Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Reserva de físicos
Hoy a las 10:22 am por Miroslav L. Schiavone

» [FB] Like Family — Privado
Hoy a las 9:35 am por Nikolai A. Záitsev

» Reglas! 3.0 {Leer y Firmar}
Hoy a las 3:24 am por Nexus Killian

» Ryo Seimei Crowley
Hoy a las 2:35 am por Ryo Seimei Crowley

» Centuries. {Leyna Zweig}
Hoy a las 2:00 am por Chrysanthe Stratos

» Casualidad -Privado
Hoy a las 1:44 am por Ylyasciel


Ir abajo

Daryl Dixon
PERMALINK
el Mar Nov 29, 2016 3:56 pm
Bajo la luz de la luna y las estrellas las cosas suelen ser más fáciles de afrontar. Pero cuando el estómago de una persona no está lo suficientemente lleno ¿Qué hay que hacer? Cazar hasta la muerte, encontrar la comida y atacar con garras y colmillos. Un estomago vacío impide a un corazón estar contento, según la creencia popular. Por lo que si ponemos en prioridades las necesidades de un ser vivo comer esta incluso por encima de la reproducción. Si es lo que digo, lo que lees!! Comer es más importante que coger!!! ¿Algún problema, mierda?

Andando bajo las luces que adornaban el firmamento, el azabache andaba ballesta en mano a la búsqueda de aquello con lo que saciar esa sensación de vacío que dentro de su estómago se aglomeraba. Cual corcel indomable que partía desde la parte alta de su vientre y le subía por la garganta. El hambre en aquel momento era atroz, tenía que hacer algo para calmarse.

Desvió la mirada con molestia cuando un ruido le atrajo, alzo una oreja y se quedó durante unos minutos a la expectativa de que algo ocurriera. Pero nada ni nadie había allí, una presa tan pequeña que no podía ni...
A toda prisa se desato la carrera del lycan, quien corriendo como si le llevara el diablo... atravesando las matas y arbustos, con la mirada fija sobre aquel animal. Al cual le saltó encima y lo atrapó entre sus dientes, aunque no sintió haberle lastimo ¿Qué había encontrado?

¿Podía ser una presa más grande de la que comiera? Su olor no era de por ahí... ¿Qué era eso tan suave? La oscuridad no le dejaba percibir, lo que era. Le soltó solo para afianzar más el agarre de su mandíbula y llevárselo a donde la luz de la luna le permitiera ver quien había sido el desdichado que entre sus dientes esta prisionero.
avatar
Gula

Volver arriba Ir abajo

Invitado
PERMALINK
el Jue Dic 29, 2016 12:16 am
♦ Daryl Dixon ♦ Ruinas ♦


TITULO


Una noche perfecta para salir a pasear — ¿pero por el bosque que está cerca de las Ruinas? Y ¿a estas horas? sin duda aquel no era lugar para un conejo y mucho menos de su estirpe, pero sin embargo, la coneja era intrépida y siempre tenía ideas diferentes a las convencionales, armada con su cámara fotográfica, la coneja deseaba captar el ambiente nocturno lejos de la ciudad, aunque era cierto que por el bosque rondaban seres de temer, fue que entonces tomo el gas pimienta para protegerse en caso de ser necesario, para llegar a dicho lugar debía abordar diferentes vehículos hasta que el ultimo autobús la dejase en las orillas de la ciudad, de ahí, ella tendría que aventurarse dentro del bosque hasta llegar a la espesura donde se encontraban  las ruinas, caminaba con paso lento, pero de vez en vez hacia un alto total al escuchar los ruidos de la noche, a los pocos minutos de haber entrado ahí, la coneja se encontró una pequeña ardilla que pasaba por ahí, sin embargo y justo cuando ajustaba el lente, algo salto encima llevándole en el ¿hocico? … sin duda esos eran dientes, Riven se quedó paralizada por un momento, estiro la mano buscando con que golpear a la criatura, ¡EL BENDITO GAS!, recordó que traía aquel envase en su bolso, por lo que armándose de valor apunto al lobo amenazándole

-Deja esa Ardilla!!  tu… tu…. BESTIA!

Menciona temblorosa y vacilante, le miraba fija, era un ser enorme, sobre todo para la perspectiva de una coneja como era ella, por otro lado no permitiría que sucediese algún tipo de injusticia con aquel pequeño animal que se encontraba en el hocico de la bestia

Ale ❤

Volver arriba Ir abajo

Daryl Dixon
PERMALINK
el Jue Ene 05, 2017 4:21 pm
El ser bestial podía sentir entre sus dientes y lengua, como el sabor metálico de la sangre de su presa llenaba su boca. El olor del terror y la muerte se juntaban en su nariz haciendo que el gusto de la cacería fuera por demás interesante. Estaba al borde de soltar otro tarascón a esa presa entre sus fauces cuando de pronto escuchó una voz que le llamaba. Alguien le estaba gritando algo... ¿Qué pasaba aquí?
Desvió la mirada a donde le estaban hablando, solo para ver delante suyo a una chica albina con algo extraño en las manos, que le amenazaba que soltara a la ardilla que entre sus dientes estaba. ¿Quién se creía que era ella para meterse en su territorio y encima tener el tupe de decirle lo que debía de hacer?

