—Symmetric target [priv. Ahren]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

—Symmetric target [priv. Ahren]

Mensaje por Invitado el Jue Jun 08, 2017 6:39 pm

Como si todo fuese premeditado, los días en donde caminaba por ese sitio seguían siendo ya una costumbre. Pero, rayos, él solo quería ir a ver a su “ave enjaulada”. Tuvo que salir corriendo al final, evitando la persecución de unos fans que se habían cruzado en su camino cuando, por meros segundos, se había quitado las gafas. Ya, no le molestaba en si las miradas de estos, sin embargo todo tenía un límite. La suerte de ser un incubo era bastante eficiente en ese momento. Pero la verdad, ahora estaba exhausto. Más que nada por la actitud de aquellos que exhibían sus cuerpos de una forma tan apetecible y él aún estaba aprendiendo a manejar su hambre y sus instintos para no llamar la atención. Menudo problema en el que se había metido, ahora la garganta le ardía como si hubiese tragado arena o como si hubiese bebido vodka.

Mmm~ Entonces, ¿qué hay de aquí?—comenzó a caminar casi a ciegas por el sitio. Entrar de esa manera en la mansión de los Schmeichel había sido un verdadero problema, y si bien los guardias de allí ya le conocían, pudo obtener una pequeña ayuda.  Pero era apenas la segunda vez y no conocía nada por esos lares donde había entrado. Ya tendría que comenzar a explorar y hacerse de diferentes sitios y vías de escape para el futuro. Torció un mechón de su cabello y se estiró un poco, esperando que el escozor en sus piernas de haber corrido tanto desapareciera. Ya hasta había perdido el pasar del tiempo, seguramente llegaría tarde a la reunión no pactada con Luther. Pero bueno, a lo sumo tendría un regaño suyo, no pensaría que podría rechazarle dada la situación. Últimamente hasta se había comportado bastante “amigable” con él, interesándose mucho más en sus actividades y tratando de darle consejos desde su propia posición. No sabía el motivo por el cual el pequeño andaba con los ánimos extraños, pero ya lo averiguaría luego, cuando no estuviese tan ocupado con su trabajo. En esos momentos solo quería estar prendido de él y mimarle, nada más.

Ya se había cansado de estar caminando en círculos, pediría indicaciones a los que trabajaban ahí, aunque eso significara el tener que dejar su orgullo a un lado y, además, tener el riesgo de que volvieran a descubrirlo y estar en un nuevo problema. Sin embargo cuando al fin había encontrado a un grupo de personas, su atención e disparó hacia otro lado ¿era un invernadero? Pero se veía bastante extraño, podía sentir un viento helado a su alrededor aun cuando estaban en esa época. Parecía ser que el dinero que estos tenían era el suficiente como para tener algo como eso en pie aun después de lo ocurrido en Londres. Bueno, eran los alemanes, no le resultaba demasiado extraño. La curiosidad le invadió y comenzó a moverse por el interior de ese edificio, encontrándose con una sola persona, lo cual le resultó bastante curioso.

Un solo ser en un lugar como este… como un girasol en medio de un campo de rosas, que interesante—soltó con su suave voz mientras observaba a la persona que estaría trabajando allí. Por alguna razón le resultó un poco familiar, peor no sabía de qué lugar en exactitud, aun así, con sus pasos lentos se acercó a este y se puso a observar el viñedo. ¿Así que este era el más importante de todos? ¿Aquí era el lugar donde bebía el vino que más le gustaba? Ahora comprendía porque podían producir tanto incluso si no había invierno. —Se nota que es un trabajo bastante delicado ¿Cuál es tu nombre, doux lyon?
Invitado



Volver arriba Ir abajo

Re: —Symmetric target [priv. Ahren]

Mensaje por Ahren el Dom Jun 11, 2017 3:50 pm



SYMMETRIC TARGET

La mansión Schmeichel resultaba ser un gran complejo digno de ser admirada, exquisita decoración tanto por dentro como por fuera y esta se adaptaba a las necesidades que su jefe necesitaba. El viñedo era quizá lo que más asombraba a todos entre ellos Ahren, la primera vez que vio el lugar se quedó maravillado pues era la combinación perfecta entre tecnología y naturaleza. Estaba encantado de trabajar en un lugar donde no importaba la época del año, podría seguir con su labor y era poco decir que estaba comprometido con ella.

Hace dos días se había quedado a dormir en la propiedad, una pequeña habitación se le fue entregada pues asi era más fácil vigilar la cosecha que pronto se venía encima. Desde temprano verificaba que todo funcionara correctamente, que la irrigación fuera exacta, todos creían que sembrar y cosechar era sencillo pero era un trabajo mas que completo, pues estaba en juego que Heinrich siguiera con su producción de vino. Caminaba de forma despreocupada por aquellos corredores que mas parecían laberintos, le estaba tomando algo de tiempo acostumbrarse a un lugar tan grande. Antes de llegar a su lugar de trabajo vio a una jovencita correr muy seguro amiga de Luther a quien por cierto no conocía hasta el momento. No le dio mucha importancia y continuó con su camino.

