Deadman Walking {Roxanne}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Deadman Walking {Roxanne}

Mensaje por Xevhra el Jue 27 Abr - 0:13


— Deadman Walking —

I will be the deadman, with nothing but blood on my hands.



Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip. Pip.

Para Xevhra, a su alrededor no había mas que un murmullo… Un murmullo que él sentía bastante lejano en aquel momento: ¿Sinceramente? No le importaba… Apenas le importaba ya nada lo que le tuvieran que decir los médicos: Porque ya lo sabía.

.-Como pueden ver en las imágenes, a pesar de no haber ni lesiones ni derrames, podemos observar una degeneración de… .-Frases, frases, más frases, que estaban aderezadas con el murmullo del cardiógrafo… Tenía un ritmo estable: Su corazón, gracias a los implantes, estaba mas sano que nunca.-… Su sincronización con la IA Ómicron está dentro de lo estable… Un 57%... -

¿Por qué no prestaba atención? Debía de prestar atención… Pero ahora mismo su atención estaba centrada en otra cosa.

59.
58.
57.
56.
55.

Dicen que los hombres demuestran su valentía a la hora de enfrentarse a la muerte: Que aquello era el verdadero valor… Entonces, ¿Qué era aquel sobrecogimiento que Xevhra sentía al ver aquel marcador holográfico? Apenas un par de años, apenas un par de horas, apenas un par de días, apenas un par de minutos, apenas…

Segundos.

45.
44.
43.
42.
41.
40.

La mirada del supersoldado se desvió ligeramente hacia la derecha, hacia los múltiples cables que estaban enganchados a su brazo mecánico. Unos estaban coloreados de un rojo claro, otros de rojo oscuro, y otros… De un negro azabache. Sabía que era ese líquido, sabía lo que proporcionaría.

.-Si esto sigue así, la Unidad número Doce será capaz de cumplir su misión…-

La misión… Xevhra volvió a encararse al holoreloj que tenía delante de su camilla. Segundos… Segundos delante de él.

… Al menos, durante su tiempo útil.

Tiempo útil… Eso era lo que el reloj representaba, eso era lo que cada granito de la cuenta atrás contaba. Su tiempo útil, el tiempo útil antes de que la Neuropocina, aquel líquido negruzco, destrozara el hardware. Antes de que el Sofware cayera en la eterna negrura.

----------

¡Arriba!

La negrura acabó en el momento en el que la voz cibernética de su IA le llamó. Abrió rápidamente los ojos, o al menos el ojo derecho conforme su ojo izquierdo iniciaba la secuencia de arranque. Su rutina comenzaba a las 8 AM, levantándose bruscamente de la cama de su piso franco a las afueras de Nueva Londres: Había residido allí durante el último mes, completamente desaparecido de la sociedad… Una identidad falsa, otra identidad falsa. Conforme Xevhra se levantaba, la domótica de la casa se levantó con él… Varios muebles se movieron, dejando paso a los drones Vulture, pequeños Quadrotores de uso médico, con cuerpo semejantes a arañas… Si no fuera porque estaban diseñados exclusivamente para asistir al programa SECTION.

Aprovechó para crujirse el cuello, estirando su cuerpo conforme apoyaba las palmas de los pies en los suelos. Poco a poco, los Drones Vulture se fueron colocando sobre el cuerpo del supersoldado. Sus finas patas se fueron paseando indistintamente sobre el tonificado cuerpo del supersoldado, clavando, dejando de clavar, ajustando diagnosticos sobre sus miembros cibernéticos… Y allí estaba.

Con un breve gruñido, la primera inyección de neuropocina.

Se acercó al armario, abriéndolo para revelar toda la ropa del supersoldado.

Así empezaba su día.

Así empezó ayer.

Así se malgastaban las horas de su tiempo útil. Un bucle, perfectamente construido.

Bajó por las escaleras del chalet, únicamente para observar como Ómicron había encendido la televisión. El holograma se hallaba flotando sobre el salón, siempre como una Diosa griega, para poner las noticias:

.-Todavía no se ha localizado al asesino, pero se le puede decir que caerá sobre él todo el precio de la ley… .-La voz monótona del presentador de las noticias era algo que apenas le sorprendía… De nuevo, su rutina diaria. El día seguía conforme Xevhra se disponía a cocinar su desayuno. Carne, siempre carne… Su dieta estaba basada en fibrilar, en tonificar sus músculos, en usarlos… Su dentadura únicamente le podía permitir eso. Mientras el supersoldado jugaba entre sartenes, su IA hablaba sobre sus últimos descubrimientos televisivos: El mundo humano le fascinaba, le llenaba de curiosidad, y no paraba de hablar… Pero era perfecto para él, no tenía que decir nada, podía simplemente escuchar.

A las diez, Xevhra se dedicaba a tocar la guitarra un rato, un pequeño descanso de su ajetreada vida… Le ayudaba a mantener la coordinación conforme los efectos de la neuropocina de sus implantes se mitigaba. A las 11 y media siempre venía el cartero… y nunca poseía cartas para él. Aquel hombre se transformó en su tótem personal.

A la 1, el supersoldado volvía a ponerse a cocinar: Batidos de proteínas, mas carne, Ómicron hablando, palabra tras palabras. ¿Sinceramente? A Xevhra le preocupaba otra cosa.

Su tiempo útil.

.-Con mas profundidad, no obstante, es necesario trabajar con el resto de comunidades… .-A las 4:30 de la tarde el supersoldado salía de su casa. Capucha cubriendo sus orejas gatunas, parche cubriendo su ojo cibernético, guante cubriendo su mano cibernética y el detalle mas importante: La bufanda alrededor de su cuello … Salía únicamente con el objetivo de hacer la compra. No, no era necesario que el supersoldado hiciera la compra, pero era algo que simplemente le llamaba… Exploraba terreno, mas siendo uno de los barrios mas humildes de Nueva Londres: Le parecía curioso… Como cada persona vivía su vida ajena a la de los demás, ¿Acaso no eran conscientes del peligro que se acercaba?

Bueno, para eso estaba Xevhra… Él se había transformado en algo así como el escudo de la humanidad.

Su trayectoria siempre pasaba por una cancha de baloncesto, y se permitía quedarse un rato mirando: Le gustaba el deporte, le gustaba la competitividad, le gustaba el como las normas dejaban incitaban a sacar lo mas “animal” que había dentro de las personas, el código invisible del caos bajo la amenaza del orden. ¿Acaso no era lo mismo que Xevhra necesitaba?

A las 6:30 de la tarde colocaba la compra, tranquilamente, conforme Ómicron hablaba… En ese momento le gustaba hablar de filosofía. A Xevhra no le importaba demasiado, él no tenía que hablar demasiado. A las 7 de la tarde se dedicaba a practicar… Bajaba al sótano, al simulador, y allí practicaba hasta las 9 de la tarde. Momento en el que se duchaba y se dedicaba a preparar la cena.

Esa noche tocaría pollo.

A partir de las 12 comenzaba la verdadera vida del supersoldado: ¿Qué le ordenarían aquella noche?¿Matar a alguien?¿Robar información? Misiones, misiones y mismas misiones… Se puede decir que las mayoría de las veces el supersoldado hacía lo mismo. Y no podía evitar sentirse denigrado… Su tiempo útil estaba siendo desperdiciado: Pero como ya he dicho a Xevhra no le gustaba hablar, él escuchaba, escuchaba y acataba órdenes, la repetición era buena para él, mantiene intacta su rutina.

Dos veces por semana iba a ver a Aston, su psicólogo: Ahí tampoco entendía las normas pero sabía que era bueno para él, mantenía su mente despierta, además… Aston, el psicólogo de la División era una persona normal: Quizá le enseñaría a ser alguien normal.

Y así era como, a las 3 AM, la Unidad número 12 de la serie 3 del programa Xevhra se volvía a acostar.

Otra vez.

Y vuelta a empezar.


Xevhra, camuflado bajo la identidad de Joseph Joanders
Resort Comercial “Stardust”, Afueras de Privet Drive, Nueva Londres
Unidad sin desplegar.
La División, Industrias Wolf

.-¿Filete o Solomillo…?.-Siempre era la misma voz, casi se había vuelto uno con él… ¿Eso le agradaba? No, pero era lo que tenía que soportar, nadie decía nunca los efectos secundarios de que te implantaran una IA en el cráneo, ¿Verdad?

>>Supongo que el filete está bien… Ayer comiste solomillo.-Xevhra no pudo evitar rascarse la nuca conforme sopesaba las diferentes carnes. Llevaba allí 5 minutos, 3 minutos mas de lo que hubiera deseado, y si bien era cierto que estaba haciendo cola en la carnicería, le fastidiaba.

Demasiado.

No le gustaba perder tiempo.

No tenía tiempo que perder.

.-¿Sabes? Siempre me pregunto lo mismo….-Su mirada se desvió: Si bien, alguien que no lo conociera pensaría que el supersoldado, que cubría su mitad inferior del rostro con la bufanda, miraba a la nada, lo cierto era que miraba allí de donde provenía, o donde su cerebro interpretaba que provenía.-¿Comes o comemos?.-Instantaneamente, su Inteligencia Artificial perdió su atención.  No tenía tiempo para estas tonterías.

.-Es decir, piénsalo fríamente… .-Continuó, mientras Xevhra lograba acceder a la primera posición de la cola.-¡Somos uno!

.-Por favor, solomillo de cerdo, un…-Xevh ahogó un escalofrio, ante la actividad de su IA.-… Kilo..-Continuó.

.-Es decir, soy consciente de que no estoy viva, no soy mas que un pedazo de metal enganchado a tu cortex cerebral con la capacidad de controlar tus implantes… E incluso sería capaz de matarte, ¿No es curioso que algo que no tenga vida sea capaz de acabar con tantas? Sea como fuere, es irrelevante para el tema.

Xevhra apretó los dientes, conforme se deslizaba entre los pasillos del centro comercial. Necesitaba buscar sus objetivos: Necesitaba concentrarse… No, no podía perder el tiempo.

.-Aunque también es cierto que tu mantienes que todo lo que está vivo es capaz de expresarse, y a pesar de que tu definición está equivocada, he de añadir que es ciertamente poética… ¡Volviendo al tema! ¿Nos alimentamos o te alimentas tu solo? Si bien es cierto que estoy en tu cuerpo, y funciono en base a tu adrenalina en sangre, es cierto también que sin nutrientes no habría adrenalina… ¿Hasta que punto somos…?

.-¡¡¡QUE TE CALLES!!!.-Xevhra se apoyó sobre un estante, dejando que los productos cayeran sobre él, y por extensión, al suelo. Se llevó ambas manos a la cabeza, apretándose los dientes… Solo quería una cosa, que se callara: Xevhra tenía a su IA en muy alta estima, es mas, desde Lissandra, o incluso desde Felix era la persona en la que mas confiaba… A pesar de que “persona” fuera un término demasiado halagador en este caso, pero era cierto que a veces necesitaba descansos de ella.

No pudo mas, necesitaba aire.

Siempre necesitaba aire en esos momentos.

El supersoldado soltó la compra de cualquier manera, echando a correr. Empujó, apartó bruscamente, ignoró las quejas… Solo necesitaba una cosa: Estar solo. ¿& que mejor soledad que la del callejón a apenas unas calles del Centro Comercial? Puede que no fuera un barrio muy seguro, pero en cuanto notó la fría humedad a su espalda.

Lo agradeció.





The body may heal, but the mind is not always so resilient



So now... Eins, Zwei, Drei, soon we'll synchronize | So now... Eins, Zwei, Drei, escaping our demise.


Spoiler:





Xevhra
avatar
ira

Expediente: Clasificado.
Expediente: Clasificado.
Expediente: Serie 3.

Volver arriba Ir abajo

Re: Deadman Walking {Roxanne}

Mensaje por Roxanne [R-9] el Vie 28 Abr - 23:05

-“¡Que no escape!”-
-¡Lo sé, joder, lo sé!-

Corría tan rápido como su cuerpo humano le permitía; tenía un objetivo fijado, y el cabrón estaba huyendo.
Su día había empezado con una misión de rastreo. Los de la Corporación Minerva habían recibido una alerta de un espionaje hacia ellos, y lógicamente, para acabar rápido con el problema mandaron a su mejor arma; así seguro no podría escapar. O si…

A las cinco de la mañana Roxanne se hallaba caminando por las calles de Nueva Londres, buscando su objetivo, pero la sutileza nunca fue lo suyo; ella quería ser directa y terminar rápido con su objetivo, aun no se había tomado el medicamento de la noche anterior y eso podría afectar negativamente a su trabajo, así que nada más localizó al hombre fue directa, pero para su desgracia su objetivo de alguna manera la reconoció, lo sabía, pues con un claro y lastimero temblor comenzó a correr. Sabía por qué ella iba, sabía lo que ella podría hacer…Sabía que iba a morir.
Solo estaba complicando las cosas… De morir lo iba hacer igual, joder… ¿Por qué huye?
En las calles solitarias de esa ciudad nadie pudo ayudarlo, no había ni una sola alma capaz de ayudar a ese “pobre” hombre que incluso comenzó a llorar cuando se percató que huir era inútil. -Acepta tu muerte con dignidad.- Y allí estaban los dos, él acorralado por culpa de un edificio, y ella avanzando hacia él, oculta en el anonimato de las cámaras gracias a su máscara de gas. Sonrió de forma oculta y dejó caer una de sus bombas de humo, la cual nada más tocar el suelo comenzó a desprender un humo grisáceo que invadió la zona y dejó sin visión a su objetivo.

Lo apuñaló con eficacia unas tres veces en el pecho, clavando tan hondo como le fuera posible la hoja de su navaja, sintiendo la satisfacción y el placer de abrirse paso entre la piel y carne del hombre. Con una sola apuñalada habría sido suficiente, pero después de perseguir tanto a su presa necesitaba tomarse un premio y deleitarse con la situación. Su objetivo ahogó un grito y rápidamente cayó sin vida sobre los brazos de la mujer. Miró el cadáver con cierta lástima y suspiró, tirándolo hacia un lado, revisando entre sus bolsillos por si había robado cualquier documento -Objetivo aniquilado.- Su voz fue clara, tranquila. Se levantó, pateó el cuerpo sin vida y lo dejó allí, yéndose de la zona, tranquila ya que sabía que sus superiores se encargarían de borrar las pistas, y de hackear las cámaras para que no pudieran verla.