Caminando en cuatro patas, usando los nudillos para apoyarse, y aun con la ardilla entre sus dientes el azabache acortó distancia con la joven. Se mantuvo a poco más de un metro de ella, caminando a su alrededor. Le medía, esperaba ver porque aquella criatura le enfrentaba así. A lo mejor quería la presa que estaba entre sus dientes, robar su comida... eso no lo iba a permitir.

Dejo caer al cuerpo inerte de la ardilla al suelo e inclinándose sobre sus patas traseras con un hilo de saliva que escurría de la comisura de sus labios miró a la contraria – ¿Qué mierda haces acá? Este es mi territorio, humana asquerosa – Su voz ronca y gruñona, con un silbido que escapa entre sus dientes afilados. Sus cejas inclinadas y juntas en el centro, expresando el estado del animal. Reclino un poco más su trasero, tensó su cuerpo como la cuerda de un arco y flexiono sus brazos; sin despegar sus nudillos del suelo. Parecía una flecha a punto de ser disparada – Fuera – En esta ocasión su tono de voz fue bajo y amenazante, como dando el último aviso. Si ella no sabía lo que le convenía, Daryl no se haría responsable de su seguridad.
avatar
Gula

Volver arriba Ir abajo

Invitado
PERMALINK
el Lun Ene 16, 2017 5:31 pm
♦ Daryl Dixon ♦ Ruinas ♦


TITULO


La pequeña coneja se quedó estupefacta al ver como aquel lobo se devoraba a la pobre ardilla que apenas y chillo cuando le quebró el cuello, la sangre llenaba el hocico de aquel animal, o medio animal, en realidad no estaba completamente segura de que carajos era eso, parecía un hombre pero sus movimientos eran los de un animal, un lobo en toda la expresión de la palabra, comenzó a caminar con las manos hacia atrás y las piernas, cual cangrejo intentando escapar de aquella cosa que se acercaba a la cual aún apuntaba con aquella “arma”

-A-alejate!! -

Escucho cada una de sus palabras, aquellas que le erizaron la piel de inmediato, los instintos de la coneja le decían que huyera, pero la hibrida en lugar de aquello se quedó ahí sentada mirándolo, con el rostro completamente asombrado por lo que había presenciado, pero de alguna manera también llamo su curiosidad

-¿Q-que … que se supone que eres?... ¿acaso no viste que la ardilla posaba para mi?... ¿que tipo de bestia insensible eres tu? -

Preguntas sin sentido que la coneja lanzaba al masculino cuya postura era la de un ataque inminente, la chica no tendría muchas oportunidades si aquel se decidía a atacar.

Ale ❤

Volver arriba Ir abajo

Daryl Dixon
PERMALINK
el Vie Ene 20, 2017 11:59 pm
Aquella joven se notaba asustada. Podía oler el miedo en el aire. Algunas feromonas son liberadas por el organismo al aire cuando siente peligro, uno que le supera...eso es oler el miedo. Además de que podía verlo sin problemas en sus ojos. Ella retrocedía, hasta que su escape se vio interrumpido por un oportuno árbol. Le tenía acorralada.

Rápidamente el peliazul corrió con su velocidad sobrehumana, que no le dio problema alguno para ponerse detrás del árbol y susurrar cerca del oído de la albina – No tengas miedo – Su voz baja acaricio la oreja de ella. Mientras de sus labios unas gotas de sangre cayeron sobre la mejilla de la chica. Tan rápido como se había puesto ahí corrió nuevamente para quedar frente a esta en pie. En el camino que hizo, sus garras se fijaron al tronco del árbol dejando las marcas de sus garras. Su mano diestra tomó la muñeca contraria, imposibilitándole usar aquel spray en su contra – Soy un lycan, y tu estas en mi territorio – Dio un tirón al brazo de ella para intentar arrojarla al piso. En lo que retorcedia un poco, quedándose a una distancia de ella... dos metros masomenos; más que suficiente para acortar esa distancia de un salto en caso de ser necesario.

¿Qué tenía la gente con ir a su territorio a hacer lo que quería? Nadie le pedía permiso, a se había cansado. – Lo que le pasó a esa ardilla puede pasarte a ti, si te sigues metiendo en las zonas de los demás – Suelta mientras se ponía en cuclillas mirándole. – No puedes entrar a la casa de otros sin golpear la puerta antes, no te enseñaron educación, pequeña bestia puta – Le soltó en tono despectivo y en voz alta. Unas gotas de sangre de sus mandíbulas volaron hasta quedar entre ellos. Un hilo mezcla de babas y saliva escurría de entre los dientes del masculino... estaba listo para atacar.
avatar
Gula

Volver arriba Ir abajo

Invitado
PERMALINK
el Mar Ene 31, 2017 2:39 am
♦ Tema Privado  ♦Daryl Dixon ♦


Party Party feather feather



Sin duda la coneja se quedó atónita, apenas y pudo observar como el masculino se movía, su voz resonó tan cerca que el corazón de la coneja dio un sobresalto intenso, su respiración comenzó a aumentar en sobre manera, sentir el cálido liquido sobre su mejilla la hizo llevar su mano a la misma, se astuto mas al ver que era aquella sangre de la pequeña ardilla

-L-lycan?-

Murmuro la chica al escuchar las palabras de la bestia frente de ella, sin duda un ser que no era normal, no estaba segura si era un hombre o una abominación de la naturaleza, sus rojos orbes brillaban de manera tan intensa, sus movimientos tan toscos, literalmente un animal.

