¿Qué opinas de esto, mascota? || Megumi

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Qué opinas de esto, mascota? || Megumi

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 13, 2017 12:34 pm

Arte en su máxima expresión.
¿Eso es lo que hago? ¿Arte?
¿Hay algo más significativo que una vida?
¿Qué tal la crudeza de la Muerte?
Es definitiva.
Es Implacable
... Es inevitable

¡Exactamente!
¿Ahora lo entiendes?
¿Hmmm?
¿Entiendes porqué hago lo que hago?
Lo único que entiendo es que hablas contigo mismo, y la presa se escapa
¿Con ambas piernas rotas? No llegará lejos
Jajajajaja

-¡Hahahahaha!- el Shinigami solo tenía que seguir los gemidos de dolor y desesperación para encontrar a su presa, un ser desgraciado que lamentablemente había estado en el lugar y momento equivocados. Era una noche nublada y fría, silenciosa como la paciencia de un clérigo ante el confesor de pecados en su parroquia, e igualmente solemne. Los únicos sonidos que hasta entonces habían plagado aquellos lares en las altas horas nocturnas consistían en los chirridos, llantos y sonidos típicos de la flora y fauna, con el agregado de la agónica desesperación y la eufórica risa de aquel que se hacía llamar Johannes Moriarty, el inmortal Lich/Shinigami que había conquistado a la muerte tras padecerla, y ahora vagaba por el mundo en nuevamente su búsqueda; era irónico escapar de esas tenazas e ir buscando pretextos para volver a ellas, pero eso era justamente lo que motivaba al científico. Su trabajo era meramente un hobby y a menudo encontraba más satisfacción en perseguir almas agraviadas que dar sentido a la propia a través de hechos comprobables y no meras conjeturas retorcidas y vagas producidas por una mente tan desvariada como siniestra especialmente tratándose de alguien tan tocado como el propio Johannes

-¿Te has cansado tan pronto, Hm?-
se dio su tiempo para saborear el miedo mientras se acercaba paso a paso al viajero incauto que había caído en su trampa: Johannes sabía que había vampiros rondando, ¿Pero un humano sencillo y mortal? Había sido tarea de niños acorralarlo y darle un escarmiento, de esos que quedan plasmados en la mente para toda la vida y posteriormente atormentándote en tu muerte. El Lich Shinigami liberó sus grises alas y materializó su hacha guadaña -En ese caso, déjame que te libere de tu sufrimiento-

Descargó un golpe certero con el filo de arma, dirigido al cuello. La sangre saltó manchándolo todo como agregando más sangre nueva a la ya seca de su bata médica. Ya hecho pateó la cabeza cual balón pinchado antes de arrodillarse a un lado del cuerpo y sacar su bisturí de las ropas pasándolo por la delicada piel y descubrir sus sanguinolentas entrañas, esperando ser estudiadas por el científico

-Autopsia del cuerpo #8217, comenzando-
Invitado



Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Qué opinas de esto, mascota? || Megumi

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 13, 2017 7:52 pm

Paraíso - Habitación de Meg

19:15 pm

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------





Con una toalla sobre su cabeza, ambas manos se mantenían sobre la propia toalla haciendo movimientos por distintos lugares de su cabello, ahora mojado aún por la reciente ducha, tratando de al menos quitar las gotas que se intentaban escurrir a hacer cosquillas por el cuerpo, mientras sus ojos observaban la maleta y mochila que había junto a la puerta de su habitación. Ya estaba vestida, al parecer, según el reloj, aún le quedaba casi una hora para partir, pero no podía negar pese a todo que tenía algo de emoción, nervios y quizás un poco de miedo, no del malo sino más bien ese que te hace querer que todo salga bien o a tu modo. Era su primera misión en la ciudad terrenal; o al menos la primera que ella recordaba, pues su memoria seguía sin dar señales de querer funcionar hacia recuerdos lejanos más allá de hacía poco en el Paraíso cuando despertó. Pero no por eso se podía decir que fuera alguien que estuviera deprimida, más bien todo lo contrario; disfrutaba el día a día como nadie más.
"Solo espero que todo salga bien y que pueda hacer mi trabajo como se espera que lo haga..."Mentalmente murmuraba mientras acababa dejando la toalla en el cesto de la ropa, al menos era como estar en un hotel de buena calidad...