Regresó a su “hogar”, exhausta. Jadeó fuerte y se tambaleó, apoyándose en una de las paredes blancas del lugar, un poco mareada. En menos de un minuto ya estaba rodeada de médicos, científicos… Y su comandante. Al verlo aparecer ella misma apartó a los médicos, se incorporó tanto como pudo, alzó la cabeza y la mirada, clavándola en su superior, haciendo un pequeño gesto de saludo con la cabeza -Localicé, atrapé y eliminé al objetivo.- Informó, ocultando en realidad como podía sus pocas ganas de recibirlo. El hombre no dijo nada, tampoco se podía saber qué pensaba, pues siempre tenía esa cara de amargura y de pocos amigos… Avanzó un paso y agarró a Roxanne del pelo, obligándola alzar más la cabeza, clavando esos ojos marrones en los bicolor de la mestiza -“Que sea la última vez que se te escapa un objetivo.”- La soltó de mala manera, haciendo que la chica ahogara inconscientemente un gruñido, un acto natural pero no consentido… Fue casi al instante que la bofetada del hombre le hizo girar el rostro, obligándola a cerrar los ojos del impacto. Apretó los puños y suspiró, en un intento de tranquilizarse -Lo siento Señor. No volverá a pasar, Señor.- Su respiración estaba agitada, aguantaba las ganas de lanzarse encima del hombre y eso se podía apreciar con el Aro que rodeaba sus orejas; parpadeaba de un verde brillante, dando a entender que mandaba endorfinas para relajar e impedir su transformación a R-9.

Sin más su comandante se fue, siendo atendida de inmediato por los médicos, llevándosela a una habitación privada. Ellos y el jefe superior eran los únicos que la trataban con delicadeza y se podría decir que hasta con mimo. Se dejó cuidar por ellos, relajándose en la camilla -“No se preocupe, Roxanne, el comandante Elios no volverá durante un rato, puede descansar.”- Palabras que sonaban a gloria pura para sus oídos. Odiaba con todo su ser a ese hombre; se creía el rey de las armas de la Corporación Minerva y a todos los trataba de esa manera, pero por alguna razón era más agresivo con Roxanne. Su jefe superior le comentó, cuando era pequeña, que solo lo hacía para sacar su potencial al máximo, pero ambos estaban de acuerdo en una cosa; esa no era la mejor manera de motivar a nadie.
Cerró los ojos, tragó la pastilla que había mantenido en su boca por unos largos segundos y se acurrucó en la camilla, dejando que Morfeo la rodeara con sus brazos y la acunara en un sueño profundo.

Pasaron… ¿Horas?

Nadie la despertaba… De hecho no se escuchaba nada. Abrió sus ojos de inmediato, agitada, jadeando, alzándose de un salto, quedándose sentada en la camilla. Todo estaba a oscuras… No había nadie con ella. Su respiración comenzó acelerarse de forma exagerada y su corazón bombeaba sangre a una velocidad poco recomendable. Sus ojos se inundaron en lágrimas en apenas unos segundos y se vio incapaz de moverse.
Siempre había sido capaz de trabajar de noche, de hecho prefería atacar en las sombras, pero no podía estar sola y encerrada en un cuarto a oscuras. Era incoherente depende como lo mirases… Pero sin duda alguna era un terror que la híbrida no podía superar de ninguna manera. Sentía las ganas de gritar, de pedir ayudar, de levantarse y golpear la puerta hasta que alguien fuera a socorrerla, pero el miedo la tenía paralizada y el llanto muda. Se encogió sobre sí misma, se abrazó a las piernas, ocultó su rostro entre sus rodillas y agachó sus orejas caninas -A-ayuda…- Murmuró débil, comenzando a temblar.

¿Cuánto llevaba ya llorando en esa oscuridad absoluta? Nadie iba a su ayuda, nadie parecía acordarse de ella, es como si todos ya la hubieran sustituido… Sus orejas se alzaron de inmediato cuando escuchó unos pasos tras la puerta, alzó también su cabeza y despegó sus labios -¡Ayuda!- Gritó con desesperación, creándose un incómodo nudo en la garganta, un nudo doloroso que intentó tragar. La puerta se abrió de inmediato tras su grito de auxilio, y en apenas unos segundos visualizó una silueta, alta, un aroma dulce, mezclado con el olor de sudor y sangre… Se levantó corriendo de la camilla, y cuando las luces se encendieron sus pupilas se contrajeron y le costó visualizar a su salvador, aunque ya sabía quién era. Su cola canina se zarandeó apenas un poco tras ver que no se había equivocado y era su jefe superior quien le había salvado de las garras de la oscuridad -“Roxanne, apenas han pasado unos minutos desde que se fueron los científicos… Debes aprender a superar ese miedo que te hace débil.”- ¿Minutos?... Ella habría jurado que fueron horas, horas eternas.
La voz del hombre era suave, no mostraba enfado, sino decepción. La mestiza asintió con la cabeza, avergonzada por la situación “Soy un arma… Soy un monstruo… Y me asusto de la oscuridad. Patético.” Desvió su mirada, encogiéndose un poco, sollozando todavía. El hombre se acercó a ella, y con su fría mano, cubierta por un guante blanco, retiró las lágrimas de la híbrida. Mostró apenas durante unos segundos una sonrisa, pero pronto volvió a su rostro serio.

-“¿Estás mejor?”- La muchacha no tardó en asentir, suspirando para relajarse y compartir esa seriedad con su interlocutor. Ambos se entendieron con una mirada, sobraron las palabras. Roxanne con un gesto de cabeza se despidió del Jefe Supremo de la Corporación Minerva, se despidió del fundador, de su creador.
Avanzó deprisa por los blancos pasillos; sabía dónde tenía que ir, sabía que ya tenían una nueva misión para ella, y no pensaba fracasar esta vez. Entró en una sala de comandos, donde estaba lleno de televisiones, radios, ordenadores, rastreadores, detectores de calor…
Fue directa hacia uno de los superiores en esa sala y se quedó detrás de él -Sujeto R-9, operativa para nueva misión.- Y en una de las pantallas observó a un chico, para qué negarlo, bastante mono. Parecía desorientado, o esa fue su impresión. Observó cómo gritaba, como se iba corriendo del supermercado, y en otras de sus pantallas se le vio en un callejón. -“Sospechamos que es una Unidad Xevhra. Queremos información.”- Abrió sus ojos de par en par. Ella ahora mismo no estaba bien emocionalmente, y tampoco lo ha estado en toda su vida como para ser sujeto de recopilación de datos.

-Disculpe, Señor, pero soy una cazadora, mi trabajo no es…- -“Su trabajo será el que se le asigne, Sujeto R-9.”-
Fue cortante, la dejó sin respuestas. No entendía por qué ella debía ir a por ese chico. Además, tras leer un breve informe sobre él se pudo dar cuenta rápidamente que podría ser un adversario peligroso y ella no estaba para pelear, sinceramente… Nunca estaba bien después del medicamento y mucho menos después de una sesión de terror nocturno. Soltó  un gruñido, cogió el intercomunicador que le ofrecían y lo encendió, viendo en una de las pantallas de la sala que estaba apagada como se encendía y se veía exactamente lo que ella veía. Suspiró y asintió con la cabeza; solo buscar información. No peleas, no secuestros, no matar…

Solo información, información, información… Solo información.

Se dirigió al lugar donde ese chico estaba. Vestía bastante vulgar; una camisa de tirantes negra, una falda que llegaba a la mitad de su muslo también color negra. Unas botas altas estilo militar negras, y una chaqueta que llegaba hasta sus rodillas de azul muy oscuro, que casi parecía también negro. En su bota guardaba una navaja. En su muslo derecho tenía una correa de cuero que sostenía por su parte delantera algunas pequeñas bombas lacrimógenas y algunas de humo, mientras que solo tenía una “Sweets Dreams”. Llevaba pocas armas. Se le había prohibido luchar o matar. Así que llevaba lo justo para poder huir.

Se ocultó bajo su gran chaqueta, poniéndose la capucha para ocultar su Aro y entró en la zona comercial, buscando el sitio donde había la compra tirada al suelo; aún no habían sido capaces de recoger nada… -“Sé su amiga, Roxanne.”- Como si eso fuera a ser tarea fácil… ¿Por qué no raptarlo y obligarlo hablar? Siempre iban a por las opciones difíciles, joder. Cogió la compra del soldado y la pagó, saliendo del mercado, dirigiéndose al callejón. Y allí estaba. Apenas había tardado unos minutos en llegar, ya que su base estaba cerca, así que su objetivo seguía ahí, “confuso”, o al menos ella lo veía así -¿Estás bien?- Preguntó agachando un poco sus orejas, moviendo apenas su cola canina, estaba alerta, pero sabía fingir muy bien -Te vi salir corriendo del mercado y me preocupé…- Extendió sus manos, tendiéndole al supersoldado la compra que él mismo había planificado y dejado caer -Toma.- Ofreció, sonriendo apenas, ladeando un poco su cabeza, entrecerrando sus ojos bicolor -Esto es tuyo, ¿no?- Sé amable, Roxanne…. Que no sospeche. Sé una humana más, sé ingenua, tonta, inofensiva, y sobretodo… Sé su amiga.



Habla #669966 || "Piensa" || Actúa
Yo no voy a ser la puta dama del fracaso.
Tengo mis propios motivos para dar mis pasos,
lucho por quien quiero, y no sucumbo,
yo soy la elegida para derrotar al inframundo.
Roxanne [R-9]
avatar
ira

CONFIDENCIAL
CONFIDENCIAL
Mestiza. {Lich - Loba}

Volver arriba Ir abajo

Re: Deadman Walking {Roxanne}

Mensaje por Xevhra el Sáb 29 Abr - 2:08


— Deadman Walking —

I will be the deadman, with nothing but blood on my hands.



¿Ah?

¿Qué estaba pasando? Sonido ¿Origen? Pasos, voz, persona, cercanía, femenina. ¿Añadidos? Sonido de plástico, probablemente contenedor, ¿De qué? Olisqueó el ambiente… Carne. Sangre, polvora… Era un olor lejano. No era de ella, pero se le había quedado impregnado.

¿Desconfias?

Desconfio.

Xevhra se giró lentamente, aprovechando para examinarla de arriba a  abajo con su único ojo visible. No era muy alta, y parecía tener interés en ocultar su rostro… ¿Por qué? Eso únicamente lo hizo desconfiar mas: Era una amenaza. ¿De qué categoría? Estaba por ver, le faltaba información por clasificar: Entes por observar, comportamientos que analizar. Y todo eso debía de hacerlo desde su tapadera. Solo tenía que jugar bien sus cartas…

… Pero Xevhra no se sabía la baraja.

El proceso de socialización nunca fue algo que interesara dentro de Xevhra: Se contentaban con que sus unidades, desde el sujeto 1 hasta el sujeto 12, fueran efectivas en el campo de batalla. Y lo fueron: Las unidades duales acabaron con objetivos de todo el globo. Afganistan, Perú, Estados Unidos, Haywood, y ahora… Nueva Londres. ¿Qué importa que te gruña algo que sabe disparar un rifle como nadie?

.-Xevhra, noticias..-Xevhra gruñó suavemente, dandole a entender a su IA que lo estaba escuchando conforme se incorporaba.-La contraria está emitiendo una señal, está transmitiendo… ¿El qué y a donde? No lo puedo saber sin el hardware del traje de sinapsis ni el modo nucleo, pero esto significa que está recibiendo apoyo externo.

Apoyo externo… Quizá eso era algo que pudieran usar a su favor. Xevhra ganó algo de tiempo con un breve intento de peinarse, quitándose el polvo de la ropa, y ajustándose suavemente la bufanda que llevaba al cuello.

.-Está intentando acercarse, sacar información… No recuerdo que estuviera en la tienda: Mucho menos durante el mes que llevamos en este piso franco..-Continuó la IA.-… Xevhra, sé lo que estas pensando, y déjame decirte que es una mala idea en la que estoy de acuerdo.

Si no hubiera fastidiado su tapadera, hubiera sonreído. Prefirió mantenerse con el semblante serio.

{ Iniciando grabación del encuentro
{ Abriendo expediente psicológico
{ Editar registro durante el encuentro.


Xevhra se llevó una mano frente al rostro, cerrada, conforme se aclaraba la garganta. Xevhra no era un hombre que hablara demasiado, de ahí que su voz fuera ligeramente rasposa.
.-Si….-Murmuró, Xevhra: Ya era mas de lo que solía decir, sin embargo su IA le interrumpió. “¡Gracias!” Añadió.-… Gracias.-Terminó de decir el supersoldado. Xevhra no pudo evitar mostrar los dientes, dando gracias a que su rostro estaba cubierto por la bufanda.

No se fiaba de ella, no se fiaba de ella para nada. Debía de ser meticuloso.

.-Te ha estado recogiendo la compra, eso significa que te ha estado espiando de antes… [/i].-Siguió diciendo Ómicron, proveniendo de apoyo táctico en tiempo real.-No descartes la posibilidad de que no esté sola, y probablemente no esté desarmada… Recuerda, no puedes usar el accesorio nanohoja del ciberbrazo, no con un nivel de sincronización tan bajo: 33%

.-Es solo… .-Continuó diciendo Xevhra, maldiciendo mentalmente el hecho de que estaba atado a su IA para poder usar sus implantes correctamente. Si Ómicron fallaba, literalmente, Doce podía morir. Dependía de ella.-… Migraña.

>> Una jaqueca.
.-Xevhra no pudo evitar sorprenderse cuando comprobó que su IA tenía razón: La bolsa que había oído antes era su propia bolsa. Por instinto, fue a extender el brazo derecho, pero rápidamente hizo un amago y tomó la bolsa con la mano izquierda. En caso de combate, prefería tener abierto el ciberbrazo: No porque al brazo izquierdo de Xevhra le faltaba fuerza (La compensaba con implantes), pero… Aquella nanohoja, hecha de Xaenio, le daba seguridad. “¡Gracias!” Añadió otra vez rápidamente Ómicron:
-Gracias….-Volvió a susurrar Xevhra por lo bajo, aferrando mas fuertemente el asa de la bolsa de plástico

.-Muy bien, ahora preguntale por el precio….-Xevhra no pudo evitar alzar una ceja: ¿Preguntar por el precio? Si lo sabían perfectamente, tenía las compras calculadas al milímetro para evitar cualquier gasto no deseado.-Es un método de socialización, para agradar al contrario….-Xevhra soltó otro breve gruñido, casi imperceptible, conforme bajaba la mirada.