-T-tu territorio?.. este lugar no le pertenece a nadie-

Menciona la coneja tomando el valor para refutar las palabras del masculino, sabía bien aunque algunas especies eran más que territoriales, pero no de aquella forma, la coneja comenzó a buscar una forma de huir, sin embargo estaba demasiado asustada de momento, intento calmarse y observo las formas del masculino, era rápido si, pero ella era una coneja por lo que era mucho mas rápida, si se desataba una carrera ella podría escalar, algo que el masculino parece no tener la habilidad a pesar de tener manos fuertes. Entonces pensó que lo mejor seria huir o se convertiría en comida de lobo


-No eres mas que un lobo sarnoso, no te creas el rey del mundo, este no es tu territorio, las criaturas somos libres de venir y caminar por aqui, deberias dejar de creerte tanto… lobo-

Ale ❤

Volver arriba Ir abajo

Daryl Dixon
PERMALINK
el Mar Ene 31, 2017 9:48 pm
El viento era fresco y soplaba contra los cuerpos de los seres que allí se habían encontrado; la presa y el cazador. Este encuentro estaba predestinado a ser, y ninguno de los dos podía decir lo contrario. Aunque ellos estuvieran rechazándose, la situación podía cambiar en cualquier momento. El aroma de la presa hacía que el sentido más salvaje del lycan se activase.

Los orbes del salvaje se posaron sobre los ojos de la menor – Estoy harto que cada uno que se cuele aquí diga que no es mío – Bravo con furia. Su garra derecha ganó algo de altura y bajo clavándose contra la corteza a pocos centímetros de la cabeza contraria. El rostro del lycan expresaba con total claridad la molestia que esas palabras le habían causado – Defiendo este lugar, espantó intrusos, vivó aquí desde hace décadas y cualquiera que se mete me dice que no me pertenece – Descargó su rabia en una frase irónica. Sus dientes amenazantes contra la albina, y por la comisura de sus labios un pequeño hilo de saliva y sangre se escurría. Le tomó por el mentón hundiendo un poco sus garras en la delicada piel de la coneja – Pero claro que a ti no te importa, entonces... ¿Por qué debería de importarme a mí si tú vives o mueres? – Aquellas palabras no fueron más que una flagrante amenaza hacía la menor. La respiración del hombre bestia sonaba entre cortante, y su aliento pesado era soltado sobre los labios y nariz de la chica. Suelta una dentellada al aire, que solo consigue en principio que la saliva y sangre mezcladas cayeran sobre el pecho y cuello de la menor – No conoces donde estas... Hay cosas peores que yo por los alrededores... ¿Segura que quieres ir sola por ahí?-
avatar
Gula

Volver arriba Ir abajo

Invitado
PERMALINK
el Lun Feb 06, 2017 2:10 pm
[quote="Riven C. Bunny"]
♦ Tema Privado  ♦Daryl Dixon ♦


Party Party feather feather



Un terrible cazador la asechaba, entonces la coneja comenzó a respirar de forma agitada, las palabras ajenas eran cortantes, pero si algo estaba segura, es que aquel lugar no era exclusivo, por lo que el licántropo también debía de dejar esa idea tan absurda.

De pronto la mano ajena se clavó con furia sobre la corteza de aquel viejo árbol, la coneja tan solo apretó los parpados y giro la cabeza al lado contrario donde caería el golpe, un intenso crujido evidenciando la ruptura de aquella corteza que el licántropo hizo estallar con un solo movimiento, la albina simplemente comenzó a temblar, parecía que se había quedado pegada en aquel árbol pues no podía moverse en lo mas mínimo.

Apenas y giro el rostro, los enormes orbes del lobo se centraban en los de ella, abrió los propios de manera que su rostro denotaba miedo y desesperación, sus garras de pronto se sentían a los lados de su mejilla, parecían agujas que se clavaban de a poco, aquello provoco un chillido proveniente de la coneja, su respiración comenzó a ser mayor, estaba apunto del colapso.

Su aliento, sus gruñidos, aquella saliva que caia sobre sus pechos, estaba segura de que su vida terminaría en aquel momento, pero de pronto sintió aquella lata en su mano, que por instantes no podía moverla a libertad al estar presa de aquel temor, con las mejillas oprimidas la coneja trato de recuperar un poco de sensatez

Eso te convierte en guardián no en el dueño del lugar, no confundas las cosas lobo, cualquier cazador puede venir y cortarte la cabeza—

Dicho aquello la coneja alzo la lata de gas pimienta y dirigiéndola hacia los ojos y la boca del licántropo, acciono el botón dejando salir aquella sustancia que haría que el masculino le soltase, momento en el que la fémina aprovecha y comienza a huir a través de la espesura del bosque


Ale ❤

Volver arriba Ir abajo

Daryl Dixon
PERMALINK
el Lun Feb 06, 2017 5:23 pm
Todos sus sentidos estaban planamente agudizados, el olor de su presa se hacía fuerte. Sus ojos la miraban directamente sobre los de ella, sus manos le tomaban por los antebrazos y su cuerpo se apegaba un poco más. Luego de sentir como temblaba le soltó, solo para poder reírse un poco de ella. ¿Tanto miedo le estaba produciendo? A fin de cuentas tenía que reconocer lo divertido que era interaccionar con una criatura como ella; era pequeña y parecía perdida, no todos los días se le presentaba esta oportunidad poco más que un moño.

