Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» FEISTY -Privado-
Hoy a las 1:49 am por Raen Jakobs

» My Own Servant-(0/1)
Hoy a las 12:49 am por vergil

» I Bleed For You 2 [Priv:Koga] +18
Hoy a las 12:25 am por Koga

» Antes de la herida - Libre
Hoy a las 12:11 am por Oscar F. de Jarjayes


❝Unforgettable [Privado +18]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

❝Unforgettable [Privado +18]

Mensaje por Duncan el Dom Sep 03, 2017 2:22 pm

Cuando supo que ella seguía viva tras una intensa pelea en la que ambos resultaron mal heridos, distanciados incluso por las circunstancias de ese encuentro, Duncan decidió que no tenía intenciones de dejarla ir de nuevo. Si bien no tenían un pasado precisamente agradable, sí que se podían rescatar momentos donde tanto él como Amélie disfrutaron bastante uno del otro, no sólo por el hecho de ser razas altamente compatibles, sino también por su forma de ser, como un bálsamo el uno con el otro. El encuentro fue casual, no hubo ningún tipo de objeción, y tras unas cuantas horas y unas cuantas copas de más, el pelirrojo no dudó ni un segundo en revivir todos aquellos encuentros con mayor intensidad de lo que pudiese recordar.

Se sabía a sí mismo capaz de dejarla fuera de la jugada en cuestión de segundos, de hacerla gritar desesperada por más, que le pidiese adueñarse de su cuerpo en todo sentido posible.

En ese momento, Dundan se hallaba a sí mismo besando con vehemencia aquel agraciado cuerpo, curvas cuyo peligro era ineludible, sus labios recorriendo la suave piel como si adorase ese terreno, no recorrido hace ya años desde la última vez que tuvieron un encuentro de esa índole. Sus manos la sujetaban con firmeza de las caderas mientras recostados ambos en la cama de esa habitación de hotel, enredados entre las sábanas, Duncan embestía contra ella. Aquella perfecta espalda arqueándose para él, músculos que se tensaban a cada estocada, penetraciones profundas, intensas, potentes, que no daban espacio siquiera a permitirle replicar al respecto, el sudor cubriendo ambos cuerpos celosamente tras ya varias horas de sexo desenfrenado que todavía no llegaba a agotar sus reservas de energía.

Esa mujer era peligro, era sublime, perfecta, maravillosa, y le pertenecía sólo a él. Duncan se inclinó hacia el frente, sin soltarla, mordió su hombro, y continuó embistiendo con firmeza, gruñendo de agrado contra su oído después. En verdad, hacía tanto tiempo que no tenía un encuentro de ese tipo, y no tenía pensado por ningún motivo detenerse sólo ahí. La haría suya de nuevo, reclamaría su cuerpo y su alma como hizo en el pasado, y ésta vez actuaría como la bestia territorial que era para quedarse con ella de ahora en adelante.
❝Unforgettable ➹ O. Amélie Lacroix
Duncan
avatar
ira

Versatil

Volver arriba Ir abajo

Re: ❝Unforgettable [Privado +18]

Mensaje por O. Amélie Lacroix el Sáb Sep 09, 2017 12:49 am

Ella siempre fue una mujer difícil de tratar por lo que después de Duncan no hubo nadie más, no quiso caer tan bajo y enredarse con el primer idiota que tenía enfrente para hacerle ver lo que se perdió, Odile no es una mujerzuela ni una necesitada de atención, ella sabe a la perfección lo que vale por lo que se puede decir que el distanciamiento ayudó bastante, por un lado le hizo recordar que ella es una mujer independiente que no le hace falta un hombre para ser feliz o sentirse realizada, pero por otro lado se dio cuenta que Duncan era distinto, es cierto, no todo fue peleas y peleas, hubo momentos memorables, entre ellos su primera vez, en efecto, Odile lo eligió a él y nunca se sintió arrepentida por entregarle su virginidad.

Por ello tras volver a saber de él no había necesidad de portarse como una niña berrinchuda y hacerle imposible la oportunidad de volver a verla, vamos que ella misma lo extrañó como nunca antes lo ha hecho con otra persona, echaba de menos ese peculiar estilo de peinado o las marcas que simulaban ojeras pero que le sentaba tan sexy y vaya que no perdió el toque, posiblemente ella es la que estaba más ebria por lo que en determinado momento no dudó en portarse un poco más coqueta como lo hacía en el pasado, incluso le practicó sexo oral una vez que el pelirrojo deja una clara apertura, misma que Odile supo aprovechar.

Al fin de cuentas ese hombre no dejaba de pertenecer, siempre fue suyo y eso no debió cambiar en ningún momento, había incluso olvidado lo bien que se sentía tener sexo, naturalmente ella se notaba más estrecha y por lo bien dispuesta que estaba, Odile se veía sumida entre su propio placer, lo reitera, ese hombre no perdió su toque en ningún momento, seguía teniendo facilidad de hacerle retorcerse ante cada embestida perfectamente dada en el punto preciso, de los labios de la francesa no se oían más que gemidos e incluso gritos que bajo ningún concepto podría acallar, lo quería tan a fondo como pudiera, tan fuerte y rápido que incluso él quede completamente exhausto, así luego tenerlo en sus brazos solo para ella.