Pasado dos horas estaba llenando informes que luego irían a su jefe, su caligrafía era perfecta, legible y encantadora a primera vista después de todo era muy ordenado para esas cosas. Se encontraba orgulloso de lo logrado hasta el momento y aquella cosecha sería la primera en aquella mansión. De pronto una cantarina voz llamó su atención giró la mitad del cuerpo hallándose con aquella misma larga cabellera que se paseaba minutos atrás. La recorrió con la mirada, hasta que se quedó a su lado. Aquella comparación le resultó tierna así que soltó una pequeña risilla la cual oculto tras su mano derecha. – Aun si es delicado es algo que amo. – Ahren era un total caballero con todos, hombre o mujeres por igual. Sujetó la mano de esta y dio un delicado beso en el dorso. – Mon nom est, Ahren ¿Ahora puedo saber el suyo, señorita? Haha aunque debería decir joven. – Aquella apariencia afeminada resultaba traicionera para ojos inexpertos pero no había duda alguna que había un muchacho bajo aquel vestido de luces. Ahren entabló relación con ese tipo de personas pero es algo que no le molestaba en absoluto, sin mencionar que aquellas ropas le hacían justicia a aquel delineado cuerpo. – Supongo te perdiste mientras buscabas a Luther. – Comentó casual mientras escribía algunos detalles y así dar por terminado su informe ahora podría darle la atención que su acompañante merecía. – Seguro no tarda.  ¿Te parece que mientras esperamos tomamos el té? – Era el momento perfecto para un pequeño descanso, señaló la salida pues el invernadero no era un buen lugar para entablar una conversación, hacia frio y lo que menos deseaba era que una, aparente, celebridad enfermara. Heinrich le había dejado en claro que podía usar otros lugares de la mansión para sentirse a gusto o solo relajarse, en jardín seria un buen sitio para conversar y quizá ligar un poco.

Nefertari | Mansión Schmeichel | --





Ahren
avatar
soberbia

La versatilidad brinda mayor placer.
Solo un hombre puede ganarse mi corazón.
Demonio e Incubo

Volver arriba Ir abajo

Re: —Symmetric target [priv. Ahren]

Mensaje por Invitado el Mar Jun 13, 2017 8:25 pm


En esos momentos, se encontró con alguien mucho más atractivo de lo que había visto antes. Pero no fue esto lo que le sorprendió, pues podría estar rodeado de estos últimos debido a su trabajo, sino eran los ojos que podía ver ahora en ese mismo momento. Brillantes amarillos con un delicado tinte rojo apenas imperceptible pero que, para el incubo eran bastante perceptibles gracias a la ligera luz que se filtraba en aquel viñedo.

Oh, vaya… eres el primero que lo nota con tan solo un vistazo—dejó salir una ligera risita ante esto. Realmente todos daban por sentado que era una chica siempre, incluso el mismo Luther el cual aún tenía que darle mimos por su encuentro algo atropellado luego de que se enterase de que su diosa más bien era un dios o algo así. Aun así, este detalle le agradó bastante y eso fue lo que le hizo acercarse un poco más a él.

Algo así, me perseguían unos fans locos más bien y estaba por los alrededores, tal vez mi bello áspid o su tan agradable padre podrían mantenerme a resguardo mientras tanto, aunque me encontré con un extraño oasis en medio de un desierto. Eso o ya has tratado con los de mi tipo—se llevó un mechón de cabello detrás de su oreja. La verdad no ocultaba la ligera felicidad que le había provocado que notaran lo que era y, aun así, comportarse como algo bastante natural, no solo eso, sentía incluso una presión aún más grande provenir de este sujeto ahora. ¿Sería solo su imaginación? De cualquier forma, eso solo aumentó incluso más su curiosidad.

Nefertari, así me conocen todos… pero ya que has mencionado ese detalle pues… no sé… ¿debería decirte mi nombre real?—no es que le molestase decírselo, al fin y al cabo era algo que pronto sería revelado a los cuatro vientos, casi todo estaba preparado para ello, con la salida de su nuevo disco, incluso ahí mismo contaría parte de lo que fue su vida persona y algún que otro suceso reciente. Por culpa de este ahora le rehuía un poco a los fans que tenía. Bueno, Luther era una excepción justo en ese mismo instante, tal vez porque pensaba que no le haría más daño del que ya le había hecho o eso era lo que creía.

La verdad… eso del té me agrada bastante. Tengo entendido que la mansión Schemeichel es un lugar de buenos anfitriones así que su gama de tés ha de ser bastante amplia ¿no lo crees?—dejándose guiar hacia el jardín donde pasarían el tiempo hasta que se encontrasen con uno de los dueños de casa, él llevó una mano debajo de su mentón. Se dedicó, pro unos segundos, a pensar en algún tipo de té que le gustara beber y, dadas las circunstancias, volvió a mirar al joven de cabellos dorados y sonrió— Yin Zhen Silver Needle Bai Hao… jajaja casi me ha costado pronunciarlo. Es un té blanco es suave y creo que es ideal para una charla entre dos seres como nosotros… estamos un poco... “sedientos”—se acercó al punto de susurrar esa última palabra contra el oído del mestizo. Sus años sobre esa tierra también le ayudaban en el caso de sentir a alguien similar a sí mismo. El hecho de sentirse con hambre y que este aumentase tan solo con la cercanía de este le daba una pauta bastante clara. La suerte de que tuviese algún tipo de mezcla es que aun podía controlar esa sed o, de lo contrario, ya hubiese hecho cualquier cosa. Agradecía internamente por eso, no era el momento para algo como eso, por lo menos no en ese sitio en particular.
Invitado