Estaba ronroneando, pero la forma en la que lo hacía. Era un sonido burbujeante y seco, como si estuviera cortando el aire con su boca. Un pequeño silbido que se escapa entre sus dientes y llegaba a la piel de la coneja. Al verle en aquel estado tan... tembleque, el corazón del lycan latía más que a prisa. La emoción por saltar sobre ella y destrozarle era algo difícil de aguantar. A fin de cuentas darles escarmientos a los osados que se metían en sus tierras era su pasatiempo favorito.

Pero sus ideas pronto fueron detenidas por aquella nube de ardor que envolvió su rostro, metiéndosele por la nariz. El olor era demasiado fuerte, sencillamente insoportable. Las náuseas eran difíciles de soportar, por lo que una fuerte tos se apoderó de él. Los ojos se le pusieron llorosos, y sus garras se apretaron a la madera. Haciendo que esta se astillará hasta debajo de las uñas del lycan provocándole un enorme dolor – GRWWWWWWWWWAAA – Rugió de dolor el peliazul para luego con su mano libre golpear rudamente el tronco del árbol. Poco a poco los efectos iban pasando e iba recuperando la vista – Maldita coneja.... ya verás cuando te agarre – Rugía sosteniéndose contra el árbol a sus espaldas como si este fuera su único amigo.
avatar
Gula

Volver arriba Ir abajo

Invitado
PERMALINK
el Lun Feb 27, 2017 7:57 pm

♦ Tema Privado  ♦Daryl Dixon ♦


Party Party feather feather



Corre Riven, corre tan rápido como puedas—

Pensaba la coneja quien con el cuerpo entumecido por la adrenalina, corría atreves del bosque, un lugar que apenas y conocía, en su trayecto iba golpeando con cuanta cosa se encontraba en frente, había ramas, arbustos, algunas piedras que muy apenas esquivaba en aquel escape, no sabía hacia donde ir solo sabía que debía huir lo más rápido que sus piernas le dieran, todos sus sentidos estaban alerta, la sangre fluyendo a mil por hora en su sistema circulatorio, el oxigeno entrando a sus pulmones al correr a tal velocidad, debía esconderse de aquel ser tan tenebroso, tal vez algo en las alturas o algo en las profundidades, mas en su correr, la fémina tropezó y se lastimo el tobillo derecho, al inicio poco le importo, siguió corriendo pues sus instintos de huida le indicaban hacerlo, lo único que deseaba era encontrar un lugar donde esconderse antes de que el lobo viniese por ella, tan pronto como había avanzado unos metros más, la coneja encontró una madriguera donde parecía estaría a salvo, apenas estuvo unos minutos dentro el dolor intenso en su tobillo derecho comenzó a molestarle, le miro hinchado y al tocarse un dolor intenso apareció, bueno por lo menos estaba tranquila y esperaría a que la mañana apareciera para volver a su hogar.


Ale ❤

Volver arriba Ir abajo

Daryl Dixon
PERMALINK
el Mar Mar 14, 2017 11:54 pm
Pronto aquel efecto sobre sus ojos se iba disipando, para su suerte había sido poca cantidad. En caso de una dosis mayor hasta podría perder la vista, pero ahora sabía el peligro en el que estaba. No iba a dejar que se le escapará así de la nada. Apenas pudo puso pies en carrera por el bosque. Conocía su territorio a la perfección, cada roca, cada árbol, cada cosa, podía esquivar todo e incluso saber por dónde había ido ella solo con ver el rastro que la albina había dejado en su fuga.

No demoró mucho en encontrar el lugar donde la pequeña coneja seguramente yacía oculta. Podría estar lastimada por algunas ramas o algo...tal vez golpeada, no había rastro de sangre alguno...pero uno nunca sabe. Se acercó a la bendita madriguera, más no fue por el frente, sino que pensaba ir por arriba para asegurarse de que su presa se encontraba dentro. Una vez en posición pudo olfatear el olor inequívoco de la citadina. Bajó la cabeza para mirar dentro – Conque escondiéndote – Su voz fue baja y fuerte. Se descolgó para dar un giro en el aire y caer sobre sus piernas. Tenía que cuidar de arrebatarle el gas. Pero sus ojos notaron lo que ocurría en el tobillo de ella. Algo aquí iba mal... Se acercó lentamente. – Estas herida... Y eso te pasa por correr en el territorio de otros – Hizo una mueca con el labio en señal de disgustó. Su acercamiento era lento pero seguro, sí ella sacaba su gas, se lo arrebataría en un momento a otro. – Eres una estúpida ¿Lo sabes? – Sus ojos se encontraron con los de ella. Podía ayudarle a curarle o asesinarla ahí mismo. Todo dependía de la contraria.
avatar
Gula

