I've Lost The Moon[ID]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I've Lost The Moon[ID]

Mensaje por Hati Lothbrok el Dom Ago 20, 2017 8:41 pm


   
   
   



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Hati Lothbrok

LET ME DIE WITHOUT FEAR, AS I HAVE LIVED WITHOUT IT
Avatar⇒ Kaine // Nier

23 años aparentes / 1128 reales

Cazarecompensas

Dragón de Hielo

Fémina

Esclava fugada

Bisexual

Avaricia

Sueca (Escandinava)
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Personalidad

Cada pequeño niño oriundo de las frías e inhóspitas tierras del norte pudo haber escuchado las historias antes de dormir, o las canciones de los grandes banquetes; canciones sobre una gran guerrera, de facciones duras y experta en el uso de las armas, de actitud indiferente ante quien es débil e incompetente y que sin embargo le tenderá su mano al que demuestre nobleza, una heroína desconocida encargada de que sus pequeñas cabezas infantiles permanecieran sobre sus hombros, pues mantenía alejados a los hostiles con sus hachas y a las alimañas las obligaba a permanecer dentro de sus bosques . Nada que estuviera bajo su protección tenía derecho a morir a menos que ella así lo decidiera . Hati fue quien nunca perdió una batalla y quien nunca se dejó arrebatar por el enemigo - ni por ningún hombre que desprestigiaba su capacidad en la guerra debido a su sexo-  quien invadió tierras a punta de hachazos o negociaciones estratégicas y cuya dignidad no se vio ni siquiera agitada por la más feroz de las bestias, ni mucho menos por simples guerreros ni reyes. Se decía en las viejas canciones que Hati exhalaba hielo y te congelaba con la mirada, que muchos vivían protegidos en su sombra tratando de apuñalarla y ella, sin embargo, les entregaba el mismo cariño hasta el día en que actuaba abriendo sus espaldas para arrancar los pulmones de los traidores que la creyeron estúpida . Se decía además que la mujer se comía incluso los huesos de sus contrarios con el fin de no perder nada, por ello que su corazón era interesado y carecía de alma y un día, su caminó se torció. Si era cierto o no ya nadie más que la misma puede saberlo, el pueblo vikingo está convertido en las viejas cenizas de lo que fue un día el más incandescente de los fuegos…  hace ya muchos inviernos atrás.


Deseo.


El pueblo nórdico, poseedor de particulares características, se sabe que son mujeres y hombres iracundos, arrogantes, avariciosos, y a pesar de todo, defensores de los suyos. Hati lleva todas esas condiciones en su sangre, adaptadas, sin embargo, a su autodestructiva personalidad.


La sed de más, la única que mueve y emociona verdaderamente a su corazón, no la limita a tan solo responder de forma frenética ante todos los desafíos, sino también a correr detrás del conocimiento y otros espíritus. Hati oirá siempre dispuesta los consejos de los sabios, las experiencias de los ganadores y los pensamientos de los nobles, obtendrá de ello una nueva fórmula para el triunfo y poder obtener algo. Astuta y perspicaz, poseedora absoluta de su propio instinto, cual zorro. Si no conociera la mayor cantidad de conceptos, hechos y moralejas sobre la vida, las personas, la tierra y sus animales, el significado y patrón de estrellas y constelaciones, no podría juzgar con detención. Sería por completo incapaz de cumplir con la más grande de todas las misiones del hombre: conocer, ser protagonista sensato de su lugar en el mundo. Pero se encuentra en ella, lejos de todas sus cualidades reflexivas, un lado más oscuro, puesto que el conocimiento no se halla atado necesariamente con la bondad. En ella se descubre atado a la advertida avaricia, como se encuentra también su astucia. Además de necesitar el conocimiento solo por necesitar, precisa también con entusiasmo frenético de los lujos materiales que enriquecen hasta al más noble y desinteresado. Y, de la victoria por sobre todas las cosas mundanas . La derrota es si no la mayor vergüenza de todos los hombres sobre la tierra .
Por ello cuando se encuentra en situaciones límite, trabajará  todos sus métodos en fin de conseguir un rápido triunfo, ya sea en el combate cuerpo a cuerpo, en disputas verbales o morales y también en las batallas internas. Le importará poco y nada sacrificar a alguien en el proceso, la vida de un desconocido o un esclavo importa todavía menos que la de un cordero cuando se trata de un propósito mayor, más valioso que la simple existencia.

