Todo es uno, y uno es todo [Priv. Katarina Du Couteau]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Todo es uno, y uno es todo [Priv. Katarina Du Couteau]

Mensaje por Dante & Alucard el Sáb Ene 07, 2017 12:49 pm


Todo es uno y uno es todo
Zona Comercial div>


Dante:


Algunos días habían pasado desde esa cita tan poco convencional. Y la verdad que había sido extraña; volando cosas por los aires, zombis, bichos grandes feos y raros e incluso un portal. Si eso no era el sentido de la diversión para una dama no había que no lo fuera. Hasta habían comida pizza y cerveza, la cita perfecta.
Por suerte ahora el albino ya se había recuperado por completo de las heridas de aquel día. Su cuerpo gracias a su mestizaje sanaba a buena velocidad, además de que era increíblemente resistente. Era difícil pensar como alguien tan perezoso como él sacaba tanta fuerza de ve a saber dónde.

Saliendo envuelto en solo una toalla de la ducha, la piel húmeda de Dante brillando con la luz. Mientras se pasaba una mano por la cabellera para quitarse las gotas de agua que excedían. De pronto una pegadiza canción que le recordaba sus años de adolescente empezó a sonar en la radio. Sin contenerse, tomando el desodorante cual micrófono y aun en cueros, se puso a mover las caderas frente al espejo al tiempo que señalaba en todas direcciones... o hacía con la mano como quien aceleraba una motocicleta – Macho Macho Man ♪ ¡MACHO MAN!- Aprovechando el anonimato de estar solo en casa. Recordando sus tiempos antiguos. En la tarde iría a ver a Katarina. Solo había tenido tiempo de hablar por teléfono con ella desde el accidente de los putrefactos, y le había ido a ver un par de veces. Pero ahora hacía ya una semana en la que solo hablaban. Y tal vez la cita...podría irse de las manos y acabar con algo mejor.



Alucard:


Aquel día era uno de los más frescos en lo que iban del año en la capital. Era fácil de notar con solo mirar por la ventana. Y observar como las personas iban con sendos abrigos por la calle. Mientras dentro de esa oficina, el aire acondicionado mantenía la temperatura perfectamente. Lo que era casi un paraíso conforme lo que vivían fuera.
Firmando papeles y leyendo documentos, con un café en la mano. Un hombre de cuerpo robusto y buena estatura, vistiendo un traje negro y gris. Se encontraba sentado tras un escritorio de madera tallada. Pero solo a café no vive un hombre, necesitaba algo que llenara su estómago.

Decidió salir el mismo a buscar algo que comer – Si quieres algo bien hecho se debe de hacer uno mismo – Se decía a sí mismo, con una voz potente y clara. Ya se encontraba en la zona de cafeterías de la ciudad, por suerte las oficinas y comercios quedan solo cruzando la calle. Sus pasos le llevaron hasta una panadería, la idea comprar algunos bizcochos que acompañaran el café, y así engañar el estómago hasta la noche. Una cita programada esa noche en un restaurante de altos costos, con una actriz a la cual había defendido en el último caso. Lo que ya de por si le había dejado unas grandes remuneraciones. Aunque el lugar estaba lleno, había bastantes empleados. Pero para su suerte la fila avanzaba rápido.



Dante & Alucard
avatar
Pereza

Como gato entre la leña (?)
Heterosexual (?)
Mestizo (Humano/Demonio)

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo es uno, y uno es todo [Priv. Katarina Du Couteau]

Mensaje por Invitado el Lun Ene 23, 2017 2:46 pm



TODO ES UNO Y UNO ES TODO
Zona de Restaurantes


Después de aquel incidente en el restaurant con aquellos zombies y monstruos dimensionales, parecía todo tranquilo, por lo menos para la pelirroja que se había acomodado a su rutina normal, algunos contratos en los que se había enrolado en esos días le habían dado el tiempo necesario para procesar todo aquello ocurrido, a decir verdad aún tenía la incógnita de la piedra que encontró, después del incidente la pelirroja había vuelto al lugar de la explosión para encontrar algún fragmento de la misma, pero solo encontró cenizas, aún era desconcertante todo aquello, con el paso de los días parecía que su relación con Dante había tomado un camino interesante, conversaban más, salían juntos a varios lugares, parecía que aquel roce entre ambos se había aminorado considerablemente. Tanto era así que en aquel día acordaron salir a comer/ almorzar y lo que se diera después. A esas alturas todo era posible.

Tan pronto se alisto para salir, un arreglo sencillo en realidad, jeans, una blusa a tirantes en tono negro, un estilo rocker que a ella le encantaba lucir, el cabello suelto y su típica chaqueta de cuero, tomo su moto y dirigiéndose al lugar acordado, iba revisando los mensajes, el ultimo del mestizo le hizo sonreír, guardo aquel aparato en su bolsillo y  cuando alzo la mirada se percató de algo —¿Qué demonios?— , Dante estaba en otro lugar que no habían acordado, pero aquel lucia muy diferente, la pelirroja sintió un escalofrió recorrerle la piel, con aquella curiosidad se acercó al lugar, abrió la puerta y se colocó detrás del contrario, cruzo los brazos he hizo un movimiento con sus pies “zapateando” el suelo —Se puede saber ¿qué demonios haces  aquí mestizo? Y ¿por qué carajos estas vestido asi?— menciono en un tono molesto, mirando al masculino de arriba abajo, asombrada por lo bien que se veía, eso lo admitía pero no se lo diría, tan solo se quedó esperando que el contrario le diera las explicaciones  pertinentes



Pidela no la robes .... no al plagio -^^-
Invitado



Volver arriba Ir abajo

Re: Todo es uno, y uno es todo [Priv. Katarina Du Couteau]

Mensaje por Dante & Alucard el Lun Ene 23, 2017 3:52 pm


Todo es uno y uno es todo
Zona Comercial

Dante:
¡Macho Macho Macho Macho! ¡Man! – El karaoke del albino seguía en su mundo. Ya que el cantico se le había hecho pegadizo, mientras se arrodillaba en la cama para golpearse el pecho como Tarzán. Pero cuando le dio por mirar la hora... mierda, estaba muy apretado de tiempo.
A las apuradas dio un salto, poniéndose una camisa roja de manga larga, con un chaleco negro por encima. Pantalones tejanos también en color negro y sus clásicas botas – Listo – Se miró al espejo y se pasó una mano por los cabellos en busca de peinarse un poco. Unos cabellos para aquí, otros para allá y por fin peinado pronto.
Estaba a punta de salir de casa, cuando recordó sus armas y lo acontecido la última vez – No, no y no... De nuevo no me va a pasar – Regresó sobre sus pasos y tomó sus pistolas guardándoles del lado interno de su chaleco. Y en un estuche de guitarra gigante le uso para guardar a Rebllion – Mucho mejor – Ahora si todo estaba en su lugar. Así que sin perder más tiempo, se montó en su vehículo dos ruedas partiendo raudo cual el viento en busca de Katarina. El lugar del encuentro no le quedaba muy lejos, por lo que podría llegar en unos diez o quince minutos. Eso... si el traficó ayudaba...y parecía que no – Puto atascamiento – Vociferó golpeando su motocicleta.