Volver arriba Ir abajo

Invitado
PERMALINK
el Mar Mar 28, 2017 8:43 pm
♦ Tema Privado  ♦Daryl Dixon ♦


Party Party feather feather



La pierna se veía mas hinchada que antes, el dolor aumentaba al igual, parecía que había sufrido un esguince  en su carrera pero  por el mismo rush de adrenalina no se había percatado y ahora que estaba en reposo era cuando resentía las molestias, entonces se miro la misma, completamente enrojecida, intento hacer una compresa al ponerse tierra fría de esa madriguera, pero apenas y conseguía calmarse, la voz del lobo logro ponerla en alerta, sin poder evitarlo, sus orejas se alzaron alerta

V-vete..déjame en paz lobo loco!

Amenazaba la coneja completamente frikeada por como se acercaba aquel sujeto, buscaba algo para golpearle pero no encontró nada, había perdido el gas pimienta en la carrera y ahora lo único que tenia era la tierra bajo sus manos, tomo entonces un puño, para usarle en caso de que se acercase

No.. vete.. no te acerques lobo loco!.. soy capaz de sacarte los ojos oiste!

Intentaba contener su temor, pero incluso el dolor que ahora sentía era mayor, por otro lado no quería que se acercara, estaba dispuesta a lo que fuese con tal de que alejase, tan solo queria irse a casa






Ale ❤

Volver arriba Ir abajo

Daryl Dixon
PERMALINK
el Mar Mar 28, 2017 11:10 pm
Que difícil que era tratar con aquella coneja albina. Ni aunque se acercara por las buenas intentando ayudarla le iba a dejar, después de todo... tal vez lo mejor era irse y dejarla ahí que fuera presa de algo más grande y terrible. Habían muchas bestias salvajes que se la devorarían por completo sin siquiera dejar los huesos de esa pequeña metiche.
Apretó los labios un momento y se llevó una mano al cabello. Olfateó el aire por unos segundos, no había ningún aroma “peligroso” lo cual era una buena noticia. Observó aquel tobillo sumamente crecido, que hacía un grotesco contraste con el de la otra pierna. Negó con la cabeza unos segundos, tenía que enseñarle quien mandaba.

Rápido como un rayo pegó un salto que cayó sobre la coneja tomándole por los brazos. – Estas herida, así no vas a salir viva de aquí y menos ahora que cae la noche... ¿Acaso quieres ser comida de un bananawani o algo peor? – Frunció el entrecejo en señal de molestia. Gesto que fue acompañado con un chasquido de su lengua. Lentamente le soltó, aunque sus ojos no se apartaban de los de ella. La mirada de un depredador a punto de dar el golpe de gracia sobre su presa herida... esperaba que entendiera el mensaje y se quedara quieta donde estaba.

Sus uñas rasgaron la pared haciendo un espantoso sonido chirriante. Pero lo que le interesaba era el musgo, estaba fresco y húmedo. Le molió entre sus manos para formar una especie de pasta, la cual comenzó a untar sobre la hinchazón contraria. – Esto será más útil que la tierra, no sé caerá y demorara más en calentarse – Su voz fue un gruñido. Y aún mantenía a esa chica vigilada de reojo, era desconfiado y eso no lo cambiaría nada.
avatar
Gula

Volver arriba Ir abajo

Invitado
PERMALINK
el Lun Mayo 01, 2017 11:49 am
♦ Tema Privado  ♦Daryl Dixon ♦


Party Party feather feather



Completamente asustada, Riven tan solo pensaba en la manera de alejar al lobo de aquel que había considerado su refugio por unos instantes, pero su pierna dolía demasiado y estaba pensando en que necesitaba ayuda médica. Tan pronto como el masculino entro y la tomo en brazos, la coneja lanzo un chillido de dolor pues el movimiento le había casado cierto malestar.

No entendía ninguna de las palabras que el pelinegro mencionaba, a decir verdad solo pensaba en su tobillo hinchado en lo que aquello le provocaba, un agudo dolor punzaba en su pie, hasta el momento en que el lobo le colocaba aquel

Auch! … eso duele… y que demonios es un Bana..nawa….

Realmente no sabia pronunciar aquello, solo sintió aquel instinto de salir de aquel lugar, un olor extraño invadía el bosque

Emm… lobo.. hueles eso cierto?, creo que debemos irnos ahora

Murmuraba la coneja en tanto el peligro se acercaba, un ser de un alma oscura les había rodeado y sobre todo la esencia de la coneja lo había atraído, gruñidos se escuchaban alrededor de aquella madriguera, las enormes pisadas hacían retumbar el suelo



Ale ❤

Volver arriba Ir abajo

Daryl Dixon
PERMALINK
el Mar Mayo 16, 2017 10:45 pm
Las manos del lycan recorría con lentitud la piel de la conejita albina, en clara búsqueda de que sus masajes pudieran aliviar aquella torcedura a su tobillo. Ahora en tal cercanía podía apreciar en plenitud la belleza de su pierna, su fino pie y esa piel tan tersa y suave que parecía acariciar un trozo de porcelana tibio. Sus dedos se deslizaron esparciendo la crema por toda la zona afectada a la vez que sus pulgares masajeaban en el lugar del golpe haciendo pequeños círculos con sus dedos. Era raro después de todo lo que habían hecho estar así, pero no le molestaba...menos ayudar a alguien como ella.

