Una cerveza no vendría mal, pero... Bueno, ya se había dado un festín con los fluidos de la elemental. Se relamió los labios mientras saboreaba aún aquel jugoso sabor. Bajó la vista a su “nueva amiga” para acariciar con una ternura que rayaba lo aterrador su mejilla en donde se abultaba su mismo glande – Eres tan hermosa cuando estas así – No dejaría a un testigo suelto por ahí. Sólo habían dos posibilidades, matarle o hacerle su juguete. De ella dependía cual sería la decisión de Dominique.
Dominique Dugés
avatar
lujuria

Yo ordeno y tu obedeces... (más te vale ser flexible)
Yo te doy y tu pides más!
Incubo

Volver arriba Ir abajo

Re: Tú no has visto nada || Privado

Mensaje por Czarina & Kseniya el Lun Jun 26, 2017 11:19 pm

La penetración era cada vez más sencilla para el contrario hasta el punto en que todo el miembro se encontró en el interior de la cavidad oral de la muda, incluso los testículos le impactaron de lleno contra el mentón y los labios trazaron una circunferencia alrededor de la base del miembro, incluso debido a la presencia del falo en su boca, la lengua se hallaba fuera de la cavidad y por ende estaba apoyada contra los testículos cuyo sabor era un tanto salado si le preguntaban.

Luego de semejantes acciones los ojos de la elemental se habían desbordado en lágrimas y estaba completamente agitada, tratando de recuperar el aliento con el glande aun en la boca porque ya se veía venir que se lo volvería a encajar de golpe en cualquier segundo, así que era mejor que lo retuviese y se asegurase que no chocaría contra sus dientes ni nada similar.

Tampoco era que tuviese demasiada libertad, si vamos al caso, el masculino la tenía aún atrapada del cabello y su cabeza estaba prácticamente inmovilizada por eso, pero tampoco iba a quejarse, no podía, siquiera cuando le frotaban el pene en los labios como si fuese un lápiz labial y… Si su propia saliva mezclada con líquido pre-seminal contaba como maquillaje, ahora mismo tendría sus suaves y rosáceos labios llenos de aquello.

Lo peor sería lo que vino después, aquellas amenazas que seguramente la harían orinarse si aumentase un poco más la intensidad, pero tal y como había acatado, la elemental tomó el miembro viril por la base y lo introdujo en su boca sin más preámbulos. Comenzó a mover su cabeza hacia adelante y atrás devorando ahora más de tres cuartos del mismo e incluso en algunas ocasiones se pasaba un tanto y el mentón le chocaba contra los testículos ajenos. La velocidad que manejaba era un tanto más rápida que la que había llevado inicialmente, pero aún le faltaba para igualar a la del íncubo.

Tan solo esperaba que el hombre entendiese que eso era lo máximo que ella podría lograr en una sola sesión de sexo. Con un poco de suerte al menos le inducía un orgasmo y con eso se ganaba su libertad…



—Escribo— | ~Pienso~ | Narro
Links de interés:
Búsqueda de Roles
Czarina & Kseniya
avatar
pereza

¿Ah...?
Pansexual
Elemental de Viento

Volver arriba Ir abajo

Re: Tú no has visto nada || Privado

Mensaje por Dominique Dugés el Mar Jun 27, 2017 4:37 pm

Las sensaciones proporcionadas por aquella mujer iban en complete aumento. No era que lo que hiciese fuse algo desbordante, pero el hecho de que se esforzara de aquella manera en una felación con la única esperanza de salvar su vida...era hermoso. Seguramente aún mantenía la esperanza de irse de ahí, poder con el que pensaba entretenerse un rato más el peliazul. Después de todo lo que era aquella rubia en estos momentos se podía resumir en dos palabras: nuevo juguete.

