Comisaría de un viejo recuerdo [Privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Comisaría de un viejo recuerdo [Privado]

Mensaje por Shego Burns el Mar Mayo 30, 2017 5:06 am

La música sonaba como nunca antes, en aquel lugar poco importaba lo que todo el mundo creía, todos decían tener la razón ya había estado aquí..demasiadas veces, si pudiera tener tarjeta de puntos por ser cliente frecuente quizás me darían un café gratis o dos. No era una balada melodiosa lo que se escuchaba si no mas bien era lo mas similar a estar torturando un gato, los alaridos de un borracho en la celda  al fondo del pasillo hacían eco en todo el lugar, recorriendo cada esquina y rincón. Esto estaba entre las cosas que mas odiaba al despertar..con un dolor de cabeza de por medio acomodaba mi cuerpo maltrecho en aquella pequeña e incomoda banca, baja la pierna derecha por la rill manteniendo la izquierda encima de aquel viejo y gastado mueble. La peste a alcohol era algo rutinario, tanto como le vomito en las esquinas. Estaba en una pequeña parte del mundo bastante jodida, sentía que la cadera me estaba matando cada vez que trataba de moverme. -Ghggm...- Quejidos de incomodidad y dolor hacían juego con el lugar.

Mientras mas tiempo pasara me daba cuenta de que esta vida apestaba, escuchando algunos ebrios discutir en la celda de al lado mi humor empeoraba increíblemente. -Te dije que esa..esa abuak..zorra nos timo..eran cinco dolares..no euros..- -Que no...estas bien mal, déjame contarte como fueron las cosas..ahm..a ver que sea vea- -Pff..que no..así no pasaron..anda..- Un reclusorio era diferente a esto, apenas eran las celdas de la policía para trifulcas menores, algo que se resolvía pagando la multa pero para mi desgracia mis bolsillos estaban vacíos, lo único que tenia para protegerme del frío era mi chaqueta de cuero, con mis botas oscuras es que evitaba que mis pies tocaran las porquerías que había en el suelo, desde la goma de mascar hasta cosas innombrables.

De cuando en cuando pasaba el guardia para verificar que no nos hubiésemos cortados las gargantas entre nosotros, por suerte estaba sola en esta celda, algunos tenían compañeros mas indeseables. Otros inconscientes por no mencionar a las mujeres que se estaban peleando y jalando el cabello, rasgando la poca tela que las cubría. -¡Eso melones!- No iba a mentir daría lo que fuera por una botella de vino siquiera para perderme en el viaje y ignorar esta mierda de situación. De solo pensar en que había terminado aquí por una pelea en un bar que se salio de control mientras investigaba un caso pendiente..cerraba los ojos incapaz de soportar la realidad en la que me encontraba.

Hacia años que no pertenecía a ningún órgano de la policía de mi país, mucho menos aquí, ganandome el pan del día haciendo investigaciones por mi cuenta sin equipo o refuerzo alguno la vida se tornaba miserable pero no tanto como lo era detrás d e un escritorio recibiendo las ordenes de algún panzón. Nadie me necesitaba de todos modos así que el resto del plan era esperar a que el dolor cesara así como también lo harían los barrotes de metal si me apetecía respirar aire menos viciado para variar. -Hem..es un asco..- Esos regordetes policías no habían confiscado todo, salvo por una mochila con mis pertenecías y mi camera fotográfica seguían las cosas...no había prisa alguna, podía estarme aquí mas tiempo si me acostumbraba al hedor y la luz blanca golpeandome todo el tiempo encima mío.



¿Buscas algo?:

Shego Burns
avatar
ira

Heterosexual
Shinigami

Volver arriba Ir abajo

Re: Comisaría de un viejo recuerdo [Privado]

Mensaje por Seath Andersen el Vie Jun 02, 2017 1:33 am

Hay quien cree que ha madrugado y sale al oscurecer… justo como las ratas mugrientas que son. Y al igual que con esas malditas plagas, cuando se trata de darles caza, la balanza se suele inclinar más por el lado de la molestia que el de la satisfacción. Si por lo menos valieran algo, sería más interesante. Sin embargo la simple idea de dejarlos deambular por la vida, libres de esparcir sus parásitos por doquier era algo con lo que Seath no podía lidiar.
Es por eso que continuaba incluso cuando su búsqueda lo llevara a lugares tan penosos como en el que recién había puesto los pies.
El sistema judicial era una burla, ¿Quién podría confiar en esas personas uniformadas? Si al pasar las puertas  de la estación lo primero con lo que uno se topaba era  un grupo de policías más interesados en mirar una pantalla y compartir comentarios estúpidos, que siquiera voltear a ver a un posible necesitado.
Después de algunos minutos por fin alguien se dispuso a aproximarse hacia el dragón, con toda la pereza del mundo como era de esperarse. –No estamos en horas de visita, tiene que volver después- balbuceó de mala gana aplastándose en el escritorio tras una computadora. Un lugar repleto de incompetentes y liderado por más incompetentes, que más se podría esperar.
Una pésima actitud que a Seath no le quedaba más remedio que aguantar debido a su situación  -Lamento importunarlo pero estoy buscando a alguien y según me dijeron lo trajeron aquí, es muy importante- antes de que pudieran replicarle, Seath deslizo su mano sobre el escritorio para dejar algunos billetes discretamente –en verdad apreciaría su ayuda, prometo que no le quitare más tiempo del necesario-
El oficial tomó lo ofrecido luego de verificar la cantidad descuidadamente, continuando con un mejor humor disimulado –Solo porque tengo algo de tiempo libre hare una excepción por esta vez… veamos ¿ a quien está buscando?-

Había sido sencillo, después de todo era el idioma que todos entendían -Alain Scott pero dudo que lo hayan registrado con ese nombre, lo debieron traer ayer en la madrugada… no tiene alguna seña en particular, es de estatura promedio, castaño… la mirada de un completo imbécil… no sé qué más podría decirle- comentó seriamente luego de pensar en algo representativo de Alain, ese tipo era tan simplón que pasaba desapercibido fácilmente.  
-Jaja tienes mala suerte, la mitad de los que llegan cumplen con tu descripción – respondió otro oficial que parecía haber empezado a prestar atención por alguna razón. –sí, además nosotros no estuvimos de turno ayer…  puedo revisar los registros pero tomara un tiempo porque el sistema está fallando-
-Me imagino… está bien pero mientras tanto podríamos agilizarlo si me dejan ir a dar una vuelta a las celdas a ver si lo encuentro- ante la propuesta se miraron por un momento en una negociación silenciosa que terminó a favor del dragón. Se levantó dejando que lo guiaran hasta la reja custodiada que daba paso hacia las celdas. Entrando luego de ser cateado.

Sin perder tiempo fue pasando de celda en celda conforme se le presentaban,  ignorando cualquier comentario que viniera de los que estaban más animados bajo los efectos de quien sabe que cosas. No sentía lastima por la gente de ahí, si habían caído tan bajo es porque se lo merecían y nada más.
Luego de haber recorrido aquel hediondo zoológico sin suerte, decidió intentar algo más, ese esfuerzo no podía ser en vano.  Caminó hacia la celda en la que había visto a lo que él catalogó como la persona de apariencia más decente del lugar. -¡Hey!- a través de los barrotes quiso llamar la atención de esa mujer de largos cabellos y tan negros como los suyos, entre tanto fenómeno ella parecía ser lo más cercano a un informante confiable que pudiera conseguir en esos momentos  - ¿Tiene mucho que la trajeron? ¿A cuantas personas has visto salir de aquí?... soy considerado con quien me ayuda- estaba dispuesto a soltar unas cuantas migajas más de ser necesario.
Seath Andersen
avatar
avaricia

Hetero
Dragón

Volver arriba Ir abajo

Re: Comisaría de un viejo recuerdo [Privado]

Mensaje por Shego Burns el Sáb Jun 03, 2017 5:49 am

Había cosas que se podían percibir desde los ruidos y aroma,s no necesariamente tenias que estar con los ojos abiertos como faros en la costa. No podía ser, había demasiado ruido como para enfocarme en algo pero si que notaba algo extrañamente curioso.No se escuchaba como el andar de aquellos uniformados, eran pesados, pisadas confiadas y un tanto torpes pero que conocian los rincones en cambio esta era mas similar a la de cualquier otro habitante, no estaba segura de nada, hasta le momento todo lo que yo sabía era que los de la celda de al lado se les pasaron las copas y ahora estaban discutiendo, las chicas peleando y había alguien raro en la celda de al fondo. Nada concreto, todos caminaban y andaban por estos lados, algunos salían en la mañana otros ya se había marchado ¿pero quien demonios contaba? No puse mas atención a  aquellos andares y terminaba por estirar las piernas acomodandome en aquel pequeño sitio.

Al cabo de unos pocos minutos se escucho a alguien levantar la voz entre todo ese escandalo, tan cerca..demasiado..estaba enfrente de mi celda. Uno de mis ojos se fue abriendo, permaneciendo el izquierdo cerrado. -No tengo cigarrillos si es lo que quieres..vete-  Todos se lo preguntaban a la chica con la chaqueta oscura, ya habían dos personas que me habían hecho esa pregunta no era de extrañar que supusiera aquello de inmediato con solo oírlo. Su parecencia seguía ahí, su sombra no se había movido y aunque no había volteado a  ver quien era el que causaba revuelo ahora solo podía estar segura de que se trataba de un hombre. Ya que aquel tipo pretendía seguir..con su..interrogación improvisada que resultaba para mi un dolor en el tímpano no tuve mas remedio que tras un largo suspiro acomodar el cuerpo para así sentarme, girandome a ver de quien se trataba, con ambos ojos abiertos; apreciaba al hombre del otro lado de los barrotes, por su ropa notaba que estaba limpió de la suciedad de aquí así que no era un retenido mas al que liberaban.

Cabello oscuro, piel blanca siendo aun mas llamativos aquellos ojos azules, resaltando mas ante la vestimenta de aquel hombre. ¿Que quería aquí? -Jem..eso que...- Me quede mirándole segundos después, si bien no decía mucho su ropa y rostro pero si le habían dejado ingresar es que debió de dar algo a esos cerdos. Por consecuente si él había hecho tal cosa significaba que tenia prisa en encontrar a alguien, pero para su desgracia aquí entraban y salían demasiadas personas, la mayoría con antecedentes similares, físicamente hablando pocas personas resaltaban, la mayoría con horrible ropa y aspecto deplorable. -Mhmm..un día..cerca de las 24 horas tal vez, escucha junior no se a quien buscas pero aquí entran y salen muchas personas..todo el tiempo..tendrás que ser mas especifico si es que quieres algo...- La idea era tentadora pero podría pensar mejor con algo de comida en el estomago, ya era hora de algo que masticar y si ese tipo consiguió pagar un soborno con aflojar un poco mi lengua saldría de esta. -Te diré lo que pueda si consigues pagar mi multa..4500 euros..ese es mi precio..no preguntes porque esa cantidad..algo habré hecho ya se,  puedes ir a la caja y pagar con el amable cajero o de lo contrario puedes ir preguntándole a los borrachos de al lado..je quizás te den algo, o tal vez a las prostitu..ah perdón reinas de belleza que hay por la puerta..guiñales un ojo y con un baile serán tuyas – Burlandome de todos los participantes y posibles candidatos que el tipo tenia sus opciones eran pocas. Me le quedaba mirando esperando una respuesta para siquiera levantarme o no.



¿Buscas algo?:

Shego Burns
avatar
ira

Heterosexual
Shinigami

Volver arriba Ir abajo

Re: Comisaría de un viejo recuerdo [Privado]

Mensaje por Seath Andersen el Dom Jun 04, 2017 4:56 pm

La mujer reaccionó al llamado demostrando interés en las palabras de Seath,pese a su evidente falta de ganas, cosa que le daba una muy ínfima pizca de esperanza de obtener algo de información sobre el infeliz de Alain.
24 horas, fue la primera cosa relevante que salió de sus labios. El tiempo coincidía, lo que significaba que si efectivamente Alain paso por ese basurero, esa misteriosa mujer debió estar presente, ya sea consiente o no.
Seath la había escaneado desde el primer segundo en que ella se decidió a darle la cara, y "misteriosa" era un adjetivo que bien la calificaba, incluso esa mirada extrañamente profunda le había despertado cierto interés. Pero nada de eso era suficiente para que se tomara la molestia tan fácilmente, después de todo ella tenía razón, en ese tipo de encierros la gente se movía rápido, y sobretodo siendo fin de semana, seguramente había sido un desfile de borrachos impertinentes gastándose el poco dinero que llegaban a obtener.
-¿4500 por información que no sé si tengas? Parece que me equivoque, lo siento pero debes estar igual de mal que tus amigos de aquí a lado- Tenía el dinero suficiente para sacarla en ese momento, pero si iba a pagar por lo que sea debía ser  por alguien o algo que lo valiera o que él necesitara. Solo de vez en cuando se le podía encontrar en modo altruista y no era uno de esos días.
No le quedaba mucho que hacer ahí ni pensaba ponerse a negociar en ese entorno. Se dio la vuelta y fue regresando por donde entró, no sin antes dedicar un gesto de desdén hacia el grupo de ebrios, siendo que a uno de ellos le había dado por vomitase encima luego de que lo empujaron. Alguien lo pagaría con creces  cuando fuera encontrado.