El amor es, sin embargo, lo único que rechaza sin ser por completo consciente de ello. Buscará por supuesto a quien le resulte de su agrado, ya sea de forma física, para poseer y amaestrar, o emocional y depositarle su confianza, conocimientos, dudas y meditaciones. Pero no va más allá de la necesidad de poseer como con todo lo demás. Los objetos no son diferentes para ella de las personas, y en ello realmente no hay maldad, pues no se da cuenta, no se entera para recapacitar antes que su corazón lo busque y reclame con celo. Solo quiere más, más, sin saberlo, sin ser consciente de las consecuencias. Se mueve por ende en pequeños grupos de personas los cuales son por derivación de su posesión, pero que sin saber realmente no ama ni aprecia hasta que le son arrebatados. Y es en ese único momento donde pierde la calma y el aspecto burlón para actuar de manera nerviosa y brutal buscando de forma desesperada lo que le fue arrancado de las manos, pues era suyo, estaba bajo sus garras, y de ahí nada ni nadie debe de salir jamás. Rehúye de fijar sus sentimientos, aquellos honestos perdidos en algún espacio entre la calidez de su corazón y esa otra mitad, ya perdida y envenenada de pecado, en algo que se pueda perder de alguna manera, ya sea con una burla de la muerte o una mala jugada del destino, el que, si pudiera poseer y manejar a su antojo, manipularía sin rechistar.


Cuando desea algo tratará de obtenerlo, no necesariamente con honestidad, no necesariamente poniendo el cuidado en su vida ni en la de nadie, solo se fijará en las secuelas una vez deba hacerles frente, y de ello, no quepa duda, no desertará.


Aunque su personalidad no suene como la más conveniente de todas para ser alguien con quien entablar ninguna relación, pues podría apostarte a cambio de un candelabro bañado en oro sin inconvenientes, Hati  es ciertamente agradable, no actúa siempre con la rudeza que los antiguos nórdicos suponían. A pesar de ser un poco altiva y distante, dentro de lo que su desconocimiento del mundo le permite, puede ser bastante tarada.

Disfruta de las buenas conversaciones, ya sean fútiles o reflexivas, del contacto físico con quien tenga al frente, sin importar si son uno, dos, o tres. Su moralidad sigue perteneciendo a la de los antiguos vikingos, que no tenían problemas en tener sexo en la habitación contigua incluso a sabiendas de sus amigos y familia. Tiempos gloriosos dónde poco y nada importaban las largas presentaciones ni los falsos cariños con quien acababas de conocer. Todo se resumía a sentir, dar y recibir. De actitudes fijamente masculinas y aspecto imponente, pero no por ello carente de feminidad, sino más bien fuerte y respetable, se regocija de los bailes y las bebidas típicas de su tierra (sobre todo las bebidas), y es en ese entorno, de música y celebración, donde más se puede apreciar ese apéndice constante de rebeldía que se manifiesta a pesar de ser muy fiel a sus costumbres natales. La satisfacción que se expresa en su rostro ante una pelea exitosa es la misma que se exterioriza cuando observa cuerpos bailando sinuosos al compás del sackpipa y el hardingfele, hay que preguntarse constantemente si, de verdad, algo le pone más gozosa que el aguamiel recorriéndole la garganta o el perder el tiempo con sus buenos amigos. Usará la extrema honestidad y la burla para sacar de sus casillas hasta al más amable y paciente, las personas no son divertidas si no puedes jugar aunque sea un poco con ellas, pero no en el tóxico sentido de manipularles con sus debilidades. Hati lo hará siempre como una recta compañera, decirle a un novato que no sabe utilizar un mandoble con habilidad, a su juicio, le hará mejor persona, y claramente porque es muy divertido para la mujer ver cualesquiera sean las actitudes ajenas. Es burlona, a pesar de su semblante no menos juguetona, de ahí que no le importe incluso si está hablando con el mismo rey de New London, le fastidiará de la manera que estime más conveniente. Cuando se trata de asuntos serios sabe mantener su compostura para no dejar entre ver sus verdaderas intenciones o sus planes intensivados por motivos diversos , pero, alguno que otro comentario sarcástico escapará, inevitablemente, de sus labios. Es la escandinava muy fiel ante sus amigos y ante quienes ha jurado proteger, si verdaderamente lo hace porque les aprecia o porque ellos cumplen un papel significativo en sus propósitos es desconocido, más sin embargo las traiciones y los daños a los suyos los cobra con sangre, sin concernirle de quien provenga. Sabido es, que a pesar de todos sus errores, quienes han estado cobijados en su presencia le han respetado, no por el miedo, sino por admiración. Engañar a Hati es imposible, jugar con ella impensado.


