—Dirty mind || Rol CB +18 -priv Claus-

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

—Dirty mind || Rol CB +18 -priv Claus-

Mensaje por Eriol Darkwing el Sáb Mayo 27, 2017 4:47 pm

—We can stay high or no?
Eriol Darkwing | Claus A. Voulgaris






Eriol Darkwing : Se sentía algo cansado, tal vez ya era el momento de volver a alimentarse. Se sentía un poco mal por lo que iba a hacer pero, con el trabajo y mantener la tienda bien le había sido imposible pasar a visitarle, así que esa sería una buena ocasión ¿no? De todos modos si se rehusaba podría ser tan descarado como para ir hacia donde trabajaba. Le mandó un mensaje al alfraude, citándolo en su hogar y, mientras esperaba su contestación él fue hacia el armario, sacando el traje que había adquirido recientemente-… ¿en qué mierda estoy pensando?-se mordió los labios y fue a ponérselo, para poder recibirlo con el mismo. Estaba avergonzado pero, en parte, también estaba un poco ansioso por ver la cara que pondría al verle así.

Claus A. Voulgaris :  Realmente habían pasado algunos días desde que había visto por última vez al incubo con el cual mantenía una relación bastante particular e inclusive incomprensible para cualquier ser ajeno a ellos, el trabajo y algunos asuntos personales le mantuvieron un poco distanciado de su círculos personales y el pequeño ser oscuro ya formaba parte de este último sin necesidad de que alfraude hiciera mención de ello. Se encontraba cerrando la última puerta del local en donde trabaja, finalizando lo que correspondía su horario laboral de ese día, siendo lo más rápido y cuidadoso al mismo tiempo con tal de llegar temprano a su hogar; empero, antes de iniciar su marcha al mismo, un mensaje por parte del menor le incentivó y lo suficiente como para cambiar sus “planes” de esa fecha. Respondió afirmativamente al texto y automáticamente se dirigió hacia la casa de este, sintiéndose un poco confundido ante esa citación que le entregó; sinceramente, no era algo muy común en el incubo hacerlo. Una vez estuvo frente a la puerta de este, golpeó con cuidado la madera esperando con ello ser atendido.

Eriol Darkwing : Frente al espejo iba acomodándose las telas de color negro y blanco, aun sorprendiéndole que le quedase pero, inevitablemente, la piel se mostraba demasiado, no era algo que usaría realmente. Apretó los labios, sentía las mejillas ardiendo, sin duda estaba demasiado avergonzado ante aquello. Al escuchar el timbre bajó, no sin antes colocarse un accesorio en el cabello que complementaba la vestimenta. Observó por la mirilla, se trataba del alfraude así que eso le puso un poco más tranquilo, no dejaría que otra persona le viese con eso. Abrió la puerta dejándole pasar, no sin antes sonreírle suavemente. —Bienvenido, my master~—el traje de sirvienta le hacía tener frío por debajo de la falda pero la sensación de la tela de las medías era agradable. El corazón le latió como loco en unos momentos. ¿Realmente estaba haciendo algo como eso? Bueno, se trataba de Claus, ya había usado vestido con él antes pero seguía siendo un poco embarazoso. Ahora solo quedaba esperar a su reacción y que no se riera demasiado.

Claus A. Voulgaris : Tras haber dado algunos toques suaves pero lo suficientemente fuertes como para llamar la atención de su habitante, llevó su diestra hasta su propia cabeza con el único fin de peinar ese mechón de cabello que cubría su frente los cuales se revolvieron ligeramente por la brisa fresca del ambiente, estaba dando inicio a la primavera; empero, el invierno aún se mantenía ligeramente presente y por ende, el clima externo aún se mantenía fresco. Se acomodó un poco de su abrigo a su vez que sentía como la puerta del hogar se abría lentamente, observó por unos momentos sus propios pies antes de dirigirle la mirada al muchacho que le atendió, sorprendiéndose de sobre manera al ver las semejantes vestiduras que portaba y el timbre de voz que acababa de emplear; eso sí que fue una grata sorpresa para el alfraude y eso se evidenció al dibujarse una sonrisa lasciva en su semblante antes de ingresar a la casa ajena sin más –Vaya, vaya… sabía que a la pequeña princesa le gustaban las prendas extravagantes pero jamás pensé que portar pocas telas era su preferencia.- Aquel timbre jocoso no tardó en aparecer en su voz, siendo descarado al ver de pies a cabeza al incubo –Aunque no voy a negar que te sienta bien- Halagó en lo que sujetaba con una de sus manos esa pequeña porción de falda que cubría los glúteos del adverso.

