Las ruinas. | priv. Leire |

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Las ruinas. | priv. Leire |

Mensaje por Shigae el Dom Mar 19, 2017 1:19 pm


LAS RUINAS





El viento soplaba de una manera suave por la mañana de un sábado decente, nada del otro mundo a menos que se tratara de su vida, sí, vivía en un barrio de humanos donde solo él era el único alienante y en ese mismo lugar era donde  a pocos metros se encontraba su trabajo, exorcista, eliminaba espectros indeseados  y todo aquello a lo que la gente llamaba “malos espíritus”, bien pues este día no sería nada que no se saliera de su rutina en su tranquilo barrio donde se encontraba su tranquila familia.

Despertó como siempre, tarde y molesto por el ruido que emitía Hoyuelo,  ese moquillo verde de mejillas circulare de color rojo, con su ego subido hasta los cielos y el afán de poder. Situado a su lado no paraba de revolotear y pegar al ajeno , ese molesto espíritu era su despertador automático, ya no necesitaba un aparato si quiera.

Shigae¡Shigae! Despierta, te esta llamando ese tonto de la oficina.

No pudo evitar abrir los ojos con pereza en esa posición tan holgazana, extendido por lo largo de su futón y con  las sabanas al otro lado de la habitación, siempre se había preguntado qué hacía con ellas para que acabaran ahí, bueno, eso era lo de menos. Su cuerpo se sentó con cuidado, quitándose las prendas para vestirse con algo casual, una camisa de cuadros, pantalones champan y zapatillas. Tampoco tardó mucho en dirigirse hacía el baño para peinarse, lavarse y todo lo que hiciera falta. Salió sin desayunar bien en casa, una tostada en la boca y de pateo como los feos.

No tardó mucho en llegar, no estaba nada lejos de casa pero tenía que tomar el bus con su maestro.
El bus no tardó mucho hasta dejarlos por la zona de ruinas donde los sujetos, tres, el moquillo flotante seguía persiguiéndole como bicho molesto que era , pero no dijo nada, se mantuvo al margen por todo el lugar.

La misión de hoy será eliminar a unos espíritus que merodean por la zona de las ruinas, esta, pero en especial en el medio de las ruinas, dicen que varios excursionistas y humanos han muerto en ese lugar, así que, no te preocupes
-Y como muchas otras, hizo su famoso ademan con las manos, un gesto tan raro y liante como rápido que apenas podía verlo- Yo destruiré ese espíritu, pero claro, tu te encargarás del resto.

Sí, maestro -No dijo ni una más ni una menos, se limitó a caminar con la vista enfocada a hoyuelo, merodeando y notando levemente la presencia de los espíritus.

Oye, ¿crees que alguno dentro de estas ruinas es tan fuerte como vencerte? No creo, deja a este patán y unámonos  Shigae, ¡usemos tus poderes para ser dioses!

Los poderes de un alienigena no deben usarse nunca para algo malo -Su rostro era tan tranquilo como muchas otras veces, no mostraba interés o alguna expresión hasta llegados a un punto, el área en la que poco a poco se iban acercando.

¿Es fuerte?

Bastante…








C L I C K <3:



Shigae
avatar
gula

Ma-Mamá y mi hermano dicen que soy muy joven para saberlo...
No...No lo se
Alien

Volver arriba Ir abajo

Re: Las ruinas. | priv. Leire |

Mensaje por Leire & Luna el Miér Mar 29, 2017 10:09 pm

¿Ir al lago o de paseo por la ciudad? Cualquier opción era bastante atractiva para la híbrida, su hija usualmente la acompañaría pero en los últimos días había estado de floja por lo que la maternal figura se terminaría escapando completamente sola del mercado negro sin ningún problema como era habitual pese a las dimensiones de su cuerpo o lo ruidoso de sus pasos. Cabía destacar que llevaba ya varios días sin ser ordeñada apropiadamente por lo que el volumen de su busto también era bastante grande, lo suficiente para que ambas masas le llegasen hasta la altura del ombligo pese a llevar unos harapos que mantenían parcialmente el peso.

