Nothing's gonna hurt you baby [Privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nothing's gonna hurt you baby [Privado]

Mensaje por Dagda el Jue Jun 22, 2017 9:26 am

Eochu Ollanthir
¡Ven Roble de los dos florecimientos!

”Saltaste desde puentes derrumbándose, cayendo en pedazos.”

Daurblada era una de las mejores tiendas en perfumería casera de la que se podría escuchar a su vez también eras reconocido por cada una de tus nuevas marcas, era normal para ti ser reconocido y de alguna manera pesado, detestabas que se metieran en tu vida pero en parte era algo que dejabas pasar, se vendían tus productos y no existía ningún otro distribuidor, si lo querían tendrían que ir a tu tienda. En esta ocasión habías logrado enfocar las nuevas esencias en un producto único, habías trabajado alrededor de 3 años en este perfume fue por ello que al tenerlo listo decidiste llevar a cabo un evento pequeño, solo las más grandes prestigiosas perfumerías asistirían con un total de dos personas por tienda, la razón era para que olieran el nuevo producto, lo probarán para que se llevarán una muestra única a sus tiendas para comenzar a promocionarlo, claramente con un intercambio monetario exclusivo.

”He estado atrapado aquí completamente desde hace varios años sin poder escapar.”

Tu amplia tienda consistía en dos pisos extraordinarios donde el segundo era tu hogar. Llevabas semanas planeando el evento para ello solicitaste un pequeño buffet y servicio único de dos meseros, iba a acudir poca gente pero de alta alcurnia así que era necesario que todo fuera perfecto, que se luciera. Eras alguien de un orden estructurado así que si algo fallaba terminarías por enloquecer.

”Se dispararán unas cuantas balas solo por la diversión de los presentes”

Llevabas de un lado a otro los carteles de la portada del nuevo perfume, decorabas la estantería y minuciosamente el perfume era colocado simplemente 90 grados a la derecha, cada uno de los frascos tenía esa posición, la gama de colores de la decoración iba siempre de mayor a menor rango, no había manera de equivocarte. De repente llegaron los cocineros quienes montarían el buffet en el jardín, en este mismo descansaban mesas largas donde los nuevos invitados podrían disfrutar de una buena comida al aire fresco y después seguir con la exposición, nunca te gustaron los lugares cerrados así que esta era una buena idea.

El tiempo es esencial, los primeros hombres comenzaron a llegar, uno que otro saludaba y estrechaba tu mano pero también eras consciente de que así como eran buenos contribuidores en la distribución de un perfume único, porque es cierto, solo entregabas una muestra a cada tienda sabías que no solo brindaban el apoyo como publicidad….igual podrían ser armas de doble filo. La envidia humana es la peor de todas.

Te dedicaste a saludar a todos los presentes. No articulaste palabras, no era el momento, simplemente era que llegarán todos para comenzar con la exposición.


@kreatur
Dagda
avatar
envidia

-
Bisexual
Mestizo {Alfraude + Ghoul}

Volver arriba Ir abajo

Re: Nothing's gonna hurt you baby [Privado]

Mensaje por Jean Jacques Leroy el Lun Jul 03, 2017 3:16 am








"No es trabajo normal, tienes que actuar, a ti te gusta actuar.”

Retumbaba las palabras de uno de los hombres más jóvenes en el negocio, pero eso no significaba que era el menos experimentado.

“Claro que inusual, quién pide que vayas a jugar con un tipo que sólo hace perfumes es extraño.” Pero el moreno no estaba de acuerdo, sabía que aquel chico que respondía a nombre de Anthony sabía mentir si así se lo pedían. “Pero, ¿qué más quieres saber? Sólo hazlo enloquecer… de cualquier manera.” Enfatizó las últimas tres palabras, como si de eso dependiera su vida.


-.-.-

– ¿Siempre eres así de soso? –

El moreno no se dignaba a tratar como se debía a uno de los herederos de la famosa marca de perfumería. Y es que desde que lo vio como venía buscar, comprendió que ese chiquillo pelirrojo no formaba parte de su contrato y nada más cumplía como chaperón.

Taylor, como lo nombraba Jacques, apenas medía lo que su compañero, tenía una cara de molestia, que en nada lo ayudaba con sus facciones secas, peo es que nunca antes había conocido a alguien que le tratara de manera más desganada. Pues cuando se presentó al canadiense, esperaba que este le respondiera con “Es un gusto, Joven Penhaligon”, no con un “Ah. Con Taylor debería ser suficiente.” Claro que uno de sus errores fue presentarse con títulos y nombres extras, porque pensaba impresionar, pero tampoco creía que el sujeto le diera ordenes. – ¿Podríamos mantener en silencio hasta llegar? –Rogaba mientras sacaba un cigarro.  

