➹Always — Edith Kvarforth

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

➹Always — Edith Kvarforth

Mensaje por Daeron V. el Mar 12 Sep - 6:53

➹ Always

Una noche entera, no hubo bebida de por medio, ni siquiera coqueteos sin sentido para que esamujer terminase en su cama. A decir verdad, si Daeron hubiera deseado utilizar una que otra artimaña para hacerse con la presencia de Edith en su cama, trucos sucios o algo por el estilo, los habría utilizado desde el principio. No era necesario nada de eso, no era necesario ser así con la mujer a la que de hace mucho tiempo atrás logró cortejar. Bastaba con ser lo que siempre había sido, ese hombre que se caracterizaba por anteponer sus conocimientos y juzgar a otros con base en estos mismos, a diferencia de su hermano menor.

Y ahora, muy temprano por la mañana, Daeron sintió los rayos del sol colarse a través de las persianas que sin mucho éxito lograban cubrir la luz del día en las ventanas. No se sentía cansado, sino todo lo contrario, revitalizado, pero no tenía intenciones siquiera de levantarse de la cama, no cuando había una hermosa mujer a su lado, durmiendo plácidamente contra su pecho, desnuda, únicamente las sábanas acariciando su piel cada vez que se movía. Se preguntaba cuando fue la última vez que pasó la noche con alguien y no tenía intenciones de levantarse y desaparecer antes de que su amante despertase. Sí, era un hombre, y sí, como todos tenía necesidades primarias que saciar, aún si no había interés en tener una relación seria con absolutamente nadie.

Pero Edith era distinta, algo tenía ella que le atrajo desde el primer momento. Osadía, orgullo, fiereza, como fuese que se llamara ese algo que llamó poderosamente su atención cuando la conoció; ¿hace cuánto ya? ¿Varios años de que esa aventura había dado inicio? Evocar todas esas veces en que ambos peleaban el uno con el otro por ver quién tenía la razón, quién merecía tener el control. Ambos tenían personalidades tan dispares, pero al mismo tiempo tan parecidas que era imposible verse separados. Esa relación tenía ya años de haberse consolidado, y Daeron se preguntaba en silencio si había imaginado alguna vez algo como eso. La miró de cerca, y mientras la abrazaba contra su pecho, su mano acariciaba con suavidad su hombro, el reloj en la mesa de noche avanzando inclemente como si los segundos no importaran nada. Y su mano libre, dedos que delicados se acercaron al rostro de su doncella, retiraron con delicadeza los mechones que traviesos cubrían parte de ese bello rostro, ese rostro cuyas expresiones la noche anterior fuesen del más puro placer y desesperación por sentirle de mejor manera.

Podría jurar, desde luego, que tras finalizada esa intensa sesión de sexo ambos se quedaron profundamente dormidos. No la culparía si así hubiese sido, no le había dado tregua por mucho tiempo tras semanas de una intensa abstinencia por su trabajo. Por el momento sólo quería quedarse en silencio, admirarla. Si alguien llegase a ver esa faceta de hombre vulnerable, no tendría manera de deshacerse de tal estigma, eso era seguro.
Mansión Valryon ➹ 10 am ➹ Edith Kvarforth


Daeron V.
avatar
soberbia

Versatil

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.