Aunque es típico verla actuando con rudeza y poca mesura, cómo un bárbaro, basta observarle cuando se encuentra recapacitando sobre sus acciones, negociando algo que realmente busca o cuando camina como un animal perdido en las nuevas tierras. Su rostro vuelve a ser inexpresivo, ¿Qué busca, qué quiere, qué se pregunta?  Todo la colma de curiosidad, la cautivan los sonidos, las maquinarias monstruosas que sus ojos llegan a ver por primera vez, así mismo como las cosas de siempre, la luna, los bosques, la nieve, la noche... la inocencia de quienes no poseen todavía los huesos fuertes. Todo eso le llama la atención quizás con igual ímpetu en que ella convoca a los ojos de desconocidos a posarse sobre su figura cuando come con las manos, se desenvuelve en la ciudad como alma de un tiempo antiguo, entre telas suaves, descubierta de la protección del acero.


Muy lejos de ese aspecto físico, similar al de todas las mujeres del norte, se expresa la personalidad de un verdadero dragón, posado con recelo sobre su oro, pero que sin embargo no lo desea. Hati es de quien oirás los mejores consejos, quien te llegará a proteger con su propio escudo o a matar para encontrar sus propias respuestas.





Datos


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


Habilidades:
✓ Se transforman en grandes bestias de poderes legendarios capaces de aterrorizar a los grandes pueblos.
✓ Pueden controlar un elemento o sus derivados bajo la misma regla de los elementales. De hecho pueden alimentarse de su elemento. (Hielo)
✓ Tienen una vida muy larga que es capaz de compararse a las vidas de los ángeles y los demonios, ya que son de las razas más viejas y vieron formarse a otras tantas.
✓Ice shield: Es capaz de crear sobre sí misma una coraza en base al hielo, esta puede conservarse durante siglos manteniéndole con vida en una especie de hipersueño si no es penetrada con un material más fuerte (al que es débil), como el rayo.


Ҳ El acero forjado es su mayor debilidad, en especial cuando tienen propiedades mágicas influidas por algún hechicero cuyo objetivo es controlarlos, domarlos o liquidarlos.
Ҳ Su debilidad elemental corresponde al rayo y la lava.
Ҳ Pierden energía si no se han alimentado correctamente de su elemento, en especial cuando lo usan
Ҳ No es una habilidad controlada, solo sucede de forma espontánea. Tampoco puede generarse si es herida previamente con su elemento contrario, y la misma se rompe con este.