Si bien, la poca vestimenta que llevaba dejaba demasiado a la vista a causa de infinidad de agujeros y de que tenía una falda bastante corta, la fémina seguía su paseo aleatorio como si nada pasara, alguno que otro le dedicaba miradas lascivas y otros de desagrado, cualquiera fuese ninguno se atrevía a tocarla por lo inmensa que era, estando completamente erguida llegaba a ser bastante intimidante pese a su alegre expresión de paz interior, aunque la mayoría se centraba en los bamboleantes senos que parecían tener vida propia.

Indiferente a todo, la híbrida finalmente alcanzó un lugar que rara vez encontraba, puesto que no prestaba demasiada atención a nada solía perderse y terminar en lugares aleatorios de la ciudad y a aquellas destruidas construcciones llegó alguna vez, pero durante el atardecer.

—¡Bien! Podré revisar el lugar. —Dijo inocentemente hablándose a sí misma, justo antes de internarse en uno de los edificios destruidos sin ningún temor.

Total, ¿qué de malo podía pasar? Leire se las podía arreglar para sobrevivir a mayoría de situaciones pese a ser híbrida de un animal bastante pacífico e inofensivo como lo es la vaca. Ella también era como estas pero… Se las arreglaba bien.

Entre idas y vueltas sin motivos verdaderos, la holandesa terminó por encontrarse algo sumamente curioso, una campana similar a las que usan las vacas en corrales, bastante oxidada y sucia pero, ¿qué más podía pedir ella? Sin dudarlo y aprovechando que todavía tenía la correa, terminó por ponerse la campana al cuello para luego seguir su paseo, pero ahora con un estridente ruido acompañando cada paso que  daba, al mismo tiempo soltaba uno que otro mugido en un tono sumamente bajo como si estuviese cantando alguna canción, en idioma de vacas tal vez…

Ya más feliz que de lo normal, Leire siguió con sus vueltas hasta que a la distancia pudo vislumbrar un par de siluetas, ¿conversación? No escuchó absolutamente nada, estaba demasiado sumida en sus pensamientos alegres tras haber encontrado aquella campana, pero no dudó ni un instante en seguirles a una distancia respetable aunque aprovechando las ruinas para esconderse sin importar los ruidos que generaban tanto sus pasos como el metal de su cuello.

«¿En qué andarán? »Se preguntaba inocentemente con una sonrisa bastante ingenua dibujada en el rostro.


Off:
Estoy roleando como que Leire no ve al fantasma, ¿está bien así o se supone que es visible a todo mundo? D:



—Habla Leire— | —Habla Luna— | ~Piensa Leire~ | ~Piensa Luna~ | Narran ambas
Links de interés:
Búsqueda de temas
Leire & Luna
avatar
pereza

¿Muu?
Pansexuales
Híbridos de Vaca

Volver arriba Ir abajo

Re: Las ruinas. | priv. Leire |

Mensaje por Shigae el Miér Abr 05, 2017 12:02 pm


LAS RUINAS




Pues vamos allá, te dejo los débiles para ti -Un guiño y chasquido de sus dedos seguidos de señalarlo de una manera “cool” salió de Reigen con una sonrisa de autentico triunfador. Sus manos no tardaron en meterse en sus bolsillos volviendo a su expresión de seriedad, prosiguiendo con su camino. Shigae solamente lo seguía como buen aprendiz.

Ambos se infiltraban entre la maleza y la profundidad del bosque que decoraba las ruinas con sus hojas oscuras, verdes claro, sus flores de todos los colores, parecía aquellos dibujos de los típicos cuentos de hadas, sacado de películas, etc. Shigae siguió a un paso ligero con el fantasma al lado, no entablaban conversación ni nada por el estilo, solo miradas incomodas y a veces un que otro “¿Qué tal?” aunque ninguno respondía debido a lo distraído que se mostraban con el paisaje, tan bonito. El muchacho de cabellos negros a veces se detenía a coger flores pensando lo mismo "A mamá y Ritsu le agradarán" muchas se caían por el camino y otras se perdían entre los cabellos del joven dejándolo decorado con pequeñas flores.