Alucard:
A cada minuto que pasaba la paciencia del albino se ponía en una prueba de fuego. No era fácil estar esperando junto a tanta chusma que ellos hicieran sus pedidos, para él poder seguir con su trabajo. Pero claro, la sociedad veía mal si le daba por colarse en la fila. Y no iba a rebajarse al nivel de aquellos vulgares mediocres, colándose en la fila. Pero gracias a su donde paciencia su turno llegó y finalmente pudo comprar un buen kilo de bizcochos; en especial de margaritas (sus favoritos).
Pero en cuanto se disponía a retirarse del lugar, allí había una pelirroja...vestida de negro... ¿Qué? ¿Le hablaba a él?... ¿Quién mierda se creía para hablarle de esa manera tan confianzuda? Se detuvo frente a ella mientras masticaba media margarita y le miraba, buscando hacer un esfuerzo en su memoria de donde era que le conocía. No solía tener tan mala memoria, pero si le era tan difícil recordarle...de seguro había sido cosa de una noche. Aunque eran reproches demasiados “personales” para haber sido cosa de una sola noche.

Tragó el bizcocho – Mira... – No sabía si llamarle “dama” o como – señorita – Se decidió finalmente – No andes de pesada por mis alrededor, si quieres hablar conmigo acuerda una cita o déjame un mensaje en el correo de voz, cuando tenga tiempo le atenderé... ahora ando ocupado – Tras decir esto hizo una pequeña reverencia con la cabeza y continuó su camino como quien le negaba un cigarro a alguien en la calle. Aunque ahora tenía algo en lo que pensar ¿Qué demonios le estaba pasando a esa mujer?



Dante & Alucard
avatar
Pereza

Como gato entre la leña (?)
Heterosexual (?)
Mestizo (Humano/Demonio)

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo es uno, y uno es todo [Priv. Katarina Du Couteau]

Mensaje por Invitado el Mar Ene 31, 2017 2:06 am



TODO ES UNO Y UNO ES TODO
ZONA COMERCIAL

—¿Como? ¿qué cosa dijo?—  la pelirroja se quedó perpleja por las palabras del que ella creía era Dante, sin duda aquello pensó que era una broma del masculino, le miro de pies a cabeza, misma contextura, músculos, misma mueca, trasero adorable y… bueno lo demás esta de mas, parecía ser el mismo pero ¿Por qué había actuado así? ¿Qué demonios le había picad?.. serian uno de esos casos donde los extraterrestres te raptan y cambian por completo? … Vamos Katarina no pienses idioteces!.. por un momento la pelirroja se quedó quieta hasta que decidió ir tras él y tomarle por el hombro para girarle y hacer que el masculino la mirase, —Escúchame bien, dejémonos de bromitas mestizo, si para esto me has hablado, déjame decirte que no pienso jugar tu jueguito, así que cuando crezcas le llamas de nuevo y puede que de verdad salgamos — , dicho aquello la pelirroja dio la vuelta y comenzó a  alejarse de ahí dejando al masculino a las afueras de aquella cafetería, en su trayecto la fémina iba gruñendo y lanzando una que otra maldición al comportamiento reciente del que ella seguía creyendo que era Dante —Tsk!.. maldito idiota, no se que se traía entre manos— camino entonces hasta el lugar donde se habían citado, después de todo tenía hambre y la reservación ya estaba hecha, tomo asiento y comenzó a leer la carta ordenando una jarra de cerveza para asi pasar el mal trago de antes, después de tomar el primer tarro, siguió mirando la carta en busca de algo que comer, después de todo no se quedaría con las ganas de comer en aquel lugar.



Pidela no la robes .... no al plagio -^^-
Invitado



Volver arriba Ir abajo

Re: Todo es uno, y uno es todo [Priv. Katarina Du Couteau]

Mensaje por Dante & Alucard el Miér Feb 01, 2017 12:22 am


Todo es uno y uno es todo
Zona Comercial
Alucard:

Aquella mujer era tan extraña. No le dejaba en paz, y ahora encima tenía la osadía de tomarle por el hombro y llamarlo “mestizo” ¿Ella lo conocía? ¿Cómo se atrevía? Si había algo que odiase en este mundo Alucard era que le recuerden esa parte humana que tenía. Pero la muer dicho aquello se marchó de ahí.. ¿Salir con ella? ¿Pero de dónde demonios le conocía? No le recordaba, y su memoria no era tan mala para con sus amantes.

Pero Alucard no era del tipo de persona que se lanzaba al ataque de buenas primeras. Siguió con la mirada a la pelirroja, viendo donde tomaba asiento. Una vez le tuvo en la mira, tomo su celular para discarle a Sherlock Wakko Crusso, un detective privado de muy alto prestigio y reconocido a nivel mundial; toda una eminencia. Este sujeto se encargaría de seguir a esa mujer y averiguar de ella, tras lo que podría poner sus ideas en orden. Una vez dejó todo en manos del detective, regresó a su oficina. Tenía muchas cosas que acabar, las cuales no se harían solas.


Dante:

En verdad que el tráfico era una pesadilla. Pero eso no era suficiente para detener a Dante. Y menos cuando tenía una cita con Katarina. El albino apretó el acelerador de su vehículo elevando con su fuerza la parte delantera d este. Para así pasar por sobre algunos autos y poder salir a una calle secundaria. En pocos minutos, aunque tomando un rodeo que no tenía previsto llegó a la zona de cafeterías. Buscó con la vista el lugar donde había quedado con Katarina...¡BINGO! Ahí estaba.

Estacionó la motocicleta en la puerta del local y se adentró con una sonrisa de oreja a oreja. Al verla se encaminó hasta ella tomando asiento frente a la demonio – Vaya que tenías hambre, no me esperaste – Dice sonriendo y desperezándose – El tráfico es una pesadilla... Tuve que usar la ”Dante CarWalk” – Le improvisa un nombre a su técnica de escape del tráfico – Para poder llegar hasta aquí, perdón la demora – Se llevó una mano para revolverse los cabellos y sus orbes azulados se posaron sobre los de la chica. Sin dejar de sonreír, le encantaba la mirada de ella. Era muy feliz con esa mujer.



Dante & Alucard
avatar
Pereza

Como gato entre la leña (?)
Heterosexual (?)
Mestizo (Humano/Demonio)

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo es uno, y uno es todo [Priv. Katarina Du Couteau]

Mensaje por Invitado el Dom Feb 12, 2017 3:54 pm



TODO ES UNO Y UNO ES TODO
ZONA DE RESTAURANTES


Sin duda el sabor de la cerveza era demasiado agradable después de aquel trago tan amargo que el albino le había hecho pasar, realmente dentro de ella comenzaba a sentir una mezcla extraña entre molestia dolor por aquello, se sentía traicionada, como si tan solo jugara con ella, ¿Cómo podía cambiar tanto de un momento a otro? , físicamente eran idénticos, pero como podía actuar así?, en verdad que había sido una patada en el hígado todo aquello, entre mas pensaba su molestia crecía mas, tomaba el tarro y volvía a beber casi hasta terminarlo de una sola, entonces algo que no esperaba sucedió, la voz de Dante se hacía presente al igual que su presencia, ¿acaso era una broma?, la pelirroja enarco la ceja derecha al observarlo tan sonriente como siempre, con aquella actitud tan despreocupada, revolviéndose aquellos cabellos como si nada de lo anterior hubiese sucedido, le miro de arriba hacia abajo, asegurándose de que no era un efecto del alcohol o algo parecido, no es que estuviese ebria o algo similar, para su fortuna los demonios tenían demasiada resistencia al alcohol, la pelirroja se levanto de aquella silla y se acerco al masculino para tomarlo de la camisa y jalarle con rudeza   —¿quieres decirme que maldito juego es este?— de pronto los comensales comenzaron a murmurar al ver la escena, aquello poco le importo a la pelirroja quien en la manga de su chaqueta llevaba una daga y con ella apunto al masculino en el cuello —Escuchame bien mestizo, no me agrada tu jueguito, así que es mejor que le pares de una sola vez, ni soy tu burla ni mucho menos tu juego, a menos claro que quieras que te deje peor que queso gruyer — .