Volver arriba Ir abajo

Re: —Symmetric target [priv. Ahren]

Mensaje por Ahren el Jue Jun 15, 2017 7:30 pm



SYMMETRIC TARGET


Aquella belleza se veía sorprendida por haber descubierto el detalle de su sexualidad con eso pudo darse cuenta de que muchos fallan luego de verlo, algunos quedarían prendados por su feminidad y luego desilusionados pues resultaba ser algo muy diferente a lo pensado inicialmente aunque siendo de una u otra forma tenía ese don de llamar la atención, era hermoso eso no se podía discutir.

¿Fans? Vaya estoy entonces al lado de una celebridad. Debes disculpar que no te reconozca pues no estoy al tanto con el mundo de la farándula y celebridades de New London. — Ahren era mucho más culto, siempre leyendo libros o el periódico con las noticias del momento pues le gustaba siempre estar al día con esas cosas, la única música que oía, y toleraba, era la clásica. Ahora él no podría reconocer a un idol ni estando a su lado, cosa que pasó en ese momento, si él no se lo decía Ahren jamás se enteraba. — Descuida si conoces al joven Luther muy seguro Heinrich te aloja hasta que las cosas se calmen. Por cierto he tratado con diferentes personas no pienses en que yo pueda rechazarte, eso jamás. — Ante todo Ahren era un caballero sea con una dama hermosa o un encantador joven.

Al oír aquel nombre lo primero que se le vino a la mente fue la reina del antiguo egipcio. Curioso, pero no se creía que fuera el original y vaya que tenia deseos de saber el verdadero. — Si no tienes problemas en hacerlo, adelante. Te llamaré como gustes ¿Qué tal su majestad? — Claro con eso estaba bromeando pero se dice que tras toda broma se oculta algo verdadero, el demonio no tendría problemas en llamarlo de esa forma aun así lo dijo solo para aliviar cualquier tensión. La salida al jardín estaba ya frente suyo pero muy seguro eso ya lo sabía su invitado. Nefertari al parecer conocía muy bien a Heinrich porque habia dado en el clavo, pues este hombre siempre se esmeraba para atender bien a sus visitas.

Con mucha curiosidad escucho lo que deseaba para tomar, conocía la planta y todos sus aspectos, era perfecto; a varios pasos vio a una de las sirvientas de la mansión pero antes de llamarla se quedó viendo a Nefertari un momento, Ahren no era tonto pero apenas en ese momento se dio cuenta de lo mucho en común que tenían. — Cass, por favor traiga Yin Zhen Silver Needle Bai Hao al jardín Nefertari y yo estamos exhaustos…también sedientos. — Continuó con aquel gracioso juego de palabras, la muchacha pareció no entender pero aun asi corrió en busca de lo solicitado. Ahren soltó una risilla mientras su diestra se posó en la espalda de Nefer indicándole que debían seguir su camino.

Un bello césped los esperaba al igual que gran variedad de flores pues el dueño gustaba de ver su hogar en armonía. En un extremo del jardín, cerca donde los arboles separaban la mansión, había una pequeña construcción hexagonal hecha de madera normalmente llamada como  gazebo era modesta muy al estilo oriental, su sola arquitectura lo hacía llamativa y ese sería el lugar donde tendrían una pequeña charla. Tomo una de las sillas, por el espaldar y jaló hacia atrás. —Anda, siéntate, mientras traen el té charlemos un rato. — Cuando tomó asiento él fue a su lugar que era frente suyo. Con una sonrisa entrelazó los dedos su mano y lo dejo descansar sobre la mesa transparente. — Entonces supongo que tenemos mucho en común…El hambre para nosotros es muy normal aunque controlarlo es difícil sobre todo por estas épocas del año ¿No lo crees?  — Al menos para Ahren así lo era, había momentos en los que el deseo lograban nublar su juicio a tal punto de necesitar permiso para irse a casa y satisfacer sus bajos instintos ya sea por cuenta suya o yendo a buscar compañía en algún cabaret. —Una raza complicada porque somos ¿Cómo llamarlo? — pensó un poco mientras tocaba su barbilla ligeramente, al tener la respuesta embozó una sutil sonrisa. —  Quizá insaciables es la palabra que busco, ventajas y desventajas…debe ser difícil para ti siendo toda una celebridad.
Jardín.:
GazeboMuebles -
Algo asi estuve pensando para el jardín xD espero no te moleste pero claro si tienes otra visión solo avísame  para cambiarlo x3

Nefertari | Mansión Schmeichel | --





Ahren
avatar
soberbia

La versatilidad brinda mayor placer.
Solo un hombre puede ganarse mi corazón.
Demonio e Incubo

Volver arriba Ir abajo

Re: —Symmetric target [priv. Ahren]

Mensaje por Invitado el Dom Jul 02, 2017 4:34 pm


Que encantador sujeto. Le gustaba por ello los demonios que tenían una hibridación con su propia raza, era más fácil de comunicarse con estos. Incluso si contaban con ese orgullo en particular, continuaban siendo bastante peculiares. Pero, el hecho que supiera lo que era, eso le fascinaba. Tal vez que ignorara lo que él era en esa ciudad podría haberlo molestado, aunque supo muy bien como contentarlo con sus siguientes palabras. En definitiva, ese chico era sumamente atrayente, casi como áspid pero en una situación por demás diferente.

