➹Always — Edith Kvarforth ▬ +18

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

➹Always — Edith Kvarforth ▬ +18

Mensaje por Daeron V. el Lun Sep 11, 2017 11:53 pm

➹ Always

Una noche entera, no hubo bebida de por medio, ni siquiera coqueteos sin sentido para que esamujer terminase en su cama. A decir verdad, si Daeron hubiera deseado utilizar una que otra artimaña para hacerse con la presencia de Edith en su cama, trucos sucios o algo por el estilo, los habría utilizado desde el principio. No era necesario nada de eso, no era necesario ser así con la mujer a la que de hace mucho tiempo atrás logró cortejar. Bastaba con ser lo que siempre había sido, ese hombre que se caracterizaba por anteponer sus conocimientos y juzgar a otros con base en estos mismos, a diferencia de su hermano menor.

Y ahora, muy temprano por la mañana, Daeron sintió los rayos del sol colarse a través de las persianas que sin mucho éxito lograban cubrir la luz del día en las ventanas. No se sentía cansado, sino todo lo contrario, revitalizado, pero no tenía intenciones siquiera de levantarse de la cama, no cuando había una hermosa mujer a su lado, durmiendo plácidamente contra su pecho, desnuda, únicamente las sábanas acariciando su piel cada vez que se movía. Se preguntaba cuando fue la última vez que pasó la noche con alguien y no tenía intenciones de levantarse y desaparecer antes de que su amante despertase. Sí, era un hombre, y sí, como todos tenía necesidades primarias que saciar, aún si no había interés en tener una relación seria con absolutamente nadie.

Pero Edith era distinta, algo tenía ella que le atrajo desde el primer momento. Osadía, orgullo, fiereza, como fuese que se llamara ese algo que llamó poderosamente su atención cuando la conoció; ¿hace cuánto ya? ¿Varios años de que esa aventura había dado inicio? Evocar todas esas veces en que ambos peleaban el uno con el otro por ver quién tenía la razón, quién merecía tener el control. Ambos tenían personalidades tan dispares, pero al mismo tiempo tan parecidas que era imposible verse separados. Esa relación tenía ya años de haberse consolidado, y Daeron se preguntaba en silencio si había imaginado alguna vez algo como eso. La miró de cerca, y mientras la abrazaba contra su pecho, su mano acariciaba con suavidad su hombro, el reloj en la mesa de noche avanzando inclemente como si los segundos no importaran nada. Y su mano libre, dedos que delicados se acercaron al rostro de su doncella, retiraron con delicadeza los mechones que traviesos cubrían parte de ese bello rostro, ese rostro cuyas expresiones la noche anterior fuesen del más puro placer y desesperación por sentirle de mejor manera.

Podría jurar, desde luego, que tras finalizada esa intensa sesión de sexo ambos se quedaron profundamente dormidos. No la culparía si así hubiese sido, no le había dado tregua por mucho tiempo tras semanas de una intensa abstinencia por su trabajo. Por el momento sólo quería quedarse en silencio, admirarla. Si alguien llegase a ver esa faceta de hombre vulnerable, no tendría manera de deshacerse de tal estigma, eso era seguro.
Mansión Valryon ➹ 10 am ➹ Edith Kvarforth


Última edición por Daeron V. el Sáb Sep 23, 2017 12:11 am, editado 1 vez


Daeron V.
avatar
soberbia

Versatil

Volver arriba Ir abajo

Re: ➹Always — Edith Kvarforth ▬ +18

Mensaje por Edith Kvarforth el Vie Sep 22, 2017 10:46 pm

➹ Always

Por su naturaleza resultaba normal verse en las sábanas de ese hombre, porque en efecto; era demasiado quisquillosa a la hora de seleccionar su fuente de alimento, no odiaba que sus amantes se murieran en el acto y no durasen nada, pero para su fortuna todo ese sinsentido se esfumó cuando lo conoció, aunque debe admitir que en un principio le caía horrible y que si de tener una oportunidad ya le hubiera arrancado la cabeza con sus propias garras, cosa que lo quiso intentar pero no resultó tan sencillo al darse cuenta que un hombre así jamás bajaba la guardia.

Al principio era odioso, de odioso pasó a ser admirable y de admirable finalmente resultó sumamente fascinante a tal punto de sentirse atraída por él, vaya ironía teniendo en cuenta que al principio no es que ella se viera del todo contenta al respirar el mismo aire que Daeron, Edith siempre se caracterizaba por tener la razón, en cada debate que mostraba participación siempre se la ingeniaba para humillar a sus contrincantes, cosa que jamás pasó con Daeron, pero ello no quiere decir que él la pisoteó a ella, eso tampoco pasó, ella no es tan débil como que un hombre solo se refugia entre una selección de palabras haga mella en Edith, no cuando era mucho más que una asesina amateur, ella nació para ese oficio.