Su mano apenas se posó sobre la cabeza de ella, sí bien no le obligaba ni imponía nada...le marcaba que seguía ahí en su papel dominante, que tuviera cuidado porque en cualquier momento que se le antojase podría hacer lo que quisiese con ella. Para algo había actuado de esa forma tan ruda, su motivo primordial había sido desde un comienzo despertar el miedo en ella. Cosa que conseguida sólo restaba saborear las emociones tan contrarias que la menor tenía. Esa mezcla de miedo, deseos de vivir y excitación, la cual había sido sembrada cada una de ellas por él mismo en su interior; un combo sencillamente único, se podía decir que él era su mejor cocinero.
Tantos pensamientos, tantas sensaciones, los estímulos que por más que no fueran los más expertos llegaban a complementar su platillo. Todo mezclado sólo podía llamarse de una forma: éxtasis.

Eso fue lo que el cuerpo del incubo razono de igual manera. Instintivamente comenzó a mover sus caderas en lo que un ronroneo gutural de satisfacción era apenas audible escapándose de su garganta. Un cosquilleo nació en la base de su pene para recorrer el largo del falo centrándose en su glande, expandiéndose en sentido opuesto y tomar su vientre también. Era inequívoco lo que continuaría...¿Para qué avisar? Sólo acentuó el ritmo de sus caderas en lo que se convirtió en un rugido silencioso que hizo vibrar todo su ser y una descarga de su semilla broto libremente dentro de la cavidad bucal de la joven. Esperaba que ella lo asimilara, mientras sus manos apenas sí estaban posadas en la coronilla de ella.
Dominique Dugés
avatar
lujuria

Yo ordeno y tu obedeces... (más te vale ser flexible)
Yo te doy y tu pides más!
Incubo

Volver arriba Ir abajo

Re: Tú no has visto nada || Privado

Mensaje por Czarina & Kseniya el Lun Jul 24, 2017 10:42 pm

No le terminaba de coger el gusto a eso de estar chupando penes, pero se estaba convirtiendo en una verdadera tendencia lo de encajarle uno a fuerzas y seguramente lo que seguiría era la penetración presuntamente anal como anteriormente le había ocurrido. Lo único que le restaba por preguntarse era, ¿qué le ocurriría como castigo en cuanto aquel otro se enterase que alguien había abusado también de ella? Seguramente al peli-azul nada, seguiría su vida comúnmente, pero para ella seguro y algo complicado le caería encima.

Pero todo eso no tiene cabida en esta situación, la rubia tenía que satisfacer a aquel hombre lo antes posible o terminaría por matarla y estaba claro que no era ninguna broma. Lo peor era que nunca aprendió a hacer tal trabajo bien.

Era en momentos como estos en que lamentaba no prestar demasiada atención a su querida amiga, de lo contrario podría haber tomado alguno que otro tip de ella y de esa manera seguramente se ganaría su libertad. Aunque una vez más, estamos hablando de un íncubo, una criatura nacida para dedicarse completamente al sexo.

Indistintamente de todo, Czarina seguía con su mayor esfuerzo aquella felación hasta que el contrario decidió aportar lo suyo también, cosa que en un principio la tomó desprevenida y en consecuencia le provocó una leve arcada. Poco después de recomponerse pudo proseguir con los movimientos incluyendo un torpe baile de lengua. ¿Qué otra cosa podría hacer? No tenía ni la más mínima idea.

Hasta que la intensidad del movimiento de la cadera del peli-azul se incrementó hasta que finalmente, luego de una notable hinchazón en toda la extensión del pene especialmente en el glande, el líquido blanquecino y sumamente viscoso le inundó la boca, le dio directo en la garganta e incluso una buena cantidad le salió por la nariz cosa que además de entorpecerle la respiración la hizo tener arcadas y retorcerse un poco, pero en ningún momento el miembro salió de su boca, no así el semen, pues además de haber escapado algo por la nariz también una generosa cantidad escapó por sus labios cayendo directamente en sus pechos de los cuales muy lentamente se deslizarían.

Luego de eso ya no sabría si seguir con aquella mamada o esperarse quieta en su lugar, así que, suponiendo que debía de hacer ‘eso’, comenzó a lamer en un intento por llevarse la mayor cantidad de semen posible a la boca. Probablemente la obligarían a tragar aquella asquerosa sustancia.



