Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» FEISTY -Privado-
Hoy a las 1:49 am por Raen Jakobs

» My Own Servant-(0/1)
Hoy a las 12:49 am por vergil

» I Bleed For You 2 [Priv:Koga] +18
Hoy a las 12:25 am por Koga

» Antes de la herida - Libre
Hoy a las 12:11 am por Oscar F. de Jarjayes


Messy Elegance [ Priv - Theos ]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Messy Elegance [ Priv - Theos ]

Mensaje por Death the Kid el Jue Sep 07, 2017 6:25 pm

Messy

 Hmm... No esto no está bien, puede que... - con una mirada en busca de perfección y balance se encontraba Kid, observando las cortinas del interior del teatro, en la zona del escenario. El shinigami era de esas personas que no dejaban piedra por mover. Tan curioso era, que si veía una puerta abierta, dependiendo de la situación, le urgía la necesidad de entrar y observar, aún si se encontrara con un caos según sus estándares (es decir, como ahora), la necesidad y curiosidad le llamaban, porque... Si era algo digno de ver, bien por Kid, pues estaría ante un "tesoro". Y si no, que nadie se preocupara, que el adolescente podría estar bastante rato entretenido,; ajustando, comprobando y midiendo cada minúsculo detalle, en busca de la perfección inmaculada.

Hoy no había ninguna obra, al menos no en unas horas. Aunque parezca una costumbre extraña, Kid tiene la tendencia de visitar el teatro al menos una vez al día, bien por una obra, o más bien por los decorados del interior del edificio, los cuales estaban cuidados al detalle y al shinigami le gustaba admirarlos, preferiblemente sin gente por los alrededores. Aquel teatro tenía siempre una especie de atracción para el joven. Puede que se deba, ya no solo a la decoración, si no, el hecho de ser uno de las primeras locaciones que el de ojos miel visitó, parte de ese cariño que le tiene puede deberse a esto último, haciéndole siempre recurrir al mismo de vez en cuando.

No había una obra, así que se debería de intuir que el interior del teatro (fuera de las taquillas y la recepción) debería ser área restrinjida. Como se explicó antes, no para Kid. Había estado dando un par de vueltas en la recepción, y su extraño comportamiento le hacía revisar TODO, pero al final decidió mirar la taquilla, y próximas actuaciones. A parte de una señora que estaba bastante aburrida en la taquilla, (y que parecía medio dormida) y un par de personas más, no había nadie. El ambiente desprendía tranquilidad y armonía, que felicidad para el shinigami.

Y todo esto nos lleva al momento presente, donde Kid retocaba las cortinas del escenario, subía y bajaba del escenario para ver si había dado con la fórmula correcta una y otra vez, parecía el mismísimo encargado... sin embargo no era nada de eso.

Esto sigue sin estar bien ... - con una mano en su barbilla, miraba poco convencido las cortinas.

©Faniahh/Lala



Death the Kid
avatar
soberbia

Versátil
¿Simétricosexual? -¿eso existe?... -
Shinigami

Volver arriba Ir abajo

Re: Messy Elegance [ Priv - Theos ]

Mensaje por Theodoro Stratos el Sáb Sep 09, 2017 3:29 pm


M
ajestuoso edificio se irgue con exuberante decoración clásica, con una fallada ornamentada, siendo fácilmente el centro de atención. Suaves líneas de luz se desplazan por la tierra en forma de una mañana serena, aun manteniendo el ambiente templado, adoptado desde la noche anterior, moviendo apenas las hojas de los arbustos decorativos que colindan la calle principal hacia el teatro. El joven que se desplazaba hacia él con paso paciente no tenía mucha información sobre los actos que se daban en dicho edificio, pues, era la primera vez que intentaba visitar uno perteneciente a New London, y por lo que percibía, era un tanto diferente a los existentes en donde su nacionalidad pertenece. Sin embargo, desde que su distancia con la entrada se diferenciaba por menos de cinco metros se dio cuenta que el lugar estaba desierto; incrédulo, decidió soltar un poco más de su magia, extendiendo el radio de alcance que tiene su burbuja extrasensorial, la que le permite “visualizar” de un modo u otro las superficies de las cosas grosso modo, siendo necesario la práctica de la técnica dada la necesidad de aumentar su efectividad orientativa. Empero, su búsqueda arrojó los mismos resultados, detectando como máximo unas cuatro personas en la zona central del establecimiento, viéndose intrigado por un aura que había sentido antes y no había salido del todo bien. Prejuicios, pensaba en él como una posible amenaza, pero como ejecutor no daría paso al avance hasta que la maldad no se materializase en actos.