Y he de nuevo el punto donde todo detona, la maldita ironía, en ningún momento se esperó que al tipo que se supone quería asesinar por esa forma de ser al final resultara su mejor amante y que realmente despierta sentimientos en ella que jamás se esperó sentir por alguien ajeno a ella, ¿para qué negarlo?, Daeron causa furor en ella, al final ese atractivo suyo resulta irresistible, por ello no tuvo reparo alguno a la hora de aceptar acostarse con él, no iba poner trabas cuando sabía que ese hombre podía darle todo lo que buscaba a la hora de tener sexo, incluso embriagarse con esa sesión donde todo era más pasional que mero salvajismo, ella está plena, más que satisfecha, con reservas a tope, podía pasar el resto del día hallando reposo en el pecho del rubio.

Si bien Edith tenía facciones suaves, nadie esperaría que esa misma doncella en brazos de Daeron fuese una asesina inmisericorde, aunque ahora se veía incluso dulce, contenta, se puede hasta decir que es capaz de despertar de buen humor, de llenar de caricias al rubio, ponerse en ese registro que según ella odia de las mujeres, al poner empalagosas, no obstante, la propia Edith decidió romper sus prejuicios a la hora de abrir los ojos, esbozar una sonrisa algo maravillada al notar esa forma tan expectante de observarla mientras dormía, le tomó del mentón y lo atrajo para así darle un beso lento y breve en sus labios, el primero del día— ¿Tan temprano y ya despierto?, deberías dormir más, llegarán otras semanas con más trabajo —dijo una vez que se separó del beso, pero antes de dejarlo responder le dio una hilera de besos cortos, siendo sus finos dedos lo que de propicien suaves caricias a su mentón, ella se veía muy cómoda en brazos de Daeron y no le parecía incomodarle que ambos siguiera desnudos.
Mansión Valryon ➹ 10 am ➹ Daeron V.
Edith Kvarforth
avatar
lujuria

Versatil

Volver arriba Ir abajo

Re: ➹Always — Edith Kvarforth ▬ +18

Mensaje por Daeron V. el Vie Sep 22, 2017 11:54 pm

➹ Always

Temprano, decía ella. Para lo que estaba acostumbrado ya era bastante tarde, a decir verdad. Sin embargo, no tenía realmente intenciones de levantarse ese día; Edith tenía toda la razón, venían semanas realmente pesadas en cuanto a trabajo, y a sabiendas de lo insoportable que se ponía bajo estrés quería evitar a toda costa preocuparse por eso antes de tiempo. Correspondió a los besos, y a medida que lo hacía su diestra descendía con parsimonía por la espalda de su amante hasta posarse en la zona lumbar, amenazando con bajar otro poco al acercar un poco más a la albina contra su cuerpo.

Ésta vez fue él quien le tomó del mentón, la miró a los ojos, y una sonrisa divertida fue la que adornó sus labios, que atraparon los contrarios en un último beso, tan efímero que incluso a él le pareció no haber siquiera dado ese gesto. Mientras la abrazaba lo hacía de manera posesiva, marcando de una vez el territorio que él tanto reclamaba como suyo, acciones propias de su raza. Más increíble parecía aún el hecho de haber elegido precisamente a una mujer como ella, más que nada por su raza y por su manera de ser. Era bien sabido que Daeron odiaba tener rivales, pero había encontrado no solamente una en Edith, sino también una perfecta compañera, alguien que entendía su forma de pensar, y que incluso en algunos puntos compartía su sentir. Como amante, desde luego, era envidiable, y un hombre cuya raza le brindaba una resistencia sublime era capaz de estar con ella las veces que fuesen necesarias sin arriesgar estúpidamente su vida como otros tantos incautos que se dejaban engañar.

¿Crees que tengo realmente intenciones de levantarme? Teniéndote en mi cama es lo último que me gustaría hacer —acto seguido, bastó un movimiento de su parte para que la albina quedase bajo su cuerpo, únicamente la fina sábana cubriendo la anatomía de Daeron, que colocó ambos brazos a cada lado de la cabeza de la más baja, como si la acorralase, sin dejar caer todo su peso sobre su cuerpo sino lo suficiente para que el roce entre su pecho y los bien formados senos de su amante fuese evidente—. ¿Te parece si repetimos lo de anoche, ma chèrie? —se dio incluso la libertad de utilizar un poco sus habilidades para los idiomas, y sin darle tiempo a responder, sus labios se apoderaron de los contrarios en un beso intenso.