Majestad, diosa, me han llamado por muchos apodos, doux lyon. Pero, Desire es mi nombre real. Incluso si no fuese Nefertari, este tiene un gran peso, un nombre que tiene significados en otros idiomas es algo bastante cautivador. —se acercó a su rostro, estirando su mano para rozar uno de los cabellos de este, queriendo cerciorarse que eran naturales. Hebras doradas como el sol, una aparente dulzura peligrosa. Sí, definitivamente podría ser algo bastante atrayente. Volvió a su asiento y sonrió suavemente. La chica de hacía unos momentos volvió con la más fina porcelana, sirviendo el té blanco para ambos mientras su mirada seguía pendiente de la ajena. Esos ojos eran tan similares a los de Luther que le era imposible no notarlo. Era una sensación extraña, no podía darle una definición exacta.

Es algo complicado, piensa que tienes las miradas sobre ti todo el tiempo. Bueno, me gusta la atención que recibo, mis fans son todo mi mundo pero en cuanto el hambre aparece… depende. He perdido varios guardaespaldas por ello. —una risita bastante divertida, más bien algo desvergonzada. Los códigos como esos no existían, con las únicas personas con las cuales no se acostaría serían con aquellos a los que respetaba, como el detective que estaba tratando el caso del acoso que había estado sufriendo últimamente. Sí, a ese hombre jamás se atrevería a tocarlo siquiera o tener un pensamiento distinto o bajo.

Pero a veces tengo algún que otro beneficio en lo casual. Así como tú no me conocías, hay otras personas que tampoco, así que puedo hacer uso de este beneficio. Ser un incubo puro da muchos problemas de manera inoportuna. Y… tengo mis años pero aún mantengo a raya la libido cuando hay recitales y ese tipo de cosas. El trabajo suele acumularse mucho—Llevó la taza hacia sus labios, bebiendo del líquido con tranquilidad, degustando de su suave sabor como si probara el postre más exótico. Era una sensación maravillosa para su paladar, y eso se demostraba al bajar la tasa y relamerse ligeramente los labios.

¿Qué me dices de ti? Tienes una ventaja, tener un cuerpo con tu tipo de hibridación debería ser más sencillo ¿o es que me equivoco?—preguntó con un genuino interés. A él le interesaba saber de este tipo de cosas, más aun siendo un ser bastante interesante hasta ahora. Sí, le había encantado su manera de hablar y de comportarse, casi como si fuera un caballero blanco. Era algo tan curioso que fuera imposible no quitarle la vista de encima. Se preguntaba si tendría alguna especie de debilidad, o si era lo que aparentaba. Tenía su parte de demonio, así que podría esconder algo oscuro. Esa oscuridad era lo que más podría llamar su atención, quería ver de qué se trataba.

Ser insaciables es un verdadero problema. Nunca encuentras un compañero adecuado, siempre tienes ganas de más y cuando logras satisfacerte termina siendo todo igual. Busco la perfección en una persona... mi bello Ramsés, él es el que podría darme todo lo que necesito—era bastante gracioso si se ponía a pensar en eso, en las historias de los grandes faraones y los cuentos que su madre le hubiese comentado en su niñez. Seguramente un sujeto así no existiría, peor él quería pensar que sí, que estaría en algún sitio esperándole. Pero, de momento, hasta que lograse encontrarlo entonces continuaría con su vida, conociendo personas interesantes. Al parecer tendría un fetiche con los ojos dorados, quien sabe. —¿Quieres reírte? Es una historia absurda, lo sé—se encogió de hombros, pero incluso si lo dijera, no es como si realmente lo pensara así, aún tenía esa vaga esperanza a la espera.

Invitado



Volver arriba Ir abajo

Re: —Symmetric target [priv. Ahren]

Mensaje por Ahren el Sáb Jul 08, 2017 5:47 pm



SYMMETRIC TARGET


¿Cautivador? Si, Nefertari llenaba por completo aquella palabra, tanto su aspecto como su forma de ser le brindaban una confianza inmensa. Se sentía bien a su lado pues entre razas se entienden mejor, los gustos eran similares haciendo todo mas fácil y llevadero, incluso la conversación casual del momento era agradable. — Vaya, entonces tengo el deber de buscar todos y cada uno de sus significados, seguro quedaré maravillado. — De por si Desire sonaba dulce, delicado como si la persona pudiera mostrar al mundo solo lo bueno, solo lo agradable aunque en parte era esa la razon de vivir de los Idols.

Tuvo las inmensas ganas de besar aquella mano una vez estuvieron cerca de su rostro, era algo típico en él, lo caballeroso podría a veces escapar de su consentimiento felizmente no pasó, no queria ser tachado como algún acosador que intenta aprovecharse. El té había llegado al igual que algunos bocadillos, la porcelana era simplemente hermosa dándole puntos extra a Heinrich quien siempre se mantenía a la par con lo último en moda y elegancia. Tomó dos terrones de azúcar para endulzar aquella bebida pues este demonio era un fiel amante de las cosas dulces.