–Oh. Que frágil. –Rodó los ojos mientras cruzaba las piernas. –Y yo que pensaba practicar contigo. Pero tu forma de ser sigue volviéndote indeseable. –La diestra se movió hasta que todos sus se hicieron un puño y el pulgar estuviera abajo.

–P-por favor. Sólo haga bien su trabajo. –Desvió la mirada sonrojado. Perdía, aquel menor tenía una hermosa piel y una voz que le era difícil no obedecerle, aunque sea a regañadientes. – Y si no tenías idea de la vestimenta, nosotros nos hubiéramos encargado. –Le regresó la mirada para inspeccionarlo como lo había hecho la primera vez, desde pies hasta el cuello, perdiendo el aliento.

– ¿Acaso tú has conseguido algo con esa ropa últimamente? Sin tu billetera. –Ladeó el rostro con una sonrisa totalmente abominable, pero con un encanto del cual uno no podía soltarle la mirada, aunque diera miedo también era exótica.

-.-.-.-

“Oh, es alguna clase de evento de coctel.” Le respondió su superior mientras revisaba algunos papeles y después se los entregaba sin mayor importancia. “Sí, por supuesto. Lleva lo que quieras.” Estaba recogiendo algunas cosas más, pues parecía que tenía prisa por el tiempo, aunque si se mordía en cada momento el labio o la uña podría ser algo que lo aterraba. “¿Qué?.. ¡Ah! Sí, solo tienes que hacer tu trabajo. Te buscara el segundo invitado, trata de no arruinarlo con él.”
Y estaba a punto de salir cuando se volteó para mirar al pelinegro. “Y Jacques. Entre más publico mejor. Al menos eso dijo el grupo de clientes.”


-.-.-.-

Le abrieron la puerta, porque él no tenía la intención de hacer algo más que no fuera su trabajo, ni aunque fuera por cortesía. No es que le importara el dinero, tal vez por eso mismo, porque las cosas que hacía como Jacques significaban diversión y si no fuera porque un “prostituto” cobraba, lo haría gratis. Pero no, su trabajo era ese, así que como tal tenía que haber un cambio monetario, pero regresando a lo anterior; tratar bien al chico ,Taylor, no era divertido, así que no se molestaría en ser amable con él.

Cuando comenzaban a dirigirse a la entrada se escuchaba su presencia.

“Clank-Clank-Clank”

Todos volteaban a verlo desde que salió del auto . Y así era como los quería a todos, observándolo, examinando su cuerpo, su sonrisa y hasta sus uñas negras.
Entregaron las invitaciones. –De la empresa Penhaligon’s; el tercer heredero, el joven Taylor Penhaligon y el diseñador, Henry Jermyn. –Y hoy además de ser Jacques sería Henry, pues para ser un actor esta noche se lo solicitaban. –Adelante. –

–Ahora. –Seguía el paso del pelirrojo. –Haz lo que quieras, pero no te entrometas o en verdad me voy a enojar, y a tu padre no le agradara la idea. Y además de tener que ser el tercero, también serás el idiota que lo arruinó. –Sus palabras eran murmullos alrededor de todas las personas, pero tan claras que parecía que le susurraba en el oído, mientras sostenía un cuchillo cerca.

Bien después de eso, era la primera vez que se encontraba en una fiesta demasiado exclusiva. El número era tan reducido, que uno no necesitaba mover la cabeza más de una vez para ver a las personas, con sólo mirar a un lado se podían ver todos, con espacio suficiente para que hasta la vieja reina se viera con todos sus extravagantes vestimentas.

Caminó hasta donde estaba la bebida, una copa, algo de vino blanco mientras buscaba al Sr. Perfumero-Good boy.

– ¿Dónde te escondes Mon-ami? –


“Clank-Clank-Clank”

Otros pasos hasta donde se encontraban los perfumes. Y por mientras podía sentir como observaban su ropa poco convencional. De no ser porque debía enloquecer a su víctima, tal vez le hubiera encantado improvisar un show.

Por mientras buscó uno de los perfumes, pasando de largo si los primeros que vio eran para usar o eran adornos, no tenía el menor interés, él no había venido a negociar si le gustaba o no, pero podía ver si en verdad era tan bueno aquel sujeto para encargarse de tal infamia. Roció un poco en su antebrazo izquierdo, obviando que era diestro, y acercando su nariz para olfatear, y fue ahí cuando comprendió que el aroma era inusual, nunca antes lo había olido, pero tenía algo que lo hacía reaccionar a la defensiva, no, no quería llamarlo intuición. Porque diablos ¿Cuándo un perfume te iba a ocasionar estar con la vista en alto?