Los minutos pasaban, cada vez se acercaba más el momento en el que comenzaría su nueva aventura personal, después de días de entrenamiento parecía que confiarían en ella para ir a ayudar a las personas, aunque tampoco estaba muy segura de qué o cómo lo haría, después de todo había escuchado rumores de que a la ciudad que iba, New London, era conocida por estar bastante llena de pecadores, aunque por el contrario que asustarla o desmotivarla, la joven se sentía con más ganas... El típico pensamiento de que sería la que cambiaría el mundo, a pesar de que no fuera alguien que podría destacar en muchos campos, pues más allá de las tecnologías no era nada fuera de lo habitual... Suspiró y echó un vistazo a la habitación, pese a que pasaría un tiempo fuera no quería dejarla sin arreglar, así que no perdió tiempo en asegurarse que todo estuviera recogido, también por su propio conocimiento de su torpeza decidió agarrar la maleta, posarla sobre la cama y asegurarse de que llevaba lo indispensable... Una maleta y una mochila -tampoco es que con su fuerza y corpulencia pudiera llevarse mucho más mientras "viajaba"-, con todas las cosas básicas metidas de manera bastante meticulosa; como si se tratara de un puzzle o juego del tetris, había metido quizás más cosas que las que alguien normal podría organizar, era lo bueno de tener mente "gamer", para algunas cosas, como esa, al menos...

- Hmm... Creo que está todo.. Ou, ya es hora... Yooooshhh Ahí vamos!!- Dándose ligeramente y despacio varias palmas en sus mejillas con sus manos, se animó mientras agarraba la mochila y la maleta para ponerse en marcha... No obstante, mientras abría la puerta, sus ojos se giraron para observar que todo quedase en orden -quizás debido a tanto entrenamiento, pero se había vuelto bastante organizada y perfeccionista, aunque para otras cosas no fuera tan así... -, pero después de sonreír con confianza y asentir orgullosa, salió y cerró la puerta tras de ella... Ahora sus pasos se comenzaban a escuchar por los pasillos, maleta rodando y una mochila colgada en diagonal desde un hombro hasta la otra cadera contraria; había que mantener un equilibrio del peso para poder volar. Terminó su caminata hasta que llegó a la entrada-salida, dio sus datos y ahí le dieron el permiso para que comenzase su aventura... Era el momento de despegar.
Afueras New London  - Ruinas

23:00

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

"¡¡¿Por qué?!! " Mentalmente se preguntaba mientras, sin blasfemar por supuesto, maldecía un poco su suerte, más bien la falta de ésta... ¿De qué servía llevar un rumbo tranquilo y haber salido con tiempo? Si por el camino se hacía de noche y aún encima, a pesar de haber llevado la maleta y la mochila, se había olvidado el mapa en la mesilla de noche... Sus ojos por las nubes, mientras su cuerpo se mantenía flotando y sus alas, blancas y elegantes, planeando ligeramente para mantener un equilibrio, buscando puntos o lugares que pudieran darle pistas para saber el rumbo que debía tomar, "¿derecha? ¿izquierda? ¿recto? "pensaba en su mente mientras sus ojos seguían buscando algún dato -cosa que por mucho que buscase nunca encontraría, pues era su primera vez estando allí, así que tampoco es como si pudiese guiarse por eso, lo único que le quedaba era la intuición, que normalmente no solía ser muy buena-... La luna le sirvió de guía, agradecía al cielo mentalmente... - Buena idea... Bajaré a allí y seguro encuentro a alguien para preguntar... o al menos descansar un poco... - Hablando consigo misma, su voz se moldeaba a la vez que sus ojos avistaban una especie de ruinas, aunque en su mente no tenían sentido ninguno que estuvieran allí, ni sabía siquiera si eran monumento o si pertenecían a alguien.