Datos extra:
─ Su nombre proviene de la historia nórdica de Hati y Sköll, los lobos que perseguían a la luna y el sol, respectivamente, para devorarlos. Fue bautizada de esta manera por el blanco de su piel y sus cabellos, plateados, como el satélite
─ Hizo su hogar de la mansión abandonada en dónde despertó. No tiene idea de quien fue el dueño de esta casa antes ni como vino a parar en ella
─ Cómo guerrera, aprendió el arte ecuestre, lo que la hace bastante ágil montando, sin necesidad de una silla o riendas
─ Posee un ágil manejo de diversas armas, entre ellas: las hachas, los mandobles, los martillos de guerra, mazos, arcos etc. Siendo sus favoritas las espadas y haciendo desuso de los escudos
─ Suele practicar sus ataques en el bosque y el entrenamiento no siempre resulta como esperaría, razón por la cual se produce heridas todo el tiempo en los brazos y piernas. Es raro no verla con algún vendaje
─ Su bebida favorita es el aguamiel nórdica, y entre las muy pocas cosas que la ponen de mal humor, están el no poder tener este líquido a su alcance, o cualquier otra bebida alcohólica
─ A pesar de pertenecer a avaricia, al menos en su manera de vestir, no aparenta ser muy lujosa. Probablemente porque la apariencia no le parece importante ni relevante para conseguir sus metas, que son mucho más grandes y avariciosas que una simple tenida de estación. Utiliza las prendas que se encuentre en el lugar donde vive... y se nota a leguas que son muy antiguas.
─ Es muy resistente al frío, mejor dicho, poco sensible ante este. Puede andar con prendas muy ligeras en días nevados pero eso no quita que pueda morirse de hipotermia en su forma humana
─ Sus flores favoritas son los lirios blancos, aunque no dirá abiertamente que le gustan cosas como las flores
─ Si a simple vista posee un aspecto muy frágil y sutil debido a su tono de piel, contextura, etc. basta entablar una pequeña conversación con ella en un bar o en cualquier lado para darse cuenta que es muy tosca
─ A pesar de no entender mucho sobre el mundo actual, hizo una gran conexión musical con los sonidos y las bandas de hoy en día. Tiene gustos muy específicos y una carpeta bastante variada de grupos musicales, sin dejar de lado, a los incondicionales sonidos de su patria
─ Sabe tocar el Hardingfele, que es similar a un típico violín
─ Es muy curiosa, no dejará pasar por alto nada que no conozca ni ningún asunto que no maneje
─ Suele cazar su propio alimento, como hacía en sus tierras, valiéndose principalmente de arco y flecha para ello
─ Su animal favorito es el lobo y el oso, admirando a toda criatura que se defina como fuerte. Esto no quiere decir que no aprecie las cosas sutiles. En la fuerza y en la debilidad hay para aprender
─ Nunca en su vida, ha tenido conexión con otro dragón, y el paradero de sus padres biológicos es absolutamente desconocido para ella al igual que las debilidades de su raza, por lo que se considera todopoderosa
─ Cómo dragón, Hati no posee las típicas alas escamosas. Por el contrario, estas se hallan cubiertas de blancas plumas


Historia

Suecia.
Reinado de Olaf Brazo de Hierro (Aprox. Año 924)

Con una enmudecida calma se agitaban los pinos, la única vida que yacía sobre la nieve indómita de esos paisajes blancos, fríos, creados quizás para probar la resistencia de los hombres que intentaban, en esas tierras infértiles, de sembrar sus vegetales y mantener con vida a sus familias.

Todos ellos eran toscos de cara y brutos en el actuar, sus cabellos rubios, dorados y sus grandes proporciones y fuertes  brazos le daban el divino aspecto de benevolencia del que carecían cuando violaban a sus esclavas y rajaban la garganta de sus esclavos, decorados con henna el cuerpo y flores nativas la cabeza, en motivo de adorar a los dioses en que ellos depositaban su fe inútil. Todos ellos, eran hombres forajidos y de corazones ardientes en busca de más, que si no hubieran nacido con esos sentimientos, quizás la pequeña niña abandonada a la sombra de un escudo mohoso no hubiera encontrado nunca a ese padre que le permitió una vida honorable lejos de la servidumbre a hombres manchados de sangre.

Hati Lothbrok creció como la hija legitima de Ragnar Lothbrok, a pesar de no poseer su sangre y una naturaleza distinta de la humana. Su sangre era fría, como la de las serpientes y sin embargo su padre, como había podido comprobar cuando se acurrucaba en él las eternas noches del invierno, emitía el mismo calor de los faisanes en las granjas antes de ser desplumados y asesinados en un estruendoso crujir de su cuello, que siempre le hacía llorar. Luego quedaban fríos, como ella, pero inertes . Tocaba su pecho . No podía entender aquello y sin embargo perdía su importancia cuando su padre jugaba con ella y le enseñaba sus preciadas tácticas militares. No, le importaba poco y nada cuando a pesar de no tener a nadie, su padre le entregaba un mundo completo. Fue él, hombre ya viejo y desdichado al que las enfermedades le habían arrebatado con lentitud y agonía a su mujer y a sus hijos, quien la bañó en sus primeros conocimientos y advertencias. Él fue quien esculpió, libre de cualquier cincel, a la guerrera favorita del jarl.