¿Escuchar, qué? – Cuestiono el azabache observando a la chica a los ojos. Pero ese sexto sentido que todas las bestias tenían para la supervivencia se activó. Embelesado por dar aquel masaje no sé había dado cuenta del inmenso animal que venía detrás de ellos. Pasó saliva con cierto nerviosismo ¿Qué era esa bestia? ...No podía ser otra que uno de los bananawanis. Estaban en apuros.

El animal media unos trece metros de largo, y su cabeza se alzaba a unos cuatro metros del piso siendo secundada por un robusto cuerpo con un vientre que se arrastraba por la tierra. Aquella ornamenta identificativa de la raza en la cima de su cabeza en forma de plátano lo hacía inconfundible. Le hizo señas con una mano a la coneja de que guardara silencio, mientras se iba a cercando a ella para susurrar. – Es un bananawani...parece que tiene hambre que ha salido a tierra a cazar...o tal vez... – Olfateo a la contraria y se golpeó la frente. – Tu aroma de ciudad le atrajó, la esperanza de comer algo nuevo le hizo salir del agua. – Sería fácil dejarle ahí y escapar, pero Daryl no era de ese tipo de hombres.

Pero de la nada el animal encolerizado empezó a embestir la entrada de la cueva, las rocas poco a poco empezaron a caer sobre ellos. El peliazul trago saliva un momento. – Esto tiene mala pinta... – La bestia rugia y golpeaba con más fuerza en cada ocasión, teniendo a aquella chica con un tobillo torcido su única chance era enfrentarlo directamente. Miró a la menor y trago saliva un momento...Sus ojos expresaban sus planes con la pregunta de “¿Estás lista?”.
avatar
Gula

Volver arriba Ir abajo

Invitado
PERMALINK
el Vie Jun 30, 2017 9:16 pm
[quote="Riven C. Bunny"]
♦ Tema Privado  ♦Daryl Dixon ♦
Party Party feather feather


Diferentes sonidos extraños comenzaron a escucharse por las cercanías, la pisada pesada de un ser que había salido de cacería, Riven se abrazo fuerte del licántropo, estaba aterrada, pero no podía hacer mas que confiar en el

Q-que? No es mi culpa pedazo de animal!!.. te recuerdo que todo esto es culpa tuya.. si no me hubiese lastimado el pie ya me habría ido de aquí .

Apenas quiso darle un empujón por detrás de la cabeza, el animal se precipito hacia ellos, a pesa de ser algo sumamente pesado parecía ser lo suficientemente veloz, el cuerpo de Riven se erizo de cabo a rabo, y comenzó a agitarse en sobre manera

Anda que esperas?.. corre lobo! Corre o esa cosa nos come!!

Riven comenzó a dar saltos encima de los brazos del lobo, lo único que deseaba era irse de ahí, pero parecía como si el lobo se hubiese quedado pegado al suelo, solo era cuestión de tiempo para que el animalejo los atrapara, estaba demasiado cerca ya



Ale ❤

Volver arriba Ir abajo

Daryl Dixon
PERMALINK
el Vie Jun 30, 2017 10:28 pm
Estaban en un lio gordo, de seguro no se escaparían de esta con facilidad. Después de todo aquella bestia les superaba por mucho en tamaño y fuerzas, además de ser un animal hambriento hacía que la situación se complicara exponencialmente. De seguro si intentaba salir de forma directa el bananawani les atraparía y devoraría antes de poder siquiera gritar...¿Cómo escapar de tan tenaz animal?
Las embistas del enorme reptil contra la cueva, hacían temblar la roca por completo. A la vez que algunas pequeñas estalactitas se desprendían, sólo sería cuestión de tiempo de que las más grandes les cayeran encima.

-Si no te hubieras metido donde no debes, no habrías sido lastimada...y ese bananawani no estaría por aquí molestándonos – Soltó un lastimero quejido mirando a aquel animal. Tenía que haber una manera... No podía lanzar a la coneja y huir por más que haya sido su culpa...
Mientras pensaba una de aquellas estalactitas cayeron a su lado en el piso, le observo tragando saliva un poco pensativo. Sólo tenía una oportunidad.

Se agacho a recoger aquel trozo de piedra puntiaguda para luego con un veloz y fuerte movimiento cargar a la albina a su hombro ya que ella no podía correr con el tobillo en ese estado. Salió a toda prisa de la maldita cueva para cuando las fauces se cernieron sobre ellos clavar la estalactita en el paladar del reptil, quien enseguida retrocedió para darles un poco de espacio que el lycan aprovecho para desaparecer entre los arbustos. No podían dejar de correr ya que sí paraban aquella bestia se lo comería sin dudas.
avatar
Gula

Volver arriba Ir abajo

Invitado
PERMALINK
el Vie Sep 29, 2017 12:16 am
♦️ Tema Privado  ♦️Daryl Dixon ♦️
Party Party feather feather


Y-yo?  Pero si yo no he hecho nada, es culpa tuya y de tu estúpida persecución la que hizo que me metiese en este estúpido agujero del  demonio .