.-Perdona… .-Comenzó a decir lentamente, conforme intentaba recordar todas las formulas sociales de los libros que había leído.-¿Cuánto….-¿Debía optar por un acercamiento mas profesional o mas informal? Debía escoger las palabras con muchísimo cuidado.-… Te ha costado … .-Un enfoque informal, si, estaría bien. Xevhra desvió brevemente la mirada: Estaba deseando acabar con la pantomima.-… Señorita?.-¡Si!¡Estaba hecho!

.-Realmente no, mejorable… Bastante mejorable..-Criticó su IA.-Ahora desconfiará, no queremos eso, pero es un protocolo necesario… Necesitamos sacar conversación: Saber de donde viene, saber quien es, saber qué es, saber de donde procede la señal, saber qué intención tienen, saber….-Por cosas como esta, Ómicron era el fragmento “Curiosidad” de la IA Alpha original. Xevhra rodó los ojos.

El se contentaba con acabar y volver a casa de una pieza.







The body may heal, but the mind is not always so resilient



So now... Eins, Zwei, Drei, soon we'll synchronize | So now... Eins, Zwei, Drei, escaping our demise.


Spoiler:





Xevhra
avatar
ira

Expediente: Clasificado.
Expediente: Clasificado.
Expediente: Serie 3.

Volver arriba Ir abajo

Re: Deadman Walking {Roxanne}

Mensaje por Roxanne [R-9] el Dom 30 Abr - 22:23

Analiza. Observa. Descubre.

Olisqueó de forma sutil el aire, y aunque su olfato no era el mejor del mundo podía deducir que el chico estaba solo, tal y como le habían informado. Pero… Parecía distraído. En más de una ocasión escuchó gruñidos, como los que ella soltaba cuando sus jefes le decían que hiciera algo que no quería. Estaba casi segura; él también estaba comunicado. ¿Con quién? No lo sabría por el momento. Sus ojos bicolor centraron toda su atención a ese cambio repentino de manos para sujetar la bolsa que le tendía. “Oculta algo en esa mano…” No podía saber qué era, si era un arma o cualquier otra cosa, pero empezaba a ponerse nerviosa.

-“Cuidado, en su brazo derecho, pierna izquierda, ojo izquierdo y dentro de él muestra partes más frías. Deducimos que son implantes, mejoras del soldado. Evita esas zonas hasta tener más información.”-

En sus labios pronto se mostró una enorme sonrisa. Tanto metal en una sola persona… Oh, Dios, un escalofrío placentero recorrió todo su cuerpo e hizo que se estremeciera. Sería tan fácil torturarlo… Tan fácil deshacerse de él. -¿Puedo…?- -“¡Denegado!”- Gritaron, casi como si supieran lo que iba a decir la mestiza. Era una discusión sutil, en murmullos apenas audibles, pues gracias al micrófono de alta potencia los sonidos más leves se podían captar sin problemas.
Se mordió el labio inferior, molesta, encogiéndose sobre sí misma, quejándose y gruñendo. Tanta tontería… Era inútil esta forma de sacar información. Era absurdo.

Suspiró, buscó relajarse. Uno… Dos… Tres… Y volvió a su papel. Alzó un poco su cabeza, sin dejar que el hombre la viera del todo, no le interesaba que viera el Aro -¿Ah?- Murmuró ingenua, en un tono algo tímido. Sonrió como toda niñata pija, alzó su mano diestra y cubrió sus labios en un gesto tímido y reservado -N-no es necesario.-
Haz bien tu papel…
Rio torpemente y negó varias veces con la cabeza.
-Se notaba que necesitabas ayuda y…-
Es una misión.
Deslizó su mano poco a poco, ajuntó ambas en un gesto de niña pequeña, colocando sus manos tras su espalda, inclinándose un poco hacia delante, mirando por debajo de su capucha a su objetivo -Llevo un tiempo viéndote…-
Lo estás consiguiendo, sigue así.
Tragó saliva, nerviosa, mas pudo notar como sus mejillas se sonrojaban poco a poco. Era una gran actriz sin duda. Sonrió de forma nerviosa y retrocedió un paso, como si tuviera miedo a lo que iba a decir. -“Para facilitar tu trabajo desactivaremos el Aro. No te pongas nerviosa, Roxanne, o el chip se activará.”- Espera… ¿Qué?

En una misión que le parecía una auténtica bobada le iban a dar el “privilegio” de quitarle el Aro, sin transformación forzada. Pero la iban a dejar a manos de un chip que la podría dejar inconsciente. Muy bien, Corporación Minerva. Muy inteligentes.
Sonrió de forma retorcida, agachando la cabeza para ocultarse bajo su capucha. -Libre…- Murmuró, notando una clara excitación por todo su cuerpo. A pesar de que había empezado bien, comenzaba a sentir esas ganas de saltar sobre su objetivo y directamente arrastrarlo hasta su base y hacer que hablara. Oh si, sería tan fácil…

Suspiró “Relájate” alzó su cabeza y dejó que la capucha se deslizara poco a poco hacia atrás, dejando a la vista su rostro y sus orejas caninas. “Vuelve a tu papel.” Se obligó a sí misma, por lo que de nuevo, y tras dar otro suspiro se sonrojó. Clavó sus orbes bicolor en los del soldado, sintió las ganas enormes de abalanzarse y morderle, pero antes de que eso sucediera desvió la mirada, carraspeó y apretó con fuerza sus manos ocultas tras su espalda -Cada día… A la misma hora vengo aquí para verte. Desde hace unas semanas…- Explicó entre murmullos, nerviosa, sacudiendo tímidamente su cola canina mientras agachaba sus orejas. Podía conseguirlo. Lo sabía.

-M-me gustas…- Susurró antes de alzar ambas manos y cubrir su rostro de inmediato. “Dios… Que cutre.” No era perceptible, pero dejó un pequeño espacio entre sus delgados dedos para poder vigilar los gestos del moreno, no pensaba perderlo de vista… -Mis amigas no paraban de decirme que te hablara… Y cuando hoy iba hacerlo… Te fuiste tan rápido…- Balbuceaba. Parecía una auténtica declaración de película. Bajó sus manos tímidamente y miró al chico fijamente, dejando que éste viera su sonrojo -No sé ni tu nombre. E-esto es tan estúpido…- Retrocedió otro paso y sus ojos se llenaron de lágrimas. -“Buena actuación.”- La felicitaron, pero ella los ignoró.

Tenía una misión. Absurda y aburrida. Pero una misión que iba a cumplir.



Habla #669966 || "Piensa" || Actúa
Yo no voy a ser la puta dama del fracaso.
Tengo mis propios motivos para dar mis pasos,
lucho por quien quiero, y no sucumbo,
yo soy la elegida para derrotar al inframundo.
Roxanne [R-9]
avatar
ira

CONFIDENCIAL
CONFIDENCIAL
Mestiza. {Lich - Loba}

Volver arriba Ir abajo

Re: Deadman Walking {Roxanne}

Mensaje por Xevhra el Lun 29 Mayo - 2:13

I dont trust you.



.-¿Sabes, Xevh?-Comenzó a decir Ómicron, su tono no ocultaba una pequeña risa, una pequeña risa provocada por el hecho de que el soldado no estaba entrenado para lo que estaba sucediendo frente a él.-He visto en tus memorias que te has enfrentado a cosas inverosímiles, es decir… ¡Mira Haywood!¡Mira Afganistan!¿Pero esto…?-Xevhra por su parte apenas se había inmutado ante las palabras de la chica: Sus únicos movimientos fueron alzar lentamente la ceja derecha.-Esto… Se lleva la palma.

¿El verdadero problema? El entrenamiento a la hora de socializar del supersoldado era algo que brillaba por su escasez. Los Xevhras solían ser gestados por pares: Uno con entrenamiento para socializar y otro que no, así se veían atados tanto a ellos como a la propia División.

Entonces… ¿Qué pasaba cuando un Xevhra se quedaba como unidad individual?

Esto.

Conforme la contraria hablaba cada vez mas y mas, Xevhra fue ladeando la cabeza, acomodándose la bolsa en la mano izquierda. ¿Sinceramente? Él no estaba apenas atento a las palabras que decía, si no a los gestos que la contraria emitía: Pequeños gestos que conocía perfectamente del campo de batalla, la contraria deseaba sangre. Instintivamente giró un poco la muñeca derecha, preparado para dar la orden de activación de la nanohoja.

.-Ahá….-Comenzó a decir: La desconfianza era evidente en el tono de voz del supersoldado: Era obvio, no la creía, ¿Cómo creer aquella historia rocambolesca?¿Acaso no era algo extraño, incluso para alguien normal?¿Algo digno de denuncia?

¿O acaso no era una posible enemiga que había seguido todos movimientos desde el asesinato de su objetivo?

Recordemos que se hallaba oculto hasta que los ánimos se calmaran, era por eso que en estos momentos se hallaba especialmente… Pendiente a la gente que lo conocía. No pudo evitar tamborilear los dedos de su mano derecha en su espalda. Finalmente suspiró, antes de que Ómicron abriera la boca para sugerirle algún comportamiento táctico que seguramente no lo entendería.

.-Mira, me parece muy bonito lo que… .-Se paró un momento, buscando una palabra, conforme comenzaba a caminar.

¿Qué demonios tienes pensado…?

.-Pero… -Continuó el chico, dirigiéndose lentamente hacia la salida del callejón. Poco a poco podría volver a cubrirse con la gente: El famoso escudo humano de la multitud, un muro de carne que le protegería de miradas indeseadas.-No me fio de la gente que me acosa día si y día también.

De hecho, no te fias de nadie…

De ti.

Oh, ¿Eso es un halago? ¡Me asegurare de archivarlo!

Si Ómicron hubiera tenido un cuerpo humano, hubiera reido, revoloteando alrededor del supersoldado. Pero de nuevo, tenía que aguantarse hasta el momento en el que se equipara su armadura, pero esa es otra historia, y como tal, ha de ser contada en otro momento. La unidad Tres-Doce se giró hacia ella, caminando de espaldas hacia la multitud.-Asi que... Si me perdonas... [/i]- Continuó diciendo.-No confio en ti.-Palabras que reflejaban la fiel verdad que sentía el corazón del supersoldado: Una planicie completamente ártica.



Spoiler:
¡Perdona la tardanza! Apenas he acabado la temporada de exámenes y he pillado tiempo para postear... Si tienes alguna duda o queja, estoy a un mp ><





The body may heal, but the mind is not always so resilient



So now... Eins, Zwei, Drei, soon we'll synchronize | So now... Eins, Zwei, Drei, escaping our demise.


Spoiler:





Xevhra
avatar
ira

Expediente: Clasificado.
Expediente: Clasificado.
Expediente: Serie 3.

Volver arriba Ir abajo

Re: Deadman Walking {Roxanne}

Mensaje por Roxanne [R-9] el Lun 29 Mayo - 11:33

¡Basta!
Hasta para ella era demasiado falso ¡Joder! Era demasiado difícil hacer misiones sin información, sin violencia… ¿Hacerse “amiga” del enemigo para conseguir información? ¿Acaso no sería más sencillo secuestrarlo y obligarle hablar? Soltó un fuerte rugido, como el de una bestia hambrienta, apretó los puños y alzó la cabeza, clavando su mirada bicolor en la de él.

La había rechazado…

No es que le importara, pero después de su esfuerzo, que la rechazara no fue lo que mejor le sentó. Avanzó un paso totalmente decidida, pero antes de llegar hasta el hombre comenzó a escuchar risas desde el comunicador que tenía. -“Pero qué patético.”- El supervisor de la misión no paraba de reírse… Y ahí lo entendió todo; Coronel Jack, uno de los menos importantes y poco respetados de la Corporación Minerva. Un hombre que desde que “nació” Roxanne no hacía más que intentar hacer que la volvieran a desmontar. Según él estaba llena de defectos y solo sería un lastre más que una ayuda, así pues… ¿Esa misión fue una suicida?

Se detuvo, frunció el ceño, soltó otro rugido y llevó su mano diestra al dispositivo, dispuesta a quitárselo, pero entonces los sonidos de unos disparos la hicieron retroceder y soltar un quejido de dolor. Por unos segundos un pitido agudo molestó sus orejas. Jadeó y después de un absoluto silencio pudo escuchar como alguien se hacía con el control de la misión, escuchaba susurros. -“Lo siento Roxanne, no estás autorizada para esta misión. Vuelve a casa.”- ¿Después de todo lo que había hecho? Ni de broma. La rabia comenzaba a recorrer todo su cuerpo; no solo había hecho la idiota para nada, sino que encima ahora le negaban el placer de matar a su objetivo. Su respiración comenzó alterarse de forma exagerada, necesitaba dar grandes bocanadas de aire. Notaba el instinto de correr tras él, morder, destrozar, devorar…

-“De eso nada, Roxanne. No estás autorizada para R-9”- La voz severa de su nuevo supervisor, los murmullos de la gente… Nada, no podía, más bien no quería escuchar nada. Estaba centrada en un objetivo, al cual podría seguirle la pista sin problemas, avanzó un paso. “Solo hoy…” Se dijo a sí misma, con la mirada completamente perdida en ese mar de gente -“Hay demasiada gente. Retírese. Es una orden.”- Hasta él sabía las intenciones de Roxanne, y las temía. Avanzó, dispuesta a salir del callejón, pero antes de poder llegar a la gente, de pronto el holograma del Aro apareció entre sus orejas, enviando así a todo su cuerpo endorfinas para relajarla; eso impedía su transformación, pero no quitaba sus ganas de pelear.

Roxanne mostró una retorcida sonrisa -No necesito ayuda de R-9.- Comentó en un tono vacilón. Cogió su máscara de gas, se la puso  y después se puso la capucha para ocultar su rostro.

Tenía un objetivo. Tenía una misión.