-Tal vez podría dejarme ver los registros- comentó al regresar con el oficial – ¿no hubo suerte ahí dentro?… mmh esto es todo lo que le puedo facilitar – Sin esperarse mucho, Seath volvió a tomar asiento para revisar la información que le ofrecían en busca de algo útil.
-¿Qué me pueden decir de la mujer que tienen sola en la tercera celda?- aprovechó preguntar en ese momento
-¿eh?... que probablemente pasa más tiempo aquí que en su casa… ¿Por que le importa? ¿habló con ella?-
-Me  temo que si – respondió algo intrigado por la cara que recién había puesto el oficial…


Después de algunos minutos obteniendo todo lo que pudo del tan poco eficiente sujeto,  ya iba siendo hora de salir de ese agujero. Aunque no sin antes haber cumplido con el deseo femenino y pagado la multa por su libertad. Tendría que asegurarse de que ese dinero se volviera en una buena inversión.  
-No diga que no se lo  advertimos- fue lo último que le dijo el guardia antes de ir por ella.
Lo hablado con los policías no le preocupaba en absoluto, era un dragón y podía tratar con quien se le pusiera enfrente, y el que fuera una mujer solo lo haría más entretenido.

Se fue a esperarla en el área indicada, ya listo para salir. Como había pedido que a él le entregaran las cosas que le habían confiscado, es lo que se encontraba revisando en lo que la traían.
-Así que… Shego Burns- habló sin levantar la vista cuando la escuchó llegar –por ese precio tú deberías ser quien termine haciéndome un baile-levantó la mirada apenas sonriendo.
Seath Andersen
avatar
avaricia

Hetero
Dragón

Volver arriba Ir abajo

Re: Comisaría de un viejo recuerdo [Privado]

Mensaje por Shego Burns el Vie Jun 09, 2017 3:55 am

Si el tipo o tenia dinero encima solo debió de decirlo, en lugar de estar malgastando el tiempo de los demás, bufe por lo bajo al escuchar aquella respuesta, la comparación me daba lo mismo, no estaba tan ebria como ellos (una lastima en realidad) -Entonces no me hagas perder el tiempo..pmf..pobreton...- Mi cuerpo fui cayendo nuevamente, deslizando por la pared hasta retomar mi posición anterior, si se marchaba o quedaba daba igual no tenia importanecia alguna. Solo tendría que estar aquí mas tiempo..conveniente para una siesta, de tantos años soportando toda clase de ruido ya había aprendido a dormir aun con un concierto al lado. Era desagradable pensar en lo escandalosos que eran, una ligera parte mía se ladeaba en busca de algún recuerdo..estaba buscando a alguien que había salido de aquí pero solo me podían venir a la mente tres personas que no parecían ser del montón al menos la energía que irradiaban era distinta, dudaba que buscara a aquella chica que habían encontrado desnuda, hubiera caminado hacía la celda de aquellas prostituías entonces.

-Pff..reverenda idiotez- Borraba aquello de mi mente, ya no tenia importancia, mientras mas acomodaba mejor, buscando aquella posición perfecta para dormir, ya que estaba con tiempo para perder podría bien usarlo de aquel modo. El tiempo pasaba como todo y los segundos se fueron volviendo minutos que se acumulaban, apilandose. Había entrado en aquel instante en el que se podía caer al mundo de los sueños con mucha facilidad solo tenia que dejarse ir, mi cuerpo estaba cómodo solo faltaba que mi mente se despidiera. En eso es que llegaron los guardias, sonando una gran cantidad de llaves, abriendo la cerradura de mi celda y demonios, ese horrible rechirrido de las bisagras. Mis ojos se abrieron con molestia y fastidio sin igual. -Ahgr..que demonios les pasa..- -Cooperando chica.- -Ni hablar..estoy en mi siesta, larguense asalariados..- Sin mediar muchas palabras ambos guardias entraron a mi celda solo para sujetar mis brazos llevando hacía afuera, arrastrando los pies por aquel pasillo.

-Aggg...y..¿quien fue el buen samaritano que pago mi deuda? Por favor alguien que me diga que no fue el junior ese...- -Tiene la peor suerte del mundo pero eso ya lo sabe- -Ja Ja..que gracioso Stive, tanto como cuando tu mujer te engañaba con la niñera, esa no te la esperabas verdad- Mientras me iban dejando avanzar el resto del camino por mi cuenta, sacudía mi chaqueta, era una mujer con pésima suerte. Al empujar aquella puerta solo pude ver en aquella sala a aquel hombre de ojos claros. Con mis pertenencias en mano, al parecer esos dos le habían entregado mi cámara y mi mochila. -Claro..la identificación siempre te delata- Debió de haber leído algunas archivos míos o tal vez echado una mirad a ala mi identificación en mis pertenencias, dignándose a verme finalmente con una sonrisa burlona que acompañaba aquel comentario, no se quedaba con las cosas sin mas por lo que podía ver.

Me cruce de brazos para así apreciar lo que tenia enfrente mío, no había mas personas por suerte pero unos asientos nos servirían. -Ya..para tu infortunio yo no bailo.. eso te lo dejo a ti...ejemp..entonces ¿algún motivo por el que estés de fisgon? Podemos hablar mas sin aquellos barrotes de por medio..me sacaste por algo así que..si realmente quieres encontrar lo que sea que estés buscando tendrás que ser especifico, parezco bruja pero no lo soy...te escucho..- Estire mis manos tomando mis pertenencias, sobretodo aquella cama de fotografiar, aquí estaba algunos posibles pagos, la mayoría pruebas de infidelidad y destrucción de la propiedad, encargos de algunos clientes frecuentes pero solo eso.



¿Buscas algo?:

Shego Burns
avatar
ira

Heterosexual
Shinigami

Volver arriba Ir abajo

Re: Comisaría de un viejo recuerdo [Privado]

Mensaje por Seath Andersen el Vie Jun 16, 2017 4:02 am

Pareciera  que estaba saliendo de su casa en vez de recién estar dejando su celda, con eso comprobaba que los oficiales no le habían mentido con ella, por lo menos en esa parte. Era una mujer peculiar.
Dejó que tomara sus cosas sin oponerse,  ya había visto lo necesario en el tiempo que la estuvo esperando.
-Está bien, dejemos el baile pendiente para otra ocasión… por ahora hay otras cosas que me son más urgentes.- desvió momentáneamente la mirada hacia el largo pasillo por el que la ex prisionera había aparecido, solo para corroborar que no hubiera alguna otra presencia.  La falta de disposición de los empleados tenía sus ventajas y desventajas.

-Efectivamente tengo mis motivos, vine a este sitio porque necesito dar con una rata escurridiza, de otra manera nunca hubiera  puesto un pie aquí- frunció el ceño al pensar en él, lo que más le molestaba es que ni siquiera era un rival digno, era solo un parasito molesto de esos que no hacen más que fastidiar pero que por una  u otra razón son difíciles de erradicar a la primera. – Me ha resultado un dolor de cabeza andar tras él, pero a diferencia mía y por lo que vi en tu cámara parece ser que  tu hobbie es husmear alrededor de  la vida de algunos mal nacidos… ¿Crees en el destino?... quizás me podrías ayudar más de lo que creí, ¿Qué dices, crees estar lista para tomar un verdadero trabajo?, claro que sería eso o hacerte de una deuda conmigo que no creo que quieras- la miró entre serio y desafiante, no estaba dispuesto a dejarle muchas opciones, ya había pasado por mucho y no quería dejar pasar esa oportunidad –Si las cosas resultan bien para mí, te puedo asegurar que también lo serán para ti- después de todo Seath sabía recompensar un trabajo bien hecho cuando lo reconocía -Aunque no veo adecuado hablar de negocios en este agujero, vayamos a un sitio más agradable… si tienes alguna sugerencia  te escucho, hay un taxi esperando afuera y una infinidad de lugares más decentes que este –finalizó y se dio la vuelta para irse dirigiendo a la salida, esperando ser acompañado sin tener que insistir de más para variar. La idea de quedarse más de lo que ya había pasado en la comisaria no le era para nada atractiva, además que habían temas que lo mejor era tratar lejos de ahí.
Seath Andersen
avatar
avaricia

Hetero
Dragón

Volver arriba Ir abajo

Re: Comisaría de un viejo recuerdo [Privado]

Mensaje por Shego Burns el Lun Jun 19, 2017 12:18 am

Cualquiera estaría encantado de nunca pisar las oficinas de la policía y mucho menos la zona de las celdas por no mencionar de un posible traslado a un reclusorio mayor. Pero lamentablemente este era mi pan de cada día. El hombre que frente a mi buscaba algo o a alguien concretamente pero no me decía mucho sobre lo que me estaba metiendo. Así como las puertas se fueron cerrando lo mismo había hecho con el resto de mi tiempo, a saber hasta cuando lo debería de soportar. Tuve que maldecir por lo bajo en lo que recuperaba mi cámara, alguien había estado de chismoso con las pertenencias de otros, que te digan eso al husmear también no te colocaba en mejores términos. -Es trabajo..que puedo decir soy paparazzi- Aunque claro no me topaba con celebridades tan reconocidas y famosas...estaban entre mafiosos a esposas infieles de gente común y corriente, a veces variaba un poco pero no salia de lo mismo. Pagaba las cuentas en su temporada pero nada mas, ese oficio no daba una millonada.

Con mala gana colocaba todas mis pertenecías en su lugar, escuchándose le cierre de mi mochila cerrarse, no sabía quien era pero había pagado mi deuda por lo que igual tal vez con suerte..dos o tres milagros mas conseguiría algo de provecho de esta situación además de salir. -Una deuda..vaya déjame adivinar eres de los que cobran intereses y se van acumulando..ya..capto- Pagarle con trabajo..sonaba justo, la parte que no me gustaba era la de tener que trabajar pero era lo que había. Una mujer llena de pereza y mal genio como yo posiblemente preferiría regresar a las celdas..si tan solo no hubiese comenzado a apestar todo allá adentro lo tomaría como una alternativa. No hace falta la mirada desafiante..esa mueca que ponía el tipo me mosqueaba, le regrese la misma mirada mostrando rebeldía y desobediencia. -Pff..en serio..a quien crees que miras así..ahh..esta bien te escuchare..- No me fiaba aun de un tipo así, a saber a cuantos los habían sacado con una buena actuación de por medio y resultaron privados de sus órganos. Le seguía en su andar, caminando detrás del hombre de cabellera oscura mientras iba acomodando los mechones de mi pelo, pasandolos por detrás de mi oreja.

Al salir a la calle...se sentía un aire un tanto mas libre, el viento soplaba y empujaba las cosas ligeras a su paso, seguía estando en un lugar con contaminación no eran las montañas a fin de cuentas pero en comparación a las celdas donde solo se respiraba un aroma viciado esto estaba mejor, podía estirar los brazos hacia arriba sin sentirme pesada. Al ver aquel taxi espere a que él entrara primero, abordando yo por la puerta contraria para no compartir tanto espacio, cerré la puerta del vehículo sin mas, bajando el cristal de la ventanilla del carro. -A donde quieras ir....saltate la hipócrita caballerosa quieres..si quieres comer algo pues vamos..si quieres beber pues vamos..tu decide..yo espero tener esa platica contigo..a ver a que llegamos-



¿Buscas algo?:

Shego Burns
avatar
ira

Heterosexual
Shinigami

Volver arriba Ir abajo

Re: Comisaría de un viejo recuerdo [Privado]

Mensaje por Seath Andersen el Jue Jun 22, 2017 2:56 am

Le fue evidente que no estaba contenta con que hubiera pedido las pertenencias ajenas, ni con la situación en sí. Estuviera o no en lo correcto,  él se sentía con todo el derecho por haber pagado su libertad así que poco le importó.
Por lo que iba viendo tenía su carácter y no se dejaba intimidar,  lo bueno es que tonta no era y parecía entender sus términos, eso ya era un avance, mientras siguiera cooperando no veía porqué tener problemas con ella.

Dejando por fin la comisaría se dirigió al taxi que se había quedado ahí esperándolo, se había tardado más de lo planeado por lo que fue bueno no haberle pagado todavía, de otra forma seguramente no lo hubiera esperado. No se demoró en subir al auto, acomodándose en su lugar sonrió ante el comentario femenino llevando su mirada hacia ella -Bien como gustes, me haces las cosas más fáciles… así que iremos directo al grano – se volvió hacia el conductor para indicarle una dirección especifica  adonde quería que los llevaran, lejos de la zona comercial o de cualquier sitio de interés decente. Reclinándose en su asiento tomó de nuevo la palabra –A propósito Burns, mi nombre es Seath Andersen… no sé para ti pero para mí es un gusto, ojala no me hagas cambiar de opinión  - haberse encontrado con alguien que le quitara el peso de esa mierda de búsqueda  era para celebrarse.