Los orbes de la pelirroja destilaban furia, la sangre le hervía y en verdad que deseaba hacerle daño al masculino a quien le punciono un poco la piel con el filo de aquel arma, —Ahora dime ¿Qué pretendías al ponerte traje y fingir que no me conocías? .. tratabas de ligarte a alguien?... o quedar bien con las meseras de aquel lugar? — de pronto se acerco un mesero buscando entablar conversación, la pelirroja le miro de soslayo y con aquel simple mirar el mesero se alejo dándoles espacio, después volvió su mirar al masculino, si algo odiaba era que se burlaran de ella y Dante había logrado enfurecerla, o por lo menos es lo que en su mente ella creia.



Pidela no la robes .... no al plagio -^^-
Invitado



Volver arriba Ir abajo

Re: Todo es uno, y uno es todo [Priv. Katarina Du Couteau]

Mensaje por Dante & Alucard el Mar Feb 14, 2017 8:34 pm


Todo es uno y uno es todo
Zona Comercial
Tan pronto como se le habían ocurrido esos pensamientos felices al albino. Este se quedó perplejo por la reacción de Katarina. ¿Qué estaba haciendo? ¿Era broma?¿O un nuevo fetiche sexual de la pelirroja? Todo había pasado a tal velocidad de un extremo al otro que no daba crédito a lo que sus sentidos procesaban. Tenía que tomarse las cosas con calma y respirar hondo; fue lo que hizo. Parpadeó un par de veces y poso su orbes azulados en los verdes de la demoniza delante suyo. Lentamente elevó sus manos para tomarle por los hombros en un intento de calmar el carácter de ella. Aunque bien sabía que era inútil, una vez la hoguera de su ira se encendía no era sencillo calmarla. Era una mujer de carácter y ruda, por eso era que le gustaba tanto.

Esperó a que el mesero se retirara y quedar “a solas” con Kata para hablarle – ¿Qué traje? – Decía extendiendo los brazos para que viera como iba vestido. Su atuendo de gabardina roja y ropas negras debajo – Estoy igual que siempre...creó – Agregó mirándose al cuerpo a ver si se notaba alguna diferencia. De nuevo la miró a ella – No sé qué es lo que tienes en la cabeza... - El filo del cuchillo sobre su cuello le hacía medir sus palabras. Tampoco podía hablar muy rápido por el riesgo de que su garganta se ensanchara al hablar un poco, y terminar en un desagradable accidente antes de explicarse – Te mande el mensaje cuando estaba en mi casa – Se rasca la cabeza y cierra los ojos pensando en cómo poder convencerla – ¿Te pediría que vayas a un lugar para estar ahí vestido de otra forma y luego ignorarte? Incluso, te citaría y llegaría ¿antes? – Ahí era uno de esos extraños casos donde los defectos nos ayudan. La impuntualidad nacida de la pereza del albino, siempre le hacía llegar tarde por mucho que buscara lo contrario.
Nuevamente su mirada se posó en los orbes de la menor, buscando que ella se diera cuenta de que no mentía. Ya que si en algo era malo Dante era mintiendo – Kata, explícame por favor – Pidió expandiendo las manos - ¿Me viste a mí vestido de traje? – En ese momento algo en la cabeza del masculino hizo “click”. Sus orbes se abrieron de par en par y fijo su mirada en el rostro de la mujer. Le tomó por los brazos al momento – Kata, por favor, dime lo que viste, cuando y como – Demasiadas preguntas superpuestas...pero si era lo que pensaba, lo que por años había buscado... estaba cerca. Su hermano.



Dante & Alucard
avatar
Pereza

Como gato entre la leña (?)
Heterosexual (?)
Mestizo (Humano/Demonio)

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo es uno, y uno es todo [Priv. Katarina Du Couteau]

Mensaje por Invitado el Jue Mar 02, 2017 8:28 pm



TODO ES UNO Y UNO ES TODO
ZONA DE RESTAURANTES


Todo aquello era demasiado confusa, las palabras y la actitud del masculinoparecían ser genuinas, sin embargo Katarina se mostraba incrédula, a decir verdad era raro que ella creyera en las palabras de otra persona, incluso siendo Dante, era desconfiada hasta la más pequeña de sus células, por lo que a pesar de lo que el contrario dijera, lo que sus ojos habían apreciado algunos minutos antes era lo que verdaderamente importaba.
La pelirroja miraba al mestizo con aquella forma tan desconfiada pero al mismo tiempo lograba detectar la verdad de sus palabras, pero entonces ¿Qué era lo que había visto?, era aquel hombre un tipo de clon?, o tal vez una persona demasiado parecida, entonces comenzó a dudar de lo que había visto, retiro la daga del cuello ajeno y fue cuando fue sorprendida por las palabras del mayor, un Dante completamente diferente había aparecido ante ella, enarco la ceja derecha al escucharle hablar —¿y a ti que te pasa?— , le retiro las manos de los hombros, yéndose a sentar nuevamente, aquella acción con una caída pesada sobre la silla, en parte por efecto del alcohol que comenzaba a hacer estragos en su sistema del equilibrio, en parte porque le había bebido demasiado de prisa, —Lo que puedo decirte es que me topé con un tipo muy parecido a ti hace unos 20 minutos— , mencionaba en tanto tomaba del tarro nuevamente, —Demasiado parecido entre ambos, el mismo corte de cabello, los mismos ojos, los labios, aunque debo decir que su arrogancia le hacía ver más sexy— mencionaba incluso en tono de broma antes de dar un trago al tarro, la pelirroja desconocía por completo lo que el albino guardaba en su interior, aquel secreto que aún no compartía con la chica —Incluso hasta podría decir que era como tu gemelo—. Aquella había sido la aseveración más acertada de la pelirroja que en su ignorancia, tomaba las cosas de manera normal, algo que para ella no era importante, pero al ver la expresión de Dante, pudo darse cuenta de que estaba en un error.



Pidela no la robes .... no al plagio -^^-

Invitado



Volver arriba Ir abajo

Re: Todo es uno, y uno es todo [Priv. Katarina Du Couteau]

Mensaje por Dante & Alucard el Miér Mar 08, 2017 12:22 pm


Todo es uno y uno es todo
Zona Comercial
Cada palabra de la pelirroja golpeaba en la mente de Dante como un pequeño martillo que clavaba un poco más un clavo. Aquella sensación era en parte más que desesperante para el albino, lo que por años había buscado, lo que el padre de Katarina le había ofrecido, aquello por lo que había arribado a New London... al fin...tenía una pista...

Respiró hondo un par de veces tomando asiento frente a ella. Las últimas palabras que le dijo fueron el disparador para esta situación. Tomo un trago de cerveza antes de responder, con alcohol la cosa sale mejor – Katarina, sí lo que viste es lo que creó que es, y esto bastamente convencido que lo que creó es lo que viste... Has conocido mi motivo de trabajo con tu padre hace años y el porqué de mi llegada a este país – Otro trago de cerveza. Esta conversación pintaba para largo y eso era importante. – Has conocido a mi hermano gemelo – Aún lado habían quedado todas las bromas que el mestizo solía hacer, incluso lo que ella le había dicho de que era más sexy... no importaba. Lo que durante tantos años había buscado ahora estaba ahí cerca – Necesito que me des cada detalle de lo ocurrido – Se reclinó un poco más en la silla. Aunque al menos podría pensar que le debía una explicación a la pelirroja – Mira, desde hace años que no le veo, cuando éramos adolescentes y nuestros padres fallecieron, el abandono la casa y no supe nunca nada más de su paradero...siquiera si continuaba respirando – Se metió la mano por el cuello de playera para sacar un colgante. Era una especie de medallón rojo, aunque solo era la mitad izquierda de este – Esto nos lo dio nuestra madre antes de morir, Alucard debería de tener la otra mitad... supuestamente fue un regalo de mi padre – Cuando ese medallón se completara poderes demoniacos que iban más allá de lo normal serían despertados...pero Dante esto no lo sabía, a diferencia de su hermano. Ese medallón contenía parte del poder del legendario Sparda sellado.