Escuchaba amenazas, quejidos, insultos… Desde el cuartel se discutían; su supervisor no quería que fuera, pues decía que no sabían nada del enemigo y era peligroso enviarla a ella. Mientras que los otros soldados y científicos de la sala aseguraban que no había nadie mejor para esa misión, que ella era la adecuada. -“… Tráigalo con vida a la base 3.”- Su sonrisa oculta se ensanchó. ¡Oh, si! Nuevos planes. Ahora podía hacer lo que tanto quería.
Se mezcló con la gente, los empujaba, a la vez que ella recibía empujones, mientras que su mirada seguía fija en el moreno; estaba algo lejos de ella, pero podría llegar. Después de unos minutos, oculta tras la gente, alcanzó al soldado, caminó lenta tras él, mientras que sin prisas sacaba una de sus navajas de la chaqueta, apoyando la punta de la misma en la espalda del chico. Él se puso en un terreno equivocado; nadie mejor que ella para ocultarse. Además… No le importaba que hubiese gente, no le importaba lo más mínimo matarlos a todos. -A una dama no se le rechaza.- Estaba realmente resentida, ese rechazo le había “dolido”, y se lo haría pagar. Jugó con su navaja sobre la espalda del chico, apretando de forma sutil, rajando la ropa de forma superficial. De momento iba un paso por delante, y no lo iba a desperdiciar.

-Si no quieres que inocentes mueran, salgamos de aquí.- Una advertencia sincera. Estaba dispuesta hacer lo que fuera con tal de conseguir su objetivo, pero… Había tantos niños. No le sería nada sencillo pelear sabiendo que habían criaturas inocentes que podrían sufrir. Apretó con fuerza el mango de su arma y su mano libre la llevó a su muslo, acariciando el cinturón que sostenía sus pequeñas vías de escape -Si haces cualquier tontería nos envío por los aires a todos.- Ella no jugaba con bombas explosivas, o al menos no acostumbraba a usarlas, pero… ¿Él no lo sabía, no?


Off-rol:
No te preocupes, te entiendo, yo igual estaba de exámenes finales y también se me hacía un poco imposible pasarme por el foro.



Habla #669966 || "Piensa" || Actúa
Yo no voy a ser la puta dama del fracaso.
Tengo mis propios motivos para dar mis pasos,
lucho por quien quiero, y no sucumbo,
yo soy la elegida para derrotar al inframundo.
Roxanne [R-9]
avatar
ira

CONFIDENCIAL
CONFIDENCIAL
Mestiza. {Lich - Loba}

Volver arriba Ir abajo

Re: Deadman Walking {Roxanne}

Mensaje por Xevhra el Miér 31 Mayo - 15:41

A veces, merece la pena arriesgarse


Regla de Batalla nº31:
Nunca dejes ver tus verdaderas intenciones.

{ Parametros de situación dentro de lo planeado
{ Caso número 3.101
{ Iniciando contramedidas.
{ Sincronizando, señal emitida.


Xevhra no pudo evitar mirar de reojo hacia atrás en cuanto notó la fría hoja de la navaja rasgar las telas exteriores de su chaqueta. ¿Por qué?¿Por qué no le sorprendía aquello? Desde que sabía que aquella mujer emitía una señal sabía que iba a ser un problema desde el principio, no era la primera vez que alguien le intentaba cazar por ser quien era, o mejor dicho, lo que era: La verdadera pregunta que se hacía el supersoldado era… ¿Cómo demonios se había filtrado la información?

No ahogó un suspiro.

Ómicron…” Pensó, pero su IA ya se había adelantado a él. “Lo sé, lo sé, tengo a los Vulture cargando la ST3-4LT. ETA aproximado: 10-15 minutos con viento a favor.”. Xevhra rodó los ojos, ahora debía de conseguir tiempo hasta que llegara su equipamiento de combate vía Drone, pero… ¿Cómo? “¿Tienes el perfil psicológico?” Preguntó de nuevo a su IA, pero no obtuvo respuesta alguna, Xevhra gruñó “¿& los templates de un detonador…?

¿Un Template? Si, ¿Por…? Ohm.” La IA no contuvo un silbido de admiración, ¿De verdad eso se le había ocurrido al supersoldado?

.-¿Sabes nuestra principal diferencia?-Susurró el supersoldado, con voz calma, como si todo aquello ni siquiera fuera con ello. El supersoldado aprovechó para juntar las manos tras su espalda, cubriéndolas de la multitud usando tanto su cuerpo como el de ella: En aquel movimiento aprovechó para rasgar la palma del guante que la cubría, dejando a la vista su mano mecánica, y en esta, una pequeña lente. La lente comenzó a proyectar un holograma con un cardiograma irregular: El propio cardiograma del supersoldado, a pesar de tener un ritmo de latidos bajos, se notaba que había una pequeña… Deficiencia, producto del neurocancer.

Pero eso era irrelevante en nuestra historia, al menos de momento.

.-Que a mi no me importa matar inocentes para conseguir mis objetivos..-Xevhra giró el rostro lentamente, clavando su único ojo visible, ahora completamente irisado, en la mirada bicolor de la chica. Si bien podía detonarse vida en aquellos ojos, se observaba que era una vida ya lejana: Un ojo completamente frio y apático, semejante a un lago en calma. En una pequeña frase Roxanne le había demostrado que a ella si le importaba el resto: Si no… ¿Por qué intentar crear un complejo de culpabilidad en el supersoldado?

.-Déjame cambiar las normas, “dama”.-Se llevó la zurda hasta el rostro, fingiendo acicalarse el pelo cuando lo único que realmente hacía era quitarse el parche, para clavar la mirada igualmente irisada en el ojo de la chica. Si bien parecía un movimiento casual, con la única intención de intimidar a la contraria, lo que realmente hacía era captar la huella ocular de la chica. En el peor de los casos le capturarían, y le vendría bien tener aquello para los escáneres de retina.

¿Sabes? Nunca pensé que te vería así… Y vivo dentro de ti. ETA: 13 minutos. Espacio aéreo despejado.

Xevhra jugueteó por unos segundos con los dedos mecánicos, conforme el holograma de su mano cambiaba, hasta representar el mapa de la zona, con concentraciones de gente.
.- ¿Me matas o me dejas inconsciente?-Comenzó a decir.-El sistema me catalogará con MIA y detonará las bombas alrededor, y puede que seas rápida, pero ambos sabemos que no tanto. ¿Me enfadas? Detonaré las bombas ¿Alguno de con los que estas hablando me enfada? Detonaré las bombas ¿Alguna bomba desaparece de la red? Detonaré el resto, y te mataré.

Fue entonces cuando cerró el puño, dejando que el holograma se perdiera entre sus dedos. Era una mentira arriesgada, no había ninguna bomba, pero… A veces había que jugársela, ¿No? Juntó las manos a su espalda, con el objetivo de ocultar su mano cibernética, conforme comenzaba a caminar hacia delante.

.-¿No decias que te gustaba?-Comentó.-Considera esto como una cita.

¿Es cierto lo que ven mis no-ojos?¿Acabas de hacer una broma?





The body may heal, but the mind is not always so resilient



So now... Eins, Zwei, Drei, soon we'll synchronize | So now... Eins, Zwei, Drei, escaping our demise.


Spoiler:





Xevhra
avatar
ira

Expediente: Clasificado.
Expediente: Clasificado.
Expediente: Serie 3.

Volver arriba Ir abajo

Re: Deadman Walking {Roxanne}

Mensaje por Roxanne [R-9] el Miér 31 Mayo - 19:14

“Roxanne, no hagas ninguna tontería, estamos mirando las redes, e inspeccionando los mapas de las zonas cercanas para saber si la amenaza es real.”

Rodó los ojos, tanto por la advertencia de su supervisor como por la amenaza recién realizada por el chico. Sonrió complacida y observó cuidadosamente el holograma de ese mapa, enviando las imágenes a su cuartel, para que les fuera más fácil el rastreo “10 minutos.”
En solo diez minutos sabría si mentía, o no. Tendría que hacer tiempo hasta entonces.
Seguiría su juego, le haría creer que se había tragado lo de las bombas; Su sentido agudizado para el peligro la mantenía en calma, algo en ella le decía que aquello era mentira y que no había peligro cerca, pero a veces fallaba, por esa razón seguiría las instrucciones del cuartel y sería prudente.
No dudó ni un segundo en caminar tras él, sacudiendo su cola canina, manteniéndola en alto, en un gesto de dominación. Continuaba jugando con su arma sobre la espalda del soldado, hasta que se resignó y la aguardó en su chaqueta, poniéndose al lado de éste, clavando su mirada en él en todo momento; no pensaba perderlo de vista.
-¿Y a donde piensas llevarme en nuestra primera cita?- Preguntó en un tono vacilón, estaba claro que solo quería seguirle el juego, de hecho, ¿por qué no divertirse con él antes de dejarlo inconsciente?  

“Cinco minutos más.”

¿Aún quedaban cinco minutos! Eso era demasiado… Soltó un gruñido, y cuando ya habían llegado a una calle menos transitada se detuvo en seco, riendo, llevando ambas manos a su vientre, como si el exceso de risa le hiciera daño -¡Pero qué mentiroso eres!- Gritó, entre risas, y pequeños jadeos. La poca gente que había se les quedaba mirando y después se iban, cada vez pasaban más deprisa; y hacían bien en huir. Iba hacer una acusación que quizá fuera demasiado arriesgada -No hay bombas. No hay nada…- Detuvo su charla, alzó bien sus orejas caninas y se quitó la capucha. Ladeó la cabeza, frunció el  ceño y soltó un gruñido -¿Ayuda aérea?- Clavó sus ojos en el chico, se erizó por completo, como un perro rabioso -¡Cobarde!- Gritó, poniéndose bien la máscara de gas que siempre llevaba con ella; acomodó la parte de protección de los ojos y ajustó la correa de detrás. No pensaba quedarse atrás.

“No tenemos medios para destruir lo que se aproxima a ti, pero creemos que se trata de un Drone de trasporte. Probablemente con alguna arma.”

Alzó su mirada al cielo y buscó con desesperación localizar el objeto volador, pero no lo veía… Solo podía escucharlo. Soltó un rugido de frustración y regresó rápidamente su mirada a su adversario; sabía que no había peligro de bombas, pero había algo desconocido que se acercaba a ellos y estaba nerviosa, no saber que era la ponía de muy mal humor.

Rápidamente llevó su mano diestra a su muslo, donde mantenía oculto por su falda un Jagdkommando Tri-Dagger, era algo más pequeño de lo habitual, ya que así podía esconderlo con mayor facilidad, pero no dejaba de ser una arma mortal y capacitada para matar de un solo golpe. Retrocedió un paso, y cruzó ambas manos delante de su rostro, en pose de defensa, con su arma en primer plano. Agachó de manera sutil sus orejas, mientras que podía escuchar como cada vez estaba más y más cerca… -Quiero empezar ya con el postre.- Se abalanzó hacia él; no quería darle la ventaja de tener aquello que le estuviera llegando, no pensaba ser idiota, sabía que lo que contenía aquel Drone (si es que era uno) sería algo que le dificultaría el trabajo, o la mataría.



Habla #669966 || "Piensa" || Actúa
Yo no voy a ser la puta dama del fracaso.
Tengo mis propios motivos para dar mis pasos,
lucho por quien quiero, y no sucumbo,
yo soy la elegida para derrotar al inframundo.
Roxanne [R-9]
avatar
ira

CONFIDENCIAL
CONFIDENCIAL
Mestiza. {Lich - Loba}

Volver arriba Ir abajo

Re: Deadman Walking {Roxanne}

Mensaje por Xevhra el Lun 19 Jun - 18:54

Fate




¿Sabes cuantas probabilidades tenía este plan de salir bien…

No lo ha hecho.

Pero al menos no te ha secuestrado, tenemos tiempo…

Xevhra reprimió un suspiro de alivio, manteniendo la apatía que tanto le caracterizaba: Cualquier pequeña variación en su rostro podría resultar una ventaja para la contraria, una ventaja que no estaba dispuesto a dar. Prosiguió su caminata, jugando distraídamente con las manos conforme respiraba profundamente por la nariz para expirar por la boca.. Un pequeño truco que le ayudaba normalmente a estabilizar el fusil de precisión Barret, pero que ahora mismo no era más que uno de sus pequeños mantras.

Roxanne… Desconocía tanto de la contraria: Sabía que estaba entrenada, pero no sabía hasta que punto, y sabía que estaba equipada, pero también desconocía hasta que punto.

Ómicron.” Llamó a su IA, conforme miraba de reojo a la contraria, para asegurarse de que le estaban siguiendo. “Llama a la policía, avisa por terrorismo, da nuestras coordenadas.

Entendido.

.-¿Para nuestra primera cita…?-Repuso, tenía que ganar tiempo de cualquier forma necesaria.-Pensaba en un lugar apartado, donde solo estemos tu y yo… “Cariño”.-Dio especial énfasis a aquella palabra: Quería enfadarla, quería que se fijara únicamente en él, porque cuanto más se fijara en él, menos se fijaría en el tiempo o en lo que ocurría a su alrededor.

Su plan era relativamente simple: Lo único que tenía que hacer era esperar a la ST3, una vez con la armadura colocada podría escabullirse fácilmente. La llegada de la Policía sería su ventana de escape, y probablemente limpiarían cualquier escena… Protegiendo así al resto de transehuntes. Xevhra miraba a su alrededor, hasta que encontró precisamente lo que buscaba: Una calle menos transitada. Parecía un barrio marginal, un lugar donde nadie quería entrar de primera mano… Perfecto.

No pudo evitar crujirse suavemente el cuello conforme caminaba, “calentando” por si de verdad tendría que entrar en combate. “Policía en camino, Doce.” Murmuró Ómicron “Espero que lo que estes pensando salga bien, preparando protocolos para el atraque de la ST3.

.-Esperemos…-Susurró, para si mismo, conforme se quitaba la chaqueta, dejándola caer de cualquier manera. Ahora mismo no era mas que ropa, peso adicional del cual no quería encargarse en combate. Le molestaba, le aprisionaba… La estruendosa risa fue lo que le hizo girarse, encarándose a la contraria de nuevo, clavando su mirada dual en los ojos de la chica.

Xevhra… No vamos a tener mucho tiempo.” Comenzó a informar Ómicron. “El shock sufrido antes nos mantiene con un índice de sincronización muy bajo.