Antes de beber soltó una risilla la cual no pudo contener y tuvo que dejar la taza sobre la mesa antes de que el contenido terminara ensuciando el mantel. — Temo que puedo darte la razón en ese sentido, uno tiende a fijarse en los tipos más cercanos, ya no distinguimos entre lo que es bueno o malo y solo deseamos satisfacer nuestros bajos instintos. — El trabajo podría ser quizá aquellos que podría mantenerlos a raya en cuanto al hambre, la responsabilidad llevaba a los incubo y mestizos de incubo a alejar su mente de aquellas perversiones que en realidad deseaban pero debían controlar, mantener a raya.

Desearía que fuera tal y como dice pero ser un mestizo de demonio no hace precisamente las cosas…fáciles. — Bebió de su té al menos con un sorbo y luego cogió un pastelillo de chocolate con grajeas de colores como decoración. — Veras los demonios también creemos que el sexo es vital, entonces si sumas eso al hambre de un Incubo a veces se hace difícil controlarlo. Pero déjame despejar la pregunta que quizá te estas formulando ahora. No, no me he acostado con algún sirviente de la mansión, Heinrich me ha pedido algo de…¿Pudor? En ese aspecto, pero hay especímenes hermosos por todo lado. — Algunos sirvientes que ayudaban al mantenimiento de la mansión resultaban ser hermosos, era curioso de cierta forma pues Ahren era débil ante las cosas bellas, todo lo bonito llamaba por mucho su atención, queriendo poseerlo, atesorarlo y de ser posible esconderlo del resto pero no ha podido darse el lujo de pasar una noche con ellos por respeto al dueño.

Ahora él hablaba de una pareja predestinada ¿es que acaso tendrían mas cosas en común? Con gran ilusión este nombraba al dichoso Ramses. — Al contrario, se me hace bastante lindo de tu parte buscar a esa persona especial. Yo también busco a alguien así. — Apoyo los codos en la mesa y luego reposo su rostro en una de sus manos de forma cansada pero era mas nostálgica, se imaginaba a un joven buen mozo a quien le llenaría de palabras amorosas y el más puro amor aunque claro también en el otro sentido de la palabra, amarlo por las noches hasta que saliera el sol. — Ambos esperamos a nuestras personas pres destinados, aquellos que pueden satisfacernos por completo. Espero que lo encuentres yo también seguiré buscando. — El té se estaba enfriando asi que se apresuró en beber de ella hasta dejar su taza vacia. — Por cierto me he dado cuenta que desde hace un rato me has estado viendo ¿Te recuerdo a alguien? — Comento interesado pues no era la primera vez que pasaba, sus colegas de trabajo también se quedaban viendo pero no sabían por qué o la razón solo soltaban un “Te me haces familiar” pero luego dejaban la charla pendiente pues cada uno debia atender a su trabajo.

Esperó a la respuesta del joven para después coger otro bocadillo, esta vez seria una galleta quien seria la victima de su gula, la mordisqueo con entusiasmo  al igual que un niño lo haría. — Oh, por cierto. Quizá esta demás pedirlo pero me gustaría que me cantaras algo. Veras estoy muy oxidado con eso de las canciones modernas y cantantes famosos pero oir como hablas me dice que tu canto es aún más dulce. — Alguien de apariencia bonita tendría una voz bonita. No quería pensar en que sería la única vez en que se verían pero podría pasar, por ellos mismo le pidió aquello.


Nefertari | Mansión Schmeichel | --





Ahren
avatar
soberbia

La versatilidad brinda mayor placer.
Solo un hombre puede ganarse mi corazón.
Demonio e Incubo

Volver arriba Ir abajo

Re: —Symmetric target [priv. Ahren]

Mensaje por Invitado el Dom Jul 16, 2017 12:36 pm


Llevó el té a sus labios, degustando del sabor suave del mismo. Sí, era de una calidad superior, estaba seguro que si al dueño del viñedo se le ocurriera el expandirse y dedicarse a la rama del té también tendría éxito, era especialmente dedicado con todo lo que tenía en ese lugar. Escuchó con cuidado al joven mestizo frente a él y sonrió  por lo que estaba escuchando. Pese a que tenía alguna facilidad, ese también parecía sufrir del hambre, justo igual a su persona. Eran muy pocas las personas con las que congeniaba tan perfectamente, era una sensación completamente extraña.

Comprendo. Seguramente el dueño de la casa tiene en consideración del bienestar general de sus empleados y por eso te ha pedido aquello. Así que tiene su lado exigente también, es algo curioso—Lo poco que conocía de Heinrich lo había leído en revistas y lo que el propio Luther le hubiese comentado, así que estaba algo limitado, ahora tenía una visión un poco más amplia—. Es difícil encontrar personas que te provoquen una química en específico—bajó la taza  y ladeó su rostro, observando al rubio por unos instantes más. Sí, sin duda tenía un atractivo que podría hacer caer a cualquier, era un asunto completamente normal dada a su mestizaje, pero seguía siendo algo completamente fascinante. Seguramente, si no hubiese estado de paso, le hubiera gustado saber un poco más de él. Lamentablemente, Desire pensaba que ese era un encuentro que no se repetiría, más por su trabajo y, además, porque sabría lo que pasaría una vez su bella áspid supiese la verdad sobre su persona. Lamentablemente, no estaba muy seguro si Luther sería tolerante como este sujeto lo era. Dejó salir un suspiro, como si su alma pudiera escapársele a través de este.