En lo que el albino daba la explicación a la demonio, no muy lejos de su ubicación había unos oídos atentos. Un sombrero de bombín, un traje negro cual lord británico del siglo XIX, incluso tenía un bastón de esos que parecía que escondían una espada dentro. Con un monóculo y una pipa de burbujas, que acaban de complementar su atuendo. El hombre parecía leer el diario y tomar notas de lo que iba leyendo... más sus notas no eran del diario, sino de lo que escuchaba.
¡Sherlock Wakko Crusso estaba en el caso!



Dante & Alucard
avatar
Pereza

Como gato entre la leña (?)
Heterosexual (?)
Mestizo (Humano/Demonio)

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo es uno, y uno es todo [Priv. Katarina Du Couteau]

Mensaje por Invitado el Mar Mar 14, 2017 11:56 am



TODO ES UNO Y UNO ES TODO
ZONA DE RESTAURANTES


Algo recordaba aquella mujer en los tiempos del instituto cuando Dante se hacía pasar por su mentor, pero en realidad solo seguía instrucciones de su dominante padre, el trato había sido que su padre proporcionaría información sobre el paradero de aquel chico, gracias a las relaciones internacionales que tenía, podía encontrar a una aguja en un pajar en poco tiempo, pero a cambio de ello el albino debía cuidar de la más chica de las hijas de la familia Du Couteau.

Al cabo del tiempo, cuando aquellos años pasaron y la alianza había tomado otro rumbo, Katarina supo poco del asunto, o mejor dicho casi nada hasta que volvió a encontrarlo en aquella ciudad. Miraba como el masculino tomaba de la cerveza, se veía algo nervioso, o tal vez emocionado?, esa era la razón de muchas de las cosas por las que el albino había trabajado, Katarina se cruzó de piernas y con los brazos sobre la mesa entrelazo sus dedos, fijando sus celestres orbes en el contrario —Así que tu gemelo, ahora entiendo la arrogancia… tsk .. tremendo enredo— musitaba pensando en el encuentro previo con aquel arrogante hombre, ahora que lo pensaba en realidad tenía algo de encanto en esa forma.

La pelirroja escuchaba con atención a lo que el masculino le explicaba, en el momento que se sacaba aquella joya del cuello sabía que era algo importante, la pelirroja simplemente sonrió al verle —Bueno no es como si no lo hubiese visto antes— , menciona desviando la mirada al referirse a los encuentros íntimos con el masculino.

Con forme la charla avanzaba la pelirroja se sentía algo intrigada por aquella historia, pero algo llamo su atención, había una persona en el fondo del salón que desde hacia rato les echaba un ojo, Katarina se levantó de su asiento camino para sentarse en las piernas del masculino, típico de una pareja enamorada que buscaría encender un poco la noche con aquel tipo de acciones, la pelirroja se “monto” literalmente en el albino, rodeando los hombros del contrario con sus manos, acercando su voluptuoso cuerpo al contrario, a esa distancia podía percibir el perfume del albino, su calor, aquel deseo que le provocaba estar en cercanía, algo muy distinto a lo que había sucedido con el anterior mestizo, lentamente Katarina acariciaba el rostro del contrario, dibujando una sonrisa de medio labial al momento de fijar sus orbes en las contrarias, uno de los meseros se acercaba para pedirles discreción, a lo que la fémina simplemente giro sus orbes y el mesero huyo ante aquella mirada, volvió entonces a centrar su atención al albino frente a ella —Debo decir que tu historia es más que interesante, pero me temo que tengo otras ideas en mente… amor— sonrió la pelirroja acercando sus labios a los ajenos pero antes de besarlo la pelirroja se detuvo —Me temo que nos están oyendo, alguien muy interesado no ha dejado de mirarte mestizo, parece que tenemos un espía, ¿alguna idea?—. menciona apenas sobre los labios ajenos, unas sutiles palabras que en aquella postura pareciera ser la escena romántica de un beso apasionado, de vez en vez la pelirroja giraba las orbes hacia el hombre del fondo, ideaba un plan para que aquellos dos supieran que era lo que tramaba



Pidela no la robes .... no al plagio -^^-
Invitado



Volver arriba Ir abajo

Re: Todo es uno, y uno es todo [Priv. Katarina Du Couteau]

Mensaje por Dante & Alucard el Mar Mar 14, 2017 7:57 pm


Todo es uno y uno es todo
Zona Comercial
Aquella confesión había sido demasiado para el albino. Cada palabra dicha que dejaba a un lado su típico tono de bromista, denotaba la seriedad que esto implicaba incluso para alguien como él. Después de todo, cada momento de su vida en los últimos quince años habían estado enfocados a esto. Ahora estaba ahí tan cerca, a un tiro de piedra prácticamente. La única pregunta era ¿A dónde debería de tirar la piedra?
La cabeza le daba mil y una vueltas ¿Qué le iba a decir cuando lo viera? Porque de seguro él no quería verlo, iban a pelearse. ¿O sé escaparía? ¿Qué propósitos tenía su hermano? Las cosas se estaban poniendo más difíciles a cada momento. Parecía que buscarle una solución solo agrandaba su problema.

Sintió el peso contrario sobre su regazo. Esto le había sacado de sus cavilaciones para darle un pequeño golpe y traerlo de nuevo a su situación actual. Aquella actitud cariñosa de Katarina en un momento como este le ponía en cierta forma, pero no tenía mente para pensar en es... Desvió la mirada en busca de aquel intruso que la pelirroja había mencionado. Era astuta, había encontrado una buena forma para pasar información en secreto. Aunque no sin llamar la atención, pero verdaderamente efectiva, no podía negarlo. – ¿Pero para qué demonios alguien escucharía nuestra conversación? – Su voz imitó el tono bajo de su compañera. No iba a dejar que les descubrieran. Su mano derecha comenzó a recorrer la espalda de la menor en lo que un gesto mimoso podría darse a entender. Le tomó por el mentón para atraer su cara más cerca de la propia, su boca se acercó al oído de ella simulando una mordida, más aprovechó para hablar. Mantenía los ojos cerrados como quien no quiere la cosa, para asegurarse que nadie sospechara de aquella situación. – Deberíamos de irnos a un sitio más privado, al final el mesero tenía razón ¿No crees? – No era una sencilla invitación. Sino que pretendía salir de allí y que aquel sospechoso les siguiese, hacer algo en el restaurante podía acabar bastante mal. Muchas personas, tal vez más ojos, testigos o heridos inocentes. Muchos puntos a tomar en cuenta antes de entrar en acción.

Los dedos que acariciaban el mentón de la pelirroja subieron suavemente hasta sus labios. Impidiendo con un delicado gesto que hablará por un segundo. – ¿Quieres seguir la cena en casa? – Puso su énfasis en aquella palabra clave. Su voz aunque sin perder el disimulo fue mucho más alta. Pretendía que de las mesas cercanas los escucharán.


El legendario detective de reconocida fama mundial seguía con su monóculo, un café, y un periódico los movimientos de la pareja. Mientras que tomaba notas en una pequeña libreta de mano, al mismo tiempo que envía unos mensajes. Tal vez solicitando ayudantes o avisando en tiempo real a su cliente ¿Quién sabe? Pero no le iban a tomar con la guardia baja. Tras un par de minutos, al escuchar que ellos se retirarían, para tomar disimulo salió antes que la pareja de local. Dejó un billete sobre la mesa con el monto exacto (sin propina ninguna el muy tacaño). Una vez fuera pasando por detrás de unas columnas, revirtió su sobre todo transformándole en una chaqueta roja, se quitó el sombrero y el monóculo, juntó con el bigote falso. – Muejejejejejejeje – Tan rápido y a escondidas que apenas duró un minuto la metamorfosis, y un nuevo hombre listo para seguir su trabajo aparecía.