       Decidió entrar de todos modos, al menos conocería el sitio, guardaría su silueta en su memoria para cuando volviese, aunque estaba claro que todo cambiaba con un montón de personas alrededor desde el punto de vista de concentración. Dejó que sus pies le encaminaran hacia la taquilla, en donde la señora se vio en la obligación de espabilar al ver a un chico de vestidura perteneciente a épocas clásicas y una venda en los ojos, lo que le indicaba que se trataba de un joven invidente. Theodoro no aclaraba ni mentía, pues, nadie le preguntaba a profundidad cómo era su orientación sin necesidad de un perro guía o un bastón. La señora se puso recta ante la figura delicada del joven, siendo víctima de la curiosidad que la mayoría sufren por el más pequeño. Se le dijo que hoy no había función, de las obras siguientes y sus determinadas fechas; Téos preguntó si podía entrar a echar un vistazo, y fuera de su propio pronóstico, se le prohibió su entrada. El ángel no era muy dado a las negativas, por lo que utilizó sus propios medios para violar las absurdas reglas terrestres: Le cegó por un simple segundo, volviéndola aletargada antes de dar paso hacia el interior.

       Inmediatamente después, se metió en la primera sala que vio y detectó vida, quedando frente a quien generaba sonidos metálicos al mover las cortinas. Sí, era un ser espiritual. ¿Era bueno o malo?, su necesidad de saberlo hizo que su voz, seria y firme, se hiciera sonar, siendo contrastante con su propia apariencia suave.

       —Joven —intentó llamar su atención mientras salía de las sombras, con las manos en su espalda, ladeando su cabeza—, ¿usted trabaja aquí? —cuestionó, dejando una distancia de aproximadamente seis metros de diferencia. Téos estando fuera del escenario, justo al frente.
       Se encargó de delinearle con su magia, sin ningún tapujo ni cuidado en que violara la privacidad del ajeno, poco le importaba al ser un acto totalmente inofensivo. Terminó subiendo, tocando una de las cortinas por inercia, desordenando un poco su posición.

       —¿No eres muy joven para ser el encargado del orden? —inquirió con curiosidad, denotando sus características físicas más remarcadas. No buscaba subestimar ni ofender, su tono sólo mostraba ligero interés por el ser—. Es un teatro realmente grande... —apuntó hacia él, como si le mirara, manteniendo recta su postura.





Theodoro Stratos
avatar
Ángeles

«La versatilidad es la victoria»
Antrosexual
Ángel

Volver arriba Ir abajo

Re: Messy Elegance [ Priv - Theos ]

Mensaje por Death the Kid el Lun Sep 11, 2017 12:54 pm

Messy

Realmente, la repentina intromisión de un desconocido le hizo pegar un brinco, asustado por la presencia de otra persona. Obviamente, no sabía quien era el ángel. Rápidamente, Kid volvió a su semblante y expresión regia - No... No soy el encargado de este sitio, tienes razón - se dedicó a acuriosar su propio traje, para librarlo de las posibles arrugas que se hubieran formado con aquel brinco. A veces se dignaba a adentrarse en el teatro, y sin duda, esta era la primera vez que se había topado con alguien.

¿Joven... ? - repitió el shinigami, recordando las palabras del albino - Sin embargo tú no te ves precisamente más mayor a mi - se cruzó de brazos, cerciorándose de su propio argumento, que, aunque no pudiera ver los ojos tras la venda, era algo bastante evidente. Se fijó en la vestimenta del contrario; sí, no era simétrica, pero no montaría un numerito por eso. Ya estaba lo suficientemente ocupado moviendo efusivamente las cortinas para que quedaran perfectas - ... Curiosa vestimenta lleva usted - mencionó, manteniendo los modales por encima de todo, mirando hacia la posición rival. El adolescente soltó un suspiro, y siguió con las cortinas, en un gesto relajado y tranquilo.

Si piensas mencionar el tema de que estoy aquí, un área restringida... - su tono sonaba algo más vago, puede que porque estuviera concentrado en otro asunto - Bueno... Como yo, tú tampoco deberías estar, si mis suposiciones son correctas - comentó, poniéndose ahora en frente de la decoración.

Como bien dices, este teatro es enorme, muy grande. Sé que ya hay alguien que se encarga del orden pero... - su rostro se tornó algo molesto. Su ceñó se frunció ligeramente, mientras que hacía una mueca de desaprobación con la boca - ¡Arruinar la simetría de tan bello lugar por no poner unas cortinas bien es inaceptable! - gritó, enfadado. En verdad la simetría era su modo de vida, y su visión de la perfección.