-Oye, ¿Cómo te ha ido el instituto? ¿Muy duro? Yo a tu edad era todo un ligón, ¿Sabes? -Una risa triunfadora salió de sus labios con los ojos cerrados y las manos tras su...”cabeza” (era solo una bola con una especies de cola en la cabeza).

-Como siempre, malo en los deportes, observando a mi amor platónico, burlas y fisioculturismo. -Bufó cansado arreglando el ramo de las flores con los dedos, acariciandolo y perdiendo la mirada en este.

-Pues no deberías dejarte molestar, podrías perfectamente aplastarlos a todos y ser su dios, son simples humanos los de tu instituto...Si fuera uno de bestias, quizás sería replanteable…-Se giró de golpe al sentir una presencia extraña, alertado por ello.- Creo que nos siguen…

-¿Tú crees? -Preguntó mirando hacia atrás, corriendo pobremente hacía Reigen, estiró su chaqueta y le indicó que avanzaran más hasta perderse de la persona que les siguiere, una vez hecho eso se escondieron tras un matorral en espera de su perseguidor o perseguidora.
La campana comenzó a sonar de una manera extravagante dejando a Shigae atónito con el sonido, pronto dejó las flores y salió a pesar de las advertencias de su maestro y el moco.

-¿Por qué nos sigues? - Preguntó sin reservaciones o cortarse la lengua, suspirando y rascándose la mejillas- ¿Acaso quieres hacernos daño? Acosar gente está mal y es de mal gusto…-Intentó explicar con la gota de sudor en la sien y tragando saliva sonoramente, se sentía ansioso por hablar con una mujer, especialmente si era de esas de pechos grandes y un tanto atractiva. Shigae bajó la mirada con un pequeño rubor en las mejillas pronto salieron los demás , Reigen con su entrada triunfal y adulador.

-¿Qué hace una mujer como tú por aquí? ¡Este es un sitio para hombres! -Se hizo el cabello hacia atrás con un ademan de galante, sonriendo y posando la mano en su cintura.

-Reigen, callate -Dijo el moco invisible para la vaca, cruzándose de brazos y negando con la cabeza- Eres insufrible, maldito imbécil.

-E-Está bien maestro -Se dirigió a Reigen para que se detuviera, tenían una misión que cumplir.






C L I C K <3:



Shigae
avatar
gula

Ma-Mamá y mi hermano dicen que soy muy joven para saberlo...
No...No lo se
Alien

Volver arriba Ir abajo

Re: Las ruinas. | priv. Leire |

Mensaje por Leire & Luna el Jue Abr 06, 2017 3:17 pm

Y la vaca avanzaba entre ruinas tratando de hacer el mínimo ruido posible aunque sin tomar en consideración el estridente ruido que la campana provocaba con cada paso que ella daba, aunque es sabido que podría ser peor si se hallase colgando completamente y no descansando sobre tan voluminosa delantera.

Lo más curioso seguramente habría sido que en un instante en que Leire desvió la atención para mirar una mariposa que le había pasado demasiado cerca perdió completamente de vista a aquellos dos a los que había estado siguiendo. «Joo… ¿Dónde se fueron? »Pensó con las mejillas levemente infladas dispuesta a salir ya de su escondite, pues no tenía sentido esconderse de algo que no se hallaba presente.

Sin temores ni nada similar, la híbrida comenzó a pasearse despreocupada por aquella zona, buscando con la mirada a aquellas personas pero a final de cuentas, fueron ellos quienes dieron con ella aunque no de una forma que a la pelirroja terminase de agradar puesto que se llevó un buen susto por el cual aparte de un pequeño salto también soló un chillido, sin mencionar que sus orejas y cola se habían estirado completamente y los pelos presentes en dichos rasgos animales se habían erizado notoriamente.

—¡No no no! —Se apresuró a responder mientras se volteaba provocando una exagerada sacudida en sus senos. —¡Me aburría y justo aparecieron ustedes! No quería molestarles ni nada. —Afirmó algo nerviosa con ambas manos sobre el pecho.