Dante & Alucard
avatar
Pereza

Como gato entre la leña (?)
Heterosexual (?)
Mestizo (Humano/Demonio)

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo es uno, y uno es todo [Priv. Katarina Du Couteau]

Mensaje por Invitado el Lun Mar 20, 2017 4:16 pm



TODO ES UNO Y UNO ES TODO
ZONA DE RESTAURANTES


Si las cosas estaban a ese nivel en que el albino era vigilado, solo había dos posibilidades, había alguien interesado en aquel hombre o en la joya que llevaba colgada en su cuello, ¿sería aquella un artefacto mágico que ocultaba más de lo que el masculino decía?...pero … ¿Por qué hasta ahora se habían presentado?. La pelirroja no despegaba la vista de aquel hombre que se encontraba al fondo del salón, algo tramaba y seguramente no sería nada bueno, le miro levantarse y dejar el dinero para pagar la cuenta, para eso Dante ya había anunciado su salida del lugar, sin duda el siempre estaba un paso atrás de lo que la pelirroja ya había planeado, de alguna manera debían salir de ahí sin ser vistos,  tal vez irse por la entrada convencional no era la mejor elección en ese momento, y sin duda sus salidas nunca eran pacificas —Dante, debemos irnos, el tipo ha desaparecido, estoy segura que hizo algo para salirse de mi vista, lo mejor es que salgamos por el techo— menciona la pelirroja buscando con la mirada al hombre de antes, pero le había perdido por completo, algo que sin duda generaba descontento en la pelirroja, quien tomo del brazo al masculino y comenzó a tirarle hacia uno de los lados para salir de ahí y asi evitarle, de inmediato localizo la zona por donde podrían salir, había un pasillo en el otro extremo del restaurante por donde la puerta  les llevaba a la parte posterior y de ahí a la escalera que les llevaría hacia el techo del lugar, la pelirroja tan solo esperaba a que el albino entendiese sus señas y con ello escapar del detective aquel   —Tsk… esto me está poniendo de nervios… Albino vámonos ya— menciona la pelirroja con un claro tono de nerviosismo en sus palabras, la certidumbre era algo que odiaba la pelirroja, le sacaba de su zona de confort y sobre todo, la dejaba indefensa, tan solo esperaba las palabras y acciones de Dante para salir de ahí lo mas airosamente posible.



Pidela no la robes .... no al plagio -^^-
Invitado



Volver arriba Ir abajo

Re: Todo es uno, y uno es todo [Priv. Katarina Du Couteau]

Mensaje por Dante & Alucard el Mar Mar 21, 2017 9:23 pm


Todo es uno y uno es todo
Zona Comercial
Se notaba fácilmente el estado en el que había entrado Katarina, no se veía tranquila, estaba como inquieta. Y la misma respuesta llegó por palabras de la pelirroja; cuando Dante miró en aquella dirección tampoco fue capaz de ver al sujeto extraño. Seguramente sería uno de esos maestros del disfraz. Tomó su mentón entre el índice y el pulgar, frunciendo los labios en gesto pensativo. Definitivamente esta situación se les estaba yendo de las manos. Una cosa era que los espiaran, pero que desapareciera así frente a sus ojos ¿Qué estaba pasando aquí?. Los ojos celestes del mestizo se posaron sobre los de su amada, sus labios apenas se curvaron en una sonrisa de despreocupación. Era esa cara de quien tiene un as bajo la manga... lo malo que no tenía ninguno, pero no perdía nada con hacerla.

Apoyo una mano en la mesa poniéndose de pie, manoteó un último pedazo de pizza antes de girarse a su compañera. – No tenemos cara de tontos ¿O sí? – Era una declaración del masculino, no iba a dejar que se escaparan delante de su cara así como así. Se colgó su chaqueta al hombro y empezó a caminar con aquel estuche de guitarra cruzado a su espalda. Hizo una disimulada seña a su pareja de que le siguiera, pero se detuvo mirando la vitrina de alimentos en especial donde reposaban las empanadas de queso y cebolla. No era que tenía hambre, estaba masticando un trozo de pizza en ese mismo instante, pero necesitaba hablar con Katarina, y la excusa de ver comida era perfecta para no llamar la atención. Cuando la menor estuvo lo suficiente cerca, Dante sin despegar su cara del vidrio habló en voz baja. – Ese tipo no se ha ido de seguro, solo que se dio cuenta que nos dimos cuenta de que estaba tras nosotros... lo que no sé es porque... Pero se me ocurre una forma de hacerlo salir – Una sonrisa maligna como la de un niño con una piedra en la mano frente a una ventana iluminó el rostro del mayor. – Si vamos a nuestra bola, seguirá a su mismo paso... Hay que darle algo para que se acerque a nosotros, llamar su atención – No tenía una idea segura de lo que iba a hacer, pero se le ocurrían varias ideas para armar un escándalo y estar en el centro de este. Lentamente sus ojos se fueron girando a un lado para enfocar a la pelirroja. – Pero tenemos que estar atentos a cuando llegue, el toco aquella silla de ahí atrás... tal vez restos de su energía, su olor o lo que sea... ¿Puedes sacar algo? – Tenía entendido que ella no poseía tales poderes, pero la joven estaba en continuo crecimiento de sus habilidades... por lo que no sería de extrañar que ella si tuviera un as bajo la manga. El albino se enderezó y apoyo el puño izquierdo de manera suave sobre el cristal, mientras aquella sonrisa de antes se intensificaba. - ¿Lo llevamos para la cena? – Pregunta que de ser sí, daría a entender perfectamente que era hora de mandarse una Danteada* clásica... o sea, llamar la atención con algo a gran escala.




Dante & Alucard
avatar
Pereza

Como gato entre la leña (?)
Heterosexual (?)
Mestizo (Humano/Demonio)

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo es uno, y uno es todo [Priv. Katarina Du Couteau]

Mensaje por Invitado el Sáb Abr 15, 2017 11:59 pm



TODO ES UNO Y UNO ES TODO
ZONA COMERCIAL


La pelirroja se quedo observando a su alrededor, no entendía como demonios se le había escapado de la vista, aquello le hacía enfurecer un poco en realidad, le busco por todos lados pero no había conseguido nada, los comentarios de Dante solo lograban enfurecerla más —Tsk.. mejor cállate que no ayudas en nada— murmuraba observando de vez en vez al albino, sabia por aquella mirada que algo tramaba, pero no sabía exactamente que, digo si pudiera leer la mente de aquel mestizo seria toda una proesa épica. Sin duda el tipo no se había ido, no por nada estaba demasiado interesado en la conversación de ambos hacia unos minutos antes, Ademas de ello lo podía sentir en su cuerpo, algo no andaba del todo bien, comenzó a escuchar las palabras del albino. En algo tenía razón, no podían irse a casa puesto que el contrario les seguiría, habían de idearse algo mejor, sin embargo las ideas del albino eran escazas y no muy brillantes, cuando menciono aquello de seguir el rastro, la pelirroja frunció el ceño al igual que los labios, obviamente no es que tuviese esa habilidad   —Que no soy un sabueso para seguir rastros idiota— , le tiro un pellizco hacia uno de los costados, sin embargo si tenia una habilidad que había estado practicando hacia un tiempo, parte de su ser demoniaco era capaz de detectar algunas energías en particular, aquello necesitaba de su concentración casi absoluta y era un tanto agotador, pero algo era algo, se acerco entonces a la silla donde aun permanecía aquella sensación, Katarina simplemente paso la mano por la misma y fue como consiguió aquel “rastro”, entrecerró la mirada, como si se concentrase y buscar al susodicho —Te tengo— murmuro la pelirroja con una sonrisa quien hizo una seña al albino para que supiera donde se encontraba el ser que los espiaba desde hacia rato.