Siendo la única opción que encontró se movió hacia abajo, para descender en picado, su idea era posarse por algún lado alto para tener más campo de visión sobre el lugar, pero un aire hizo que se tambalease y sus manos se abrieran dejando que su maleta se cayese mientras sus alas seguían dejando que su cuerpo siguiese recto...
- Oh no no no no, eso no... Esperaaa.... - Algo así como si esperase que sus alas entendiesen lo que ella decía... Pero cuando sus ojos miraron hacia adelante pudieron divisar una pared, rápido se elevó batiendo sus alas fuerte y de repente cuando pensó en aterrizar se dio cuenta que era torpe para eso... Una piedra se metió en su camino -más bien un mal cálculo, pero en su mente la culpa era de la piedra que antes no estaba allí- mientras que su pie tropezó y comenzó a dar volteretas, unas cuantas, por el tejado para terminar encontrando con un agujero y caer al piso de debajo... - Yayy... Que dolooorr... - Un poco conteniendo sus propias lágrimas, compungida por sentir que su cuerpo le dolía por todas partes se levantó, dándose cuenta que tenía las rodillas algo rojas, al igual que los brazos y demás zonas donde había síntomas de aquella caída... La ropa por los costados, la camiseta y los pantalones vaqueros, tenía agujeros como prueba o medalla de su aterrizaje fallido... Suspiró mientras, una vez ya de pie, echaba su mano hacia atrás en busca de la mochila, para ver si al menos podía encontrar algo de repuesto... "No puede ser... ¿Hasta cuándo va a durar mi mala suerte? " Con uno ojos llenos de sorpresa, mientras después se llevaba una mano para pasarla por su propio rostro resoplando algo frustrada a la vez.

¿Qué pasaba ahora? Fácil, la mochila no estaba... Seguramente se habría roto y quedado atrás mientras daba volteretas, lo que quería decir que estaría en el piso de arriba... Pero cuando empezó a ser consciente del lugar que estaba unas alas hicieron que, al menos en ese momento primero, diera gracias a su Señor por protegerla...
- ¡¡¡Menos mal estoy a salvo!!! Disculpa, ¿me puedes decir dónde...? -Su voz sonó alegre, segura y esperanzada de haber encontrado a alguien que pudiera ayudarla... Hasta que sus pasos se fueron dando y acercando hasta la figura, quedando sin poder terminar la frase al llegar a un punto en el que podía ver la escena... "Este es un buen momento Meg... Para la típica frase de no saques conclusiones precipitadas... " Se decía mentalmente mientras sacudía la cabeza de un lado hacia otro buscando alguna excusa pausable, después de todo si alguien tenía alas y no eran negras no podía ser alguien malo, ¿no? Es cierto que no eran blancas, pero eso podía deberse a la poca luz, o a que igual estaban sucias, o incluso que eran viejas...- Amm... Siento decírtelo, pero aunque intentes re-animarle no tiene pinta de que vaya a revivir... Creo que su alma ya no está con nosotros... Perdona mi falta de tacto, pero recién me acabo de caer por aquí, entiendo que pueda sonar duro, pero a veces hay personas que hacen daño... ¡pero no te preocupes! ¡Meg está aquí para intentar que haya menos malos! -Totalmente queriendo creer que eso no lo había hecho él, que estaba igual de alguna manera intentando ver si podía reanimarlo, Megumi se había auto-convencido de esa versión y ahora estaba intentando animar al "ángel" -al menos desde su punto de vista- que pensaba estaba desanimado por todo aquello, incluso le mostró una ligera sonrisa... Hasta que se acordó de su mochila y maleta, tenía que ir a recuperarlas, pero no podía dejar a alguien en apuros solo... Y además era su billete para saber donde se encontraba o cómo ir a New London... Había comenzado extrañamente aquella aventura...  

Invitado



Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.