 
Jean Jacques Leroy
avatar
soberbia

Podemos probar todo.
Depende de a quien le preguntas, te dirá que le gusta.
Humano

Volver arriba Ir abajo

Re: Nothing's gonna hurt you baby [Privado]

Mensaje por Dagda el Jue Jul 06, 2017 1:39 pm

Eochu Ollanthir
¡Ven Roble de los dos florecimientos!

”A veces me encuentro perdido en el yelmo de tu ternura y deseo sobrevivir únicamente en el nenúfar de tu vida.”

El mundo siempre ha prendido de un hilo, no importa que tan grueso sea este tarde o temprano terminará por romperse, si no se tiene cuidado, si no se medita de forma concreta, notabas a la gente ir y venir, uno que otros emocionados por la nueva proyección del perfume que sacabas y claro que estaban emocionados por eso, no siempre elaborabas tales marcas llenas de ilusión. El enigmático ahora era una combinación de aquellas flores que solo brotan de tus manos, les habías tomado el cariño y el tiempo suficiente para elaborar dichoso perfume, un olor distintivo, no se compara con nada pero eres capaz de decir que inclusive el jazmín o el cardamomo sentiría envidia.

Acomodaste tu traje un poco tratando de quitar los excesos de basura que ha traído consigo la entrada del abrir y cerrar la puerta, te tomaste la molestia de saludar a algunos presentes que al ser pocos era más rápido, pero al parecer en esos momentos no estaban tan interesados en ti si o en lo que el frasco de perfume poseía, su hermosa decoración de flores bañadas en oro laminado le entregaba valor único así como el líquido rosáceo que se paseaba en su interior, al ser un perfume basado en tu magia y en las flores era uno de los principales que evocaban una emoción, al colocarlo en la dermis quien fuera que lo oliera terminaría soltando e irradiando una sonrisa, parte de la flor de la risa es lo que provocaba eso.

”Inclusive el horizonte lleno de rosales mostrará una clara presencia que disgusta”

Poco te importaba las presencias en ese sitio pero mantenías las apariencias lo suficientemente bien para no albergar sospechas ni dudas, te colocaste en la entrada recibiendo otorgando un apretón de manos aludiendo en un –Agradecemos contar con su presencia – Una ligera reverencia lo suficientemente suave para que se sintieran orgullosos por su visita, así fue hasta que el nombre de unos hombres sonaron fuera de lugar, no recordabas haber albergado una invitación de ese modo, no para esas personas sí fue cuando nació la incertidumbre.

La flora vivía dentro de ti y como parte de esta reconocías que tenías un presentimiento, algo no andaba bien desde el instante en que escuchaste esos nombres y es por ello que seguiste de forma sigilosa al hombre que había entrado como en su casa, te tomaste la molestia de palmear un poco su hombro cual brisa ligera solo para llamar la atención – Disculpe mi atrevimiento – Si fuera en otro momento, en otro instante no hubieras recurrido a la elegancia ni mucho menos a la sonrisa que cargabas de oreja a oreja, levemente puesto que no eras un hombre de mantenerlas pero si de empotrarlas cuando era necesario – ¿De qué perfumería viene? – Necesitabas escuchar de manera calmada las respuestas, necesitabas saber como es que había llegado aquí – Es que indiscutiblemente no había escuchado de su nombre. – Te permitiste decir mientras mantenías fija la mirada. Este sería el inicio.

”El mundo siempre ha prendido de un hilo y a veces este es más frágil del o que aparenta”

Frasco de perfume
Ropa de Dagda

@kreatur
Dagda
avatar
envidia

-
Bisexual
Mestizo {Alfraude + Ghoul}

Volver arriba Ir abajo

Re: Nothing's gonna hurt you baby [Privado]

Mensaje por Jean Jacques Leroy el Miér Jul 19, 2017 9:52 pm






    El aroma era inusual, para que mentir, le gustó al moreno pero tampoco deseaba olerlo por demasiado tiempo, era muy sensible a los olores desde pequeño y algunos le causaban nausea, por eso se limitaba a una pequeña cantidad en su antebrazo, zona que después tendría que lavar con mucho jabón.

    Estuvo a punto de voltear para buscar a la persona que tendría que atrapar, la verdad la idea de hacer enloquecer a alguien en público era muy excitante, en el buen sentido… Bueno, ¿existía algo bueno en eso? Al diablo. Cuando giró, fue por otro lado donde lo atacaron. Una voz un poco grave y calmada, amable si podía inquirir. Así que le dio el placer de verlo. – Entonces no sea atrevido. –Respondió en broma, esperando que captara que le estaba molestando, no le estaban pagando para entretener a otras personas.