Su distribución illegal sera sancionada -^^-
Invitado



Volver arriba Ir abajo

Re: Todo es uno, y uno es todo [Priv. Katarina Du Couteau]

Mensaje por Dante & Alucard el Lun Abr 17, 2017 5:07 pm


Todo es uno y uno es todo
Zona Comercial
Bien parecía que Katarina, aunque no había estado de acuerdo con la idea de Dante, y se había quejado de cuando le insinuó sí era capaz de rastrear a alguien, de todas formas sí que podía hacer aquello. Fueron apenas unos segundos en los que ella se sentó en el lugar que su espía había ocupado para tomar las energías, aquello era un acto que le hacía ver más como una vidente que como una demonio. Pero no era quien para juzgar el albino. Solo se quedó unos segundos mirando como la pelirroja llegaba a dar mentalmente con el paradero de su seguidor. Ahora solo necesitaría que le dijera donde, pero seguir un rastro no era tarea tan complicada para Dante. Aunque claro, todo dependía de que tan bueno era el perseguido escondiendo su rastro.

Se acercó hasta la mesa donde habían estado y tomó la jarra de cerveza levantándole con una mano. Le dio un largo sorbo a la misma para refrescarse, necesitaba alcohol en sangre y algo fresco en el estómago si las cosas se salían de control.
Regresó hasta donde se encontraba su pareja, para mirarle a los ojos en busca de alguna respuesta por parte de ella – ¿Y bien? ¿Dónde anda el botija? – Pregunta ya curioso de saber a dónde tendría que salir para atacar y saber que era lo que pasaba de una buena vez por todas.

Cruzando la calle al otro lado, el super detective había percatado de que algo le iba mal. Entrecerró los ojos buscando discernir que era lo que ocurría dentro del restaurante. Pero no alcanzaba a ver desde aquel punto, por lo que sería mejor esperar desde un lugar más “seguro”. Mezclándose entre la muchedumbre de gente se hizo uno en el tumulto escapándose y metiéndose en un hotel no muy lejos de donde sus presas estaban. Ahí tomo rápidamente una habitación para poder espiar con un larga vistas de los pisos más altos. No sé le iban a escapar tan facilmente.



Dante & Alucard
avatar
Pereza

Como gato entre la leña (?)
Heterosexual (?)
Mestizo (Humano/Demonio)

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo es uno, y uno es todo [Priv. Katarina Du Couteau]

Mensaje por Invitado el Vie Jun 16, 2017 10:10 pm



TODO ES UNO Y UNO ES TODO
ZONA COMERCIAL


La pelirroja seguia la escencia de aquel hombre de extraña procedencia, realmente aquello le tomaba mas tiempo del que debia, la razon? Simple, era una habilidad que recientemente la chica se daba cuenta que podía dominar por simple inexperiencia, aquella situación le vino como anillo al dedo —Tsk.. maldición.. se ha ido— la esencia de aquella persona se alejaba cada vez mas del restaurant, parecía que algo le había alertado y entonces puso pies en polvorosa, la pelirroja se levanto de su lugar y miro al albino, haciéndole una seña para que este moviese el suculento trasero hacia la salida del lugar —Rápido, que casi no puedo percibirle ya— Kat apresuro el paso, debía moverse lo más rápido posible, salió casi corriendo del restaurante, ni siquiera se había percatado si el mestizo le seguía el paso, su única intención ahora, era encontrar al tipo que se les había pegado como la sombra.

Atravesó entonces un par de negocios más antes de cruzar la avenida transitada, entre la multitud pudo distinguir aquel rastro nuevo, los ojos de la fémina podían distinguir aquel como un camino de centellas rojas, el mismo color de los antes esmeralda, tenía que apresurarse, pues no tenía claro cuánto tiempo podía mantener aquella habilidad, comenzó a esquivar a diestra y siniestra a las multitudes, hasta que sus pasos le llevaron hasta un lugar no muy lejos de donde se encontraban, un edificio no muy moderno que fungía como hotel, ahí era donde se encontraba el tipo aquel, obviamente no entrarían por la puerta principal, no, ellos eran de entrar por la parte posterior y de sorpresa —Vamos mestizo… esta rata se nos puede escapar en cualquier momento— , Katarina corrió a las escaleras de emergencia,  subiendo hasta la azotea donde se desplegarían como el mismo SWAT, con ademanes la pelirroja iba guiando al masculino para asi llegar a una distancia mínima del acosador —Es ahi mestizo… es tu turno— menciono la pelirroja antes de que sus escarlata volviesen a la normalidad, un ligero mareo le abordo, pero no era algo que no supiese manejar, se quedo recargada en la pared e hizo una seña a Dante para que entrara, el intruso estaría a punto de irse y salirse con las suyas.



-^^-
Invitado



Volver arriba Ir abajo

Re: Todo es uno, y uno es todo [Priv. Katarina Du Couteau]

Mensaje por Dante & Alucard el Sáb Jun 17, 2017 2:11 pm


Todo es uno y uno es todo
Zona Comercial
Era notorio que la situación se les estaba yendo de las manos por unos minutos, tenían que hacer algo para que la cosa no empeorase. Pero aquella extraña habilidad nueva de Katarina les estaba siendo por demás útil. Ella podía discernir la posición actual del enemigo, encontrarle y decir al albino que debería de hacer. Ya tenían el lugar, donde estaba aquella persona, y ambos se dirigían al encuentro con este. No se les iba a escapar tan fácil, ya que habían pasado por situaciones así en el pasado y les habían podido solucionar sin grandes problemas. Era cómo acomodar las piezas en el carro una a una, los engranajes que llevarían a la solución ya estaban girando.

Habiendo seguido a la pelirroja en cada paso hasta el hotel, subiendo las escaleras y ya en las puertas de donde encontrarían a ese intruso. Pero el estado de la demonio era desalentador, se notaba plenamente agotada por el uso excesivo de este nuevo poder. Le tomo en sus brazos un momento, ayudándole a recuperar el aliento. Una sonrisa se dibujó en el rostro del mayor – Tranquila, yo me encargó desde aquí – Le beso suavemente la frente en lo que le ayudaba a recostarse contra una pared. Junto ambas manos tronando sus dedos – Hora de la fuerza y el poder –

Sherlock Wakko Crusso no era tan tonto, aunque demoró en percatarse llegó a darse cuenta que detrás de él venían compañía inesperada. Pero atando un nota a la pata de un murciélago el cual emprendió vuelo en seguida aprovechándose de la caída del sol ¿Su destino? La oficina de Alucard.
Segundos después el super detective estaba oculto bajo la cama del cuarto a la espera de que entraran a por él. No podía escapar ni plantarle cara a sus perseguidores, pero tenía aún uno o dos trucos bajo la manga.