Después de algunos minutos de haber abordado el taxi y estar recorriendo las calles, que por suerte no iban muy transitadas, se detuvieron al haber llegado a su destino. Una avenida de bajo renombre y afluencia, una de las tantas más que había en la ciudad. –Llegamos – le indicó para que bajara en lo que él pagaba el viaje, para también dejar el vehículo poco después.  
-Es ahí, vamos- comenzó a caminar hacia un local de apariencia descuidada que traía la cortina metálica abajo. Siguiéndose de largo hasta la puerta lateral que quedaba arrinconada con el edificio de a un lado. –No te preocupes, como no querías que me ande con rodeos pensé que lo mejor sería venir acá- con unos cuantos movimientos que realizó dándole la espalda a ella  quitó el candado de la reja oxidada que protegía la puerta y posteriormente abrió la misma con sus artimañas, rápido y sin hacer más ruido del necesario.  – Adelante, no es un restaurante ni un bar pero puedes hacer lo mismo que harías en esos sitios… o más. - la invitó luego de que él había entrado. Ya que no le importaba a donde ir mientras pudiera hablar le pareció el sitio ideal  –Querías más detalles del imbécil al que estoy buscando y que mejor qué el lugar donde se alojaba –
La construcción era simple, un cuarto amplio y un baño, sin embargo por dentro el lugar contaba con todo lo necesario e innecesario para vivir, televisión, electrónicos, bar, cocina, cama,  muebles y otras cosas  que no se imaginaban con ver la apariencia exterior –Se llama Alain Scott, te lo presento- le lanzó a sus manos una foto en marcada en la que Alain aparecía con una gran sonrisa en medio de cuatro mujeres semidesnudas posando con él -esa foto era su orgullo-. El tipo era bastante desordenado, habían zapatos y calcetines tirados cerca de la entrada,  ropa arrugada y apilada sobre uno de los muebles, restos de crack junto a la pipa en la mesa… – De repente tuvo la grandiosa idea de evitar enfrentar sus problemas intentando hacer que lo encierren, es lo último que supe de él- el dragón fue moviéndose por el lugar medio mirando lo que había, conocía el sitio de antes pero nunca había tenido la necesidad ni el interés de pasar más allá de la puerta - alguien debió de haberse adelantado y lo sacó antes de que yo llegara... ¿Recuerdas algo útil de ayer?- la cuestionó justo antes de sacar una cerveza  de la nevera  e irse a sentar en uno de los sillones que no tenía nada tirado encima –puedes servirte lo que quieras, total que nada de esto va a estar aquí para mañana-
Seath Andersen
avatar
avaricia

Hetero
Dragón

Volver arriba Ir abajo

Re: Comisaría de un viejo recuerdo [Privado]

Mensaje por Shego Burns el Jue Jun 22, 2017 6:15 am

No era un gusto conocerlo ni remotamente, me había dado algo que yo no había pedido con palabras...mi libertad y su nombre. Pero a penas mis pies pisaron suelo firme abandonando el transporte me di cuenta de que este tipo de lugares no podían ser buena señal. Mire el lugar detenidamente hasta que aquel tipo se acerco a guiarme. -Club clandestino acaso- Ya me había topado con casinos clandestinos y lugares similares aunque no sabía nada de este sitio, al menos de lo que me había tocado indagar por la ciudad, abriendo aquel sitio se notaba que estaba mas que familiarizado con el lugar..un segundo hogar, lo visitaba con regularidad si entraba así. -Es la casa del sujeto entonces- No me quedaba mas remedio que seguir con esto, trabajo por trabajo como muchos decían y con quejas a la par que iba arrastrando los pies caminando por detrás del pelinegro era lo que tocaba.

No es que fuera un palacio, hasta un bar clandestino estaba mejor decorado mas no es como si estos tipo tuvieran algún revista de decoración pues aunque tenia muchos lujos le faltaba estilo y clase..quizás era que sus gustos y los míos no eran los mismos. En comparación a la imagen que daba por fuera el sitio ya podía saber que clase de cosas habían pasado entre estas paredes. -Leopardo..que gusto- Con un tono sarcástico hacia mención a la alfombra de imitación de leopardo en el suelo.  Al pasarme una fotografía del sujeto me di cuenta de que me era familiar había visto al tipo en aquel basurero de celdas aunque se le veía diferente..el semblante no era el mismo.Cuatro mujeres aparecían en la foto de buen cuerpo y exponiendo bastante piel..si..sin duda algo que lo pondrías en un cuadro, me sorprendía que no hubiera echo uno mas grande y lo estuviese colgado en lo alto en la sala.

Si esta foto era su orgullo ya podía saber que me esperaba aquí..pero ahora esto se dividía en dos partes..a pesar de mi temperamento mi trabajo la mayoría de las veces tenia calidad. Pensaba en que pudieron ir a por el sujeto pero este sitio no presentaba señales de haber forzado la entrada ni mucho menos había señales de pelea. -Escapar..o arrepentimiento de algo..¿cual de todas?- El sonido de aquella cerveza de escucho y después de destaparla es que con tranquilidad ese tipo Seath se fui  asentar en aquellos sillones. Suspire lentamente, dejando caer mi mochila  cerca de aquel sofá donde él estaba sentado saque unas cuantas cosas, anudandolo mi cabello en una coleta para que no estorbara, entre lo que saque había  unos guantes de latex blancos que me puse de inmediato seguida de una pequeña linterna para los lugares difíciles. Me pasaba por la cocina fijandome en los rincones, inclinandome a ver si habían quedado rastros de algo pero no.

En la cama solo pude encontrar debajo e esta condones en el cajón, basura y fluidos de los que no me quería acercar mucho, no era sangre y no parecía haber jeringas de por medio. Regrese hacía él sin mas aun con los guantes puestos. -Ahh..bueno de lo que puedo acordarme..ese tipo estaba todo desalineado, pero cuando lo vi salir lo acompañaba un sujeto falso..pretendía ser algo que no era..lo se porque aunque traía una buena chaqueta sus zapatos dejaban mucho que desear, pude verle la cara solo cuando pasaron por aquel pasillo para llevárselo, el otro tipo no se dejo ver, usaba lente oscuro..quizás un poco mas alto que tu..cabello castaño..este tipo..el dueño de este basurero..se veía angustiado al menos eso fue la impresión que me dio al verle- Era todo lo que le podía decir pero hasta ahí terminaba mi trabajo, me había pedido que aportara mis recuerdos en las celdas pero una investigación mayor eso ya era otra cosa.

-¿Seguro de querer sentarte donde un tipo en tanga de guepardo y unas chicas con poca ropa posaron..se ven con bastante cremas y productos en el cuerpo...debe estar pegajoso eso pff..en fin..Seath...lo único que puedo hacer es tomar fotografías de esto..no reventaron la puerta y parece que todo esta en orden no hay marcas de sangre ni huellas de tierra o algo en la casa..o lo que sea que sea esta propiedad...mhmh si se entrego a la autoridad..debió de dejar algo para alguien, no se...¿tenia a alguien cercano una novia o amante regular? ¿Hijos? Podemos buscar un segundo móvil suelen ocultarlo en la casa pero habría que mover las cosas...además..tu negociaste mis recuerdos ya te dije todo lo que recuerdo..ayudarte en otras cosas es un extra..así que..tu dirás..- Le arebate la cerveza de la que él había tomado para darle un sorbo en lo que se decidía que hacer.



¿Buscas algo?:

Shego Burns
avatar
ira

Heterosexual
Shinigami

Volver arriba Ir abajo

Re: Comisaría de un viejo recuerdo [Privado]

Mensaje por Seath Andersen el Dom Jun 25, 2017 3:15 am

El lugar dejaba mucho que desear en cuanto a estilo pero al menos contaba con algunas bebidas decentes en la nevera que se podían disfrutar en lo que estaban ahí. ¿Escape o arrepentimiento?, donde quiera  que estuviera Alain en esos momentos, Seath esperaba que se lo estuviera pasando muy mal –Un poco de las dos… pero prefiero que te centres en recordar algo que sirva para averiguar su paradero mas que en sus motivos-  Respondió tajante después de haberle dado un trago profundo a  la cerveza, el que estuviera tan fría hacia que se disfrutara más. Movió los pies para que la mochila no le cayera encima de ellos, aprovechando el momento  se reclinó en el sofá poniéndose más cómodo y entre trago y trago estuvo observando  lo que hacía la mujer como si se tratara de una película.

Daba la impresión de saber lo que hacía y se iba fijando hasta de los detalles desagradables que se encontraban por la cama, había superado las bajas expectativas que tenia de ella en un principio. Cuando Shego regresó con él inició con unas descripciones que a Seath le dieron que pensar, fue hojeando en su memoria para ver si lograba recordar a las personas con las que había llegado a ver o que frecuentara Alain, nunca le había prestado demasiada atención, mas sin embargo parecía que alguien le estaba llegando a la mente… hasta que ella misma lo sacó de su concentración  haciéndolo levantarse después de mirar mejor el lugar donde estaba sentado -¡¿?!... ¡En serio, que ganas de joderme el rato!- fue una desagradable sorpresa pero por lo menos no parecía haber manchas recientes en el sofá ahora que lo veía en que se había levantado  -Si tiene algún familiar no deben de ser cercanos, no lo sé- negando se alejó unos pasos del mueble para quedar frente a ella, dejando atrás ese reciente momento volvió a centrarse a lo que habían ido.  
La información que le estaba dando no era suficiente para que el diera con el tipo en pocos días. Además no tenía las ganas ni el tiempo para ponerse a hacerla de investigador por su cuenta, ya con lo que había hecho hasta el momento era bastante para él así que como se esperaba iba a necesitar recurrir a otros métodos.

–Soy consciente de mis palabras…- hizo una pausa en el momento que le quitó la botella para irse bebiendo el resto de su contenido, era atrevida para portarse así con alguien que acaba de conocer aunque a él realmente no le molestaba para nada  - si te traje aquí es porque te tengo un encargo… un trabajo de verdad- fue regresando al bar para sacar ahora un par de cervezas, prefiriendo destaparlas con la fuerza de su mano que usando el destapador oficial de Alain con la forma de una silueta femenina -Por lo que me comentaron tus amigos de la comisaria y lo poco que he visto puede que tengas potencial, así que estoy pensando en darte una oportunidad- regresó con ella entregándole una de las botellas de color ámbar -Hablemos de negocios- probando la suya antes de continuar -Necesito que encuentres a Alain lo antes posible y lo necesito vivo, no me interesa lo que tengas que hacer mientras me des la información que me lleve a dar con él  ¿Cuánto sueles cobrar por uno de estos trabajos? Dime el precio que consideres, pero ten presente que también necesito garantías... aunque hay algo que me inquieta, me pareció haberte escuchado decir podemos… tú eres la que va a hacer el trabajo no yo, por algo voy a pagarte-
Seath Andersen
avatar
avaricia

Hetero
Dragón

Volver arriba Ir abajo

Re: Comisaría de un viejo recuerdo [Privado]

Mensaje por Shego Burns el Jue Jun 29, 2017 12:31 am

Incluso el poder recordar sucesos era considerado un trabajo aunque claro para la persona que estaba pagando siempre le parecía una exageración hacer aquello. Separandome un poco del hombre deje la botella ahora vacía que yo le había arrebatado en su momento, un pequeño trago fue lo que conseguí, si aquel tipo había bebido de esta significaba que no tenia algún tipo de droga o veneno, era mejor desconfiar de todo mundo cuando no se conocia la estabilidad del suelo. Por un lado comprendía sus motivos para querer que me involucrara mas en esta..especie de caso que tenia para mi pero...tenia mis dudas, el pago de mi libertad era una cosa ahora estábamos hablando de encontrar a alguien no de describir hecho o narrar lo ocurrido horas atrás, ya no era una fuente de información si no una herramienta mas solida y precisa para buscar a aquel hombre..entendía eso pero aun quedaba partes faltantes de esta mierda de mapa que no conseguía comprender lo suficiente como para querer tomar el trabajo.

Trajo bebidas del bar, abriendo las cervezas con su mano sin ningún instrumento metálico, era fuerte entonces ¿porque me necesitaba? -Ya..potencial..eso dicen siempre que te quieren embaucar así que seamos claros quieres..aun me siento de mal humor por estar tanto encerrada- Tome la botella que me estaba ofreciendo, dándole un trago sin mas, necesitaba algo que me quitara esta sensación..ahora mismo no era tan sencillo como salir por aquella puerta a trabajar, no era una película de detectives, ya que quería dejarme toda la carga a mi sin tan siquiera soltar información que lo vinculara no tenia mas remedio que ponerme quisquillosa, siempre había clientes difíciles, que te hacían pasarla pero que el trabajo mismo.