Lily



secret:



My Life
Eriol Darkwing
avatar
Envidia

Ukazo
Ojitosbonitosdocemmisexual
Incubo papuh

Volver arriba Ir abajo

Re: —Dirty mind || Rol CB +18 -priv Claus-

Mensaje por Claus A. Voulgaris el Sáb Mayo 27, 2017 8:21 pm



Eriol Darkwing : Definitivamente el calor aún seguía molestándole en su rostro pero, la manera en la que Claus hubiera reaccionado ante lo que estaba mostrándole le había encantado. De hecho, le había gustado mucho más de lo que podría llegar a admitir, esa manera que tenía de hablarle a veces le gustaba y, seguramente, el alfraude lo sabía. Aunque, también era cierto que podría llegar a inhibirle, tampoco era esa la idea, debía de continuar con el juego que había iniciado. Cerró la puerta una vez que el mayor hubiera ingresado y volvió a acercarse a este, dejando que le mirase todo lo que deseara —. En eso… creo que te equivocas. Me visto de esta manera para ti, mi maestro— sus dedos fueron moviéndose por el pecho del alfraude, acariciándolo sobre las telas hasta llegar a la mejilla de este y rozarla con la yema de sus dedos —. Esta noche haré lo que usted más desee. Usar este tipo de ropas no se repetirá, y… siéntase orgullo que use este tipo de vestimentas para su principal deleite— ambas manos se posaron sobre el rostro del ajeno, acercando sus labios a los ajenos y posarlos para comenzar todo aquello con un beso.

Claus A. Voulgaris: La conducta amable e inclusive pasiva que el ajeno presentaba ya era suficiente motivo para tomarle completamente desprevenido al alfraude con el pasar de los segundos, y cualquier persona que conociese al incubo se sorprendería al respecto, desconocía si este estaba jugando con él o realmente iba en serio con ello; empero, a pesar de ello, no significaba que no le siguiese esa pequeña diversión que le presentaba. Una de sus cejas se enarcó pero que aún mantenía esa sonrisa lasciva pero con un evidente dejo de diversión en su rostro —¿Maestro? — Inquirió por lo bajo en lo que sus ojos se fijaron por completo en las falanges opuestas quienes rozaban su torso hasta tocar una de sus mejillas, momento en el cual sus ocelos quedaron prácticamente hipnotizados con las facciones delicadas del incubo —Entonces… sería una falta de respeto de mi parte no abusar de ello— Musitó, inclinando su cabeza una vez que ambas palmas ajenas se apoyaron sobre sus pómulos antes de rozar los finos labios del adverso, entregándole un beso calmo de su parte como si tuviese todo el tiempo del mundo para gozar de la caricia que estos le entregaban a los propios —Se buena “niña” y llévame a tu cuarto. — Ordenó en un susurro, negándose a cortar esa cercanía que sus labios mantenían con los ajenos en lo que posaba con total atrevimiento una de sus manos sobre uno de los glúteos del incubo por debajo de la suave tela negra de la falda.  


Eriol Darkwing : —Así es, sería muy grosero… no debería dejarme sin hacer nada, ¿verdad?— murmuró sobre sus labios en medio del beso que compartían ahora. Un pequeño quejido chocó contra la boca ajena y su lengua se asomó para lamer los labios ajenos en un movimiento rápido e inconsciente. Le molestó que le dijese niña en sí, pero la caricia en ese lugar siempre le gustaba. Estaba entre romper el clima y molestarse y olvidarse de ello y continuar. Lamentablemente, su cuerpo ansioso iba en contra siempre de su propio orgullo y decidió hacerle caso por ahora. —Le llevaré en un momento— comentó en un leve susurro antes de llevar una de sus manos hacia la nuca del mayor y sus dedos jugaron con los cabellos de ese sitio. Su beso comenzó a intensificarse poco a poco, buscando la lengua del alfraude al meter la suya en un intento de sentir un poco más de él. Aun así, su otra mano buscó alguna que el más alto tuviera libre y, de esa manera, tomarla y entrelazar sus dedos. Al separarse y sonreír de manera ladeada, comenzó a emprender la marcha hacia el primer piso de la casa. Lo hizo tranquilo, aunque sus pies morían por ir más a prisa, pero debía de controlarse, o no estaría jugando el papel que tenía en su mente en ese momento. Una vez dentro de la habitación que Claus conocía, se giró volviendo a mirarlo a los ojos —No se contenga conmigo, maestro. — rodeó el cuello ajeno con ambos brazos, apegándose lo más posible mientras el latido de su corazón no se clamaba ni un instante.