Una espléndida llamarada arrancó la puerta de sus bisagras sacando a la misma despendida por la ventana a la vez que destrozaba el vidrio y el marco de la misma. Tras lo que el albino ingresó en aquella recamara donde ¿No había nadie? Afiló la mirada analizando cada detalle de la habitación, hasta que sus ojos se posaron debajo de la cama – No me digas que... – Se acercó a ese punto para tomar aquella cama haciéndole girar en el aire, encontrándose con aquel hombre – Mal escondite, viejo – Dicho esto le tomó por la camisa, más una cosa llamó su atención. Había sangre escurriendo de su boca, los ojos de Dante miraron el piso, y ahí se encontraron con la lengua de él. ¡El maldito se había cortado la lengua para no hablar! En un arrebato de furia que no pudo controlar, el mestizo giró sobre su torso para de un potente lanzamiento sacar despedido a aquel tipo que se impactó en seco contra la pared no muy lejos de donde estaría Katarina. Tras esto Dante salió de un saltó poniéndole un pie en el pecho – Más te vale que sepas escribir, maldito infeliz – Le tomó de un brazo cargándoselo al hombro cual costal de patatas, le tomó una mano a Katarina para llevársela de aquel lugar. Era momento del interrogatorio.



Dante & Alucard
avatar
Pereza

Como gato entre la leña (?)
Heterosexual (?)
Mestizo (Humano/Demonio)

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo es uno, y uno es todo [Priv. Katarina Du Couteau]

Mensaje por Invitado el Mar Jun 27, 2017 10:07 am



TODO ES UNO Y UNO ES TODO
ZONA COMERCIAL

Se habia quedado con poca energia, sintio el apoyo del mestizo para no caer al suelo, despues sintio el beso en su frente y tan solo sonrio de medio labial, debia admitir que algunas de las acciones del mestizo eran agradables, incluso cuando se preocupaba por ella, Katarina era un hueso duro de roer, pero sin duda Dante era quien mas habia descubierto mas de ella que nadie en esta vida.

Se quedo pensando en ello un momento, se quedo sentada en el suelo con la cabeza recargada en la pared, las piernas flexionadas hacienda una escuadra,  cuando escucho aquel escandalo, —Bien, se acabo la fiesta— murmuro escuchando como el intruso era sacado con lujo de violencia hacia donde estaba ella —Vaya cariño, no te conocia esas mañas, si tanto querias un beso me lo hubieras pedido— comenzo con aquella broma al mirar al tipo con la boca llena de sangre, —Algo me dice que este pajarito no quiere cantar, sea dificil sacarle infomacion si no tiene miedo al dolor— suspiro de forma pesada, incorporandose con ayuda del mestizo —Tienes alguna idea de como hacerlo hablar?— , Katarina sabia de metodos de tortura, pero cuando un hombre perdia el miedo al dolor, ni la mas intensa tortura podria hacerle hablar, tal parecia que se encontraban en un laberinto —Bien, veamos a donde nos lleva todo esto— , la pelirroja salio del lugar junto con el duo aquel, parecia que aquel seria una tarde de trabajo extra.


-^^-
Invitado



Volver arriba Ir abajo

Re: Todo es uno, y uno es todo [Priv. Katarina Du Couteau]

Mensaje por Dante & Alucard el Mar Jun 27, 2017 4:10 pm


Todo es uno y uno es todo
Zona Comercial
Era mucho más difícil de lo que pensaba conseguir lo que quería. No sería capaz de hacer hablar a alguien que no tenía lengua, a fin de cuentas esa clase de personas eran los mejores baúles de información. Pero de seguro habría algo que pudiera hacer, después de todo...no había llegado hasta ahí por nada. Aunque tuviera que cortarse la lengua a sí mismo para ponérsela a él, le iba a sacar información sea como sea. - Para ser honestos no, pero algo se me ocurrirá en el camino – Ayudo a Katarina a ponerse de pie en lo que tomaba a aquel hombre de una pierna y le arrastraba por el piso junto con ellos, echándole fugazmente alguna que otra mirada para que no se le escapase.

Se habían ido a la casa del albino, ahí podrían buscar métodos más efectivos de hacerlos hablar – Tengo una o dos ideas para hacer esto... – Decía el mestizo cruzado de brazos mirando a su pareja. Puso una hoja de papel y un lápiz frente a aquel individuo que estaba atado a una mesa – Ahora habla y dinos ¿Quién eres y por qué nos espiabas? ¿Quién te mando? – Seguramente aunque quisiera responder eran demasiadas preguntas para una vez, cosa que Dante no premeditaba. Completamente molesto golpeo la mesa frente a él con ambas manos - ¡HABLA DE UNA PUTA VEZ, HIJO DE PUTA! – En realidad que esa situación, la posibilidad de que fuera Alucard quien estaba detrás de esto lo ponía de los nervios. Cerró los ojos un momento buscando calmarse, y en eso una idea llegó a él – Tu lo pediste...es hora de una Danteada – Dicho aquello se quitó una bota para luego sacarse el calcetín usado en la persecución del día. De un golpe lo insertó en la boca de él tirándole la cabeza hacía atrás para que no pudiera escupirlo – Ahora vas a hablar... tengo cosas peores que esta – Estaba entrenado para resistir dolor y torturas físicas...¿Pero cómo se entrena la nariz para no?



Dante & Alucard
avatar
Pereza

Como gato entre la leña (?)
Heterosexual (?)
Mestizo (Humano/Demonio)

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo es uno, y uno es todo [Priv. Katarina Du Couteau]

Mensaje por Invitado el Lun Jul 31, 2017 8:30 pm



Todo es uno y uno es todo
Restaurantes

Miraba las barbaridades de las que era capaz Dante, la pelirroja simplemente reia y se mofaba de aquellas estrategias que en nada funcionaban, parecía ser que aquel hombre era duro de roer, sobre todo ahora que se había –literalmente- arrancado la lengua para callar, aquello sin duda no iba a dar mas para adelante —Seras so bruto Dante… ¿acaso no ves que este tipo no dira nada?— mencionaba la pelirroja al ver que nada de aquello dava resultado y tan solo el lugar se bañaba de sangre. Katarina tan solo se había levantado de su lugar para ir por un par de cervezas, mas cual fue su sorpresa al ver que Dante estaba metiendo uno de sus calcetines dentro de la boca del contrario, la pelirroja solo movio la cabeza y casi le tira la cerveza en la cabeza —Por todos los demonios del infierno… que carajos haces Dante? … acaso estas demente?— se acerco a el y dejo la cerveza helada a un lado de el, sin duda para un ser que no tenia miedo a nada, estaría realmente complicado sacarle palabra alguna, la femina simplemente suspiro y se quedo analizando un poco mas aquel asunto, algo que se tornaba realmente desesperante


-^^-
Invitado



Volver arriba Ir abajo

Re: Todo es uno, y uno es todo [Priv. Katarina Du Couteau]

Mensaje por Dante & Alucard el Jue Sep 21, 2017 10:29 pm


Todo es uno y uno es todo
Zona Comercial
Bien parecía que ese tipo no iba a soltar información así porque sí ¿Verdad? Por mucho que Dante se esmeraba en sacarle palabra (por escrito) no tenía forma de hacer que largase algo. Pero la técnica de la media de seguro tendría su efectividad – Verás que sí, siempre hay forma de hacer las cosas... – Miró la cerveza a su lado y sonrío de medio labial – Buena idea, linda – Destapó la botella usando los molares de palanca, le metió el pico en la boca al interrogado y dejó caer una buena dosis de bebida dentro de la misma.

De seguro esa mezcla de alcohol con esencia de pie de mestizo no pasaría desapercibida por él. A la vez le piso el pie para asegurarse que con el grito abriera bien la boca y sintiera esa mezcla de sabor. Segundos más tardes el hombre movía torpemente su mano sobre el papel dando a entender que diría algo. A lo que el albino se distanció dejando que escribiese, para una vez acabar tomar el papel. Leyó lo escrito y ahí decía “DRACULA” sólo eso, esa única palabra. Dante arrugó el papel y le lanzó contra la pared para ir a sentarse en una silla con gesto serio, pensativo – Vaya, tenía razón... esta aquí – Miró al detective que luego de escribir prácticamente perdió la conciencia quedando tumabado en la silla, tal vez se hacía el dormido... pero ya no importa, tenía razón.