Estaba siendo sincera claro, pero en una ciudad como aquella las actrices eran demasiado buenas como para que alguien se dejase llevar tan fácilmente aunque claro, Leire no sabía siquiera con quienes estaba tratando, lo que sí le perturbaba un poco aquel hombre que aparentaba unos años más que el primero que le había hablado.

—Pues… Tomándome un descanso del mercado negro. —Respondió alejándose un par de pasos de aquel hombre. —No es muy agradable pasar todo el día allí adentro y quería aire fresco. —Concluyó dejando escapar una risita nerviosa.

No sabía si había metido la pata muy feo o si por alguna casualidad lo que hizo terminaría sumándole un buen recuerdo en su memoria, pero de momento solo sabía que ese hombre le perturbaba como si se tratase de lo que comúnmente se llamaba donjuán. «Aunque si le digo que tengo una hija seguramente cambie su actitud. »Pensaba algo insegura sobre si decirlo o no.



—Habla Leire— | —Habla Luna— | ~Piensa Leire~ | ~Piensa Luna~ | Narran ambas
Links de interés:
Búsqueda de temas
Leire & Luna
avatar
pereza

¿Muu?
Pansexuales
Híbridos de Vaca

Volver arriba Ir abajo

Re: Las ruinas. | priv. Leire |

Mensaje por Shigae el Vie Abr 14, 2017 6:32 am

Su mirada se intensificó con una gota en la sien que indicaba que en ese momento no estaba precisamente orgulloso de dicho "Maestro" holgazán y hablador que tenía, sentía vergüenza ajena y evitaba el contacto con la fémina bajando la mirada abajo y frotándose el brazo de una manera un tanto incomoda, alejándose un poco de la situación.
Hoyuelo tomo un papel meramente importante siendo acompañante del pequeño de cabello coco.
Hoyuelo:
-Shigae- Dijo ciertamente irritado por el comportamiento de Reigen - Deberíamos intentar apartarlo ahora mismo antes de que la mujer se asuste aún más, además, tenemos que eliminar a un monstruo , debemos hacerlo rápido por algo nos han pagado - Torció la boca con cierta molestia- Os han pagado...

Shigae:
-Ya lo sé- Espetó el niño con una mirada preocupada dirigida hacia su ídolo, Reigen, fijándose en la escena abrumadora y poco común en él, "debía ser por su delantera" , pensó con detenimiento sin observar dicha zona solamente mirándose con el moco - Bueno...Ma-Maestro tenemos trabajo...- Jaló con mucho cuidado la chaqueta del pelinaranja mientras se escondía tras él de la mujer, era incapaz de articular palabra ahora que estaba en frente y con esa gran delantera menos, hipnotizaba en cierta manera pronto sacudió la cabeza de lado a lado intentando pensar que hacer con la mujer- ¿Qué hacemos con ella, maestro?

Reigen:
-Lo más lógico sería guiarla hasta la estación de buses pero me temo que ahora está demasiado lejos y parece que demandan nuestra presencia en ese sitio...-Espetó con afán decirse mas no dio ni un paso adelante, primero tenia que pensar en algo inteligente como para poder hacer que la muchacha los acompañasen. Shigae y Hoyuelo se miraron entre si confusos y sin entender lo mas mínimo. El pequeño levantó la mano con vergüenza y timidez sugiriendo algo que quizás gustase a todos

Shigae;
-Maestro podríamos llevarla con nosotros quizás...sí- Su mirada no bajó en lo más mínimo se quedó tiesa retando a la del pelinaranja.

Reigen:
-¿Te has planteado que podría suceder si le pasara algo? No tengo ni dinero para mantener el local menos para pagarle el hospital a esta bella dama- sus últimas palabras se vieron afectadas por un giro inesperado hacia la mujer pero se detuvo de golpe cuando Shigae avanzó, Hoyuelo se encontraba justamente detrás con una expresión de desconcierto. El teléfono sonó de golpe avisando que debían partir muy pronto.