Aumentalo.

¡No puedo, te estas exponiendo mas al neurocancer!

Ómicron, no solo mi vida está en peligro… No estamos solos.

Conforme la contraria hablaba Xevhra había estado examinando su alrededor. Se hallaban en la acera derecha de una pequeña calle llena únicamente de bloques de pisos. A su alrededor no había ningún coche, pero si que había transeúntes: Una madre con su hijo, un señor alto fumando.

Puede que hubiera dicho  que no le importaba la vida ajena.

Pero las unidades SECTION estaban hechas para proteger a la humanidad en última instancia.

Incluso si el precio era su propia vida.

.-Pareces enfadada, cariño..-Murmuró, en tono apático, conforme examinaba sus movimientos. Se ponía una máscara antigas… ¿Por qué?¿Acaso había armas químicas por ahí en medio? Mierda, eso cambiaba bastante las cosas… Instintivamente se cubrió el rostro con la bufanda, si bien no era una solución definitiva, al menos sería una solución temporal.-Primero quieres estar conmigo, luego no…-Xevhra no pudo evitar ladear la cabeza, repitiendo todo lo que su IA le decía. Él no era bueno en estos asuntos, de hecho, el propio término de amor lo desconocía, era por eso por lo que se fiaba del psicoanálisis que su IA le había hecho previamente a Roxanne.-… Voy a empezar a creer que no quieres estar conmigo.-

Mientras iba hablando, lo menos importante, priorizó tensar los músculos. Si tenía que rodar o saltar tendría que hacerlo rápido: Sabía que la chica se abalanzaría sobre él, por lo que tendría que jugar defensivo.

ETA: 2 minutos.

2 minutos… Con un solo gesto todo su plan se había ido al garete, no podía dejar a un arma biológica campando a sus anchas, y para contraatacar necesitaba la seguridad de su traje estanco. Sus orejas gatunas se alzaron… Podía escucharlos, la bandada de Vultures moviéndose a toda velocidad.

Por fin…

Su mirada se volvió a centrar en el momento en el que observó a la contraria moverse: Su mirada se fijó en el objeto que llevaba, aquel puñal que ya había empuñado muchas veces.

¡Xevhra!” El supersoldado no dudó ni un solo segundo: En vez de alejarse se lanzó a por ella, abriendo la palma de la mano derecha para recibir el impacto. El puñal atravesó la palma de su mano cibernética, dándole al supersoldado la superficie suficiente como para cerrar el puño, con fuerza, apretando cada vez mas.

.-¿El postre…?-Susurró, gruñendo entre esfuerzo… Si podía deshabilitarle la mano antes de que llegaran los Vultures sería una ventaja más. Debía enfadarla más.-Mi postre lo tengo aquí delante…-Bajo la bufanda ensanchó una sonrisa, mostrando a la contraria todos los colmillos que poseía.





The body may heal, but the mind is not always so resilient



So now... Eins, Zwei, Drei, soon we'll synchronize | So now... Eins, Zwei, Drei, escaping our demise.


Spoiler:





Xevhra
avatar
ira

Expediente: Clasificado.
Expediente: Clasificado.
Expediente: Serie 3.

Volver arriba Ir abajo

Re: Deadman Walking {Roxanne}

Mensaje por Roxanne [R-9] el Miér 28 Jun - 2:03

¡Mátalo!” Se dijo a sí misma cuando se abalanzó sobre el hombre, con el arma apuntando justo en el corazón ajeno, no pensaba con claridad. Su misión no era matarlo, su misión era… Su misión… Su… -“Traerlo con vida.”- Y como si pudieran leer la mente de Roxanne la Corporación Minerva le recordó su trabajo. Solía perder fácilmente la cordura cuando combatía, se dejaba guiar por sus instintos, aunque aún tenía más sentido común que R-9. En ese momento, y tras tantos insultos por parte del contrario no quería ni se sentía con las ganas de seguir su misión, solo quería saciar su sed de sangre. Pero siempre la Corporación Minerva sabía cuándo recordarle las cosas y así guiarla en sus momentos de desesperación.
Parpadeó perpleja cuando su arma atravesó la mano ajena; ni una gota de sangre… Tal y como le habían avisado anteriormente ese hombre poseía extremidades sin calor, y esa era la respuesta; medio máquina. Chasqueó la lengua con molestia y a pesar de que le había complicado su trabajo no dudó en tirar un poco más hacia delante, clavando más la hoja de forma espiral en su mano, abriendo más el agujero, pero él mismo puso de su parte y terminó hasta incrustando el puñal. Se quedó paralizada y se vio forzada a soltar de inmediato, evitando que la cogiera; era rápida, así que nada más sintió esa mano cibernética atravesar el puñal soltó el arma, dejándolo aun clavado en su enemigo.

-Vamos, cachorrito.~- Susurró tras dar un salto hacia atrás, asegurándose tener el terreno como ella quería. Sonrió, de forma retorcido, casi maníaca, mostrando su dentadura lobuna. No le tenía miedo… Si las cosas se ponían feas aun disponía de más armas, incluso arma químicas.
Y abrió su chaqueta por primera vez delante de su contrincante, sacando de dentro de uno de los bolsillos una pequeña granada; sí, pequeña. No era del tamaño normal, pero sin embargo tenía la apariencia de una granada. Jugó con ésta en su mano, poniéndose la anilla en el dedo y haciéndolo girar con despreocupación -Juguemos.~- Canturreó con ánimos, cogiendo firmemente la granada y quitando con sus dientes la anilla. La dejó un rato en su mano, apenas unos segundos que bien podrían parecer eternos, y después la lanzó, hacia el soldado enemigo. Solo fue, en ese entonces, mientras aun yacía por el aire dirección al moreno que empezó a brotar de su interior un humo blanquecino. Ésta se echó a reír y acomodó su máscara por si acaso, cruzándose de brazos, sonriendo tras ver como la poca gente que había en las calles se iban corriendo, gritando. La mujer cogió a su hijo en brazos y salió corriendo hacia otra calle, el hombre se escondió en un callejón… Zona despejada.

No era nada. Era puro humo para despistar a sus enemigos, no hacía daño de ninguna manera, tan solo quería echar a la gente que había por las calles, y una vez el humo envolvió casi toda la calle ésta sigilosamente se dio el lujo de moverse; era ágil, rápida y silenciosa, así que no lo tenía difícil el hecho de moverse por las sombras. Fijó su mirada en su objetivo, apenas podía ver una silueta, pero sí le escuchaba, a él, a los gritos, al Drone que cortaba el humo… -¿Ya!- Gritó, revelando su zona. Estaba a un costado del moreno, a unos diez pasos de él, pues su verdadera intención era posicionarse detrás, pero el ruido de esa estúpida máquina la despistó y le hizo revelar su posición -“No, aún le queda como 30 segundos para llegar a él, neutralízalo.”- ¡Como si fuera fácil, joder!  
Agarró una de sus navajas de su correa del muslo y dejándose guiar tan solo por el sonido la arrojó, con la fuerza suficiente, calculando más o menos a cuánta distancia estaba según el sonido. Su respiración se había alterado, ¿le daría?... Para su suerte escuchó un golpe y pudo notar un cambio de rumbo. No lo había derribado, pero sí desviado, y por el sonido, cortante, descompensado y alterado podría jugar que había roto alguna de sus hélices.

Ahora que había desviado aquella máquina podría ganarse un poco más de tiempo -“No te dará tiempo. Huye.”-  No… No pensaba huir. Corrió de nuevo, aprovechando aún la cortina de humo. Sacó otra navaja, con un filo de dientes de sierra, perfectos para cortar la carne, y antes de que el humo se dispersara se abalanzó sobre el moreno de cara; había corriendo unas dos veces a su alrededor para poder despistarlo por si le había seguido la pista y decidió ir por delante, aun que esa no era su forma de luchar, esa vez haría una excepción. Esta vez no sería idiota, corrió bastante inclinada hacia delante, lo suficiente para que le fuera fácil alcanzar su pierna. No, no le clavó el arma, ya que esa no servía para ella, tan solo pasó su hoja por su pierna derecha, abriéndole de inmediato una profunda herida. Recordaba lo que le dijeron los de la Corporación Minerva; Brazo y pierna sin calor… Esos puntos eran inútiles de atacar, pero no los demás. Una vez logró su objetivo se incorporó, a una cierta distancia, sonriendo satisfecha -Qué fácil…- Murmuró con un tono “triste”, sin embargo su cola se sacudía de lado a lado.

Sabía que solo había tenido suerte, no podía subestimar a su contrincante, pero… Ella era así, solo se abalanzaba sin pensar en sí podía o no funcionar, ni siquiera pensaba en las consecuencias que podría tener.



Habla #669966 || "Piensa" || Actúa
Yo no voy a ser la puta dama del fracaso.
Tengo mis propios motivos para dar mis pasos,
lucho por quien quiero, y no sucumbo,
yo soy la elegida para derrotar al inframundo.
Roxanne [R-9]
avatar
ira

CONFIDENCIAL
CONFIDENCIAL
Mestiza. {Lich - Loba}

Volver arriba Ir abajo

Re: Deadman Walking {Roxanne}

Mensaje por Xevhra el Miér 28 Jun - 3:29

Hardwired Heartbeat.



Aquí llegaba la parte dura del despliegue.

Xevhra, espero que estes preparado, porque se vienen curvas…” Murmuró la IA del supersoldado dentro de su cabeza, conforme forcejeaba contra la chica, intentando inmovilizar en su mano cibernética el puñal de la contraria. “Tu calla y hazlo, ¿Va?” La IA, si hubiera tenido un cuerpo proyectado, hubiera rodado los ojos, haciendo un suave mohín “¿Es que no lo comprendes?” Decía, ajena a todo lo que sucedía con el soldado “Un solo kilometro por hora de mas, una ruta mal hecha… ¡Y te reviento la cabeza! ¿Sabes a que velocidad vienen esos cacharros? Objetivo fijado, por cierto

¿& para qué te pago…?” Repuso el supersoldado, conforme apretaba cada vez mas los dientes: No por el esfuerzo que suponía la chica, si no por el esfuerzo que suponía combatir y debatir a la vez. “¡Oh, si, perdona!¡Quítamelo de mi propina!” Respondió su IA, y si hubiera podido, hubiera inflado las mejillas.

Fue entonces cuando la contraria se le alejó, dejándole como “regalo” aquella cuchilla, a la cual llevó la mano izquierda al mango, tironeando de este con fuerza. Puede parecer una tontería, pero la contraria le había dado un arma efectiva al contrario: Aquello hubiera podido ser un error mortal.

Si pudiera moverse.

El problema de la tecnología de despliegue rápido de Wolf era que Xevhra se veía incapaz de moverse durante el último minuto en el que llegaba los drones Vulture, lo cual le obligaba a buscar una posición cubierta: Una posición cubierta que por motivos mas allá de su comprensión… Llegó de la forma menos esperada. La mirada del soldado se dirigió hasta la granada que la chica sacó de uno de los múltiples bolsos de su chaqueta… Y un escalofrio recorrió su columna vertebral reforzada. Sabía que, contuviera lo que contuviera la granada, no podía ser buena idea, y ya había perdido suficientes miembros.

Su mirada no se desvió del arco que describió la granada en el aire: El supersoldado tenía algo en claro, si la chica había decidido ponerse una máscara antigás debía de ser por algo, por lo que lo mas seguro era que el dispositivo contuviese alguna clase de agente químico, por lo que rápidamente se llevó la bufanda a cubrirse el rostro, no era tan efectivo como la máscara de la ST3, pero si que era cierto que por lo menos podía resultar un apaño en un momento de necesidad. A su vez fijó la vista en los transehuntes, los cuales habían desaparecido.

No ocultó un suspiro de alivio.

Menos de 30 segundos.

El supersoldado podía oir los Vultures desde hacía rato, desplazándose como si fuera una bandada de pájaros-araña, sabía que podía confiar en los Quadrotores. El humo le hizo perder la posición de la chica, lo que hizo que le diera la vuelta a la navaja, mirando a su alrededor y encorvándose ligeramente para resultar un objetivo mas difícil: Dos podían jugar al juego de la niebla.

Y fue entonces cuando entró el primer rayo.

Y fue entonces cuando la chica golpeó el primer rayo.

El Drone Vulture que llevaba parte del brazo derecho cayó al suelo, usando sus piernas “arácnidas” como sujeción para volver a levantarse suavemente, agitarse y examinarse a si mismo, antes de dirigir la mirada hacia la señal calorífica que era su objetivo. Allí observó dos señales caloríficas, una forjeceando hasta golpear en la pierna a la segunda, antes de volver a desaparecer.

”Que fácil…”

Palabras que llegaron a captar los sensores del drone, conforme observaba como el segundo se agachaba para examinar la herida… Y emprendió la marcha. Por fin habían llegado los refuerzos.

Iniciando proceso.

El resto de Drones ocultaron en cielo, pequeños drones quadrotor, con un cuerpo semejante a arañas que llevaban piezas sueltas, antes de lanzarse sobre el supersoldado. Primero llegaron los dos drones que poseían las mitades posterior y anterior del casco, situándose sobre los hombros del soldado para colocar las mitades e inyectar en la base del cuello una dosis de neuropocina, preparada para poder intervenir en los implantes del soldado.

Así, lentamente, los drones fueron colocándose sobre el soldado, semejante a un enjambre que iba equipándolo aprovechando la cortina de humo. Poco a poco, la negra armadura ST3-4LH característica de la unidad Doce se vio preparada, presurizándose conforme echaba el humo del ambiente al exterior del traje.

.-Confirme. Lanzamiento.-Una voz mecánica saludó al supersoldado bajo el casco, conforme este cerraba los ojos en el momento en el que los Drones emprendían el vuelo.-Unidad doce, confirmo lanzamiento.

Unidad Ómicron, confirmo lanzamiento.

.-Protocolo. Confirmado. Iniciando. Lanzamiento. Saludo en 10..-La cuenta regresiva del saludo, tan vieja como el supersoldado, comenzó. La armadura ST3 seguía un principio muy simple, el principio de unión Piloto-Piloto.

.-¿Preparada, Omi?-Si Ómicron hubiera tenido un cuerpo, hubiera asentido.