-Bien primero que nada..hay cosas de las que hablar y aclarar...no me incertidumbre en lo mas mínimo lo que vayas a hacer con ese hombre una vez lo localice pero si me gustaría saber el porque estas tan desesperado en encontrarlo, tienes muchas prisa- Estaba demasiado ansioso para que diera con aquel tipo, tenia el presentimiento de que aquí había gato escondido. -Y quien dijo que aceptaría el trabajo para empezar...ya que estas tan caritativo..te cobrare la misma suma que pagaste por mi liberación..los contratiempo son extra...una parte al comienzo y me liquidas en cuanto te entregue la sujeto..solo efectivo- Aunque estuviera aceptando el trabajo suponía que esto no terminaría muy pronto, al ritmo en que mis pasos me colocaban cada vez mas cerca de mi posible cliente , mi diestra se elevababa tirando de su ropa, hasta que nuestros rostros quedaron bastante cerca, le miraba fijamente tratando de ver si había una pisca de mentira en sus pupilas. -Sigues siendo extraño...quiero saber en que me estoy metiendo antes de darte el  “si“ por lo que sera mejor que emplees esos falsos labios de niño bueno y empieces a hablar..-



¿Buscas algo?:

Shego Burns
avatar
ira

Heterosexual
Shinigami

Volver arriba Ir abajo

Re: Comisaría de un viejo recuerdo [Privado]

Mensaje por Seath Andersen el Sáb Jul 08, 2017 9:23 pm

La propuesta se había puesto en la mesa, restaba ver como se lo iba a tomar y qué iba a pedir a cambio de su trabajo. Se notaba lo desconfianza de la mujer y Seath le daba la razón puesto que él tenía experiencia en el tema, incluso  lo de Alain tenía que ver  en parte con lo mismo. Vivir en sociedad es lo que lleva a apostarle a alguien la confianza con la posibilidad de ser traicionado, cosa que siempre había sido común desde que tenía uso de razón, aislarse de todos era la única forma de evitarlo, lo había probado hace ya varios ayeres perdiendo el contacto con cualquier otro ser pensante pero no tardó en darse cuenta de que no era la solución, al menos por el momento se sentía demasiado incompleto como para vivir el resto de sus días de esa manera y aún necesitaba satisfacer muchas de sus ambiciones.

No se hizo de esperar con sus condiciones siendo clara y específica, sin embargo y para disgusto del dragón de nuevo le insistía con los motivos, él los había omitido y no por casualidad… Dejó que se acercara cuanto quisiera, ni en lo más mínimo era considera una amenaza pero fue inesperado  que lo tomara de la forma en que acababa de hacerlo, con ese carácter era fácil entender que hubiera terminado bajo arresto. Se quedó mirándola a los ojos, escuchando lo que tenía que decirle sin retroceder –Tienes razón, tengo prisa en encontrarlo porque mientras más tiempo pase hay más probabilidades de que ya no me sea útil… Mira, tenía un acuerdo conmigo que no cumplió, se quedó con algo que me pertenece y lo único que quiero es recuperarlo- Era una verdad a medias pues seguía prescindiendo de detalles que no eran de su incumbencia.

Con un movimiento que asemejó la agilidad femenina, la tomó del brazo con el que ella lo estaba sosteniendo presionándola con vigor, su objetivo en ese momento era lastimarla aunque no fuera nada grave, solo “darle una pequeña lección” –Mientras menos sepas será mejor para ti, no creo que tengas ganas de regresar con tus amigos ebrios tan pronto… Y no recuerdo haberte dado motivos para que me trates de esta forma, ya lo has dicho estoy siendo muy caritativo… lo que pagué porque te liberen bien puedes considerarlo como tu adelanto, la información que me diste no valía esa cantidad y lo sabes… en este momento solo te puedo dar 950 y el resto de lo que pides junto con tus extras al final, si es que me entregas resultados- presentó su contra oferta sin mostrarse disgustado, seguía considerándolo como parte de la negociación -No soy un banco andante- había empezado el día con suficiente efectivo pensando en que iba a necesitarlo para los sobornos y demás pero en ese momento ya no le quedaba demasiado en los bolsillos ni quería  estarle soltando tanto tan pronto
-así que ¿vas a soltarme o estas interesada en que use mis labios de niño bueno de maneras más interesantes? – con una sonrisa sus orbes se dirigieron ligeramente más abajo, hacia la boca de la que esperaba fuera su futura empleada -puedo hacer un esfuerzo- esperando que lo soltara para que él hiciera lo mismo
Seath Andersen
avatar
avaricia

Hetero
Dragón

Volver arriba Ir abajo

Re: Comisaría de un viejo recuerdo [Privado]

Mensaje por Shego Burns el Sáb Jul 15, 2017 3:03 am

Seguía escuchando basura por un lado y por el otro, viendo escenarios viciados pero al final lo único que tenia era el incumplimiento de un trato, el tipo evidentemente buscaba con desesperación..ese “algo“ no tenia la menor idea de que era aquello que le habían arrebatado..podría ser algo meramente material, era factible. Tenia ya el presentimiento de que no abriría mas la boca pero las condiciones eran claras si le traía a aquel tipo que había desaparecido seria trabajo hecho..con vida..si, no me aceptaría un cadaver. Lo mas molesto era lidiar con los vivos, siempre eran interferencias y empeoraban las cosas pero en cambio alguien muerto, solo había que trasladarlo. No me gustaban esos negocios tampoco pero eran mucho mas sencillos, podía reconocer eso aunque no ante una autoridad en este momentos. Podría decirme que yo era demasiado entrometida pero a veces para garantizar la entrega de cierto paquete era indispensable los detalles. No me fiaba de un cliente que me escondía las cosas.

Los dedos se que marcaban con fuerza sobre mi piel dejarían posibles marcas pero se borrarían, lo que no esperaba era el hecho de que apenas estuviéramos arreglandonos con el asunto y ya estaba aplazando violencia, me alegraba por extraño que pareciera, que sujetara mi brazo no queriendo quedarse atrás. -Mpph..dirás tacaño..estas siendo muy tacaño pfff- Ya que me estaba ofreciendo otra cantidad bien podría tomarla, ya era un avance. Por segundos es que mi mirada se desvio considerablemente hacía el lugar en el que estábamos, para lo que tendría que hacer..mas valía que este trabajo prometiera algo bueno. Por el momento solo pude regresar las pupilas al tipo que aun estaba sujetando, no me gustaba esa sonrisa que ponía, esa expresión. Pero así como una idea llego otra la acompañaba en mi cabeza sacudiendo mis planes, tenia una mera idea..una pequeño mapa trazado de lo que podría estar haciendo en las próximas horas, el tiempo estimado, así como los gatos que acarrearia mi labor.

Solo era una detective privada que estaba bastante constantemente rozando el limite entre lo legal y lo ilegal. Poco importaban ya muchas cosas, un tipo con tantas amigas, que no cuidaba sus pasos..sus pisadas estaban tan frescas que podría olerlas practicamente, era posible que fuera asunto fácil. El verdadero problemas a simple vista era el objeto que Seath quería recuperar..eso y el propio cliente. -Un esfuerzo...¿tanto te desagrado? Eso me viene de maravilla como la seda misma...entonces..empezare con el trabajo- No había sentimiento alguno en mis acciones, nada se transmitiría, solo era un acto al que lo movían otros intereses que buscaban molestarlo. Mis labios fueron mas rápidos que los ajenos, abordando los ajenos abruptamente. Besar a tu cliente no era aconsejable en este negocio pero los motivos por los que lo hacia no tenían nada que ver con mi sentir. Nuestros labios se rozaron por unos cuantos segundos hasta que libere el agarre por el cual mantenía cautivo su brazo. -Besas como afeminado..-

Con aquel insulto me apartaba de su alcance, tomando algunos de los objetos que había en aquel cuarto, introduciendolos en mi mochila. -¿Conoces el restaurante que esta cerca de la plaza principal? El que esta en el parque enfrente de la florería...a las ocho de la mañana te estaré esperando ahí para darte informe de lo que consiga esta noche, no suele haber nadie comiendo ahí a esas horas por lo que sera mejor así, es seguro..mientras tanto no estorbes – Con una foto en mano daría con algunas de las chicas, el sujeto consumía drogas por lo que debía de tener un proveedor, sin mencionar que había recibos tirados por doquier..solo debería de seguir las migajas hasta dar con el pez gordo. Tomando todas mis cosas me fui sin mas, sin aceptarle el dinero. Me aferraba al plan lo vería hasta el amanecer en aquel lugar.



¿Buscas algo?:

Shego Burns
avatar
ira

Heterosexual
Shinigami

Volver arriba Ir abajo

Re: Comisaría de un viejo recuerdo [Privado]

Mensaje por Seath Andersen el Vie Jul 21, 2017 3:26 am

No era una mujer fácil de manejar pero parecía que habían llegado a un acuerdo mutuo luego de su breve negociación. Estaba listo para soltarla al haberle escuchado decir que empezaría con el trabajo cuando sintió sus labios contra los propios, tenía que reconocerle que era hábil en sus movimientos, apenas alcanzó a corresponderle el acto cuando ella se separó. Si no se esperaba el beso mucho menos ese comentario mal intencionado al final, nadie le había dicho algo parecido antes.  Era evidente que se esmeraba en ofenderlo cada que tenía la oportunidad -Que importa cómo bese mientras te guste- atinó a decir,  sonriendo por lo bajo al verla alejarse, ya se buscaría un momento para demostrarle que estaba equivocada.  
Se fue por su lado para tomar lugar apoyado en una de las paredes acabándose de beber la otra botella. Se había dado cuenta de que esa mujer no era cualquier cosa, ya se estaba ganando algo del interés del dragón, ahora faltaba ver lo más importante que tan bueno era su trabajo y que resultados le entregaría.

-Si lo conozco... ¿Así que desde temprano? perfecto,  espero buenas noticias. Mantenme contento y tú también lo estarás- debía estar muy segura de sí misma para ponerle una hora antes de haber empezado. Seath había dado unos pasos hacia ella con la intención de pagarle la suma acordada pero al verla salir se detuvo, no estaba seguro de qué pensar de aquello, verla irse como si nada ni dejar un numero o algo con que contactarse… más le valía aparecerse al día siguiente, es todo lo que pensó antes de tomar su teléfono para iniciar con unas llamadas y cerrar algunos negocios que en parte consistían en vaciar la seudo vivienda del desaparecido y sacar algo de provecho de sus pertenencias y propiedades, el tipo prácticamente había firmado su sentencia de muerte al hacerle esa mala jugada así que era solo adelantarse a los hechos.


A la mañana siguiente se presentó con casi media hora de ventaja cerca del lugar citado, vistiendo un pantalón y un blazer café oscuro junto con una camisa negra. En un principio fue al parque a fumarse un cigarro  en lo que le daba vuelta a varios asuntos en su cabeza, solo había una persona más por ahí que se fue en lo que él esperaba. Ya cuando estaba a pocos minutos de ser las 8 de la mañana decidió ir a tomar asiento en una de las mesas más apartadas del restaurante ordenando solamente un té, no le apetecía comer nada en esos momentos. No había descansado del todo bien la noche anterior,  entre sus otros pendientes lo de Alain era  un fastidio constante y tampoco se fiaba completamente de su nueva amiga, estaba dispuesto a presionarla y exigirle más pero su actuar dependería mucho de los resultados que le presentara esa mañana.  Si tenía tantas prisas es porque era cuestión de tiempo que aquellas imitaciones de diamantes que había dejado, en vez de las originales  que  Alain tenía en su poder, fueran descubiertas. Aparte no quería más involucrados, mientras menos personas supieran que un imbécil andaba con un par de diamantes valuados en varios millones cada uno, mejor pero por lo que Shego le había dicho que vio en la comisaría  tenía un mal presentimiento. No es que él solo no pudiera manejar la situación, si llegaba a salirse de control se iría por medios menos ortodoxos pero realmente prefería que  las cosas se arreglaran de otra manera., con total discreción
Seath Andersen
avatar
avaricia

Hetero
Dragón

Volver arriba Ir abajo

Re: Comisaría de un viejo recuerdo [Privado]

Mensaje por Shego Burns el Miér Jul 26, 2017 3:57 am

¿Buenas noticias? Ja aquello me daba bastante risa pero la contenia por dentro al irme retirando de aquel lugar. Seria una noche ocupada y esperaba que productiva. Lo primero que hice fue visitar todos esos lugares de mala muerte y antros buscando a las amigas pagadas del tipo, siempre hablaban con dinero, quienes eran sus amigos, sus colegas todo deberían de saber puesto que asumía que las había presumido con sus conocidos. Si el ego era mucho para mandar a tomar una fotografía y enmarcarla entonces era posible que las hubiera presentado a sus conocidos. Obviamente no al amigo de la familia pero si a sus conocidos cercanos. Brillantina, perfume barato y lencería sobre el suelo era lo que mas se veía, sin mencionar le dinero que colocaban así como las botellas de licor. Todas las pistas me fueron guiando por la ciudad, desde los callejones turbios hasta casas de venta de droga. Resguardaba mis manos en los bolsillos de mi chaqueta de cuero a medida en que seguía el rastro del tipo. Parecía que estaba siguiendo a una comadreja en un bosque, tenia sus deudas eso si, recibí varios reclamos ¿que era la responsable de ese sujeto? Personas así me desesperaban.