Lily



Spoiler:





Neko...:
Claus A. Voulgaris
avatar
Avaricia

Dominante
Demisexual
Alfraude

Volver arriba Ir abajo

Re: —Dirty mind || Rol CB +18 -priv Claus-

Mensaje por Eriol Darkwing el Dom Mayo 28, 2017 1:04 am


Claus A. Voulgaris: Se podía percibir en esa sonrisa pequeña aquel dejo de triunfo opacado por completo por los labios y ese corto y fugaz juego que la lengua del ajeno le entregó a los propios, adoraba y de sobre manera ver las multiples facetas que dejaba que su persona presenciara con el pasar de los segundos en los cuales compartía tiempo con él; sabía perfectamente que llamarse de esa forma era una forma de molestarlo y que, como si fuese un “desgraciado” en ello, quería evaluar, poner en prueba aquel papel sorprendente que el incubo deseaba llevar esa noche. Sus falanges se hundieron prácticamente sin cuidado en la tersa y cálida piel que formaba parte del glúteo ajeno, siendo descarado en sus caricias en aquel sector. Su cuerpo sufrió un ligero espasmo al sentir los dedos ajenos jugar con los pocos mechones de cabello que tenía cerca y sobre su nuca, negándose a que el menor tomase el control de ese beso inicial al empujar con su lengua la ajena que buscaba ingresar al intrínseco de su cavidad bucal; no le gustaba demasiado el hecho de que alguien más tome el dominio de situaciones de esa índole. Su zurda se aferró a la mano del incubo, enredando sus falanges con las ajenas antes de cortar con ese contacto que el mayor comenzaba a adquirir gusto y seguir los pasos que le guiaban hacia el destino que había pedido, yendo con absoluta calma, imitando al menor en ello. Una vez en el cuarto de este último, sus ojos recorrieron el ambiente el cual conocía y recordaba a la perfección antes de observar con detenimiento al castaño y permitir que una sutil sonrisa se esbozase en su semblante —¿Alguna vez me contuve contigo, princesa? — Cuestionó en lo que situaba su diestra sobre la ingle por encima de la delicada prenda íntima y ejercer ligera presión en ese sitio —… Acuéstate en la cama— Ordenó por cuenta nueva, manteniendo su brazo libre un poco alejado del cuerpo ajeno, colocando una traba imaginaria sobre su extremidad para evitar que su mano tocase al adverso o por lo menos no hacerlo hasta que este acate su orden por completo.

Eriol Darkwing : Estar en esa posición, sentir como el mayor jugaba un poco al mismo juego estaba animándole a continuar. No le gustaba ser así de sumiso pero era un poco divertido, eso sí podía admitirlo. Además, el calor en su cuerpo comenzaba a elevarse en pos de las acciones que el alfraude estaba realizando en esos momentos. Su cuerpo tembló completamente y un jadeo abandonó sus labios por la presión en ese sitio sensible. Negó suavemente, solo una vez había sido suave con él, la primera vez que habían estado juntos siendo específicos, pero no iba a hacer mención de ello pues este lo había hecho nada más para molestarlo. Eriol no deseaba algo así… porque no creía que lo mereciera en realidad—... ah... c-como ordenes—le costó decirlo, se notó en su ceño, peor este desapareció casi al instante cuando se fue separando del cuerpo ajeno y recostarse en la cama como este lo deseaba. Necesitaba que lo tocase más. No sabía cómo quería que se colocara, él simplemente se recostó con la espalda tocando las suaves telas de su cama, con las piernas juntas y los brazos sobre su propio pecho. Poco a poco, sus piernas fueron abriéndose y una de sus manos se estiró en dirección al mayor, como un gesto silencioso, invitándolo a que viniera pronto hacia él. Se sentía tan avergonzado peor ya no podía parar aquello. Sentir la mirada de Claus sobre sí era algo que le gustaba demasiado, quería que le viera siempre, que no dejase de mirarlo, incluso si era un deseo más bien egoísta de su parte. —¿Así está bien, maestro?—preguntó mientras el aire que llegaba a sus pulmones era un poco escaso en esos momentos. Le resultaba un poco extraño el estarse excitando tan rápido. Quería echarle la culpa al traje que llevaba puesto y ser visto con lujuria por parte del alfraude, o bien echarle la culpa a su condición en donde se sentía hambriento pero, una parte fundamental de su estado era porque se trataba de él precisamente. Haberle dejado entrar en su vida y que ahora tuvieran esta clase de relación… nunca se arrepentiría de ello. Quería ser abrazado… rápido.

Lily



secret:



My Life
Eriol Darkwing
avatar
Envidia

Ukazo
Ojitosbonitosdocemmisexual
Incubo papuh

Volver arriba Ir abajo

Re: —Dirty mind || Rol CB +18 -priv Claus-

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.