La unión Piloto a Piloto consistía en unir los dos vínculos neuronales, el biológico del chico contra la matriz cibernética de la chica. Aquella unión era lo que alimentaba la armadura, lo que significaba que, cuanto mas profundo el vínculo IA-Soldado…

Mas letal en combate.

Xevhra no dudó en encorvarse suavemente sobre si mismo, en el momento en el que comenzó el proceso de unión: Un saludo neuronal para el cual estaba demasiado acostumbrado, antes de alzar el rostro en dirección a la chica, marcada en su HUD como una señal térmica.

.-¿Sabes lo que voy a hacer?

.-Se lo que estas pensando.-Repuso su IA, lo que hizo que el supersoldado esbozara una media sonrisa.

Estaban preparados.


En cuanto la cortina de humo se deshizo, la contraria pudo observar que… El soldado hubo desaparecido. Únicamente para aparecer, deshaciendo su invisibilidad frente a la chica, dejando que su rostro se fuera devuelto, reflejado en la oscuridad de su casco conforme lanzaba una estocada a su pecho con la nanohoja.

Hay cosas contra las que, generalmente, no puedes luchar, designios de Dios. Si ves un Huracán, generalmente debes salir huyendo, pero… Cuando estas vinculado a tu IA, de repente, puedes luchar contra el ojo del huracán.

Y puedes ganar.





The body may heal, but the mind is not always so resilient



So now... Eins, Zwei, Drei, soon we'll synchronize | So now... Eins, Zwei, Drei, escaping our demise.


Spoiler:





Xevhra
avatar
ira

Expediente: Clasificado.
Expediente: Clasificado.
Expediente: Serie 3.

Volver arriba Ir abajo

Re: Deadman Walking {Roxanne}

Mensaje por Roxanne [R-9] el Miér 28 Jun - 22:10

Intentaba estar atenta a cada movimiento, a cada sonido, mas hubo un pequeño periodo de tiempo que se quedó absorta, viendo esas máquinas actuar sobre el cuerpo del soldado. Apenas veía siluetas, pero sabía que lo estaban equipando, y eso era un grave problema para ella -“¡Huya de inmediato, Roxanne!”- Tanto su supervisor, como el resto de personas que contemplaban la pelea desde la sala de vigilancia gritaban. Estaban todos alterados; todos menos ella. Su curiosidad era preocupante, y quería saber que era lo que estaba haciendo, y porqué, para qué. Avanzó un paso –Misión: Traer al sujeto con vida a la base 3.- Recordó, sonriendo tras su máscara con aires de victoria, a lo que escuchó un suspiro de resignación como respuesta. Le habían dado una misión, y sabían que por más que quisieran ella nunca dejaría algo a medio hacer, así que era absurdo batallar con ella. Desde las salas de comando el supervisor ocupó uno de los asientos, apuntó una contraseña y enseguida se volvió privado la comunicación de Roxanne; ahora solo él podía escucharla y ver lo que ella veía. -“Te ayudaré como me sea posible. Pero es prescindible que no te quites, ni que sufra daños en intercomunicador, ¿entendido?”- La mestiza asintió con la cabeza, dejando escapar un gruñido.

No le gustaba que otros fueran sus ojos, pues a veces indicaban estrategias o movimientos que no eran de su estilo y por ello fallaba la misión. Apretó los puños, absorta en una discusión mental, pensando seriamente en quitarse el comunicador, pero para cuando quiso reaccionar ya era tarde -“Por delante. Directo a ti.”- Y sin pensarlo obedeció; alzó sus manos, con la derecha cubrió su rostro y con la izquierda su torso, una pose defensiva básica, pero efectiva, ya que a los segundos el arma del hombre atravesó su brazo izquierdo. Soltó un gruñido de dolor y retrocedió un paso pequeño. Su intercomunicador poseía varias funciones útiles, y una de ellas eran los infrarrojos; quizás su compañero se había puesto en invisible y la había podido despistar a ella, pero no a su supervisor. En ese combate, que rápidamente habían detectado una desventaja bastante grande, el supervisor decidió utilizar en todo momento los infrarrojos, para ser los ojos de Roxanne cuando más los necesitara.
Retrocedió otro paso y con brusquedad apartó su mano, obligando a que la hoja de la nanohoja saliera de su interior, ahogando otro quejido. Miró la herida y frunció el ceño, molesta, observando como la sangre caía por la herida abierta, mas casi no aparentaba dolor, pero sí molestia -¿Cómo te atreves?...- Protestó, dejando escapar un fuerte rugido.

No podía morir desangrada, ni por más que la acuchillara mil veces, pero aun así el dolor era presente y la sangre emanaba como si no tuviera fin. Sujetó con fuerza su navaja de dientes de sierra y visualizó a su presa, inspeccionándola ahora que había cambiado, recapacitando que tan difícil sería perforar esa armadura. Iba a comprobarlo. Se abalanzó sobre él, sin ánimos de hacer un gran golpe, tan solo pasó la hoja de su arma por su brazo izquierdo, observando que apenas le había dejado un rasguño de nada. Soltó un gruñido y corrió hacia un costado, siempre alejándose del moreno, manteniendo las distancias para que en todo momento pudiera defenderse, o al menos intentarlo. -… Solicito R-9.- No lo quería, pero lo necesitaba. Esa armadura era dura, y no podría hacer absolutamente nada contra ella, sería una batalla totalmente en desventaja, y no pensaba perder.
-“Solicitud aceptada.”- Sonrió con malicia y cogió una de sus pequeñas bombas, esta era más alargada -¡Eh, tu!- Gritó, jugando con ésta, tirándola hacia arriba, cogiéndola, hasta que finalmente le quitó la anilla y la lanzó hacia él. Una cegadora. La luz invadió la calle en cuestión de segundos; fue una actuación arriesgada, ya que por culpa de ello interfirió en las señales del comunicador y ahora la visión infrarroja era bastante inútil.

Aprovechó el momento para retroceder un pequeño paso, y el Aro que rodeaba sus orejas caninas desapareció al instante, dejando así completa libertad a la bestia -“Recuerda, R-9, necesitamos a la presa viva.”- Y tras pequeños quejidos su cuerpo menguó de tamaño, aunque no demasiado.

La bestia había despertado.

Un lobo demoníaco, enorme, con el cráneo visible… Podría ser la pesadilla de cualquier persona. Soltó un rugido desde lo más profundo de su ser y avanzó un paso, pisando en ese momento su comunicador, el cual había caído tras su transformación. A pesar de ser un animal las correas de cuero con sus armas seguían rodeando sus muslos, pero esta vez estaban algo ocultos por el pelo, esa correa era elástica, diseñada para siempre estar sujeta a los cambios de su cuerpo, pues era importante siempre estar armada. Sin embargo, su comunicador y máscara de gas no corrieron tanta suerte; los dejó atrás.
Se quedó quieta después de unos pasos, mirando su pata izquierda, observando la herida, pero ni gota de sangre; si hubiera podido, habría sonreído.
Corrió, simplemente, aprovechando aun el efecto de la luz cegadora; ella carecía de visión, pero escuchaba de maravilla, así que tan solo tenía que concentrarse y era capaz de escuchar los latidos brevemente acelerados de su presa. Se ocultó tras un coche, cerca de él, posicionado hacia el lateral izquierdo. Tenía en mente un plan, pero no estaba segura si iba a funcionar, así que primero quería esperar.

Cuando el efecto de su bomba había menguado soltó otro rugido, semejante a un aullido, y tan rápido como sus patas le permitieron saltó sobre el vehículo, haciendo que sonara la alarma de seguridad, para de inmediato saltar al siguiente, y al siguiente… Así sucesivamente, dejando a su paso una sinfonía de alarmas de coches, camuflando el sonido de sus patas, pero ella aun podía oír ese corazón…
Era rápida, así que apenas tardó unos segundos en recorrer toda la fila de coches que habían, saltando del último, hacia el bando contrario; el tiempo iba en su contra. Aceleró más su paso, volviendo a recorrer todos los coches desde atrás, oculta gracias a éstos, para finalmente, llegar al primer coche, que aun sonaba su alarma.

Camuflaje, despiste, inteligencia…

Y entonces, antes de que la primera alarma dejara de sonar cruzó la calle, para esta vez posicionarse en su lado derecho.
¿El objetivo? Despistarlo con las alarmas, provocar una falsa creencia de que iba a ir por el bando izquierdo, para terminar pasando al lado derecho, camuflando sus pisadas por las alarmas y abalanzarse hacia el objetivo: La pierna derecha.

Abrió sus fauces y enseguida se generó una saliva verde, la cual al caer al suelo dejaba pequeños agujeros. Se lanzó hacia el moreno y sin pensarlo dos veces clavó se dentadura en la pierna del hombre, no se conformó con una mordida, dio varias, buscando romper armadura y prótesis, inmovilizar a la presa era prioridad; si no podía huir, era comida en bandeja.



Habla #669966 || "Piensa" || Actúa
Yo no voy a ser la puta dama del fracaso.
Tengo mis propios motivos para dar mis pasos,
lucho por quien quiero, y no sucumbo,
yo soy la elegida para derrotar al inframundo.
Roxanne [R-9]
avatar
ira

CONFIDENCIAL
CONFIDENCIAL
Mestiza. {Lich - Loba}

Volver arriba Ir abajo

Re: Deadman Walking {Roxanne}

Mensaje por Xevhra el Sáb 1 Jul - 16:14

'Cause you can run, but you can't hide.



.-Vaya, parece que han tardado poco.-Murmuró Ómicron, conforme examinaba la sangre que emitía el brazo izquierdo de la chica, dejándose sobre la nanohoja. La IA no pudo evitar pensar… ¿Cómo? El camuflaje de Xevhra era perfecto al no copiar lo que había a su alrededor, si no dejando de emitir fotones en respuesta, lo que literalmente impedía a cualquier clase de aparato verle… Entonces, ¿Por qué?¿Como? La respuesta era sencilla, la transmisión. Fue por eso por lo que la armadura de Xevhra cambió: Como si estuviera viva, las placas traseras se movieron hasta la zona de la nuca, conforme la mochila que llevaba incorporaba emitió un pequeño pulso de energía, la suficiente como para activar el modo núcleo, transformando así el cuerpo del supersoldado en un gigantesco superservidor móvil.

.-Bueno, hora de trabajar…-Murmuró, conforme el supersoldado forcejeaba suavemente. El casco de Xevhra se iluminó suavemente de pequeñas líneas rojas, semejantes a circuitos, que parecieron palpitar con vida durante un par de segundos: El tiempo suficiente para que la ST3 se introdujera dentro de la transmisión. En efecto: Pudo verlo, como aparte del audio enviaban archivos de video… Y eso solo significaba una cosa, que no estaban solos.

Ahora solo tenía una tarea pendiente…

Xevhra aprovechó para retroceder un par de pasos en el momento en el que la chica se zafó, conforme su nanohoja se resguardaba de nuevo en el ciberbrazo. Rápidamente, los sensores internos de la ST3 comenzaron a analizar a la contraria, mandándole los resultados a la División, y sobretodo, enviando su posición (No en vano el protocolo le exigía informar de todo) para que pudieran comenzar a eliminar toda prueba viviente del “Joestar” que habitaba allí. Los drones Vulture, para ayudar en el proceso se dispersaron en el cielo, volviendo de nuevo a su lugar de origen.

.-Unidad Doce, aquí Providencia.-Una voz distorsionada sonó a través de los altavoces de su casco.-Acabe con eso rápido, no deje testigos, proceso de limpieza standard, Providencia, cambio y corto. -Xevhra asintió casi inconscientemente.-Entendido.-Respondió el soldado, conforme volvía a centrar su atención en la contraria.

Regla de combate nº3

Nunca pierdas la atención de tu oponente.

Para cuando quiso darse cuenta, la chica se había vuelto a abalanzar contra él, lo que le llevó a cubrirse con el brazo izquierdo, retrayéndose ligeramente sobre si mismo. Por suerte, la capa de plastiacero superficial de la ST3 retuvo la mayoría del golpe, dejándolo en un pequeño rasguño que saldría con un poco de pulimiento. Lo bueno de la armadura ST3 era que al ser una armadura rediseñada de un propósito aeroespacial (De ahí su habilidad para manipular los fotones y asegurar al usuario de la radiación solar) a un propósito militar era que habían logrado aumentar su durabilidad sin ceder un ápice a su movilidad, que era lo que realmente le interesaba al soldado.

Las unidades Xevhra no destacaban por ser resistentes, destacaban por ser móviles

.-Eh, Doce.-Murmuró su IA, conforme el soldado volvía a desenfundar la nanohoja, llamando a su vez a un pequeño Vulture rezagado. El drone descendió, colocándose sobre la mochila del soldado y replegándose dentro de ella. Xevhra tenía la mala costumbre de prepararse para lo peor, y aquello era una de sus contramedidas. Un impulso de neuropocina por si acaso.-Escucha esto.-Continuó su IA, habiendo interceptado la comunicación de la contraria.

-Solicito R-9.

¿R-9?” Fue la primera pregunta que se hizo el supersoldado, para lo cual instintivamente volvió a retroceder un par de pasos. Bajo el casco, sus orejas gatunas se alzaron, dispuestas a escuchar todo lo que sucedía a su alrededor.

-R-9 tiene que ser una especie de arma biológica, visto lo… Oh, espérate, ¡Mira!-Xevhra clavó su mirada en la chica, conforme su HUD le hacía un pequeño zoom. Allí estaba, conocía esa arma era una…

.-¡Cuidado!-Gritó su IA, conforme Xevhra elevaba el brazo para cubrirse el rostro. A su vez, el HUD se oscureció, con el objetivo  de hacer descender el fogonazo de luz al que se enfrentaba. El supersoldado apretó los dientes, cegado, conforme su IA activaba los sensores de la armadura (Y de nuevo, el casco del supersoldado adquirió tonalidades rojizas).

.-Te quieren vivo… ¡Alto!¡Xevhra, cúbrete, rueda a la derecha!-El supersoldado prestó atención a lo que le decía la “chica”, conforme alzaba la nanohoja, parpadeando de nuevo. ¿Cómo había podido caer en una trampa tan inocente? Por una parte apretó los dientes, frustrado consigo mismo… Por otra parte.