Pasaron las horas, las huellas apenas visibles me fueron llevando a una bodega abandonada cerca del bosque, tuve apenas suerte de que el rastro de los vehículos no se borraran con la lluvia y el lodo se volviera mas turbio y borroso. Y ahí estaba..el tipo, amagado, indefenso y con una muerte segura, con varios hombres que tenían puesto los ojos en lo que menos me esperaba. En medio de aquel desastre habían dejado expuestos unos preciosos diamantes, se admiraban desde el techo de aquella vieja construcción. Birlaban con la luz del foco. -Con que esas..- Jamas me dijeron nada de unos diamantes, jamas. ¿Era eso lo que el tipo trataba de recuperar? No veía porque tenerlo amarrado con cuerdas y con una mordaza por algo que no tuviera en su posesión. ¿Que hacer? Bueno él había dicho que quería al sujeto, lo llevaría conmigo de una forma u otra pero ¿serviria de algo el tipo incluso sin aquellos diamanetes? Se busca el paquete no la mensajero la mayoría de las veces. ¿Que podía hacer yo? Una chica indefensa y delicada que estaba cómodamente sentada desde las aberturas del techo, escondida para que no la vieran.

Al cabo  de unas horas me dirigía a verle con unas sorpresas en manos, caminando con algunas regaduras en mis pantalones y aroma a pólvora en mis manos, cenizas en mi chaqueta que no se borrarían tan fácilmente. Mientras mis pasos me acercaban a  ese restaurante, mis manos ocupadas arrastraban y cargaban una enorme y pesada maleta que deslizaba por el suelo mientras que mi diestra portaba un lujoso maletín de gran grosor. Como lo esperaba aquel presuntuoso hombre ya me estaba esperando, tan como sentado solo con una taza sobre la mesa. Me acerque por detrás dejando aquello en el asiento al lado suyo mientras me acomodaba enfrente suyo. -Hecho...pudiste pedirme algo no lo crees, que pésimo cliente..en sin..trabajo hecho..el tipo esta aquí con vida..y también estos bebes- Palmee el maletín, no iba a abrirlo aquí pero me tome la libertad de tomar uno de esos diamantes, sacandolo del interior de mi blusa, en la parte de mi sujetador fue que le enseñe aquella precocidad. -Que egoísta..te hubiera pedido uno o dos de esos bebes...no me dijiste nada..-



¿Buscas algo?:

Shego Burns
avatar
ira

Heterosexual
Shinigami

Volver arriba Ir abajo

Re: Comisaría de un viejo recuerdo [Privado]

Mensaje por Seath Andersen el Vie Jul 28, 2017 5:20 pm

Apenas había probado el té que recién le trajeron cuando tuvo un mal presentimiento, escuchó a alguien aproximarse y no tuvo ganas ni de voltear a ver. Cuestión de segundos cuando allí estaba ella, dejando a su lado una maleta de apariencia pesada,  tomando lugar y hablándole como si se tratara de una cita cualquiera, lo más normal del mundo estar paseando así una bella mañana en la ciudad, con la ropa  desgarrada y cubierta de residuos de quien sabe qué cosa.

Por un momento se quedó perplejo  al verla con el maletín y sacando el diamante, por supuesto que había sido muchísimo más eficiente de lo que creía, pero por otro lado esa mañana no estaba para juegos en los que él no tuviera el control – !¿No podías ser más discreta?¡- reclamó contrariado, quitándole la vista para revisar veloz el área, por suerte estaban a una hora y en  un lugar poco concurrido. – Más te vale que nadie te haya visto… ahhg tengo un mejor lugar para tratar contigo- lo dudó un segundo antes de tomar la maleta que fue dejada a su lado y enseguida se levantó de la silla impulsándose para dar un salto hacia arriba, en un parpadeo el cuerpo masculino se esfumó dando lugar a un enorme ser alado que cubrió el cielo encima de ella, el parque y toda el área de ese restaurante al aire libre.  En el mismo instante que se materializó envolvió a Shego con sus garras, tomándola con todo y el maletín que traía para alejarse de ahí tan rápido como se había he hecho presente, cosa de milésimas de segundo, no podía arriesgarse a más con su tamaño. Tras de sí lo único que dejó fue una pasajera ventisca que azotó el lugar con el batir de sus iridiscentes alas, ella había sido la primera en mandar toda la sutileza por un tubo.

A lo alto en el firmamento, cruzó kilómetros y kilómetros a alta velocidad, encargándose de que su "pasajera" no viera absolutamente nada al mantenerla encerrada con firmeza en su puño. En algún punto descendió repentinamente en picada directo hacia una entrada recién abierta entré rocas que se encontraban ya muy lejos de donde se reunieron en un principio. Al cruzar el dragón, la abertura fue sellada por gruesos cristales que chocaron unos con otros para fundirse en sí mismos.
Con su mismo impulso avanzó entre los recovecos de la cueva que era algo estrecha para él. Sin detenerse había dejado la maleta grande en una de las primeras cámaras de la cueva, continuando un poco más hasta llegar a un amplio espacio abierto en el que se detuvo haciendo retumbar el oscuro interior en el que apenas se alcanzaba a distinguir la blanca silueta de la bestia. Solo entonces abrió el puño en el que tenía a su cautiva para llevarlo contra una de las paredes en lo alto con tal fuerza que sus garras se clavaron un poco en el mineral, aunque había controlado el impacto amortiguándolo para que ella no lo recibiera por completo, en ese momento su intención no era matarla. Con un gruñido áspero acerco su cabeza hacia ella permitiéndole asomarse de entre sus dedos.  Entre ruidos y gruñidos que escapan de su hocico, resonó una voz solamente audible para la mujer –Te di una simple instrucción ¿Por qué demonios no la seguiste?- una voz muchísimo más gruesa y amenazante que con la que le había hablado antes, y también menos paciente –Los diamantes son míos- no tenía la más mínima intención de negociar la posesión de aquellas joyas.
Seath Andersen
avatar
avaricia

Hetero
Dragón

Volver arriba Ir abajo

Re: Comisaría de un viejo recuerdo [Privado]

Mensaje por Shego Burns el Mar Ago 01, 2017 3:29 am

Mi porte no era el mejor ni mucho menos estaba presentable pero seguía en una pieza, sin contar que la tela estaba en buenas condiciones lo que pensé que le alegraría era saber que todos sus inconvenientes habían terminado en una noche. Asistiendo al lugar del encuentro terminaba por apreciar su rostro molesto. ¿No le era suficiente? Discreción no era exactamente mi especialidad sobretodo cuando se me habían ocultado tantas cosas. Pero sus palabras y acciones delataban otra cosa oculta...nadie estaría tan desesperado por ocultar algo si no trajera lodo en los zapatos. Mi primera intuición era que este hombre había hecho algo..relacionado posiblemente con estos diamantes. -Ahhhg...¿de que estas..?- Estando de pie tomo la maleta sin mas, me quede perpleja, levantando una ceja para ver que es lo que quería decir pero en vez de insultos este se impulso hacia arriba, no era un saltito...era un salto de buen tamaño que lo elevaban por encima del lugar. Las nubes no fueron las que opacaron el suelo si no mas bien aquel ser que en un pestañeo había aparecido.

-Un dragón...joder..me estas jodiendo..- ¿Entre todos los seres tuvo que ser un dragon? Estaría feliz si se tratara de un simple conejo pero esto era malditamente enorme, elevaba la cabeza solo para completarlo con asombro. Esas enormes garras me tomaron velozmente, con todo y aquel maletín al que sujetaba ahora con mas firmeza. La oscuridad y el sonido del viento me bloquearon por completo, por como se sentía la presión entre sus garras debía de estar volando bastante rápido. -Oyeeee..-Esto no era parte del plan, yo no era ni siquiera candidata a posible secuestro ni rapto, apestaba para el puesto. Podría crear fuego pero utilizarlo con un dragón era como pelear agua contra agua. Peor que una montaña rusa, había sus altibajos que me ensordecían, sujetandome a lo que pudiera me mantenía inmóvil sin saber que esperar. Una atracción de alta altura y a ciegas, era extremo sobretodo porque nunca había sido capturada por un ser semejante.

Un fuerte impacto termino por hacerme reaccionar entre la adrenalina. El agrietamiento seco y sonoro me preocupaba sobretodo porque estaba demasiado cerca de este. Sus garras tan gruesas se fueron abriendo permitiéndome una mejor visión, estar tan cerca del rostro de uno de estos seres con alas. Debía de ser una pesadilla. El humo que escapaba entre sus fauces y nariz me dejaba atónita, desalineando mi cabello mucho mas de lo que ya estaba. -Que demonios...pero si hice lo que me pediste..el tipo sigue vivo..y recuperaste tus cosas..aggh..joder..- Podría escucharle pero su voz no resonaba tanto como debería, parecía que estábamos en una ¿cueva? ¿Su cueva? Debería de haber mas eco...no..de hecho yo le escuchaba pero..simplemente..no podía dejar de pensar en ese aspecto que tenia, la voz..quizás estaba en mi cabeza. -Eres idiota...¿eh? Si tuviera la intención de robartelos no te los hubiera llevado, ¡retrasado!..ahhg..estúpido voluble de mierda...suéltame..- Mis acciones no eran las de un traidor..pero este imbécil estaba cegado por algo mas.

-Porque tanto enojo eh, joder por esto odio los trabajos sin paga adelantada en efectivo..-
Siempre pasaba, hasta cuando se daban pruebas d e una infidelidad de la esposa el marido se molestaba mas con quien le daba la noticia. - Bajame...vamos Seath..no estoy de animo para ser raptada por un dragón...si no querías que los encontrara debiste decirme mas sobre lo que estabas buscando..todavía me tome el trabajo de recuperarlos por separado de aquel tipo..vaya trabajo de mierda...no negare que me sentí atraída pero vamos soy una chica..a todas las mujeres les gustan los diamantes aun así te traje todos...ingrato-



¿Buscas algo?:

Shego Burns
avatar
ira

Heterosexual
Shinigami

Volver arriba Ir abajo

Re: Comisaría de un viejo recuerdo [Privado]

Mensaje por Seath Andersen el Lun Ago 21, 2017 11:27 pm

La mujer tenía agallas para ponerse a insultarlo y hablarle de la manera en que lo hacía, tratar de razonar con un dragón y sobre todo estando en su posición podía considerarse una locura.
Había escuchado cada una de sus palabras, pero en respuesta lo único que obtuvo de él fue otro fuerte gruñido que posteriormente vino seguido del retroceso de la bestia pasando a liberarla también del  agarre. Pesé a dicha acción, casi en el mismo momento que sus zarpas dejaban de tocar el cuerpo ajeno varios cristales emergieron de la pared y rodearon a Shego dejándola de nuevo sin posibilidad de moverse, exceptuando su cabeza que es lo único que había quedado libre.

Sin dar explicación alguna Seath se dio la vuelta y se alejó de ahí a pasos agigantados, perdiéndose en la oscuridad de la húmeda cueva. Estaba disgustado pero si en algo le había hecho recapacitar la seudodetective era en que todo ese enojo debía ser descargado en quien fue un incordio desde el principio, y no solo por satisfacer su gusto, razones tenía de sobra,  era momento de resolver lo que había quedado pendiente y de paso atar algunos cabos. Inclusive había planeado cada pregunta y todo lo que haría desde el momento que lo traicionó por lo que solo restaba la ejecución.  Si en verdad era Alain el que estaba dentro de la maleta, aún con vida y soltaba cosas útiles para el dragón,  posiblemente volvería  con ella de mejor humor.

No pasó mucho cuando aquel eco retumbante causado por el gigante dejó de escucharse y fue sustituido por un vacío irrumpido por  los ruidos propios del lugar y la sombra de algún rugido lejano.  
Corrieron cerca de 30 o 40 minutos antes de que Seath regresara  al lugar donde había dejado a Shego.
-Cumpliste tu palabra Burns- levantó la voz,  haciendo que parte de la densa oscuridad cediera ante un tenue y celeste brillo que empezó a emanar de unos pequeños cristales ubicados estratégicamente en la cueva, facilitando la visibilidad de algunas zonas de la misma, lo suficiente para notar parte de las formaciones  rocosas que parecían esculpidas en los alrededores y el suelo con parches de filosos cristales opacos de diferentes tamaños y grosores que cubrían gran parte del encharcado recinto.
El dragón ahora se manifestaba presentado  el físico humano con el que ella lo había conocido, vistiendo unos jeans y una camisa que se estaba empezando a abotonar. Avanzando descalzo levantó la vista hacia la prisión de cristal -Tenía que asegurarme... pero deja de hacerte a la inocente ¿Acaso ibas a entregarme todo e irte con el pago prometido como si nada? ¿Crees que no sé en qué puto mundo vivimos? – en ese momento los cristales que la rodeaban se rompieron en miles de partículas que desaparecieron antes de llegar a tocar el suelo –nada es tan fácil-
Seath Andersen
avatar
avaricia

Hetero
Dragón

Volver arriba Ir abajo

Re: Comisaría de un viejo recuerdo [Privado]

Mensaje por Shego Burns el Miér Ago 23, 2017 3:35 am

No era algo que planeara, las veces que había visto a un dragón solo eran dos y jamas tan de cerca, eran criaturas a las que se les escapaba por algo, el fuego estaba de mi lado pero era consciente de que eso no bastaba en lo absoluto. Hacerlo entrar en razón sonaba aun mas tonto pero no es que pudiera moverme mucho en estos momentos. Hasta yo tenia ataques de ira y por aquellas pupilas pensaba que esto era era uno para él. Apenas sentí la dulce libertad mi cuerpo fue capturado nuevamente..cristales..limitandome solo al movimiento de mi cabeza, aquel ser gigantesco se fue sin mas dejandome. Privación d e la libertad, secuestro no cuadraba pero no era abogada. -Achhh..no me jodas...-Siempre me tocaba algún cliente chalado. Solo que esta vez las cosas no se limitaban a simplemente peligro de muerte si no también estar retenida aquí, capturada por el dragón. Escupía mas sobre aquellos cuentos de princesas de mierda, maldita sea la hora en que lo recordé.