Replicaba la coneja ante las acusaciones del lobo, al tiempo que pataleaba cual niña pequeña, pero aquel berrinche le costaría puesto que golpeaba contra una de las paredes del lugar lastimándose nuevamente

Auch!!

Gimió de dolor la coneja, hasta que de pronto se vio cargada cual costal de papas en el hombro de aquel licántropo

¿Qué haces lobo tonto?!!

Gritaba la peliblanca golpeando un par de veces al lobo, pues aquella postura además de incomoda le hacía daño, de pronto, se escucho el rugir de dolor a aquel enorme animal, Riven alzo la mirada o pudo observar al animal retorciéndose e intentando quitarse algo de las fauces, pero que había pasado?



Ale ❤

Volver arriba Ir abajo

Daryl Dixon
PERMALINK
el Sáb Sep 30, 2017 6:02 pm

Para suerte de ambos dos el escape había resultado exitoso en lo que cabía. Se habían escapado de los dientes que aquella bestia y ahora corrían libremente por entre los árboles en busca de un lugar un poco más seguro donde poder estar. Daryl no dejó de correr hasta que por fin llegó a lo que él llamaba su hogar; un edificio en ruinas que tenía toda la pinta de caerse si alguien estornudaba dentro.

Una vez allí entró dejando a la coneja sobre una cama con un resorte salido y sin sábanas. – Supongo que no es una madriguera excavada en la tierra pero tienes que poder descansar aquí. – Dicho eso se dio la vuelta para juntar unas piedras, hacer un pequeño fuego para entrar en calor y poner algo a cocinar en un espiedo improvisado por el lycan.

Esta sería una noche larga y difícil, pero con la luz del día debería de llevar a la coneja lejos de ahí, o ambos podrían meterse en más problemas. Y no quería tener a un montón de predadores acechando en sus tierras a cada rato. Sería más fácil para él romperle el cuello mientras duerme y arrojar su cadáver al lago, pero no sería justamente eso lo que pretende. No tiene gracia ninguna hacer daño a una criatura inocente, ninguno, no importa lo molesto que este por la invasión a su tierra.
avatar
Gula

Volver arriba Ir abajo

Invitado
PERMALINK
el Mar Oct 31, 2017 1:09 pm
♦️ Tema Privado  ♦️Daryl Dixon ♦️
Party Party feather feather


¿En que líos se había metido la coneja?, además de aquel inmenso animal ahora estaba con un extraño que la llevaba a cuestas quien sabe con qué intensiones, pero no tenía otra opción que seguirle el cuento, sobre todo ahora que estaba lastimada y huir era inútil, habría que esperar y buscar una estrategia para huir en el menor tiempo posible, la pregunta era ¿Cómo?

Pronto llegaron a lo que parecía ser el hogar de aquel lobo, fue depositada en aquel colchón desvencijado y entonces se arrincono sin despegarle la vista, estaba que temblaba, pero a ese punto ya no reconocía si era por el frio o por miedo de lo que fuese a hacer el licántropo, se hizo un ovillo y se abrazó las piernas observando las acciones del lobo, no estaba segura que pasaría de ahí en adelante, pero su instinto solo le decía el huir, observaba a su alrededor cada forma de escapar de las garras ajenas ¿Qué debía hacer?
Ale ❤

Volver arriba Ir abajo

Daryl Dixon
PERMALINK
el Vie Nov 03, 2017 4:16 pm
Ese olor era demasiado característico cómo para no reconocerlo, después de todo era algo a lo que estaba acostumbrado de más a sentir. Sus ojos se desviaron al animal que yacía en un rincón de su madriguera hecha una pequeña bolita temblando por el miedo. Era inconfundible no reconocer el olor que lo había acompañado toda su vida. Después de todo ya sea por un motivo u otro todos sentimos miedo alguna vez en la vida, y las feromonas siempre salen al aire para alertar a los predadores. Y este caso no era la excepción del asunto.

El lycan camino para tomar un trozo de carne que había atravesado en un palo sobre los restos de una fogata aún humeante. El masculino le dio un tirón a la carne y empezó a comer delante de ella. Aunque los líquidos internos de la víctima estaban secos, eso no quitaba que unas manchas de sangre se quedaran alrededor de su boca. Pero de seguro su compañera tendría hambre, después de todo la situación que habían pasado había sido bastante peligrosa. El masculino fue hasta un rincón y empezó a juntar hojas de las plantas que crecían en el piso: rucula silvestre, albaca, y un poco de diente de león. Juntó todo y luego le mezclo con algo de aceite de una fruta que parecía un mango pero de color verde y cascara gruesa cómo una nuez. Nada venenoso, sólo serviría de aceite natural para darle algo de más sabor a la comida. Poniendo todo ello en un plato de lata grande lo acercó a la albina. Sus ojos grandes y negros, su boca ensangrentada, se enfrentaron a la chica y una voz ronca salió de sus labios – Come. – Apenas dijo eso y se regresó con su presa a seguir arrancando la carne de aquella...cosa, a tironazos rudos.
avatar
Gula

Volver arriba Ir abajo

Invitado
PERMALINK
el Jue Nov 30, 2017 10:33 pm
♦️ Tema Privado  ♦️Daryl Dixon ♦️
Party Party feather feather


Seguía hecha un ovillo en aquella esquina, y que mas podía hacer si estaba en casa de un depredador?  Temblaba igual que una hoja a merced del viento, la coneja no podía dejarse llevar simplemente porque si y confiar, sus instintos le decían lo contrario, no le despegaba la mirada de encima, no quería convertirse en el alimento de aquel ser.