.-La entidad enemiga ha cambiado… Interesante, parece transformarse en una especie de… No, no es un lobo, nunca había visto un animal de estas características.-Los sensores de su armadura estaban trabajando al máximo, intentando organizar la información que había aparecido en los pequeños segundos que tuvo antes de que la contraria. La IA, al notar que no necesaría el modo nucleo lo desactivó, dejando que la armadura que antes servía como receptor volviera a cubrir la espalda del chico.-Alto, parece que está cazándote…-

.-¿De verdad?-Murmuró el soldado, parpadeando por última vez para finalmente cerrar los ojos, dejándose guiar no por su oído, si no por su olfato.

El olor a pólvora era característico. El olor a químicos más todavía.

Esto sería divertido.

Apenas prestó atención a la hilera de coches que comenzó a sonar: Sabía como pensaba una bestia puesto que él mismo era una bestia. Un cazador, criado con un único propósito en la vida. Xevhra significó una vez Ejecutor en una lengua perdida, y la División se había encargado de que volvería a hacerlo. Poco a poco, el olor fue haciéndose cada vez más y más fuerte, hasta el punto de notar los incisivos de la contraria en su pierna derecha.

.-Alarma, alarma.-Decía su IA.-Se ha localizado patógeno desconocido, funciona como ácido, estimulando.-La IA hizo todo lo posible en el cuerpo del soldado para estimular la producción de plaquetas, con el objetivo de que la mordida no calara. Parecía que aquella sustancia destrozaba la armadura, y el supersoldado respondió con un breve gruñido, conforme llevaba su mano derecha hasta, no el cráneo, si no el cuello de la chica.

Su objetivo pretendía ser la base del cuello: Si aquella chica tenía la misma fisionomía que un lobo común, un golpe allí podría desestabilizarla. Romper la conexión entre el cerebro y el resto del cuerpo: El supersoldado no dudó, si no que lanzó una estocada hasta la base.

A su vez, llevó su zurda de nuevo hasta la mochila, la cual se abrió, revelando allí el fusil Barret modificado del soldado, y una Desert Eagle acompañada de un único cargador.

Cada bala, cuenta.

Tomó la Desert Eagle, apuntando directamente a las fauces de la contraria. ¿Quería morder? No se lo pensaba poner tan fácil. Disparó a los labios: Disparar al cráneo era una tontería, no era la primera vez que trataba con criaturas de este estilo, y sabía por experiencia propia que sería demasiado duro como para que la bala perforase.

Cada bala, cuenta.







The body may heal, but the mind is not always so resilient



So now... Eins, Zwei, Drei, soon we'll synchronize | So now... Eins, Zwei, Drei, escaping our demise.


Spoiler:





Xevhra
avatar
ira

Expediente: Clasificado.
Expediente: Clasificado.
Expediente: Serie 3.

Volver arriba Ir abajo

Re: Deadman Walking {Roxanne}

Mensaje por Roxanne [R-9] el Dom 20 Ago - 20:31

Podía sentirlo… Podía sentir como sus colmillos se hacían paso a través de esa armadura, como aquello que antes había sido incapaz ni perforar con su navaja ahora se doblegaba ante su saliva. Simplemente perfecto… Excitante.
Dio varias mordidas, rápidas, pero profundas, buscando agujerear la armadura del moreno para darse un acceso en caso de ser necesario. Estaba tan cegada en seguir con su cometido que no vio venir el golpe, haciendo que un rugido escapara desde lo más profundo de su ser. Un dolor asfixiante… Se vio obligada a soltarle, y en ese momento, alzó sus orejas caninas y escuchó el sonido del gatillo; apenas milésimas de segundo… Si no hubiese tenido reflejos se habría quedado sin dentadura, pero pudo esquivarle, echando apenas su cabeza hacia atrás, abriendo más sus fauces, dejando así que la bala pasara entre estos. Sus movimientos fueron bruscos y rápidos, por lo que notó un dolor punzante justo en la zona que había golpeado el soldado. Sacudió su cabeza, con molestia, saltando hacia atrás, agachando su cabeza, emitiendo sonidos que podían parecer gruñidos.
No, no había conseguido romperle nada, pero la sensación de que podría haber perdido, la sensación de asfixiarse aun sin poder respirar… La confundían, le molestaban, la enfurecían…

Dejó su pata derecha más avanzada que el resto, mientras que la pata izquierda trasera estaba algo más atrás; agachó sutilmente la parte delantera, echando sus orejas hacia atrás mientras que su cola canina yacía en alto, una postura de ataque.
A pesar de que seguía algo desconcentrada no pensaba perdonar aquel golpe. La había enfurecido más, y se lo haría ver. Soltó otro rugido, mientras que alzaba poco a poco su cabeza, dejándose guiar por su oído para saber la posición del moreno, clavando así, su mirada vacía en él; si hubiese podido, habría sonreído.
Caminó, poco a poco, rodeando a su presa, analizando cada cosa que podía, recordando cómo era la armadura, como era su víctima en sí; la faltaba de visión no era un problema. Recordó una mochila, en la espalda del soldado, donde podría apostar que es de donde sacó el arma con la que le disparó.

Nuevo objetivo.

Alzó bien sus orejas caninas, mientras seguía caminando, rodeando a su presa, dejando que la saliva que caía de entre sus dientes se fundiera en el suelo, dejando un rastro detrás de ella, dejando que el olor a quemado, azufre invadieron la zona; a ella tampoco le servía nada el olfato, pero apostaba a que su compañero si…
Al poco rato de preparar la zona a su antojo cerró su mandíbula, apretando sutilmente sus dientes, impidiendo así que la saliva continuara saliendo. Apenas había dado una vuelta a su presa, manteniendo siempre las distancias, pero sabía que no tardaría en atacar, por lo que su instinto animal le obligó a correr, a huir. Comenzó a correr de la nada, pero en dirección al soldado; avanzaba deprisa, dando pequeños saltos de un lado a otro, para intentar impedir que una bala acercara en ella. Cuando lo tenía casi delante saltó, pasando por encima del soldado. Abrió sus fauces, dejando que un cúmulo de saliva corrosiva cayera sobre el hombro y espalda del soldado, deslizándose poco a poco hacia abajo, llegando a tocar la mochila. Si un par de mordidas, habían conseguido dañar la armadura, un buen charco podría lograr perforarla de una vez por todas.

Una vez cayó de espaldas al soldado se detuvo, como si hubiese sido ya una victoria asegurada. Se volteó lentamente e iba atacar una vez más, una mordida más… Pero antes de poderlo hacer el aro se hizo visible entre sus orejas y en cuestión de apenas unos segundos volvía a ser humana. Parpadeó perpleja, sentada en el suelo, con el corazón a mil y un fuerte dolor en su cuello “¿Porqué!” Llevó su mirada bicolor al soldado y se levantó corriendo, cogiendo una de sus bombas y lanzándola hacia él; Una bomba de humo. Ésta defendió su cara con ambas manos, cubriendo su nariz con prioridad y con su ante brazo herido protegió sus ojos. Tosió con molestia, pero aun así aprovechó para correr y alejarse del morena; estaba demasiado cerca de él…
Alzó bien sus orejas caninas, y tras todo ese humo, incapaz de ver nada, y tosiendo de vez en cuando con molestia, pudo escucharlo -“Roxanne…”- Su supervisor la llamaba. Corrió hacia dónde provenía la voz y lo pudo encontrar; a tientas se agachó y con su mano buscó por el suelo, terminando por encontrarlo, poniéndoselo de inmediato -¿P-porqué!- Gritó como le era posible, aunque el humo estaba haciéndole efecto y no podía parar de toser con molestia, mientras que ya se veía incapaz de abrir los ojos.

-“Se acerca la policía, has de huir de la zona.”- -¡No!- Balbuceó con rabia y molestia, gruñendo, mientras que terminaba por caer de rodillas en el suelo, escondida tras uno de los coches. Volvió a tentar con su mano por el suelo; si el intercomunicador estaba ahí, la máscara también… Después de unos segundos buscando la encontró, y no tardó en ponérsela, respirando profundamente, sintiendo un gran alivio, aunque el dolor de ojos y la molestia en la garganta continuaban. Jadeó con fuerza y apoyó sus manos en el suelo, buscando establecerse -Solicito R-9.- Repitió, entre gruñidos; no tenía tiempo… Su enemigo la encontraría, y en su forma humana era vulnerable. No sabía cuánto daño habría provocado en la armadura, no sabía ni siquiera si el humo habría podido penetrar, por lo que cada segundo era de gran importancia. -“Denegado. Regrese a casa.”-
Se levantó del suelo, y aun con sus ojos llorosos y con el humo rodeándola intentó visualizar su alrededor, alzando sus orejas caninas por si podía escuchar pasos cerca de ella -Solicito hablar con él.- Y tras un silencio incómodo se hizo notar su supervisor -“… Solicitud para R-9 aceptada.”- Y como siempre, la mestiza, la preferida del Jefe de la Corporación, ganaba.

El aro que ataba sus orejas desapareció, y una vez más su forma demoníaca apareció. Se sacudió con molestia y dejó caer la máscara, mientras que permanecía con el intercomunicador puesto, pues sabía que sería de gran ayuda. -“R-9, no lo olvide… Lo queremos vivo. Y tiene quince minutos para conseguirlo antes de que llegue la policía.”-
El animal avanzó un paso, mientras que todavía podía sentir la asfixia de la bomba, la molestia en sus ojos inexistentes…  Sacudió un poco su cabeza de nuevo, intentando centrarse. Salió de detrás del coche, alzando sus orejas, centrándose en escuchar de nuevo los latidos del corazón de su presa; había cometido un enorme error en perderlo de vista.



Habla #669966 || "Piensa" || Actúa
Yo no voy a ser la puta dama del fracaso.
Tengo mis propios motivos para dar mis pasos,
lucho por quien quiero, y no sucumbo,
yo soy la elegida para derrotar al inframundo.
Roxanne [R-9]
avatar
ira

CONFIDENCIAL
CONFIDENCIAL
Mestiza. {Lich - Loba}

Volver arriba Ir abajo

Re: Deadman Walking {Roxanne}

Mensaje por Xevhra el Lun 21 Ago - 17:59

{ Atención, se detectan múltiples brechas en las capas exteriores de pierna derecha.
{ Atención, sellado comprometido.
{ Atención, se detecta ritmo arterial elevado.
{ Atención, se detectan niveles de neuropocina en sangre descendiendo rápidamente lo indicado.
{ Contramedida, reconfigurar armadura.
{ Contramedida, inyectar nootropicos.
{ Contramedida: ERROR, el sujeto no tolera una nueva inyección.
{ Calculando, tiempo operativo del sistema.
{ Activando, implantes cardiacos y neuroeléctricos.


Xevhra soltó un gruñido de frustración en el momento en el que la chica se separó. Había fallado, únicamente por milímetros, lo que le llevó a deducir que aquella contraria, al igual que él, contaba con un sentido auditivo agudizado: Si no, no se explicaría como pudo “ver”… A menos que su cráneo funcionara igual que el casco del soldado. El casco del soldado era un conjunto de sensores, como si fueran millares de ojos mirando en todas direcciones, presentándole al guerrero un HUD con información en tiempo real de todo lo que pasaba. Xevhra lo consideraba con no llevar casco… ¿& si la mujer funcionara de igual forma?

Imposible, Doce.” Informó Ómicron “No se ha detectado de ninguna forma de vida capaz de hacer eso… Debe de ser estímulo auditivo. Estoy analizando la muestra de sangre de la nanohoja y enviando los datos a La División. Céntrate.

El soldado se hallaba ligeramente encorvado, con la intención de mantener una postura defensiva, con el arma bajada y sujetada por ambas manos, conforme en su alzado rostro se dibujaba una sonrisa de oreja a oreja. Esto, esto era lo que echaba de menos… Desde que lo habían retirado en Haywood solo le enviaban a misiones de poca monta: Entrenamientos. “Debes de recuperarte, Doce”, le decían… ¡Pero él ya estaba completamente recuperado!

Además, la contraria le estaba analizando… Podía sentirlo.

¿A dónde atacarías? El objetivo más claro sería su pierna, pero atacar ahí significaría arriesgarse inútilmente, entonces… ¿Iría a por su pierna?¿A por su brazo? No sabía donde tenía los implantes, eso podía jugar en su ventaja. Una pequeña corriente de viento hizo ondear la bufanda que llevaba al cuello. “¿Estas viendo lo que está haciendo?” El soldado asintió lentamente ante la afirmación de su IA… Estaba privándole de su sentido del olfato, por lo que casi instaneamente su armadura se cerró, o al menos la zona referida al casco se presurizó: No podía permitirse que el olor lo mareara, por lo que la energía la redirigió a sus sensores. Al igual que los ciegos, que sentían sus sentidos agudizados, el tejido adaptativo de su armadura era capaz de amplificar el resto de subsistemas en el momento en el que se veía privado de uno, a fin de cuentas, el cibergel estaba en contacto con los nervios del soldado: Podía aprender del organismo de este.

La unión perfecta entre cuerpo y máquina.

La cuestión es… Si quería privarle de su sentido del olfato: ¿Por qué? La respuesta le llegó en el momento en el que oyó el silbar del viento, la misma ventolera que había movido su bufanda ahora se hallaba cortada por el cuerpo de la contraria, lo que le hizo al soldado agacharse sobre si mismo, alzando su arma de nuevo: Tenía un disparo certero, pero… ¿Debía de disparar?¿Debía de acabar con la amenaza?

¿Acabar con la diversión?

¡Xevhra!

{ Expulsando subsistema de almacenamiento.

La mochila salió disparada en cuanto el ácido cayó sobre esta, previniendo que el cúmulo se extendiese mas de lo que estaba. El soldado agitó el rosto: Había dudado, ¿Por qué?

Doce, céntrate.” Ómicron no dudó en darle un calambrazo al soldado, sobrecargando su espina dorsal durante unos segundos. Esto hizo al soldado caer de rodillas frente a la chica, apretando los dientes para no desencajar la mandibula. El protocolo dictaba que dudar estaba completamente prohibido: Si tienes al objetivo delante, disparas, no haces preguntas. Los soldados estaban para ello, ellos no preguntan, ellos no se mofan de los caidos, ellos cumplen su objetivo y pasan al siguiente. Eficiencia sobre principios. El lema con el que Industrias Wolf había logrado su puesto en el mercado bélico:

El camino hacia delante.