    De pies a cabeza, era un hombre atractivo y un poco más alto que el canadiense, por supuesto, de no ser por esas hermosas zapatillas de punta de aguja, así que el humano le observaba desde una altura mayor. – Excusez-moi? –Su gestó fue de sorpresa, como si se sintiera ofendido, muy poco pero una leve mueca en sus labios. Su siguiente pregunta fue la que lo puso a la defensiva, se tomó una larga libertad de observarlo de arriba abajo: “Alto, robusto, tez blanca, castaño y ojos absorbentes” Bueno, lo último lo agregó el moreno cuando le devolvió la mirada. Así que su Mon-ami había venido a él, eso le ayudaba y molestaba. Ahora tendría que pensar más rápido para atraparlo.

    – Penhaligon's – Por fin habló. – Una de las perfumerías más poderosas de toda Inglaterra. –
    Le entregó el perfume directo a sus manos, con la lentitud innecesaria. –En otras palabras, la competencia o un aliado con quien negociar. Deberías saber al menos eso. –No quería sonar tan pretencioso pero sentía que el mayor tenía un interés en su persona. –Henry Jermyn. –Se cruzó de brazos, no estaba molesto, de hecho su gesto era de diversión. –Anda, ahora preséntate. Después de todo, es tu evento, ¿no? –

    Por supuesto que conocía su nombre, pero quería escucharle de él, que se presentara. Al menos que diera ese movimiento educado antes de sabotear.

    Aunque le tenía en mira, no dudó en buscar a su estúpido chaperón, porque era de las personas que temían que ese tipo de personas lo arruinaran. Parecía problemático. Y así fue, cuando lo localizó, el pelirrojo no le quitaba la mirada y eso no lo estaba ayudando en nada. Apretó sus colmillos y prefirió seguir viendo al sujeto.

    A Jacques le gustaba tener el control de la situación, de las personas, de todo en general. Era controlador y le gustaba estar por encima de todos, con su inteligencia o sea con su belleza. Sujetó una copa de alcohol de donde venía un mesero. El detalle de sus movimientos siempre tenía que ver de que tanto le divertiría aquel tipo.


     
     


    Spoiler:

    Al parecer las IMGs no se vieron como debían~ So aquí el link en servidor de como viste Jacques y su calzado D I V I N O:

    http://i64.tinypic.com/2n9weok.png
    http://i68.tinypic.com/15nsto2.jpg

Jean Jacques Leroy
avatar
soberbia

Podemos probar todo.
Depende de a quien le preguntas, te dirá que le gusta.
Humano

Volver arriba Ir abajo

Re: Nothing's gonna hurt you baby [Privado]

Mensaje por Dagda el Jue Ago 24, 2017 11:24 am

Eochu Ollanthir
¡Ven Roble de los dos florecimientos!

”El sol, la luna, el crepúsculo… todo ha de caer en un instante”

La manera en la que se te dirigía provoco que enarcaras la ceja ante tremenda forma de dirigirte hacía ti sin embargo fuiste paciente, no es como si comenzarás a alterarte en pocos minutos debido la ligera… “falta” de palabrería del ajeno, te destensaste al escuchar de qué perfumería provenía así como también su presentación. Entre lo curioso de la situación estaba que nunca habías mandado invitación a esa perfumería desde la vez en la cual rechazaste la oferta de enviar más de un “frasco” a su tienda, como eras bien conocido tu forma de ser quisquillosa provocaba que fueras celoso con tu trabajo así que descartabas a todas las perfumerías que no cumplían con los requisitos necesarios pero ahora que tenías una clara puntuación de “curiosidad” en tu cabeza sonreíste, una sonrisa muy bien trabajada que indicaba la calamidad de lo que estaba por venir – Lamento la descortesía de mi parte, Sr. Henry Jermyn – Alegaste doblando un poco tu espalda en forma de reverencia y clara disculpa, pero era bien sabido que no lo lamentabas, al elevarte decidiste presentarte como era debido y como este lo había pedido – Mi nombre es Dagda, dueño de esta perfumería y claramente protagonista del evento, espero tu estancia sea cómoda – Fuiste directo al grano, sin merodeos, sin necesidad de exponer cosas que no son necesarias así que una vez terminaste de presentarte viste a un mesero pasar el cual le quitaste dos copas, ofreciste una a tu acompañante – La perfumería de la cual viene usted ha intentado contactarme pero considero que muchas de sus marcas son de baja calidad, sería bueno que reporte eso a su superior, les falta mejores productos quizás se deba a que utilizan casi el 70% en puras esencias ya destiladas – ¿Mala intensión? Para nada. Solo eras honesto.