Iracunda mujer que en el camino cargaba dos hachas y de regreso bajaba del drakkar con las cabezas cortadas de los ingleses, bañada en gloria, lo primero que hacía era buscar a su padre en el pueblo. No le importaban los halagos de sus compañeros de escudo, ni la súplica de sus enemigos, lo único que contentaba sus oídos eran las felicitaciones o la indiferencia total de su padre, del cual nunca se podía esperar una respuesta clara ni predecible.
La conquista de nuevas tierras era exitosa con ella al mando de los grupos que los extranjeros catalogaban de sanguinarios, profanadores de las iglesias, embelesados en el arte del pecado. Pero a los nórdicos los motes no hacían más que provocarles risas nacidas en lo más recóndito de sus entrañas. Solo buscaban lugares más aptos para instalarse, lo haría cualquiera si tuviera que salir descalzo por las mañanas a una tundra infinita y luchar con lobos y osos por un plato de comida. Sin embargo, era la mismísima Hati quien no luchaba por aquellos motivos, tampoco lo hacía por darle gloria al nombre de su padre, si no al suyo. Solo sabía que cuando mató al primero tenía que matar un segundo, y un tercero. Tenía claro que cuando arrancó de unas manos tiesas y pálidas el primer cofre de oro, que  aquello era muy poco.

Un corazón cargado de fiereza y sueños de niño que explora lugares nuevos puede torcerse, volverse un poco más oscuro de lo que fue en un principio.

Fue escalando posiciones con sus mismas manos hasta ascender a jarl, basta decir que su anciano padre estaba ya para esos tiempos muy decepcionado de lo que era ahora su hija, ni siquiera una sombra, un atisbo o un aroma de la dulce niña que jugaba con espadas de madera y sentía más pena por los vivos que por los muertos. ¿Por qué necesitaba más? ¿Por qué la sangre derramada en pro de beneficios egoístas no le hacía sentir la más mínima culpa? Escalofriante era darse cuenta, que dentro, en lo más profundo de su conciencia, Hati sufría la pasión de los suyos y el dolor de su padre, sabía que pese a no buscar poder, este la había encontrado y la había ultrajado de la peor de las maneras.

Al llegar a Inglaterra e interactuar con la realeza algo de sí misma murió, o quizás, su verdadero rostro pudo tocar la luz del sol. Cambió soldados, compañeros de toda la vida por un par de tierras, mató a quien le desobedecía, ignoró la muerte de su padre en las frías tierras que ella buscaba de alguna manera dejar atrás por otras más fértiles, y oro y conocimientos de los hombres del nuevo mundo.

No es propio, sin embargo, de los escandinavos dejar las traiciones sin sus correspondientes pagas. Venganza, justicia divina, llámenlo como quieran.
Una guerrera que abandonaba a sus dioses, a los suyos, que duda de su rey, que renuncia al hacha y el escudo por un papiro, un poco de tinta y una pluma, está bañada en la desgracia del deshonor.

Hati para esos tiempos ya tenía firmados un sinfín de tratados con el rey de Inglaterra, que eran ajenos sin embargo al rey de sus tierras. Olaf era un hombre terco y si es que se pudiese, todavía más arrogante que los suyos por si solos. Enterarse de todas las decisiones que fueron tomadas por una simple mujer, enteramente inferior a él en capacidades y raciocinio, fue como una puñalada directo en sus costillas. La pregunta no era ahora si se efectuaría o no el castigo, si no de qué manera. Una lo suficientemente dramática como para poder ver al fin, en Hati, en sus ojos inexpresivos, alguna señal de arrepentimiento.

Al enterarse del peligro, es natural del hombre huir, o buscar una forma de solucionar aquello; es natural querer sobrevivir, e imposible poder culpar a alguien por ello. Se puede culpar entonces, ¿por aceptar la muerte, sin rechistar?
Volvían los botes a las tierras gélidas del norte, cargados de utensilios desconocidos para la población de esa tundra, en su mayoría granjeros brutos. Hati, empinada al lado de la vela, podía entender desde su distancia el rechazo de todos los rostros que le eran familiares. La hostigaban con la mirada, en sus espalda oía los rumores, en el fuego veía los ojos inquirentes del destino pero aún así bromeaba con la cerveza en la mano, cerca del mismo calor del fuego que le anunciaba un final merecido.