Xevhra se giró, con la rapidez suficiente como para descubrir de nuevo a la mujer que le atacaba. ¿No controlaba la transformación? Eso supuso, al ver de nuevo el aro entre sus orejas… Entonces, si era humana, era vulnerable.-Ómicron.-Pero no tuvo que decir mucho más, para que la armadura de Xevhra comenzara a desaparecer de nuevo.

Decidió acabar con aquello de una vez por todas, y para eso necesitaba algo de más calibre: Seguramente no tardarían mucho en dejarla volver a transformarse. La personalidad de aquella clase de soldados era un misterio que hacía mucho tiempo que había resuelto, no pararían hasta acabar con su objetivo, y si tenían que sacrificar lo que fuera necesario en su camino, así fuera.

En su camuflaje, avistó rápidamente donde había caído su mochila, deshaciéndose lentamente, y a la velocidad que sus heridas le permitían se deslizó hasta esta. Si su suposición era correcta… Allí estaba: En el interior le resguardaba su arma favorita, un fusil Barret modificado, plegado sobre si mismo y lleno de muescas, con la diferencia de que no poseía mira alguna. Lo tomó, conforme su brazo derecha se llenaba de líneas azules, líneas que parecieron activar el fusil en cuanto reconocieron a su dueño.

El arma se fue desplegando lentamente, revelando un fusil de mayor tamaño a los fusiles Barret normales, arma que el soldado tuvo que tomar entre sus dos manos debido al peso. En su HUD apareció el indicador de munición al cambiar de arma: 4 balas, 4 balas antiblindaje diseñadas para poder perforar el interior de un tanque, antes de dividirse en minicartuchos, haciendo así la bala irrastreable.

.-¿Lo tienes?-Preguntó el soldado, al ver como lentamente aparecía la bestia, de nuevo: Si bien el humo parecía poder ocultar a la criatura con perfección, también era cierto que la visión de Xevhra ahora no se basaba en sus sensores principales, si no en sus sensores sónicos. Ahora mismo, la armadura de Xevhra actuaba como un sonar de sonidos de baja frecuencia (De nuevo, prefería usar la baja frecuencia para hacerse irrastreable. Así los perros no le daban problemas).

.-Lo tengo. Dirección del viento corregida, ángulo de disparo calculado…

.-Corrección de peso establecida…

.-Objetivo localizado…

De nuevo, el dedo del soldado acarició el gatillo.

.-Sal… – Dijo, molesto por el obstáculo que la ocultaba. Solo un poco más… Solo un poco más…

En el momento en el que la contraria salió de un salto, el ensordecedor sonido del fusil de precisión hizo arder la calle. No había dudado en disparar, y a esa distancia, con la velocidad del proyectil, sabía que impactaría en su objetivo: El pecho del contrario. Para acabar con una presa siempre es bueno reventar el corazón, la sangre no fluiría y vería el movimiento impedido.

En resumidas cuentas. Acababa de ganar.





The body may heal, but the mind is not always so resilient



So now... Eins, Zwei, Drei, soon we'll synchronize | So now... Eins, Zwei, Drei, escaping our demise.


Spoiler:





Xevhra
avatar
ira

Expediente: Clasificado.
Expediente: Clasificado.
Expediente: Serie 3.

Volver arriba Ir abajo

Re: Deadman Walking {Roxanne}

Mensaje por Roxanne [R-9] el Lun 21 Ago - 21:16

La bala impactó.

Su cuerpo cayó.

Quieta, sin dar síntomas de estar viva, se quedó tendida en el suelo.
¿Ahí acababa todo?
¿Ya estaba…?
¿Y sus objetivos principales?
¿Y su misión?
¿Todo… Terminó?

-“R-…Eve… Leva-… Re-respon-…”-

El intercomunicador luchaba por seguir funcionando, pero cada vez la voz era más lejana, cada vez se oía peor. Se escuchaban susurros, quejas, gritos… ¿Había alguien enfadado? Sí… Lo oía, escuchaba su voz, estaba… ¿Llorando? No… Gritaba, desesperado, no entendía que estaba diciendo.

-“R-9…”-

Lo escuchó. Escuchó su nombre, esa voz. Pero… Su cuerpo no se movía, se negaba a seguir ningún tipo de orden que mandase, estaba… Muerta, ¿verdad? Solo escuchaba lo que su alma podía escuchar del mundo de los vivos, seguro era eso.

-“R-9, tiene una misión, levántese y consiga a ese soldado vivo. ¡YA!”-

Y como si de una marioneta se tratase su cuerpo se levantó del suelo, sus patas en un principio temblaron levemente, pero pronto retomó la postura. Se mantuvo levemente abierta, como si fuera a dar un gran salto, mientras que mantenía su cabeza agachada, imitando los movimientos exagerados de una persona jadeante, aunque a ella no le hiciera falta retomar el aliento. Sacudió todo su cuerpo, comprobando de esta manera que mantuviera todas sus partes, y así era… Su torso perforado ni sangraba, solo era un agujero del cual todavía salía humo; una herida que dudaba poder regenerar en su totalidad, seguramente sería la primera vez que le pondrían un implante, pero ahora mismo eso era lo menos importante.
Ya había descansado suficiente… El chico seguramente estaba convencido que la había matado, pero había cometido un error; Un lich solo muere si le atacan directamente a la cabeza.
Avanzó un paso, después otro, y otro, y otro… Y en pocos segundos se veía corriendo entre el pequeño rastro de humo que había dejado tanto su bomba, como el disparo. Aprovechó que todavía el ensordecedor sonido del arma molestaba en los oídos de seguramente ambos para camuflar sus pisadas; su olor, oculto gracias a su saliva, y ahora todo el humo. No necesitaba verlo, sabía perfectamente de donde había venido la bala, sabía dónde estaba su enemigo, su objetivo.

A medida se acercaba a él, su boca comenzaba a generar esa saliva corrosiva, cayendo esta sobre el suelo, perforándolo; estaba ansiosa… Cada vez corría más deprisa, y a pesar de que no podía oír, ver, ni oler nada, sus instintos la guiaban. Ahí estaba, lo sabía, podía sentirlo, podía sentir el calor que emanaba del arma utilizada para intentar en vano acabar con su vida.
Dio un salto directo hacia el objetivo; o si… Lo sintió bajo sus patas, no se había equivocado, ahí estaba… No lo dudó ni dos segundos, fue directa a morder el casco del hombre, clavando sus fauces tanto como le fuera posible, sintiendo como su saliva ayudaba a penetrar. Estaba excitada por la situación, estaba fuera de sí.

Nuevo objetivo.

Devora a la presa.


Pasó sus mordiscos al cuello, soltando rugidos mientras aprovechaba su ventaja de estar encima, aplastando al hombre con su cuerpo (aunque recordemos que R-9 a pesar de ser más grande que un lobo normal tampoco pesa mucho). Lo podía sentir… Podía sentir como la armadura cada vez era más inútil, su saliva en pequeñas gotas ya se habían adentrado, y seguramente, ya estarían quemando la carne del soldado.

Había desatado a una bestia hecha para matar.

Sus mordidas eran rápidas, no era tonta, quería romper lo máximo posible en el menor tiempo posible, sabía que su banquete no iba a ser eterno, sabía que el chico la golpearía, apuñalaría o dispararía, pero aprovechaba y disfrutaba de su factor sorpresa hasta el último segundo.
¿Cuánto había tardado en perforar su armadura? Apenas segundos, ¿10 segundos? Aproximadamente.

-“R-9, ¡lo queremos con vida!”- Esa voz, que resonaba débil desde el intercomunicador la hizo detenerse, quedándose sobre el soldado, imitando una vez más los gestos exagerados de jadear, dejando que su saliva fuera cayendo sobre su presa, impregnando con ésta otras zonas de su cuerpo. Batallaba consigo misma.

¿Seguir devorando a su presa?... ¿Capturarla con vida?

Soltó un rugido y dio una última mordida, en el hombro donde la armadura ya estaba rota, aprovechando para que su saliva fuera más allá por fin.



Habla #669966 || "Piensa" || Actúa
Yo no voy a ser la puta dama del fracaso.
Tengo mis propios motivos para dar mis pasos,
lucho por quien quiero, y no sucumbo,
yo soy la elegida para derrotar al inframundo.
Roxanne [R-9]
avatar
ira

CONFIDENCIAL
CONFIDENCIAL
Mestiza. {Lich - Loba}

Volver arriba Ir abajo

Re: Deadman Walking {Roxanne}

Mensaje por Xevhra el Vie 25 Ago - 0:34

Misión cumplida.

En su interior, Xevhra sintió una profunda decepción.

Tamborileó los dedos sobre el rifle lentamente, acariciando conforme se disipaba el humo... ¿Ya está? Había esperado más, mucho más de aquella criatura... Pero, como todo en esta ciudad, le resultaba decepcionante. "Xevhra." Llamó Ómicron "Tenemos la muestra de sangre enviada a La División, la estan analizando." Por una parte... El soldado no pudo evitar sentir curiosidad por la situación, curiosidad que su IA fragmento le había pegado: ¿Quien era aquella mujer?¿Para quien trabajaba? Quizá, solo quizá si continuaba el rastro...

Prioridades, Xevhra.

Bajó el humeante cañón del arma, conforme su HUD volvía a la normalidad. Disparar una sola bala de aquel fusil de precisión activaba casi todos los subsistemas de precisión del traje, lo que le reducía su movilidad para garantizar una precisión extrema. Como si fuera un ritual, Xevhra apoyó el cañón el en suelo, conforme desplegaba la nanohoja, acercandola a la culata del arma para añadirle una muesca. Los Xevhras no recordaban a cuanta gente habían matado, literalmente, no podían: Por cuestiones de seguridad, los Xevhras olvidaban la gente a la que mataban al cabo de una semana, un pequeño subsistema dentro de los implantes neuronales del soldado que prevenía pequeñas fugas de información por accidente.

Sin embargo, todo cadaver merece un respeto.

Especialmente aquellos que hayan resultado siendo una amenaza.

"Un cadaver solo es un cadaver." Repuso Ómicron, conforme Doce volvía a subir el arma, comprobando su estado. Parecía no haber salido demasiado dañada del combate, y saber que todo su equipamiento no había sido destrozado le ayudaría. Con un pequeño comando, el arma se replegó sobre si misma: El cañón se hizo más pequeño, conforme la culata se resguardaba dentro del cuerpo del arma.-Solo es carne muerta.-Afirmó el soldado, conforme llevaba el fusil de precisión al enganche magnetico de su espalda.-Vamonos, antes de que venga la policia.-

¿No confirmas la baja?

Aquella frase interrumpió a Xevhra al girarse, todavía aprovechando el camuflaje activo. ¿Confirmar la baja? Era cierto, era el protocolo, no confirmar una baja podía resultar en disgustos innecesarios, pero... ¿Quería confirmar la baja? Una parte de él no quería, había sido un enfrentamiento interesante: Había podido probar la sangre en sus labios, y por primera vez en mucho tiempo no era producto de la neuropocina. Xevhra suspiró, conforme giraba el rostro.

Demasiado tarde.

Apenas le dio tiempo a rotar cuando sus orejas gatunas se alzaron, cosa que hizo abrir sus ojos como platos. Había notado el movimiento a su espalda.

No era dificil saber que venía a continuación.

Giró el torso cuando pudo, colocando las manos sobre el rostro en un vano intento de protegerlo ante las dentelladas. No fue el peso de la criatura, si no la propia sorpresa lo que hizo ceder al soldado. Y lentamente, muy lentamente, el ácido fue internandose dentro de los sistemas del casco.

{ Atención, subsistemas comprometiendose.
{ Atención, peligro.
{ Aten$$5
{ Protocolo de peligro Activado.

La armadura de Xevhra se iba reconfigurando conforme la contraria atacaba: Las placas se movían, de forma casi organica, para ir cubriendo los posibles lugares de dentellada, y a su vez, el soldado no se quedó quieto, si no que contraatacó desenfundando su nanohoja. Sabía lo que tenía que hacer para domar a las bestias, no era la primera vez que cazaba con las manos desnudas (Pero si que era la primera vez que cazaba con sus aumentos). Tomó a la criatura del cuello con la zurda, intentando abrir algo de distancia entre ella y él, conforme atacaba con la nanohoja el pecho de la contraria, una y otra vez.

Si bien, sabía que eso solamente traería más ácido, sabía que daría lo que fuera para acabar con su objetivo. No se molestó en ahogar un pequeño grito en cuanto el ácido se internó por el interior de la armadura, rozando su piel. Sabía que el dolor solamente acrecentaría, que habría un momento en el que no podría soportarlo: Pero debía de hacerlo. Se agitó en cuanto los dientes de la contraria tocaron su hombro, pero no se amedrentó, si no que aprovechó la posición para rotar, quedando por encima del lobo, aprovechando el movimiento para incrustrar la nanohoja.

No caeria sin pelear.

El ácido se internaba cada vez más.

No caeria sin...

Un último empujón, lo suficiente para lograr rajar el vientre lo mas que pudiera.

No caeria...

{ Protocolo de recuperación: Activado.

El cuerpo de Xevhra se desplomó, inconsciente, sobre el lobo. Su cuerpo se hallaba mutilado, mas mutilado que de costumbre... El ácido, o mejor dicho, lo que había transmitido la chica estaba corroyendo la armadura desde dentro, transformandola en una jaula para el gatolobo. Léntamente la armadura se abrió, bajo los homoplatos, únicamente para dejar fluir todo el líquido que pudiera. A su vez, las placas del cuello se bloquearon, protegiendo lo que quedaban del casco.

Ahora mismo, la ST3 se estaba transformando en una gigantesca baliza de recuperación.

Y no tardarían demasiado en llegar los refuerzos.





The body may heal, but the mind is not always so resilient



So now... Eins, Zwei, Drei, soon we'll synchronize | So now... Eins, Zwei, Drei, escaping our demise.


Spoiler:





Xevhra
avatar
ira

Expediente: Clasificado.
Expediente: Clasificado.
Expediente: Serie 3.

Volver arriba Ir abajo

Re: Deadman Walking {Roxanne}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.