Fijaba sus orbes en aquella figura que iba y venía con aquellas hierbas en sus manos, después de como preparaba aquellos alimentos, a nadie le agrada la idea de ser envenenada, y eso era lo que pasaba por la mente de Riven en ese momento. Realmente no podría culparle por ello, después de todo aquel era un lobo sanguinario que la había perseguido sin cansancio por el bosque hasta que pudo encontrar aquel escondite, si tal vez le había ayudado en un momento critico, pero y si esa cosa no hubiese surgido de la nada?

No tengo hambre gracias

Resonó la voz algo tambaleante de la coneja, sus pupilas dilatadas solo denotaban el grado de alerta en el que se encontraba

Ale ❤

Volver arriba Ir abajo

Daryl Dixon
PERMALINK
el Vie Dic 08, 2017 3:29 pm
Aquella actitud de la albina sí que llegó a calar hondo en el humor del lycan ¿qué rayos era que le pasaba por la cabeza negándose a comer? ¿Pensaba que la iba a envenenar? Se quedó así con la mano extendida y aquellas hierbas listas para que ella coma. Soltó un profundo suspiro y negó con la cabeza en clara muestra de malestar. ¿Acaso no sabía dónde estaba?

– Mira, sí quieres morir pidemelo y te rompo el cuello, sería más rápido y menos molesto. – Soltó un gruñido decorando sus palabras, mientras aquellos ojos oscuros se filtraban en la mirada de la chica. Esa pequeña fotógrafa había ido a colarse allí sin saber lo que hacía. Y ahora se negaba a un poco de ayuda. – Nadie va a morir de hambre cerca de mí, así que come. – Dijo serio mirando a la menor en claro gesto de que no aceptaría más negativas por su parte.

No le gustaba lastimar a otros porque sí, había conseguido escapar del bananawani salvando a la menor y corriendo por su vida. Pero ahora...ahí le tenía. Cerro los ojos mientras estiró una mano para tomar una presa de un animal que de seguro la contraria no podría descifrar que era, y delante de ella le dio un tironazo a la carne. El ruido húmedo de la carne al romperse fue el único sonido que hubo en aquella casa por un segundo apenas. – Sé lo que es el hambre, sólo quien ha pasado hambre conoce el valor de la comida...anda come. – Volvió a apremiar a la chica alentando a esta a tomar lo que le ofrecía.

Se quedó unos cuantos segundos contemplando la imagen de ella, allí con la pierna extendida y su cara de temor. Era evidente que jamás estuvo en semejante situación ni se esperaba estar en algo así antes. Pero tenía que hacer que se sienta segura junto a él...sin importar como.
avatar
Gula

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
PERMALINK

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
ESTE OBRA ESTÁ BAJO UNA LICENCIA DE CREATIVE COMMONS RECONOCIMIENTO-NOCOMERCIAL-SINOBRADERIVADA 4.0 INTERNACIONAL IMÁGENES CONSEGUIDAS DE TUMBLR, ZEROCHAN, PIXIV, ETC Y SUS DERECHOS CORRESPONDIENTES A SUS AUTORES A LOS CUALES AGRADECEMOS POR SUS OBRAS QUE EMBELLECEN NUESTRO FORO. NUESTRA GRATITUD TAMBIÉN POR LOS CÓDIGOS Y TUTORIALES DE OURSOURCECODE. SKIN HECHO POR A. PERSEPHONE SKÓUROS. GRACIAS POR TU HERMOSA COMPRENSIÓN Y PACIENCIA, TE JURO APRENDERÉ MAS DE TEMPLATES, PERO AUNQUE NO QUIERES CREERLO.... NOS MATARAN A TODOS!!!; DE IGUAL MANERA AGRADECEMOS A LOS RESPETIVOS AUTORES DE CADA UNO DE LOS CODIGOS UTILIZADOS EN LAS CATEGORÍAS Y QUE APOYAN A LOS USUARIOS CON SUS FICHAS. HISTORIA ORIGINAL DISEÑADA POR ZYLAR XELLENT. MUCHAS GRACIAS A TODOS LOS ADMINISTRADORES Y MODERADORES QUE DEDICAN A MANTENER ESTE FORO. ESPECIALES AGRADECIMIENTOS A NUESTROS USUARIOS SIN LOS CUALES ESTO NO SERÍA POSIBLE.. PROHIBIDO LA COPIA TANTO DE TEXTOS, IMÁGENES, CÓDIGOS Y DEMÁS SIN LA AUTORIZACIÓN PREVIA DE SUS RESPECTIVOS AUTORES. ESTE SKIN NO PUEDE SER COPIADO O REPRODUCIDO SIN CONSENTIMIENTO.
hermanos + élite