Play with me... wof. (Libre)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Play with me... wof. (Libre)

Mensaje por Josh XFord el Jue Ago 31, 2017 8:39 pm

Vivía más como humano que como lobo y además, le constaba que lo catalogaban como una vergüenza para la clase lobuna. ¿La reacción del XFord? Simplemente hacer oídos sordos. Sabía que era un lobo más doméstico a los usuales pero es que no había nacido desde un primer momento con esa '' habilidad '', aquello tardó en despertar y era más humano que animal. Lo gracioso de todo esto era cómo se aprovechaba de las ventajas de ser un lobo, usándolo más para el ámbito social, que, tampoco es que lo necesitase al tener un cuerpo de infarto pero siempre era divertido variar y dar sorpresas, como lo sería aquel día. Había ido al parque con el maletín del gimnasio donde dentro tenía diferente juegos para perros. No iba a jugar con algún can, sino, iba a usarlo para encontrar alguien con quién jugar.

El día era bastante apacible, cosa que lograba que el parque fuese más frecuentado por el buen día que se presentaba. Para él, lo mejor de estos días, eran los niños pequeños que estaban en los columpios y que se le acercaban para acariciarlo o subirse encima. Tenía esa debilidad por los niños, más que nada, porque crió a los dos hermanos pequeños de la familia. Los extrañaba y ese método nostálgico era gratificante, aunque por supuesto, lo mejor venía cuando querían adoptarlo o cuando los padres corrían a por el niño al ver al lobo. Por muy doméstico que se mostrase, su físico causaba cierto pavor y cómo no. Ver un lobo en el parque no era del todo normal. Al menos no para los humanos.

Se acercó a una banca y se estiró un poco antes de proceder a la transformación, teniéndose que ir detrás de un árbol para desnudarse aunque la ropa interior no se la bajó debido a la poca intimidad pero, procuró ser rápido. Su cuerpo empezó a metamorfosear hasta ser finalmente un lobo de joyas aguamarinas. Su pelaje era brillante pero de pigmentación oscura. Olvidaba que su figura azabache también era un síntoma del peligro para algunos pero en el parque, los más rutinarios ya conocían la entidad de aquel lobito. Salió detrás del árbol con las prendas en la boca moviendo las patas con velocidad para pronto guardar las prendas dentro de la mochila y sacar un juguete: un frisbee. Primero dejó este en el suelo y mordió la correa de la mochila para arrastrarla y dejarla dentro de unos arbustos. No importaba si alguien le veía y le intentaban robar, era un can. Su olfato y se velocidad serían suficientes para darle caza al ladrón.

Estornudó sacudiendo toda la cabeza por unos segundos y se quedó parpadeando a la nada, tomando seguidamente con la boca el juguete y empezar a caminar por el parque meneando el rabito todo juguetón hasta que sus orbes cruzaron la mirada de un hombre. Su rabo por reacción se bajó al igual que sus orejas, olfateando el aire para llegar a registrar su aroma. Al igual que tan pronto bajaron las orejas y el rabo, pronto subieron, yendo rápido hacia él hasta quedar enfrente suya donde frotó la cabeza contra aquella cálida palma, o buscando hacerlo. Dejó el juguete en el suelo y dio vueltas en sí mismo intentando atrapar la cola, hasta que tropieza y cae soltando un ladrido lastimoso. Su barbilla estaba encima de la pata delantera y su rabo barría el suelo mientras aquellos ojos se quedaban observando fijamente los del hombre. ¿Una actuación? Más bien era un juego para desprender ternura y ganarse algún mimo. Con el hocico, empujó el juguete hacia él y soltó pequeños ruidos lastimosos sin abrir la boca pareciendo que le pidiese, por favor, que jugase con él.






Spoiler:
Me da igual que esté repetida(?)
Josh XFord
avatar
pereza

Como un buen lobo, a cuatro
Homosexual
Híbrido (lobo)

Volver arriba Ir abajo

Re: Play with me... wof. (Libre)

Mensaje por Tamaki R Grantaine el Mar Sep 12, 2017 8:10 pm

Regresaba de comprar algo de pintura, brochas y unos cuantos clavos. La verdad cosas muy pesadas para cargar, pero a Tamaki no eran problemas serios y es que los cargaba con gran facilidad. Tenía que regresar lo más pronto, porque sabía que le era muy fácil distraerse y en unas horas podría oscurecer, un problema si quería al menos trabajar algo en la reparación de la mansión.

Pero Tamaki no era alguien que se hiciera caso a sí mismo, después de todo era un androide y hacía lo que otros le pedían, era como uno de sus propósitos de “vida”. Y que tomara el camino más largo era para mantenerse un poco libre de obligaciones. Le encantaba ver a los niños jugar por ahí, algunas familias y parejas. Era un poco extraño que pudiera extrañar algo de aquello, era un androide y el saber cómo adquirió esos sentimientos era algo que no podía descubrir en su software.

En el momento en que estaba en medio del parque, mirando a una niña rubia que le recordaba a su querida Lilian, pudo ver a un gran perro, bueno, eso parecía. Tenía claramente el tamaño más grande que los canes comunes. Pero eso le daba realmente igual a Tamaki, alías ‘Amo-a-cualquier-perro-que-quiera-jugar-conmigo’. Sus ojos brillaron a cada paso del animal, era hermoso y se estaba acercando a él, tenía un juguete en su boca, al parecer tenía amo, pero poco le importaba. Estiró la mano para ver si podía ser correspondido con la caricia. El pelaje era grueso y suave, y no importó que fueran unos segundos, ya estaba feliz.

Trató de volver a tocarlo pero el perro tenía otras intenciones, el perseguir su cola. –Jem. –Tuvo que llevarse la mano a los labios, ocultando la risa al ver al pequeño (de manera cariñosa en la que Tamaki comenzaba a pensar de él) girar por su cola. –Oh. ¿Estás bien? –Estaba a punto de inclinarse para ver que sucedía Pero no parecía la gran cosa, porque al momento el canino ya estaba mostrando todo su ser juguetón. Todo su sistema estaba siendo controlado para que el rubio no tomara al perro y lo estrujara, era tan hermoso y tierno, aquello era una gran tentación, pero las cuerdas que lo detenían era como el can pedía jugar. –Está bien. No tienes que llorar. –Tomó frisbee, levantándose y moviendo el objeto de un lado a otro, para incentivar al chico a que se preparara para el lanzamiento. – ¿Listo? –Aunque aun duda con encontrarse con algún amo, no vendría mal jugar con él. –Ahí va. –Lanzó con suficiente fuerza como para que él corriera al menos diez metros y pudiera atraparlo.

¿Y la reparación de la casa? Bueno, podría hacerlo todo el día de mañana. Ahora estaba idiotizado por ir a jugar por un largo rato con el canino, tanto que dejó a un lado las cosas, estaba al pendiente de ellas, y si alguien se atrevía a robarle estaría en problemas, porque tenía una gran velocidad.
Tamaki R Grantaine
avatar
soberbia

Es una sorpresa~
Asexual
Androide

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.