A las nueve de la mañana de aquel día ardió su cuerpo con el primer hachazo, las primeras piedras y los primeros insultos. ¿Qué sentía, en ese momento? ¿Pena por su pueblo? ¿Compasión por querer permanecer viviendo como bárbaros teniendo tanto por descubrir? No, y sí. Deseaba, con todo su corazón, poder sentir la pasión y la fiereza de los suyos a la vez de la calma, ahí, entre las sienes, de los ingleses.
Fue precisamente cuando su mente había aceptado la muerte que su cuerpo se negó a ella. No era humana, y no podía ser asesinada por simples humanos, incompetentes, todos ellos, arrogantes sin motivos por mucha nobleza que predicaran, estúpidos y ciegos, peleadores de tierras que en primer lugar, no eran ni siquiera de su posesión ni se encontraban bajo su dominio.
Antes de que su cabeza fuera cortada, su cuerpo moreteado comenzó, lentamente, a cristalizarse. Todo el hielo de sus tierras se concentraba sobre su piel castigada para protegerla de más golpes y del hachazo que se precipitaba sobre su nuca. El hacha, se partió en dos, los presentes, con sus mandíbulas abiertas, y Hati, dormida quizás para siempre bajo una coraza de hielo.
Un desconocido poder de su raza, también ajena a todos y a la mujer.

La roca permaneció por años en el mismo sitio, cubierta por la nieve, azotada por el clima hasta que los ingleses, en vista de los tratos incumplidos decidieron aplicar su venganza sobre los nórdicos, y lo consiguieron. Hati fue traída como una especie de premio por un simple soldado, fue adquirida por un joyero, terminó resguardada en una mansión, sin ella saberlo, incluso hasta después de que a aquel hombre se le vinieran los años encima e Inglaterra dejara de ser lo que fue.

Llegada a New London

¿Cuánto tiempo pasó como un simple objeto de colección, ajena al mundo?
Cuando resquebrajó su coraza helada, quizás consciente, tal vez en sueños, despertó en el infierno. ¿Ese había sido su castigo al final? Una ciudad confusa, llena de criaturas conocidas solo en las leyendas y en las más horribles pesadillas, de actitudes ruines y comportamientos morbosos, ¿Había pecado tanto, para merecerlo?
Reflexionó en su soledad el tiempo suficiente para analizar su naturaleza y sus formas reales. Sus escamas no le parecieron tan extrañas al final como el  aceptar que verdaderamente estaba infectada con algo mayor, algo purulento que hacía de las ganancias el mayor de todos los placeres sobre la tierra, y no le permitía conciliar el sueño por las noches ni mucho menos adaptarse al a sociedad que ahora le rodeaba y a la cual pertenecía.

Actualidad

Y como es normal, el infierno ardió un día en llamas. No había razones para rescatar corazones tan tóxicos como ella de una purificación con fuego, y así lo aceptó. En sus ojos azules se reflejaban llamas y la confusión. Su gran cuerpo, frío y escamoso, desde las alturas no hacía caso a los llamados de auxilio, agitaba su gran cola mientras presenciaba un final que de alguna manera envidiaba.
Sobrevoló esa noche la ciudad, sobre el humo, y necesitó también de alguna manera morir como habían hecho muchos aquella tarde.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]




Última edición por Hati Lothbrok el Vie Mar 09, 2018 6:39 pm, editado 14 veces
Hati Lothbrok
avatar
Avaricia

Tú caballo. Yo jinete.
ᚨᚱᚠᚨᚲᛚᛊᛖᚢᚨᛚ <3
ᛞᚱᚨᚷᛟᚾ ᛞᛖ ᚺᛁᛖᛚᛟ

Volver arriba Ir abajo

Re: I've Lost The Moon[ID]

Mensaje por STAFF el Dom Ago 20, 2017 9:47 pm

Términos

¡Bienvenido a New London: Sin city! El foro donde el pecado reina. Nos alegra mucho que estés con nosotros.

Recuerda: se permite un plazo máximo de tres semanas en circulación antes de que se les restrinja la entrada a la CB y la zona Off-Rol. Así mismo, una ficha se considera abandonada un mes después de que fue su último posteo y, la única forma de tenerla de regreso a los expedientes en revisión, es necesario enviarle un MP a Staff para pedir tal acción. Así mismo, recuerden que una ficha será eliminada pasando los 50 (cincuenta) días desde el último posteo que tenga, en estas circunstancias.