Dante & Alucard
avatar
Pereza

Como gato entre la leña (?)
Heterosexual (?)
Mestizo (Humano/Demonio)

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo es uno, y uno es todo [Priv. Katarina Du Couteau]

Mensaje por Invitado el Miér Oct 25, 2017 1:04 pm



Todo es uno y uno es todo
Zona comercial

—De verdad a veces no se si eres o te haces— Menciona la pelirroja al observar la barbarie de aquel peliblanco, la verdad era que no hablaría por mas torturas que le dieran, pero ¿Qué era lo que significaban aquellas palabras? —Drácula? …. Que idiotez más grande, que demonios tiene que ver ese personaje? … a menos claro que una horda de vampiros anden tras tu preciada joya— Menciono la chica levantándose de su lugar, camino un par de pasos hacia aquel que se encontraba ya en el límite de lo humanamente permitido —Pero que escoria más grande — musito la chica tomándole del cabello para levantarlo y luego dejarlo caer sobre la mesa, después de todo un golpe mas no le haría nada. —Y bien, cual es el plan?... imagino que ahora que sabes quién es el que te “persigue” harás algo o me equivoco?.... además — volvió a mirar al tipo que parecía más un mueble más en la habitación de aquel hotel —No creo que podamos sacar cualquier otra información de ese tipo, así que…. Espero tus sugerencias— a decir verdad míralo asi le provocaba cierto…. Complejo de culpa, no sabía bien cómo explicarlo, simplemente se sentó a horcajadas sobre las piernas del albino, coloco sus manos sobre los hombros y comenzo a masajearlos, intentaba de alguna manera aminorar aquella tensión, en verdad que se le veía el rostro desencajado, aquello le generaba demasiada intriga en saber que era lo que el albino ocultaba


-^^-
Invitado



Volver arriba Ir abajo

Re: Todo es uno, y uno es todo [Priv. Katarina Du Couteau]

Mensaje por Dante & Alucard el Jue Oct 26, 2017 4:31 pm


Todo es uno y uno es todo
Zona Comercial
La aclaración de todas sus dudas había estado ahí justo delante de sus ojos, el problema que le acosaba venía junto a un fantasma de su pasado. Aquello por lo que había ido a Inglaterra... No, no sólo eso, también fue la base que le llevó a conocer a Katarina. Esa hermosa y cautivadora demonio pelirroja que ahora estaba sentada en su regazo masajeando sus hombros...había trabajado con su padre y le había conocido todo por conseguir información del hombre que ahora estaba allí con él en la ciudad. Indirectamente el resultado había dado en el clavo.

Dante elevó la mirada a los ojos de Katarina mientras tragaba saliva de forma suave, ella se merecía al menos que le explicara esto... – Kata... – Su mano tomó la de ella mientras el albino enseñaba esa hoja de papel pero al revés delante de la contraria – No es “Drácula” es “Alucard”... el nombre de mi hermano gemelo – Soltó aquello con un tono de voz serio que no le quedaba nada bien al mestizo. Este tomó aire antes de volver a hablar – No es ningún jefe de vampiros...nuestros padres tenían un extraño fetiche por personajes literarios... – Suspiro regresando su mirada a los ojos de ella un momento mientras tragaba saliva. Observó el cuerpo tendido de aquel hombre sobre la mesa y ya supó a lo que tenía que atenerse. Ahora debería de ir tras el otro albino sí o sí – El que encontraste seguramente sería él, tiene una piedra cómo esta que nos fue entregada por nuestro padre a mamá cómo regalo de bodas... dicen que los poderes de él están sellados en esta jema, pero necesita las dos partes para eso – A Dante nunca le había importado un pimiento eso, incluso no se sentía orgulloso de su parte demoniaca, por el contrario de Alucard que despreciaba su sangre humana. La guerra iba a empezar en poco.



Dante & Alucard
avatar
Pereza

Como gato entre la leña (?)
Heterosexual (?)
Mestizo (Humano/Demonio)

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo es uno, y uno es todo [Priv. Katarina Du Couteau]

Mensaje por Invitado el Jue Nov 30, 2017 11:01 pm



TODO ES UNO Y UNO ES TODO
ZONA COMERCIAL

La pelirroja seguía mirándolo, era notoria aquella expresión de preocupación, realmente parecía ser algo importante, quedó mirando el papel aquel, girando la cabeza para observar aquel nombre con claridad —Así que por fin apareció— recordó entonces que desde que se encontraban en aquel internado, la existencia del hermano de Dante era una simple fantasía, ya que nunca encontró ningún indicio de que aquello fuese realidad, ni siquiera su padre le había confirmado aquello, Katarina siempre pensó que eso era un mito o algo que había inventado el albino para hacerse el interesante, aunque ahora que lo pensaba, caía en cuanta de que aquel hombre que se había encontrado en la cafetería podría ser el hermano perdido —Ah!.. entonces ese tipo que me tope antes…. ESE ERA ALUCARD!— menciono la pelirroja bajándose del regazo del albino de un salto, después dio un par de vueltas por la habitación, el hedor a sangre del tipo era demasiado intenso y el seguir en aquel lugar los hacía perder el tiempo   —Bien, asi como lo veo tenemos que ir a casa antes que otra cosa suceda— suspiro la pelirroja llevándose la mano a un costado, aun le faltaba algo de aire por el esfuerzo anterior, miraba a Dante y sentía cierto remordimiento, pero debía darle apoyo, después de todo, el habría hecho lo mismo por ella.


-^^-
Invitado



Volver arriba Ir abajo

Re: Todo es uno, y uno es todo [Priv. Katarina Du Couteau]

Mensaje por Dante & Alucard el Vie Dic 08, 2017 3:57 pm


Todo es uno y uno es todo
Zona Comercial
Ver la actitud de la pelirroja en aquella situación hizo al albino soltar un ligero suspiro. Se llevó una mano a la sien empezando a masajear, parecía que en todos estos años no le había creído la verdad, sino hasta que la realidad le golpeo de bruces en la cara fue que ella cayó en cuenta de que siempre había sido honesto. Bueno... aunque tenía que reconocer que creer que un hermano para él no sería lo mejor, pero era cierto... lamentablemente.

La cabeza del albino se hizo hacía atrás cayendo sus cabellos en cascada por su nuca y frente. – Si de hecho, y es algo complicado decir lo que tengo que hacer... sólo se da que me lo debo de cruzar...y bueh que pase lo que tenga que pasar ¿No? – Se encogió de hombros para sonreír mientras se ponía de pie. Miró el cuerpo de aquel hombre ahí y negó con la cabeza. Empezó a juntar algunas cosas guardando todo. – Será mejor dejar que la policía lo encuentre...hay otras cosas por hacer antes que ocuparse de él – Dicho aquello pateo el cuerpo al piso, tomó su calcetín y lo incinero con una mano para hacer desaparecer evidencia de él. Miró a Katarina y sonrió con cierta amargura en los ojos – Vámonos – Dicho aquello espero a la chica para por fin salir de allí.

Había mucho que hacer, pero aquella cosa que tenía en el cuello era lo que precisaba para encontrar a su hermano. Al fin se iba a encontrar frente a frente con él hombre que buscaba hace décadas, no quería pensar cómo sería ese encuentro...cuando el momento llegará ya lo descubriría.




Dante & Alucard
avatar
Pereza

Como gato entre la leña (?)
Heterosexual (?)
Mestizo (Humano/Demonio)

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo es uno, y uno es todo [Priv. Katarina Du Couteau]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.