Me dejo sin mas, como mosca aplastada contra la pared, por mas que trataba de mover el cuerpo no conseguía nada pero hasta que no obtuviera mejores respuesta no seria recomendable moverme. ¿A donde mas podía ir? No tenia ni barco ni mucho menos equipo para descender esta..cueva o montaña lo que fuese. Al cabo de diez minutos ya me sentía mas incomoda y molesta. -Me pica la nariz....- ¿Ayuda? No..esas palabras no serian escuchadas por nadie. Al pasar entonces 30 minutos aquí estancada solo tenia simples teorías sobre lo que ese dragón y bastardo tenia como poder. ¿Diamantes...cristales? Esto no se sentía tan helado como un glacial. -Ya me canse...maldita sea..maldito todooo- Añadiendo otras minutos de estar blasfemando solo se escuchaba el eco, termine desistiendo a la continua falta de respuesta. -Agg...- Al estar escuchando unos cuantos pasos entre aquella oscuridad poco a poco se fue creando luz..iluminandoce aquellos cristales de uno en uno dejando ver a mi secuestrador. Obviamente había cumplido mi palabra, que le tomara tanto averiguarlo.

-¿Te tomo tanto darte cuenta?..Ejem.- Esta vez presentándose con su forma humana, al ver sus pies descalzos supuse que este era realmente su hogar. ¿De donde mas sacaría ropa? Sin mencionar que esta se hubiese roto al transformarse en dragón allá en la ciudad. -Al menos ya no tengo que mandar un mensaje para que algún valiente caballero me rescate- Comente con sarcasmo, aquello que me mantuvo cautiva tanto tiempo se esfumo como si de escarcha se tratara, pequeño y ligero polvo cristalino se desvaneció en el aire, dejando a mi cuerpo finalmente tocar el suelo, cayendo a este sin mas remedio. -No..te equivocas..yo odio a todos por igual lo que menos quiero es seguir teniendo contacto con los demás seres vivos..no me agradan las personas..lo que busco en un trabajo es que me paguen y irme...- Permanecí recostada en aquel suelo rocoso, extendiendo mis piernas y brazos.

-No había truco idiota, te entregue tus cosas y ya...hasta entonces todo esta bien pero tu..arruinaste todo..¿que yo llame la atención? Oh disculpa pero según recuerdo las cosas yo no me transforme en un enorme dragón jpm...no me iré...ya lo pensé bien pero tienes habilidades ¿no? Diamentes..cristales..ya que tragaste hasta aquí tratandome así..ahora soy yo quien no se va a marchar..veras no se como..donde o porque..pero tienes diamantes..no me iré hasta obtener por lo menos un par..que de algo valga la pena aquella sacudida-



¿Buscas algo?:

Shego Burns
avatar
ira

Heterosexual
Shinigami

Volver arriba Ir abajo

Re: Comisaría de un viejo recuerdo [Privado]

Mensaje por Seath Andersen el Vie Sep 01, 2017 3:39 am

El que Shego realmente odiara a todo el mundo era una verdad más admisible que lo segundo que argumentaba, esperar solo por su paga y luego desaparecer de su vida como si nada,, era difícil de creer a pesar de que se hubiera presentado con los diamantes en vez de no entregarle nada o ni siquiera ir a verlo.

-Es parte tu culpa que te haya traído hasta aquí, si alguien nos hubiera visto en el restaurante con las cosas que traías me hubieras dado más problemas de los que solucionaste- respondió serio en lo que desviaba su andar en dirección hacia el maletín que había caído a un lado, junto con ella hace un momento. Levantó dicho objeto y lo abrió para ver su contenido, alzando una ceja y desviando apenas su mirada al escucharla decir que no se iría

-Aquí el único que decide quien se va o se queda soy yo- le dijo sonriendo relajado para volver a enfocarse en el contenido del maletín por unos segundos, pasó la mano por encima de los cristales presionando levemente antes de cerrar el contenedor.  -¿Ahora si estas cómoda?- preguntó en burla volviéndose en su dirección, la había escuchado maldecir el rato que la dejo inmóvil  
-No sé quién te crees que eres tomándote tantas libertades, has de haberte ganado varios enemigos ahí afuera con esa actitud… pero sinceramente no es algo que me importe- deteniéndose justo a su lado izquierdo. Ella seguía tendida, descansando como si se tratara de una tranquila noche en su cama, ¿cuantas personas se comportarían así frente a un dragón en sus dominios? probablemente ella sería la única.

Se agachó a su lado para acortar su distancia ya que dudaba que ella fuera a pararse pronto - Quieres diamantes...- ¿y quién no?, abrió  de nuevo el maletín asentándolo a un lado de él y agarró dos de los diamantes acercándolos al rostro contrario con la palma abierta  -Primero hay otras cosas que yo quiero, no hemos tenido tiempo de hablar de cómo los conseguiste- le dijo cerrando los ojos y luego el puño con tal fuerza que unas hebras de sangre no tardaron en deslizarse de entre sus dedos.
Volvió a abrir los ojos mirándola fijamente -¿Qué tantas personas estaban involucradas? Si hay algo que crees que debería saber más vale que me lo digas sin preámbulos- abrió la mano para que viera que ahora solamente había ahí una herida poco profunda y ninguna seña de las tan preciadas joyas. El dragón quería comparar lo sucedido con el testimonio de Alain y quedar libre de dudas o saber si había alguna otra piedra en el camino por quitar -Tal vez al final me convenzas de que vale la pena dejarte ir con algo, ¿aunque estas segura de que no te has guardado ya alguno de mis diamantes?  Puedes dármelo por las buenas, pero igual no me es ningún problema revisarte-
Seath Andersen
avatar
avaricia

Hetero
Dragón

Volver arriba Ir abajo

Re: Comisaría de un viejo recuerdo [Privado]

Mensaje por Shego Burns el Miér Sep 06, 2017 3:29 am

Ser raptada no era lo peor o mejor de hecho solo me hacía mas difícil la vida pero saber que existían diamantes, por el momento no había plan alguno de hecho iría improvisando conforme la marcha por lo que nada era seguro ni mucho menos estaba escrito en piedra. Por ahora me conformaba con estar libre y poder moverme, no había estado tanto tiempo en una posición incomoda, preferí recostarme en el suelo para continuar con esta conversación. -Oh claro yo ..yo llame mas la atención...que un dragón volando encima de un restaurante – Era obviamente un tono sarcástico, no podía creer que me siguiera reclamando yo había tenido mas sutileza con él pero igual parecía ser una piedra esa cabeza que tenia sobre sus hombros. Terco..aun si corría no veía por donde escapar ni mucho menos, era un desastre como persona y como mujer pero no estúpida.

No podía decir que estaba muy cómoda pero era darme un respiro, aunque la espalda si me estaría matando por un rato. Girando lentamente la cabeza hacía mi izquierda le veía acercarse. -Eres un....dragón...mhp..en una cueva en serio...- Era algo muy cliché. Por mi parte yo era clara con lo que le pedía.- Si..diamantes- Esas cosas valían bastante sin mencionar que eran hermosas, cualquier persona sabría eso. Mis ojos se clavaron en sus manos al acercarme aquellos diamantes tan cerca de mi rostro. Realmente mi mente pensó en dos posibilidades en ese instante. Desde la mas descabellada a una tan simple. Bine podría meterme aquella s piedras por los ojos tratando de herirme o dejarme ciega. Cualquier cosa podía pasar, me contuve solo viéndole sin levantar un solo dedo. -Ey..que estas..- Algunas gotas de sangre fueron cayendo manchando mi rostro en el proceso, las había apretado en la palma de su mano..¿que era aquello? Me incline de inmediato en cuanto su mano volvió a abrirse, esta vez sin aquellas preciosas joyas en mano.

¿Truco de magia? No..mi cerebro trabajaba rápido en hacer teorías para llegar a la verdad, no esperaba esto..¿eran falsos? Había una herida aun, no muy grande pero existía. -¿Que son entonces?- Un dragón que custodiaba diamantes y estaba liado a cosas raras, suspire mientras tomaba su mano para examinarla mejor, obvio sin su consentimiento pero quien lo pedía hoy en día.  Realmente habían desaparecido, le solté sin mas, flexionando mis rodillas para irme levantando, sacudiendo le polvillo de mi ropa. -¿Cuantos implicados? Eh..si eso te lo puedo decir pero..no me guarde nada de lo que fueran esas cosas..- Fui abriendo mi chaqueta de cuero un poco mas, jalando el cuello de mi blusa para que confirmara por su propia cuenta que no tenia ya mas nada guardado en mi sosten. -No acepto que me revisen puedes preguntarles a las autoridades...soy la clase de chica que puedes ver pero no tocar...en fin..enfoquemonos en el trabajo que me diste quieres-

Las cosas empezaban a ponerse aun mas extrañas que en la noche, de lo que pensé que seria un robo a mi cliente actual pasaba a esto. -Segui el rastro que tu amigo dejo..bar tras bar y al final obtuve una pista muy fuerte..me llevo a unas bodegas, tenían a tu amigo ya amordazado..dos tipos estaban junto a ese maletín..no recuerdo cuantos fueron pero tenían a sus propios guardaespaldas armados...logre acabar con ellos y recuperar ambas cosas supuse que no estarías contento si solo te traía al tipo así que traje también el maletín..si me preguntas que fue lo que paso con ellos..bueno..no me dejaron mas opción que quemar el lugar....¿es todo?- Fue una versión corta de o que paso anoche, si bien recuerdo mas gritos y como colapso el techo de aquel sitio, sin mencionar que meterlo en aquella enorme maleta no fue tarea sencilla peor yo habia cumplido con mi parte del trato. -No tengo idea de cuantos diamantes eran pero..créeme que solo tome los que había en ese sitio..ahora ¿me puedo quedar o me puedo retirar? Señor dragón..de verdad vives aquí..wooow-



¿Buscas algo?:

Shego Burns
avatar
ira

Heterosexual
Shinigami

Volver arriba Ir abajo

Re: Comisaría de un viejo recuerdo [Privado]

Mensaje por Seath Andersen el Jue Sep 14, 2017 1:29 am

De repente había captado todo su interés al “desaparecer” los diamantes en su mano, pero ella seguía y seguía tomándose todas las libertades con él, tenía el privilegio de la tolerancia del dragón que solo la miraba reacio ante sus impertinencias.
Se reincorporó junto con ella, no tenía por qué darle explicaciones antes de que la fémina le respondiera primero sus exigencias.
Por su bien comenzó a cooperar, confirmando que no tenía alguna de sus pertenencias guardada bajo la ropa para enseguida continuar con su versión de lo que pasó. Seath se cruzó de brazos mientras la escuchaba, mirando con detenimiento sus facciones, no era un experto pero luego de tantos años de tratar con mentirosos podía detectar algunos patrones.

-Así que te gusta el fuego- por mas extraordinario que pareciera su historia, haber logrado su encargó y de paso acabado con los implicados en una sola noche, todo por una sola mujer que había sacado de un lugar miserable…  Seath parecía no dudar de ella, después de todo también había sobrevivido a su primer encuentro con un dragón, no la cuestionaría más sobre el tema -... y te preocupaste por que estuviera contentó,  que  detalle- le dijo riendo un poco puesto que al final las cosas habían resultado en un dragón enojado que se la llevaba a su caverna.

-¿Sabes cuántas personas han entrado y salido con vida de aquí aparte de mí?- mirándola con menos severidad ahora que sabía que no había hecho del todo mal su trabajo -ven- la invitó a seguirlo ladeando la cabeza.
-Por supuesto que los diamantes que trajiste son de verdad, no me hubiera tomado tantas molestias si no- continuó,  caminando por la cueva solo se alcanzaba a ver nada más tres o cuatro metros hacia el frente antes de volverse pura  oscuridad -No puedo vivir solo de beber cerveza o de comer a quien me sea una molestia, los diamantes son un gran alimento para mi cuerpo-  esa explicación debía ser suficiente para entender lo que había sucedido hace un momento -no solo eso,  en realidad muy pocas personas pueden usar o entender lo verdaderamente valioso de ellos, no espero que seas la excepción-  Una corta caminata los llevo a un túnel angosto que padecía de una falta de aire, al final del mismo se veía cierto resplandor que provenía de cristales que asemejaban hielo entre diferentes tonalidades celestes y purpureas. Mientras se acercaban al final más y más cristales erizados se veían cubriendo todas las partes haciendo necesario cierta destreza para cruzar sin rozarlos, aunque para Seath no era problema ya que cada que pasaba cerca de alguno se destruía justo antes de tocarlo, dejándole el paso libre también a su acompañante.