Shigae:
-Me he parado a pensar pero eso da igual, no podemos dejarla aquí...- Suspiró tomando la iniciativa y delantera ofreciéndole la mano a la mujer con cuidado, nervioso y algo tembloroso como diciendo "yo te guiaré". Su miraba se fijó en el frente, a pocos metros se encontraba la entrada de ese edificio embrujado donde , según la información , varias personas habían desaparecido de golpe. - Verás, vamos a hacer desaparecer un fantasma, por favor mamtengase un poco al margen para que no le hagan daño...

Hoyuelo:
Caminaron un poco más, Hoyuelo estaba en una posición de defensa , sentía la presencia de un espectro a lo largo del camino , cada vez mas nervioso e impaciente incluso se llegó a asustar cuando entraron sin ninguna precaución escondiéndose tras el pelinegro- Shigae- dijo- noto una presencia muy fuerte...Cuida bien a esa mujer, podría matarla.

Spoiler:
perdona lo hice en el móvil y no me da los colores ;u;






C L I C K <3:



Shigae
avatar
gula

Ma-Mamá y mi hermano dicen que soy muy joven para saberlo...
No...No lo se
Alien

Volver arriba Ir abajo

Re: Las ruinas. | priv. Leire |

Mensaje por Leire & Luna el Dom Abr 23, 2017 5:14 pm

De alguna manera Leire que se había convertido en el centro de atención de aquellos dos individuos, ahora formaba parte del paisaje ya que habían decidido discutir algo supuestamente serio entre ellos, ignorándola por completo lo suficiente como para que ella misma se plantease el seguir su camino inocentemente, incluso ya había tenido el tiempo para relajarse y había mirado en ambas direcciones como si pretendiese cruzar la calle. «¿Habrá buena hierba por aquí? »Se preguntó a sí misma la vaca tratando de localizar una zona de generosos tonos verdosos pero sin éxito, en mayor parte se vislumbraban construcciones derruidas.

A saber por qué hacían tanto drama por su sola presencia, tal vez les resultase desagradable ver a una mujer tan voluminosa con tan poca ropa, o al menos al menor ya que el que aparentaba tener unos años más encima pareció encantado en un primer momento. La pelirroja al menos dudaba entender alguna vez aquello pero justo cuando ya dio un paso a un lado dispuesta a retirarse como si nada de todo eso hubiese ocurrido, el más pequeño de los entes masculinos le tendió una mano tras acercarse y explicó a grandes rasgos la situación.

—Entiendo… —Mintió mientras tomaba la mano del contrario, aunque solo con los dedos corazón e índice. ¿Por qué? Porque así lo quiso. —Si hace molestia podría irme a pastar por los alrededores. —Agregó despreocupada y a sus palabras las acompañó un ligero espasmo en cada oreja animal como si quisieran llamar la atención.

Y es que sus sentidos animales no sentían absolutamente nada en los alrededores, es decir, no se sentía en verdadero peligro tal y como se lo estaban planteando y… En el mercado negro había tenido un buen par de charlas con espectros lo cual le dejaba ciertamente una mala impresión de aquellos dos. «¿No serán de esos que disparan antes de preguntar? »Se planteó en silencio aunque su mirada parecía más ingenua que suspicaz.

Además, ¿qué podía hacer ella? Seguramente ellos tendrían algún tipo de experiencia con estas criaturas etéreas, ella en cambio había entablado conversación y poco más, no podía hacer absolutamente nada con ellos a no ser que lo permitiesen de buenas a primeras. Podía ser también que ella fuese lo suficientemente ingenua para dejarse engañar y tal pero que va, a la híbrida le interesaba más la idea de retirarse a pastar un rato que el estar cazando fantasmas, además que tenía su campana oxidada, suficiente motivo para estar tan feliz como su cola lo demostraba detrás de su cuerpo.



—Habla Leire— | —Habla Luna— | ~Piensa Leire~ | ~Piensa Luna~ | Narran ambas
Links de interés:
Búsqueda de temas
Leire & Luna
avatar
pereza

¿Muu?
Pansexuales
Híbridos de Vaca

Volver arriba Ir abajo

Re: Las ruinas. | priv. Leire |

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.