”Así es, continuaré destruyéndote así”

La sombra juega bailando entre los alambres, aunque tu mirada aguda trataba de concentrarse en su persona también no pudiste evitar deslizar rápidamente la vista, poseía tacones, eran de punta y por un instante reconociste sus habilidades en mantener el porte adecuado al menos para la ocasión pero no te molestaba verlo de esa manera, era básicamente algo lo bastante… ¿Común? ¿Existía diferencia de un hombre a mujer? No, para nada, ya estabas acostumbrado a ver algo como eso así que tener que apreciarlo en un varón era la cereza del pastel, elevaste los cuencos para dirigirle la mirada – Portar tacones de punta para un evento suele ser elegante, se podría decir que una vez que se dejan se pierde el encanto – Lo escuchabas de muchas damas, dando un trago sorbo como si estuvieras planeando lo que sucedería decidiste ser quien lo acompañará en esa velada – Permítame ser codicioso con usted, ¿Desea que sea yo quien le dé el recorrido? – Ya habías convividos con otros pero esta vez puede que pierdas tu tiempo con él, querías ver qué clase de artimaña tramaría como para nombrar a esa perfumería a la cual “rechazaste” más de una ocasión.

Cuando tuviste la oportunidad diste una señal a algunos asistentes, para esa tarde noche habías contratado a algunos que se encargarían de dar breves explicaciones y vender los frascos a las distintas tiendas, por otro lado esperaste la disposición del ajeno con una clara facción de tranquilidad.

@kreatur
Dagda
avatar
envidia

-
Bisexual
Mestizo {Alfraude + Ghoul}

Volver arriba Ir abajo

Re: Nothing's gonna hurt you baby [Privado]

Mensaje por Jean Jacques Leroy el Jue Ago 31, 2017 8:57 pm

Pudo emitir un ronroneo cuando se disculparon a su persona, pero no, tenía que ser condescendiente con su “misión.” –Por favor, solo… – “Jacques”
– Henry – Saboreó aquel nombre, cuanto había deseado haber soltado el verdadero pero no era momento para ello, porque él era profesional, ¿verdad?

Parecía tan caballeroso, inclinándose, podría verse que estaba acostumbrado a la etiqueta y comenzaba a aburrir al moreno, pero qué más daba en ese momento aunque arrugara un poco sus labios en decepción. –Oh. Muchas gracias. –Tomó la copa, dando un baile de ella en su mano antes de beber un poco, y ahora se podían escuchar las quejas. Cada vez más aburrido, se podía sentir que era un tipo que solo pensaba en negocios, pero ahí estaba Jacques tratando de mantener una sonrisa que no lo inmutara. –Chéri. Yo no hago el mismo trabajo que usted, Mr. Dagda. En mi queda hacer los diferentes diseños de cristal, así también algunas cajas. No ha reportar la mala calidad de los perfumes. –Rodó los ojos. Ahora estaba arrepintiéndose en pensar que lo único en lo que se iba a dedicar en toda la noche era en perfumes, era tan abrumador. Ni siquiera usaba perfumes con tanta emoción, tenía unos cuantos, y los detestaba, bueno, la mayoría, porque las esencias le eran fuertes para su nariz. Prefería las cosas más naturales, hasta los jabones para baños… ¿esencias destiladas? No, era ridículo.

Podía notar que era examinado, acostumbrado a tener miradas siempre, no lo podían culpar de ello. –Bueno, tal vez lo intente al finalizar el evento y usted podría juzgar. Además, no creó que la elegancia es lo que deseaba transmitir con mi ropa. – Con la sonrisa fue un adorno al final de aquel detalle. Continuó unos pasos por donde se encontraban otros perfumes, todos pareciendo solo líquidos con cierto color, lo que resaltaba solo eran los frascos. – ¿Cómo decirle que no? – Una ironía con clara picardía.

El humano aprovechó para acercarse más, envolviendo la diestra del anfitrión, como si de una dama se tratara, pero no era que lo hiciera por intentar parecer femenino, claro que no. Al contrario, era para crear una distancia entre todas las mujeres y hombres del evento, que comprendieran que no se acercaran a ellos dos.
Jean Jacques Leroy
avatar
soberbia

Podemos probar todo.
Depende de a quien le preguntas, te dirá que le gusta.
Humano

Volver arriba Ir abajo

Re: Nothing's gonna hurt you baby [Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.