La unión de sus sexos era una maravilla, pero sus besos no quedaban atrás, ni hablar de esa firmeza con la que estaba siendo sometida, mordió sus labios con tal fuerza cuando el pelirrojo golpeó su punto más vulnerable, se sintió tan bien que ella pidió encarecidamente que lo repitiera, su cuerpo perlado en sudor le daba una imagen más erótica, más exótica, vamos que hasta algunos mechones de cabello se pegaban a su frente, volvía a sentirse esa diosa que tanto tanto oída de los labios del pelirrojo en un pasado que ella veía distinta, la sensación era vigorizante y la sensibilidad se estaba volviendo cada vez más intensa, no dudaba que en cualquier momento alcanzaría un orgasmo aplastante.  
❝Unforgettable ➹ O. Amélie Lacroix


O. Amélie Lacroix
avatar
soberbia

Versatil

Volver arriba Ir abajo

Re: ❝Unforgettable [Privado +18]

Mensaje por Duncan el Sáb Sep 09, 2017 10:12 pm

Cada embestida, cada pequeño movimiento, cada gemido, grito y jadeo que él causaba a Amélie eran por demás exquisitos, causantes también de los escalofríos en su piel, mismos que le obligaban a ir más rápido, más a fondo. Con nada más que las sábanas a su alrededor, Duncan se inclinó hacia el frente, acorralando a la más baja tras soltar un momento sus caderas, apoyando así las palmas de sus manos a cada lado de la cabeza de la francesa. Aunque mantenía los ojos cerrados, en ningún momento dejó de embestir, una danza apasionada en la que dejaba entrever todo su deseo por volver a reclamarla como hace tiempo no hacía.

Sus manos se cerraron en torno a las telas que alcanzó, mas no era eso en lo que estaba concentrado, sino en el constante bamboleo de aquellos firmes senos, sus pezones endurecidos, erguidos, como si le llamaran a reclamarlos con sus labios, cosa que no tardó en hacer. Sus movimientos eran certeros, las succiones intensas sobre aquel par de rosados botones, y una de sus manos sosteniendo a Amélie por la cintura mientras la otra rodeaba sin pudor alguno el pecho izquierdo, donde concentró la mayor parte de sus atenciones. Y así, en esa misma posición, repitió el golpe a aquel punto delicado dentro de ella, una, dos, tres veces, cada una más potente que la anterior, un ritmo constante, pero irónicamente errático, y pequeñas gotas de sudor que resbalaban traviesas desde su frente hasta su barbilla, uniéndose a aquellas que ya cubrían el cuerpo de su amante como las mismas gotas de lluvia que golpeaban el enorme ventanal de ese hotel. Las luces de la ciudad eran la única iluminación, no hacía falta siquiera que ahí encendieran las luces, pues sus manos, que antes recorrieron ese cuerpo a consciencia lo sabían todo de memoria, cada rincón, cada camino a recorrer, cada punto débil que se cernía sobre tan admirable suavidad.

Un gruñido, y otro más, sonidos que serían dignos de una bestia, un catalizador de su ira que en ese momento sólo demostraba cuánto disfrutaba de tan improbable encuentro. Maniobró, la sujetó, y tras rodear con ambos brazos aquel cuerpo, sentándose sobre la cama con ella fuertemente abrazada a su cuerpo, sus senos rozando constantemente con su torso desnudo, embistió con firmeza, movimientos de su pelvis que de nuevo buscaban quebrar ese punto de placer hasta hacerle rogar por más de sí. Sus labios robaron un largo y apasionado beso, húmedo sobre todo a los de Odile con claras intenciones de beber de ella mientras una de sus manos ascendía por su espalda y la otra descendía hasta cerrarse en torno a uno de sus glúteos, apretarlo con firmeza, y al mismo tiempo dar una mordida traviesa al labio inferior contrario.

La unión de sus sexos era sublime, la sola sensación de roces intensos entre su pene y las paredes vaginales de su amante era incomparable, sonidos húmedos que desde luego inundaron la habitación fusionándose con el cántico interminable de gemidos, peticiones desesperadas que alcanzaba a arrancar de esa mujer cuya existencia se había vuelto su única droga. Duncan descendió, liberó sus labios, y ahora su lengua recorría con parsimonia el cuello de la fémina, mordía, besaba, succionaba hasta dejar marcas, mismas que después él mismo vería como muestras de que ella ahora era de su propiedad. Y bajó más, más lento, torturando, reconociendo el terreno que por años permaneció inexplorado, llegó a su clavícula, donde una mordida fue el anuncio, y luego su lengua alcanzó el espacio entre aquel par de pequeñas montañas, lamiendo y succionando por igual.

Espero q-que... que nadie te haya tocado —masculló entrecortado, sus manos elevándose de nueva cuenta por su espalda, una de ellas llegando hasta su cabello donde enredó sus dedos, y sus labios de nuevo reclamaron los de su compañera cual si deseara arrebatarle el aliento.
❝Unforgettable ➹ O. Amélie Lacroix


Duncan
avatar
ira

Versatil

Volver arriba Ir abajo

Re: ❝Unforgettable [Privado +18]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.