-Puedes tomar lo que consideres como una paga justa e intentar irte de aquí por tu cuenta, si lo logras no te volveré a molestar mientras tú hagas lo mismo, es una promesa- le dijo deteniéndose y dejando ahora que ella pase primero, al final habían algunos fajos de billetes un poco desordenados que formaban un pequeño cerro sobre una meseta de piedra.

-Pero si estas interesada en los diamantes- La siguió por detrás acercándose mucho a ella luego de un momento - quédate y podemos tener una charla más íntima- agregó hablándole al oído, solemne pese a su acción,  para luego seguir de largo hacía un lado y mirarla -Tengo algunos proyectos en mente y justo me llegas como un regalo del cielo, o quizás más acertadamente, desde el mismo infierno
Seath Andersen
avatar
avaricia

Hetero
Dragón

Volver arriba Ir abajo

Re: Comisaría de un viejo recuerdo [Privado]

Mensaje por Shego Burns el Dom Sep 17, 2017 6:29 am

Negociaciones...siempre salían mal, si que lo sabia bien, pero con un dragón, negociar con un dragón era dos problemas en uno. No tenia nada que ocultar, le había entregado todo lo que le pertenecía y era consciente de su existencia, alguien estaba siendo paranoico pero en fin. Mostrando una expresión mas calmada y resignada le seguiría el juego hasta poder salir de esta y de ser posible con beneficios. Había una cantidad de cosas que podía controlar lo de anoche por suerte había sido una de ellas pero ahora dudaba de la originalidad de esos diamantes, los vi esfumarse sin mas y justamente por eso ya no sabía que otras sorpresas habría en este nido o cueva o lo que fuera.

-Entrado o salido con vida..mh..me quieres animar verdad- Se notaba que quería crear un buen ambiente, siguiéndole sin mas, no demasiado cerca manteniendo unos cuantos pasos detrás del tipo, en aquel tramo cada vez mas oscuro iba perdiendo la cuenta de las veces en que iba chocando con algo,  usar el fuego serviría y ya no hacia ocultar mi habilidad por lo que simplemente para evitar tropiezos, como si fuera un encendedor cree una flama sobre dedo índice alumbrando un poco el espacio, ya me había dado  varios golpes  en mis brazos por andar a oscuras, su vista debía de ser mucho mejor que la mía. -Espera..quieres decir tu..comes diamantes..JA..y yo pensando que los ricachones se daban sus lujos absurdos..esto rebasa la idea- Estadísticamente había tantos diamantes en el mundo como para darle a cada persona al menos una taza llena de diamantes, aunque claro había quien cerraba el circulo y acaparaba todo para mayores riquezas, aun así debía de ser difícil..comer diamantes..que desperdicio en si..así como también pudiera existir temor de ya no encontrar dichas gemas ¿moriria de hambre el hombre? Muchas preguntas y no estaba por darle sonido en mis labios.

El camino por el que me llevaba se volvia mas pequeño, un claustrofóbico ya hubiera gritado y corrido como loco de ver esto, aun así seguí maravillandome con aquellos colores, no era un laberinto, un sitio así te permitía recorrerlo pero aquí tenia que estar elevando mucho mas una pierna al pasar,  al menos al comienzo hasta que cierta reacción en cadena que el hombre despedía de su raro cuerpo nos permitía pasar decentemente. Era increíble poder ver como podía hacer eso, imposibilidades. Deteniéndose se apartaba aun lado para permitirme seguir, aunque estaba claro que no había mucha mas profundidad, solo dinero..mucho dinero, mis pasos se fueron aproximando, tome uno de esos billetes revisandolo con mi zurda a la par que apagaba el fuego en mi diestra para analizarlo mejor. No eran falsos al menos sabía eso. Sonaba bien hasta que menciono lo de marcharse de aquí sin su ayuda.

Siempre había truco, no era idiota..sin mencionar que él mismo lo había dicho pocos salían con vida y quien sabe donde me había traído, todo era desconocido, si no me mataba él lo haría la caída. Apenas retuve la mirada en cuanto menciono los diamantes, eso y porque me lo había dicho en el oído muy cerca...¿queria que me quedara aquí? -Charla intima...pff...¿me volverás a arrinconar con tus garras? - Quien se podría creer eso..al final yo seguía estando en problemas, tome un fajo de billetes y después analice el sitio con la mirada. Primero el señor no confiaba en mi y ahora me proponía esto que aun no le encontraba nombre. - Ahh..quieres que trabaje para ti..¿en serio me darás los diamantes que tanto necesitas para vivir? Lo veo difícil...y me estas dejando ir supuestamente con el dinero que considere correcto..hmhm no pues si...¿crees que no pude escuchar el sonido de rocas colpsando? Aun con tanto aire y ruidos se perfectamente reconoces ese sonido, no podre salir de aquí...sola..- Dejaba aquel fajo de dinero en su lugar, regresandolo pues no eran así las cosas.

-Podría intentarlo..pero no traje mi equipo de alpinismo conmigo así que..ahh..pero si vamos a..ser.socios..demando reglas, como que no me dejaras prisionera nuevamente...aun siento dolor en el cuello de estar en esa posición tanto rato...y nada de esconderme cosas en las cosas que tengas pensado hacer...odio trabajar en tinieblas  mas de las usuales- Demandaba reglas pero igual no esperaba mucho viniendo de alguien como este hombre, era raro y seguía sin estar del todo segura de que no trataría de matarme. Cruzandome de brazos me iba recargando en aquella pared si es que se le podía decir así. -Mhmm .bueno ya que tienes una gran variedad aquí supongo que es un buen sitio...¿duermes aquí sin mas? Mhp no te imagino durmiendo en el suelo-



¿Buscas algo?:

Shego Burns
avatar
ira

Heterosexual
Shinigami

Volver arriba Ir abajo

Re: Comisaría de un viejo recuerdo [Privado]

Mensaje por Seath Andersen el Vie Sep 22, 2017 7:34 pm

En lo que caminaban había desviado levemente la mirada hacia ella notando el ardiente destello que salía de uno de sus dedos, complacido regresó la vista al frente sin mencionar nada de aquello, Shego tenía que ser alguien “especial”, por algo le había llamado la atención desde un principio.
¿Un lujo absurdo? Obviamente era mucho más que eso para Seath, pero como le había dicho, no esperaba que nadie lo entendiera y no planeaba ponerse a darle una clase en esos momentos, si ella decidía seguirlo tal vez conseguiría a entenderlo por sí misma.

Llegaron a su destino y la propuesta fue dejada al aire por parte del dragón. Shego tenía pocas opciones, pero debía dar gracias que cuando menos las había, ínfimas si no es que nulas fueron las personas que compartieron ese mismo espacio y distancia con Seath y siguieron con vida. Aunque no la podía juzgar del todo por eso, la mujer pecaba de ignorancia al igual que la mayoría respecto al misticismo que lo rodeaba, incluso quizás algo parecido se podría decir de él respecto a ella.

Sonrió ante su deducción, de repente parecía comenzar a valorar su vida. Finalmente no aceptó el dinero, descartando esa opción por completo solo quedaba una en la que mostraba desconfianza. Sería sencillo dejarla cautiva o matarla ahora que estaba en un lugar controlado completamente por él, pero Seath no era así, no era un asesino despiadado al que le daba igual matar a quien se le pusiera enfrente y, aunque actualmente tuviera justificaciones para acabar con Shego, no es algo que deseará hacer con ella, si se guiara solo por eso ya hubiera matado a medio mundo y otra seria su historia. Claro que si se volvía un problema mayor no dudaría en sacar las garras, puesto que la había dejado acercarse mucho más que cualquiera desde hace ya muchas décadas.

-No te olvides que este cuerpo que tienes frente a ti no es lo que soy-  dijo negando casi en risa ante repentino comentario, para él era mucho más sencillo verse durmiendo junto alguna roca que imaginarse a un dragón acostado en una cama bajo cobijas -¿Quieres que te encargue conseguirme una almohada de mi tamaño?- Si por él fuera se la pasaría en su verdadera forma siempre, sin embargo en los tiempos actuales era difícil. -No empieces a buscar cual es el rincón más cómodo para tomar una siesta, te invité a quedarte lo necesario para mi propuesta, no a vivir conmigo. Mientras más pronto nos arreglemos más rápido dejaras esté lugar- continuó retomando la seriedad y  dando unos pasos hacia ella.

-Pides reglas, quieres que seamos ¿Socios?
- seguía sin entender que no estaba en posición de exigir - No deberías hacerte socio de alguien en quien no confías solo porque si, mira cómo terminó mi última asociación...  no es que no tuviera planeado matarlo desde un principio, en fin-  un asunto que ya no merecía importancia -Burns el punto es que no confío en ti ni tú confías en mí... ¿tienes idea de cómo puede funcionar algo entre nosotros?- acercándose más agarró una de sus manos llevándola por encima de ella contra la pared recubierta de cristal, sosteniéndole la otra junto a su cuerpo solo para prevenir  cualquier impulso de defensa que pudiera venir de ella -Hagamos un pacto que tengamos que respetar…  te garantizo que no voy a matarte ni siquiera pensarlo siempre que tú me seas fiel y no me traiciones, no está demás decir que tus favores serán muy bien recompensados… piénsalo, es una oferta que no le he hecho a nadie más-
Pasaron unos segundos cuando creó una estaca de cristal que salió justo de la herida que se había hecho hace un momento en la palma, clavándose directo en la mano de Shego, atravesándola hasta incrustarse en la pared. -Dime ¿es tu voluntad entregarte a mí de esta forma?- le preguntó con determinación haciendo recorrer un eco en las paredes  -si es así póstrate… y acéptame como ya lo hice por ti- lentamente la estaca fue retrayéndose hacia su origen sin que Seath le soltara la mano, todo ese tiempo había permanecido mirándola firme y sereno.
Seath Andersen
avatar
avaricia

Hetero
Dragón

Volver arriba Ir abajo

Re: Comisaría de un viejo recuerdo [Privado]

Mensaje por Shego Burns el Dom Sep 24, 2017 4:56 am

Ya había presenciado en carne propia lo que en verdad era, parecía un lindo juguete ese cuerpo humano en comparación al dragón que me capturo. Pero si mi estadía aquí no iba a ser permanente volvía a caer en cuenta de que debería de pagar el alquiler como todos los meses. Suerte de mierda al menos estaría libre para irme. Pero claro aun quedaba cierto asunto pendiente el cual era ni mas ni menos que las reglas para convivir sin llegar a matarnos entre nosotros. Importantes. Hablando sobre confianza es que terminaba por mover los ojos hacía atrás, rodandolos un poco, realmente era inútil decirlo pero para él parecía algo de vital señalamiento, sabía que no confiaba en mi, no era el secreto mas grande del mundo pero no se necesitaba de confianza. -Jmpf..no necesitas confiar en alguien para trabajar con ese alguien eso ha sido desde décadas pasadas...el mundo seguirá girando confíes o no en alguien solo puedes lanzar la apuesta que cubra mayor parte de los huecos en tu tablero para seguir-

Estaba segura que si él volvía a creer que yo le estaba traicionando no dudaría en mantener atrapada en cristales como redención o de lanzarme de los mas alto de este sitio. Apenas el loco agarro una de mis manos me le quede viendo sin hacer algún movimiento brusco. Siendo empujada hacía la pared había perdido la cuenta de las veces en que me habían tratado así. Con un brazo elevado y el otro pegado a mi propio cuerpo desconocía que es lo que intentaba. Contenia un poco la respiración, al estarse acercando de ese modo, como si pudiera invadir mi espacio personal cada vez que se le antojara. Le sostenia la mirada sin mostrar temor alguno, había recibido peores tratos al menos esto parecía decente. -Pacto...- La palabra sonaba bien pero era una de esas con truco, siempre las había en los acuerdos.

-Tendras que definir que es exactamente ser te fiel...lo de no traicionarte lo entiendo pero lo otro no tanto- No quería terminar en una situación horrible todo por no leer las letras pequeñas del contrato. El sonido..cierto sonido rompible se hizo escucha ¿de donde provenia aquello? Fue hasta que sentí el filo tocar mi piel que lo comprendí, era de aquella mano que me estaba sujetando. -Quee..pretendes..- Me desconcertaba su acción, mis mano se aferro a la ajena así como mi expresión de duda se grababa aun mas en  mi rostro, contuve el quejido de dolor en cuanto aquello había atravesado mi mano, con semejante herida de por medio es que la sangre no demoro nada en aparecer. -Eeey...que haces..entregarme...- Maldije en voz baja sin forcejear mucho, manteniéndome casi inmóvil o con un mal movimiento podría despedirme de tener dedos. -postrarme..que mierda...- Entre todos los locos del mundo me tenia que tocar este, cerré los ojos soportando ese leve dolor, pensando en que hacer.