Espero tengas suerte, en mi caso no pierdo las esperanzas—miró hacia un lado, teniendo una sensación de vacío en su estómago, casi como si ese día lo viera completamente lejano. Pero, al final no podía hacer más que esperar, continuar transitando ese camino y tratar de encontrar a ese ser que adoraría con el alma entera. Había soñado con él durante toda su vida, hacerlo un tiempo más no sería demasiado ¿no es así? Por lo menos él quería pensar que no faltaba poco para encontrárselo.

¿Umm? Oh~—una pequeña risita salió de sus labios en esos momentos y volvió a mirarle, volviendo a tomar un poco de té para aclarar su garganta. Dejó la fina pieza de porcelana sobre el plato que le acompañaba y acercó su mano hacia la mejilla ajena, acariciando la piel de este con cuidado. —Tienen la misma tonalidad y el porte. Luther, Heinrich y tú. Irradian esa presencia que perturba hasta a los que son como yo. Es una sensación fantástica, que nadie puede describir con palabras ya que restarían la perfección de la misma. He visto a otros sujetos con el mismo color de ojos pero ustedes son diferentes, eso podría hasta apostarlo—luego de unos momentos separó su mano del rostro ajeno y se levantó del asiento, para pararse frente a él. Sí, su voz dulce como Nefertari había encandilado a muchos, su voz grave en los raps como Desire habían fascinado a muchos otros, casi nadie sabía que eran el mismo sujeto. La mayoría de las canciones que él tenía eran movidas, pero no creía que fuera lo adecuado, no, él buscó entre su repertorio, había una canción que era suave, que podría llegar a interesarle


You know me? My soul? I do too well.
Cause you will, your soul saw you, I need a lee.
I don’t care why leave me, you guess all.
That you will discreate my mind, why don’t you…?
I can still remind me why

Su voz salía suave mientras sus ojos los mantenía cerrados y una de sus manos permanecía en su pecho. El viento cálido rodeaba el ambiente, ondeando sus rosados cabellos al ritmo de la suave melodía. Era una canción de su nuevo disco, y aún estaba  en proceso de arreglos, por lo que era una interpretación exclusiva para el rubio que había pedido que le cantase.


Who are you, oh you, oh you, oh you are designed for what you did
You can be jeering really morally redacted, no reason, ooh
I can still remind me why
I don’t want honestly to listen my dream
Listen that I’ve behind every truth

Y él continuó cantando, completamente concentrado, estando en ese mundo de ensueño que se formaba a su alrededor cada vez que se dejaba llevar por aquello que tanto amaba. Sus ojos se abrieron y hasta que no terminó de cantar, estuvo observándole. Cuando la canción finalizó sonrió suavemente y besó la mejilla ajena con cuidado.

Si los de la discográfica se enteraran de esto, estaría en problemas. Que haya cantado esta canción será nuestro secreto. Te mandaré una copia del disco una vez esté terminado ¿de acuerdo?—guiñó uno de sus ojos y volvió a reír suavemente.

Invitado



Volver arriba Ir abajo

Re: —Symmetric target [priv. Ahren]

Mensaje por Ahren el Vie Ago 04, 2017 2:13 pm



-



Hablar sobre lo que Heinrich hacia por sus empleados exigía quizá toda una tarde pues el tema en si era extenso, era un buen jefe y al parecer también un buen padre, padre que Ahren hubiera deseado alguna vez en su vida de hecho era el tipo perfecto para aquel papel, el destino era cruel sin duda. Era esa amabilidad hacia sus empleados la que garantizaba que estos le regresaran el favor trabajando arduamente y cumpliendo con sus expectativas.

Vio en Nefertari el mismo reflejo y deseo por la cual él peleaba, alguien a quien querer sin importar la raza o la clase, podría sonar el típico sujeto romántico que anhelaba un romance de cuento pero no podía simplemente evitarlo se sentía identificado y comprendido ¿Habría un regalo mayor a ese? No. Esperaba en verdad hacerse cercano a la joven celebridad, quizá podrían encontrarse en algún otro momento asi sea con meses de diferencia. El camino llamado vida era incierto a veces amargo y caprichoso Ahren iba con la corriente esperando lo mejor por eso no habló sobre un segundo encuentro uno planificado y no casual como era en ese momento.

Antes de coger otro bocadillo de la bandeja se quedó quieto al escuchar las palabras del chico ¿En verdad se parecía a Heinrich? Solo pensarlo le causaba gracia pero no porque fuera completamente imposible más bien porque él mismo sentía que eran distintos, Ahren perseguía su sombra, era un ejemplo a seguir pero mencionar a Luther hacia todo mas irreal, apenas si lo vio por fotografías dispersas en la mansión pero no tuvo el honor de hablarle una verdadera lástima pues ansiaba conocerlo a fondo saber el porqué de cada vez oír su nombre en su vientre se formaba un ligero aleteo de mariposas.  —Creo que no es más que mera casualidad. — Aquel gesto de tocar su rostro se le hizo tan tierno que no pudo evitar tomar aquella mano y darle un beso en el dorso, un mero gesto de un caballero.