—Escribo— | ~Pienso~ | Narro
Links de interés:
Búsqueda de Roles
Czarina & Kseniya
avatar
pereza

¿Ah...?
Pansexual
Elemental de Viento

Volver arriba Ir abajo

Re: Tú no has visto nada || Privado

Mensaje por Dominique Dugés el Mar Jul 25, 2017 4:34 pm

Para su suerte todo lo que planeaba hacer había salido cómo por un tubo. Sencillamente su cuerpo había llegado a ese punto que en parte era motivado por la forma torpe de actuar que ella tenía y cómo se esforzaba por el sencillo motivo de mantenerse con vida. Esto era un sabor claramente único que adoptaba un condimento especial para su comida, la energía que de ahí estaba consiguiendo le daba una sensación que pocas veces podría conseguir.
Pero lo más lamentable en esto es que es cuestión de un tiro...No surtiría el mismo efecto tan delicioso sí se le ocurría repetirlo, por ende lo mejor sería quedarse así de momento.

La visión del rostro de ella siguiendo con esa felación a la vez que su cara había quedado tan enchastrada ayudaba a la imaginación del incubo en pensar en lo que se vendría en unos momentos más. Su cuerpo estaba completamente recubierto de una fina capa de sudor por el calor normal que solía obtener en aquel acto. Lentamente fue retirando su miembro de la boca ajena para quedarse de pie frente a ella, era momento de ponerse un poco más serio.

-Tengo que reconocer que no ha estado mal... ¿Pero podrás con lo que se viene, Rasputencia? – Dicho eso se hizo un paso atrás para dejarle espacio en el que se pusiera de pie ayudada por la mano del peliazul que tomó una de las de ella. Apenas esperó que la chica se parase le empujó contra un árbol cercano – Anda, mírame y quédate quieta un momento... Dime ¿Te gusta? – Esperaba una respuesta negativa por parte de la chica, algo que le diera una oportunidad para poder aumentar la desesperación en que le quería hacer caer.

Enderezó un poco la espalda haciendo que esta tronara con fuerza a la vez que movía sus brazos cómo quien se prepara para hacer un trabajo físico importante. Aquella comida estaba por entrar a su punto final, de seguro dejaría el postre para otra ocasión...
Dominique Dugés
avatar
lujuria

Yo ordeno y tu obedeces... (más te vale ser flexible)
Yo te doy y tu pides más!
Incubo

Volver arriba Ir abajo

Re: Tú no has visto nada || Privado

Mensaje por Czarina & Kseniya el Miér Ago 09, 2017 12:50 pm

Nunca en su vida se le ocurrió que pudiera llegar a salírsele semen por la nariz, ni siquiera se le había salido nunca nada por allí, pero este día ocurrió por primera vez y por la contextura viscosa y semi-líquida de aquello terminó por convertirse en algo sumamente desagradable, pues no importaba si aspiraba o exhalaba la sustancia la molestaba haciendo una pequeña burbuja hacia adentro o hacia afuera. Probablemente necesitará un pañuelo para quitarse todo ese desastre.

Al peli-azul pareció darle un brote de buena vibra al ayudarla a ponerse de pie mientras la rubia se atragantaba con el semen que tenía que tragar obligadamente para despejarse las vías respiratorias, pero no todo iba a ser tan bonito por lo que en pocos segundos terminó siendo aplastada contra un árbol quedando cara a cara con el contrario que nuevamente la estaba intimidando.

Estaba al borde del llanto, nada de eso era justo a su parecer ya que solamente había salido inocentemente a recolectar algunas hierbas para vender en su local, nada de eso tendría que haber ocurrido pero allí estaba, frente a un íncubo que acababa de llenarle la boca de semen y parecía querer ir a más.

¿Si le gustaba? Obvio que no, y así lo dejó en claro con una negativa con la cabeza pero seguramente a aquel que tenía delante le importaría poco menos que un pepino y la terminaría o bien, dando vuelta para darle por detrás contra el árbol, o simplemente la tomaría por las piernas, la levantaría y le daría de frente, aunque seguramente sería lo primero ya que la rubia seguía con la cara llena de… Blanco.



—Escribo— | ~Pienso~ | Narro
Links de interés:
Búsqueda de Roles
Czarina & Kseniya
avatar
pereza

¿Ah...?
Pansexual
Elemental de Viento

Volver arriba Ir abajo

Re: Tú no has visto nada || Privado

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.