Mas al abrir los ojos nuevamente él seguía viéndome tan tranquilo como si estuviera en un tarde de verano bajo las palmeras, como si nada de esto fuera una locura. ¿Ademas de mi orgullo que podría perder? Solo tenia que seguirle el juego en esta clase de insana iniciación, no sabía que había un club de dragones o algo por el estilo. -Esta bien...ahhh...hagamos así las cosas...- Al sentir como aquel cristal se desprendía de la pared, regresando a ritmo lento hacía el origen siendo este la mano del dragón pude tranquilizarme, aun así parecía decidido  a no soltarme. -Ohh gran señor dragón..lo acepto..- Si sonaba con mas sarcasmo que nada pero esto era demasiado raro como para asimilarlo con mas seriedad. Suspirando un poco me le quede viendo y luego al suelo. -Esperas que..ahh es en serio..ahh..tienes que estar jodiéndome..- Si realmente pensaba que me arrodillaría era desear demasiado. Pero conociendo ya sus metodos algo me decía que no regresaría con lujos a casa.

-Esta bien..pero..me llevaras a un lugar seguro que no sea el bosque después ¿ok? Ojo por ojo..-
Al decirle aquello con algo de incomodidad y fastidio fue  deslizando mi espalda hacía abajo aun pegada a la pared, flexionando mis rodillas para así arrodillarme extramente aun con nuestras manos juntas. Levantandome lentamente y con cuidado después de unos segundos. -Estupido ego dragoniano...tu turno..ahh si yo no voy a ser la única que pase por eso..postrate..-



¿Buscas algo?:

Shego Burns
avatar
ira

Heterosexual
Shinigami

Volver arriba Ir abajo

Re: Comisaría de un viejo recuerdo [Privado]

Mensaje por Seath Andersen el Dom Oct 15, 2017 6:10 am

Era de esperarse su reacción, estaban en una situación poco común y desconocida principalmente para ella, no podía saber qué es lo que Seath estaba por hacer. -Me refiero a que yo sea al único a quien honres de esta forma- respondió frente a su duda antes de continuar,  el pacto implicaba mantener cierto respeto entre ellos y evitaba la traición sin que el otro lo supiera.

Sin mayor aviso comenzó con el breve ritual que él mismo había diseñado de acuerdo a sus interpretaciones, una experiencia importante que no había sido una decisión sencilla de tomar, aunque para ella pudiera parecerle así había todo un trasfondo que no conocía.

Inevitablemente sus labios dibujaron una fugaz sonrisa al escucharla aceptar luego de ese momento de incertidumbre, Shego no se mostraba muy conforme pero lo había aceptado verbalmente,  era todo lo que necesitaba y aunque fuera a  regañadientes, cumplió con lo solicitado. Claramente estaba aventajándose de su posición frente a ella, sin embargo tampoco le había pedido que se humillara o rebajará ante él, veía el postrarse como una demostración de respeto que terminó algo torcida por sus comentarios.
-Haz silencio un momento- levantó la voz, firme pero sin verse molesto. Separándose un poco llevó la mano que sostenía la ajena en medio de ellos, posteriormente llevó la otra para posarla por encima de la de Shego, encerrándola  así entre las de él. Cerró los parpados e inclinó levemente el cuerpo acercando su cabeza hacia la de ella, esperando que no fuera a irrumpirlo.
El dragón se concentró completamente en el centro que los unía a ambos, más allá de sus cuerpos estaba enfocado en la esencia que fluía cálida en sus manos… esencia que envolvió en sí, acostumbrándose poco a poco a la gran diferencia que se marcaba entre ambos, analizándola para irse apropiando de ella en cada partícula hasta hacerla completamente suya por un instante.
Permaneció completamente inmóvil, ni siquiera parecía estar respirando, como si el tiempo se hubiera detenido para él.  Hasta que fue abriendo los ojos lentamente buscando los de Shego… se reincorporó  para finalmente soltarla, llevando luego la vista hacia su propia palma abierta, en el centro había un pequeño cristal de un brillo divino que en su interior dejaba ver sutiles líneas de tonalidades cálidas, hipnotizante... a su al rededor quedaban restos de sangre en la piel,  considerablemente menores a los esperados luego de haberla sostenido con tal herida  por ese tiempo.

Cerró el puño bastante satisfecho, por mucho una de sus mejores creaciones,  no solo en su belleza, también en pureza y estructura, realmente una piedra preciosa que desafortunadamente no era para él -Está hecho, sígueme-
La cueva en la que estaban era ya de por si un laberinto natural, modificado por él en respuesta a sus necesidades. Lo que parecía ser un camino sin salida no lo era, una de las paredes era una capa de grueso cristal que cedió abriendo paso donde antes no lo había. Al cruzarlo se llegaba al centro de la cueva, en ella habían formaciones naturales de grandes y opacos cristales de elementos poco valorados por el hombre. Ese espacio amplio  remataba con un lago poco profundo y transparente, belleza natural que fácilmente podía pasar desapercibida por la enorme cantidad de "tesoros" esparcidos por todas partes, desbordando hasta las orillas del lago.  Rubíes, circones, amatistas, zafiros, jades, esmeraldas y un largo etcétera, tanto en formas puras como trabajadas para darles esa apariencia tan preciada en la joyería, también se encontraban en anillos, collares, pulseras, figurillas y demás.
Ahora que tenían ese pacto no le importaba dejarla adentrarse y ver parte de esa colección que seguía creciendo con cada año de su vida. A simple vista no parecía tener un orden, pero Seath caminó directamente hacia uno de los montones buscando algo en específico.  Al cabo de un momento se dirigió de nuevo hacia ella y le entregó el cristal recién creado, solo que ahora se encontraba montado en un anillo de platino que lo complementaba muy bien –Póntelo es tuyo, es el símbolo del pacto que nos une, fue hecho exclusivamente para ti… espero que no se te vaya a ocurrir tratar de venderlo, ni siquiera deberías pensar en llegar a quitarlo ¿entiendes?-
Seath Andersen
avatar
avaricia

Hetero
Dragón

Volver arriba Ir abajo

Re: Comisaría de un viejo recuerdo [Privado]

Mensaje por Shego Burns el Miér Oct 25, 2017 5:28 am

Jamas me había importado las cosas superficiales, aunque el tener que bajar la cabeza hacía alguien sonaba raro en estos días a no ser que estuvieras involucrado en la mafia o religión. Pero por mas que me planteara el analizar a este hombre no dejaba de pensar en que era un tontería, no llegaría a nada. Después de todo lo que hacia parecía mas una especie de pacto o sello, algo que relacionaba con una secta mas dudaba mucho que él fuera adorado por mas personas. Quedandome callada tal y como me había dicho, esperaba ansiosa que es lo que tanto quería hacer conmigo. Un cosquilleo sentía en mi mano, seguido de un calor fuera de lo usual, no era como el fuego que yo solía dominar esta vez era diferente. Levantando la mirada luego de un rato enseguida me observo fijamente y después a lo que ahora estaba en sus manos. ¿Que pasaba? Tan confuso que no podía pensar en una teoría apropiada. -Que cosa..esta hecho..no te entiendo..joder eres tan raro- Me había asociado aparentemente con alguien muy extraño, para el colmo tenia tan poca paciencia como yo.

Le seguí sin mas, frotando las yemas de mis dedos en la palma de mi mano que había sido cortada, estaría bien mas seguía siendo una hecho inusual. Siempre que le seguía tenia que ser de cerca, temía perderme, el paso aquí era engañoso, confuso. Mas al ir avanzando en sus terrenos me llevaba otra sorpresa. Podía entender el porque no me quería aquí. Había demasiado secretos de por medio. Sin mencionar tesoros. -Woooow..si que lo tenias bien escondido..- No sabía si eran realmente algo original pero considerando el caos de los diamantes podría ser, nunca había estado tan cerca de tanto tesoros, posiblemente habría mas que en una joyería. -Me siento en el escondite de un pirata- Si me  estaba llegando a escuchar o no parecía no significar algo para el dragón. Suspire sin saber a donde exactamente mirar, había tantas cosas que mi vista se perdería con facilidad. ¿Como es que había conseguid reunir todo esto? Podría solo abrir una tienda y listo.

Después de algunos minutos regreso hacía mi entregandome aquella piedra de hermoso color esta vez fijada al metal, un anillo. Raro pero cierto. Por lo poco que entendía había creado aquella piedra preciosa de nuestra unión de palmas y sangre, si había algo mas en ello no tenia ni la mas remota idea. Tome lo que me estaba dando solo para poder apreciarlo mejor. -Con que eso..es solo un símbolo del pacto que hicimos....ya..ya no lo venderé..pero..¿no podre quitármelo después? Mhmm Si lo voy a estas usando al menos me gustaría que me dijeras el porque...no se si pueda resistir el fuego..o si se oxide con el agua..sabes bien las cosas que hago..¿podra soportar todo eso?- No era muy amante de la joyería pero sabía reconocer una buena pieza.  Si iba a tener que traerlo puesto todo el tiempo sin parar..quizás no se estropearía con facilidad.

-Mhm..¿medio o anular? Jejeje..-
Termine por ponerlo en mi dedo anular, igual no es que importara mucho pero normalmente maldecía con el dedo medio así que llamaría la atención si lo tenia en dicho lugar. Tendría que compras guantes que se ajustaran después. -Antes de que me expulses de aquí...respóndeme algo..que fue..lo que hace esta cosa..no creo que solo sea un símbolo..después de todo no puedo quitármelo ya..hace mas que solo dar la imagen..ahh y otra cosa..señor dragón..¿crees poder dejarme cerca de la ciudad? Al menos eso pido..no se donde demonios estoy todavía..-



¿Buscas algo?:

Shego Burns
avatar
ira

Heterosexual
Shinigami

Volver arriba Ir abajo

Re: Comisaría de un viejo recuerdo [Privado]

Mensaje por Seath Andersen el Lun Nov 13, 2017 5:11 am

Evidentemente estaba hecho, el pacto entre los dos ahora era más que palabrería por lo que no debería haber problema con dejarla que se siguiera adentrando, en cierta forma le producía agrado el compartir sus secretos con alguien, a pesar de que ella no comprendiera casi nada de lo que le estaba presentado ni viera las cosas de la manera en la que él lo hacía. A partir de ahora lo que fuera a pasar entre los dos era incierto, no tenía todas las respuestas pero estaba ansioso por experimentarlo.

-¿Te lo acabo de dar y ya estás pensando en dañarlo?, A veces no sé cuándo estás hablándome seriamente- negó levemente mientras la miraba ponerse el anillo -No es que no puedas quitártelo, en teoría dicha acción vendría acompañada de consecuencias... piensa un poco, si el anillo es el símbolo de nuestro pacto ¿Qué crees que pasaría si decides quitártelo?- no esperaba que le diera una respuesta, solo que no fuera tan impulsiva y analizara su situación –Puedes ponerlo a prueba pero no te lo recomiendo-  casi fulminándola con la mirada al decir lo último porque la creía muy capaz de hacerlo con tal de molestarlo.

-Aunque me pese admitirlo contigo estoy en terreno virgen, tengo varias conjeturas pero solo eso…- Cerró los ojos controlándose para no maldecir -Te escuché desde la primera vez que lo dijiste, no voy a dejarte en medio de la nada, no tienes que seguir fastidiándome con lo mismo -
-Regresando en lo que estaba…- le levantó la mano en la que se había puesto el anillo y pasó su pulgar suavemente encima de la gema, de nuevo esa calidez se hizo presente en su vientre y su pecho, de una manera tan sutil que era cuestionable  -una de mis suposiciones es que este vínculo debería permitir comunicarnos a pesar de la distancia, por supuesto que no como un teléfono… sería  un tipo de comunicación parecido a una sensación que en un principio podría ser difícil de interpretar- agregó pensativo. Sin emitir sonido con los labios pasó a hablarle mentalmente con su habilidad -pero me pregunto si en mi caso podría recurrir a esto sin importar la distancia que se interponga entre nosotros… también debería influir la fuerza del vínculo que creemos-

Soltando su mano volvió a comunicarse con normalidad –Ahora debes tener más dudas pero me temo que  es demasiado pronto como para que le encuentre una respuesta a todo,  tendremos que experimentar-
Dándole más espacio continuó -Lo que realmente me gustaría en estos momentos es saber más de ti, de tu poder; he compartido mucho contigo, ahora es tu turno de hacer lo mismo… ¿Que tanto eres capaz de hacer? ¿Una demostración sería mucho pedir? Te estoy dando la oportunidad de impresionarme- finalizó relajándose, por supuesto que ahora Shego pasaba a ser una persona de su total interés y no solo por trabajo.
Seath Andersen
avatar
avaricia

Hetero
Dragón

Volver arriba Ir abajo

Re: Comisaría de un viejo recuerdo [Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.