Que cantara para él era un absoluto deleite, dejó de lado los bocadillos y la porcelana para fijar sus cinco sentidos en el cantante. Quizá era solo producto del ambiente pero parecía que el lugar estaba empedernido por sacar la belleza de su compañero de raza es decir, se veía hermoso mientras cantaba, su voz parecía mecer los arboles a su alrededor, incluso el viento le daba un aire de ser místico ¿Un hada?  Ahren a lo largo de su vida solo toleraba la música clásica sintiéndola la única digna de ser escuchada pero ahora con aquella demostración estaba seguro que debería ponerse al dia con las canciones actuales sobre todo con las canciones interpretadas por Nefertari.

El final fue digno de un sonoro aplauso acompañado de una risa. — Un secreto me parece perfecto, me hace sentir cercano a ti. — Se levantó de su asiento quedando frente suyo a una distancia que violaba su espacio personal. Sujetó ambas manos de la pequeña estrella y besó el dorso de estas. — Si te soy sincero nunca antes había escuchado esa clase de canciones, esperaré ese disco con ansias. — No buscaba seducirla o impresionarlo con actos galantes pero ¿Cómo no ser atento con alguien que posee tanto talento?

Creo que envidio al joven Luther. — Comentó aquello en un tono gracioso como quien lo dice de forma casual, aunque en parte era cierto, quería a ese joven pero aspectos de su vida perfecta era lo que lo mataban de envidia. — Si no te molesta también me gustaría ser amistad tuya. Sé que por tu trabajo tienes pocos horarios libres pero si podemos coincidir algún dia estaría feliz de invitarte a cenar o a dar un paseo por ahí.  — Bien sabia que oportunidades como esas serian escasas pero si había una pequeña oportunidad de verlo de nuevo claro que lo iba a intentar.

Nefertari | Mansión Schmeichel



Ahren
avatar
soberbia

La versatilidad brinda mayor placer.
Solo un hombre puede ganarse mi corazón.
Demonio e Incubo

Volver arriba Ir abajo

Re: —Symmetric target [priv. Ahren]

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 12, 2017 1:40 pm


En verdad, ese joven parecía alguien de lo más galante, y es que Nefertari ya no confiaba en sí en sujetos que se mostraran de esa manera. Pero ¿Cómo no sentirse halagado por las palabras y acciones del mismo? Era alguien malicioso, una serpiente mucho peor que cualquiera que pudiera cruzarse en el camino de un pobre transeúnte de un páramo que parecía desierto. Y ahora, él se sentía profundamente atrapado de alguna manera. Como cuando conoció a Luther, se sentía eclipsado. Oh, eso podría ser realmente un problema, no quería confundirse de nuevo, ya con su querido amigo terminó por ser en extremo doloroso y si bien ahora tenía la ventaja que el mestizo sabía muy bien su condición, aún seguía yendo por un camino a tientas. Era hasta ridículo el pensarlo de esa manera, pero al tener objetivos simétricos en sus vidas, entonces eso le atraía a acercarse. Un magnetismo peligroso.

¿Ah sí? Bueno, sí, suelo estar con mucho trabajo últimamente. Más aún que mi carrera va a dar una vuelta por demás sorprendente y, hay rumores infundados sobre mi persona—dejó salir un suspiro por demás resignado. Él podía ser alguien malicioso, pero no le agradaban cuando ocurrían ciertas “cosas”. Ser acosado de una manera tan  cruel como la que estaba experimentando en la actualidad era una de ellas. —Mi vida es completamente caótica.  Pero, no deberías tener envidia de mi bello áspid. Él es… particular, y le quiero, mucho, pero tambiéh… me ha hecho daño—quitó las manos con una suavidad tan grande como si se tratara del aleteo de una mariposa. No solía ser alguien sincero y, por el contrario, él siempre mostraba una actitud por demás manipulador. Ese no solía ser el caso, ya que lo que hubiese sentido por Luther había llegado a un punto en dónde no podría utilizarlo para sus fines. Y eso le había frustrado como aterrorizado.

Podría… darte mi número de teléfono persona, así al igual que él podrías llamarme cuando quieras. Ya sea para charlar un momento o para que nos encontremos. Son contadas las personas que lo tienen—su manager, su guardaespaldas, su padre, Luther y ahora Ahren, a diferencia de su celular del trabajo el cual siempre terminaba por sonar cada dos minutos por los mismos fans que llegaban a dar con él, o cuando su propio manager primero lo buscaba por ahí antes que molestarle por otros medios.

Me parecería bien que volvamos a encontrarnos de nuevo, Ahren… hasta que encontremos a aquellos a quien tanto ansiamos podríamos… darnos alguna especie de consuelo—no se estaba comportando como la estrella. No, Nefertari ahora había actuado y ya le estaba dejando el espacio a Desire, el joven soñador que fue herido al punto de no desear nada. Aquel chico, hacía tiempo que había muerto para que Nefertari tomara su lugar y le diera nuevos objetivos, una nueva vida. Pero, de vez en cuando, en contados segundos, este relucía. Era alguien dulce, dulce de manera autentica y se notaba en su mirar que era diferente, no era altiva para nada. Su mano volvió a posarse en el rostro ajeno y sus labios rozaron la mejilla del rubio en un delicado toque.