Vemos que estás trabajando en tu ficha por lo tanto te pedimos que una vez hayas concluido con ella postees a continuación para que, así, un miembro del Staff acuda lo más pronto posible para revisarla. New London: Sin City agradece tu tiempo y preferencia. Nos estaremos leyendo~



STAFF
avatar
staff


Volver arriba Ir abajo

Re: I've Lost The Moon[ID]

Mensaje por Hati Lothbrok el Miér Ago 23, 2017 5:27 pm

Terminada~


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
x Hablo - Pienso - Narro x

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Hati Lothbrok
avatar
Avaricia

Tú caballo. Yo jinete.
ᚨᚱᚠᚨᚲᛚᛊᛖᚢᚨᛚ <3
ᛞᚱᚨᚷᛟᚾ ᛞᛖ ᚺᛁᛖᛚᛟ

Volver arriba Ir abajo

Re: I've Lost The Moon[ID]

Mensaje por STAFF el Jue Ago 24, 2017 3:41 pm

Términos

Lamentamos informarle que su ficha ha sido rechazada por las siguientes cuestiones.

→ Debes colocar los elementos a los que es débil correspondiente a la tabla que se encuentra en el apartado [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] Si Hati controla Tierra y Hielo es débil a: Lava, rayo y fuego.

Si necesitas ayuda para ajustar tu ficha, si tienes alguna duda sobre los campos o cómo complementar las habilidades y debilidades de tu personaje, no dudes en enviarle un MP A STAFF

Postea a continuación una vez editada la ficha. El Staff la revisará lo más pronto posible, gracias ^^

¡Estamos para servirte!



STAFF
avatar
staff


Volver arriba Ir abajo

Re: I've Lost The Moon[ID]

Mensaje por Hati Lothbrok el Jue Ago 24, 2017 11:30 pm

Editado y Mp enviado~
Hati Lothbrok
avatar
Avaricia

Tú caballo. Yo jinete.
ᚨᚱᚠᚨᚲᛚᛊᛖᚢᚨᛚ <3
ᛞᚱᚨᚷᛟᚾ ᛞᛖ ᚺᛁᛖᛚᛟ

Volver arriba Ir abajo

Re: I've Lost The Moon[ID]

Mensaje por STAFF el Vie Ago 25, 2017 11:39 am

Términos

Lamentamos informarle que su ficha ha sido rechazada por las siguientes cuestiones.

→ Corrige los elementos a los que eres débil, por favor. [ MP ]

Si necesitas ayuda para ajustar tu ficha, si tienes alguna duda sobre los campos o cómo complementar las habilidades y debilidades de tu personaje, no dudes en enviarle un MP A STAFF

Postea a continuación una vez editada la ficha. El Staff la revisará lo más pronto posible, gracias ^^

¡Estamos para servirte!



STAFF
avatar
staff


Volver arriba Ir abajo

Re: I've Lost The Moon[ID]

Mensaje por Hati Lothbrok el Vie Ago 25, 2017 1:43 pm

¡Listo! c:
Hati Lothbrok
avatar
Avaricia

Tú caballo. Yo jinete.
ᚨᚱᚠᚨᚲᛚᛊᛖᚢᚨᛚ <3
ᛞᚱᚨᚷᛟᚾ ᛞᛖ ᚺᛁᛖᛚᛟ

Volver arriba Ir abajo

Re: I've Lost The Moon[ID]

Mensaje por STAFF el Vie Ago 25, 2017 10:54 pm

Términos

¡Bienvenido a New London: Sin city! El foro donde el pecado reina. Nos alegra mucho que estés con nosotros y nos enorgullece liberar tu ficha para que comiences a rolear con nosotros ~

→ Recuerda pasar por los [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo], tienes siete días para cumplir con este apartado y proteger tu físico, ¡no te tardes!
→ Y, de ser necesario: Recuerda pasar por los [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Recuerda que puedes encontrar rol en las siguientes fuentes:

→ En el [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
→ En el foro de [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

¡Que de diviertas en el foro, que conozcas muchas personas y que disfrutes a lo grande de esta maravillosa comunidad!



STAFF
avatar
staff


Volver arriba Ir abajo

Re: I've Lost The Moon[ID]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.