©Faniahh/Lala



Death the Kid
avatar
soberbia

Versátil
¿Simétricosexual? -¿eso existe?... -
Shinigami

Volver arriba Ir abajo

Re: Messy Elegance [ Priv - Theos ]

Mensaje por Theodoro Stratos el Mar Sep 12, 2017 5:15 pm


P
eculiaridad, ambos tenían cierta pizca —por no decir que estaban embadurnados— de ésta, sin duda alguna, compartían el mismo brillo inusual entre la multitud. Pudo captar sus movimientos como corrientes de aire que golpean una burbuja, expandiéndose hasta darle forma a sus acciones: Pulcro, preocupado, aunque no pudiera visualizar ni sentir las emociones ajenas, intentaba hacer su mejor esfuerzo en leer su lenguaje corporal, forzando al máximo sus capacidades extrasensoriales para ello, reduciendo el radio de abarque de su onda mágica, volviéndose prácticamente ciego más allá de los seis metros de distancia, y reduciéndose en caso tal que decidiera acercarse, siendo indeterminado el peligro hacia su persona. La curiosidad podía más que el peligro. Escuchó su pronunciación en boca ajena, lo cual le hizo enderezar su cuello y poner más atención auditiva en las discrepancias que tenía sobre él.

       Pensó en ello, se comparó con el otro, tenía razón. Dio un par de pasos hacia él, asegurándose de las características físicas ajenas.

       —Bien visto... —dio razón a su afirmación, mas como un tono de voz para sí mismo que para el ajeno, un pensamiento en voz alta—. Tengo dieciocho años, por mi naturaleza tiendo a aparentar menos... —escuetamente explicó aunque no se le había preguntado, ¿hacía falta preguntas para hacerse conocer?, no, probablemente no y no le importó.

       Pudo sentir que tenía todo el enfoque, eso le hizo entrar en la incomodidad, hasta endureció su agarre de las manos detrás de su espalda y creó tensión en sus hombros, subiéndose ligeramente. No le gustaba ser visto, o al menos no de buenas a primeras, respiró con más pesadez cuando escuchó su comentario, levantando sus cejas aunque estas no fueran completamente visibles por la cortina de hebras cenizas que le tapaban. ¿Qué había de malo en él?, nada, así lo crearon, ¿no?, guio su cara hacia sus ropajes, los tocó un poco y los reacomodó, reafirmando los dobleces.

       —¿Está mal?, ¿pasa algo? —inquirió intranquilo, se podía palpar cierta inocencia en su voz. La gente se sorprendía por su ropa, pero poco decían al respecto.
       —Las reglas terrestres son absurdas, no les obedeceré, no están hechas para nosotros —arrugó el entrecejo, tomando un aire de superioridad hacia tal cuestión, refiriéndose a los celestiales en general. Le restó importancia a las posibles consecuencias—. No estamos haciendo nada perverso, nadie nos sacará mientras yo esté —aseguró sin titubeo, recuperando su firme tono.

       Se detuvo a pensar en la preocupación del joven, colocando su mano sobre su barbilla como típica pose de grandes pensadores, buscándole solución. Empezó a caminar de un lado para otro mientras extendía su aura por encima de ellos, hasta donde encontrara el techo, encontrando rápidamente el origen de la problemática. Apuntó su rostro hacia arriba, hacia el soporte de las cortinas. Creó una brillante idea y se lanzó como quien es experto en reparar cosas, con la única diferencia que él no sabía reparar nada. Se encuclilló como lo hace una rana antes de saltar, luego unas líneas brillantes blanquecinas se crearon alrededor de sus níveas piernas dado a la concentración de mágica en sus músculos, lo suficiente como para impulsarle en un salto que le envió a los soportes de la cortina, agarrándose con su zurda en el mismo mientras su diestra quedaba libre.

       —¡Tengo el problema, joven!, deme un momento y lo arreglaré... —exclamó suspendido, demostrando la seguridad sobre sí mismo. Sus dedos reacomodaron el doblez que impedía el movimiento natural de la cortina. Lo logró, pero cuando lo hizo un sonido chirriante hizo vibrar el soporte.

       Las cortinas se vinieron abajo, con ellas su soporte: Un cilindro de metal pesado; con ella Theodoro, quien no le dio tiempo para soltarse, para cuando lo intentó estaba cayendo envuelto en tela gruesa que le impedía su movimiento y su percepción del espacio. Al metal caer, propagó un sonido estridentemente agudo llenó la sala, propagándose por la misma con facilidad y recobrando potencia dada la acústica del lugar. Si alguien no les había escuchado antes, ahora todo el teatro sabría de su presencia y del desastre que había causado el ángel, con toda la inocencia del mundo, claro.





Theodoro Stratos
avatar
Ángeles

«La versatilidad es la victoria»
Antrosexual
Ángel

Volver arriba Ir abajo

Re: Messy Elegance [ Priv - Theos ]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.