Envidio tu libertad de acción…—bajó su mirada y apartó sus manos del rostro del mestizo, sonriendo y jugando con su cabello de nuevo. El teléfono del trabajo, precisamente, cortó con la magia del momento y contestó con un ligero tono  más animado del que usaba para habar normalmente. No parecía ser algo grave, pero la expresión del idol había cambiado de una felicidad a un rostro de preocupación y luego de resignación. Una vez que la llamada finalizó volvió a verse con el chico de cabellos claros. Buscó entre sus pertenencias un papel y un bolígrafo y anotó el número de teléfono para dejarlo en su mano.

Tengo que volver al trabajo, tal parece que no podré ver al dueño de la casa. Sí lo ves discúlpame con él. Ya sabes, el deber llama… ¿me escoltarías hasta la puerta? Mi manager me espera en las fueras del mismo—sonrió con un poco de tristeza, la verdad terminar el encuentro así, no le parecía muy agradable pero no había anda que hacer. El trabajo es el trabajo después de todo.
Invitado



Volver arriba Ir abajo

Re: —Symmetric target [priv. Ahren]

Mensaje por Ahren el Sáb Ago 26, 2017 6:00 pm



The Promise


Escuchar que el pequeño amo hizo daño a su buena amiga resultaba algo imposible de creer, con tan solo ver a Luther podía jurar que era una buen muchacho, alguien amable, atento y asi podría estar describiendo las múltiples virtudes que su sola presencia emanaba pero…una cosa era hablar en base a suposiciones y otra saber cómo era realmente, halló motivos para ver a Luther como alguien relativamente malo pero encontró miles de razones para contradecir sus propias teorías, quedó intrigado por saber de que forma lo dañó pero tendría que posponer aquella historia.
Me siento honrado. — Habló en un tono juguetón para disipar la tensión que pudiera hallarse en el ambiente. De alguna forma se sintió mas cercano a Nefertari pero también se sintió algo mal, quizá este se mostró amable al darle su número telefónico cuando en realidad ese no era su deseo o también era Ahren quien le daba muchas vueltas al asunto, muy seguro lo segundo pero todo en la vida es posible.

Dejó todo pensamiento negativo en segundo plano para concentrarse en el momento actual. Le pareció sumamente curioso aquella invitación pero también era tentadora, embozó una sutil sonrisa realmente interesado por aceptarlo. — Me parece bien, quisiera verte de vez en cuando. — No mentía cuando dijo que Nefertari se convirtió en alguien importa para él, lo notó mucho más dulce, sinceramente fue agradable sentir sus labios una vez mas sobre sus mejillas.

Estuvo por decir una frase, una más íntima pero el sonido del móvil sonando lo hizo reflexionar sobre lo que iba a decir, tendría que ser para otro momento. Tal y como sospechó era el momento de la despedida y si bien estas nunca eran agradables esta vez sentía que la lejanía duraría poco tiempo, quería verlo seguido después de todo. — Descuida, el trabajo siempre nos llama. — Por su parte también tenia cosas que atender en el viñedo, documentos los cuales redactar y miles de cosas las cuales estaban atrasándose pero si pudiera elegir entre hacer eso o pasar tiempo con Nefertaria sin dudarlo elegiría lo segundo. —El señor Schmeichel entenderá. — Ese hombre era comprensible pero lo que en verdad deseaba saber es si dejaría algún mensaje para el joven Luther, deshizo las ganas de preguntar y asintió un par de veces con la cabeza, estiró la mano para indicarle que avanzara el primero, todo un caballero. — Yo te acompaño. — De pronto se sintió como si fuera el anfitrión de la mansión siendo eso…una reverenda tontería. Sin embargo también no podía desacreditarse a si mismos, como el soberbio que era sentía que su sola presencia era también digna de ser llamada “Excelente compañía” Avanzó por el mismo lugar por donde llegaron al jardín, pronto el césped fue cambiado por el suelo firme de concreto llegando asi a la mansión principal.

Ten cuidado al regresar. ¡Oh! Se me había olvidado. —Sin detener el paso buscó entre los bolsillos de su pantalón una pequeña tarjeta negra, era la forma mas formal de presentarse pero lo curioso en la tarjeta –Además de su número personal- Era la presencia de solo su nombre junto al cargo que ocupa. — No quisiera importunar llamando en momentos inadecuados, pero si podemos comunicarnos por mensajes de texto también sería feliz. — Una lastima que no pudiera escuchar la voz del jovencito pero el trabajo a veces no lo lograría coger la llamada que Ahren le fuera a hacer. Una vez cerca de la entrada sujetó una vez mas las manos del incubo y dio un beso en el dorso de cada una. — Cuídate mucho.

Nefertari | Mansión Schmeichel



Ahren
avatar
soberbia

La versatilidad brinda mayor placer.
Solo un hombre puede ganarse mi corazón.
Demonio e Incubo

Volver arriba Ir abajo

Re: —Symmetric target [priv. Ahren]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.