Mientras lo hacía, no obstante, consiguió abrirse paso entre las piernas de Edith, una penetración lenta, pero aún así sorpresiva la que tomó lugar al mismo tiempo que el beso aumentaba su intensidad. Los músculos de Daeron se tensaron en cuanto empujó sus caderas con firmeza contra la albina, su diestra sujetando la pierna de ésta hasta dejar las marcas de sus dedos en su muslo. Adoraba tenerla a su merced, tenerla frente a frente para admirar sus facciones contraerse del placer, admirar cada una de sus reacciones con cada embestida, cada pequeño movimiento, cada golpe indiscriminado que apuntaba a su punto más dulce. Si había algo más que sólo rivalidad y entendimiento entre ellos, era obvio que no era solamente una amistad bien cimentada. El hecho de que Daeron todavía se pensara si ser suave o no con ella significaba que en verdad le importaba.
Mansión Valryon ➹ 10 am ➹ Edith Kvarforth


Daeron V.
avatar
soberbia

Versatil

Volver arriba Ir abajo

Re: ➹Always — Edith Kvarforth ▬ +18

Mensaje por Edith Kvarforth el Sáb Sep 23, 2017 12:53 am

➹ Always

Esa réplica parecía una forma de elevarle el ego, ¿a qué mujer no le agradaría oír que solo por ella el hombre que consideraba como un dios en la cama no se levantaría teniéndola sólo para él?, era natural que se sintiera cautivada tanto que sin ella desearlo de esa manera sus mejillas se fueron coloreando en un rubor que no iba poder disimular bajo ningún contexto, ya se que quedaba más que en claro, Daeron era capaz de causar furor en ella, la sueca se dejaba manipular sin oponer resistencia alguna, disfrutaba del roce y cuando la posición dejaba en claro el rumbo de las cosas ella no se veía incomoda, quizás tan endulzada con la imagen varonil del rubio que poco atención prestó a lo que estaba por venir, aunque si estuviera consciente tampoco es que hubiera puesto trabas, quizás hasta actuaría con desespero para apurar el acto, pues como súcubo mientras más sexo de calidad recibía mayores eran sus reservas de energías.

La albina se veía fascinada, maravillada con cada una de esas muestras de afecto y devoción que recibía por parte de Daeron, lo gracioso es que hasta parecía querer más, estaba dispuesta incluso de pedirlas de ser necesario. Correspondió a sus besos y ella misma reclamó algunos, no va engañarse de esa forma tan descarada, Edith la quiere solo para ella, un hombre así todos los días en su cama, nunca se ha aburrir de ello, por el contrario, lo tendría en tal alta estima, soltó una breve risa sin darse cuenta al pensar que quizás hasta se vuelva aún más dulce, que esa imagen de una Edith risueña puede repetirse con frecuencia, es más, ¿por qué demonios está teniendo ese tipo de pensamientos?, solo debería pensar en follarse a Daeron, nada más allá, ¿acaso se está enamorando? y de ser así, ¿quién lo diría?, incluso ella puede mostrar ese tipo de acercamientos más emocionales.

Se volvió a oír una risa suave saliendo de sus labios ante la última pregunta por parte del rubio—. Todas las veces que fueran necesarias —respondió con total seguridad en sus palabras aunque el rubor seguía dándole una imagen indefensa y se supone que es una femme fatale, ¿pero por qué deben importar esas etiquetas tontas que le dan la sociedad?, ella también tiene derecho de sentirse mujer, de gozar de esa plenitud a la hora de explorar su sexualidad de esa forma tan emocional que no deja de llenarla de gozo, un deleite en toda regla, corresponde el beso con total entrega, ella solo quería pertenercerle por el tiempo que Daeron desee reclamarla, ya sean quince minutos, media hora o hora y media, ella solo quiere estar con él.

La humedad entre sus piernas le hizo entrar en razón y darse cuenta de la facilitad que tenía el rubio para excitarla, una habilidad que ningún otro hombre ha desarrollado con ella, algo meritorio y una señal para no dejarlo ir, fue entonces un melodioso gemido el que se escapó de sus labios al sentirlo entrar, se sentía tan bien que ella vio bien separarse del beso para así morderse el labio inferior en lo que observaba atentamente a su amante, a si también tenía un vistazo de esa fornda fisonomía tensarse en cada movimiento y ese ritmo causándole conflictos al no saber si eso le excita o la deja aún más expectante, pero no lo niega, le hace sentir tan bien, hasta se ve adicta a la sensación de su miembro viril haciéndose paso a su interior que se estrechaba del gusto en torno al mismo, una forma de hacerle ver cuánto disfrutaba del acto, cuánto disfrutaba tenerlo dentro.

Mansión Valryon ➹ 10 am ➹ Daeron V.
Edith Kvarforth
avatar
lujuria

Versatil

Volver arriba Ir abajo

Re: ➹Always — Edith Kvarforth ▬ +18

Mensaje por Daeron V. el Mar Oct 03, 2017 12:49 am

➹ Always

Bastó de su parte una embestida potente para entrar en su totalidad, sujetando a su amante de las piernas con tal firmeza que las marcas de sus dedos quedarían grabadas en tan hermosa piel. La sonrisa de Daeron, que desde luego disfrutaba del acto, no se borró en ningún momento, e incluso se tomó la libertad de mostrar dicho gesto a la albina mientras su pelvis se movía contra ella apenas con suavidad para tentarle, para darle a entender que tenía mucho más para ofrecer que simples movimientos para excitarla.

Sus labios bajaron con lentitud, recorrieron su mentón, su cuello, su clavícula, hasta que su lengua recorrió indiscriminadamente aquel espacio entre los senos de Edith, apenas la punta de su lengua rozando la sensible piel, cuyo sabor se le antojaba aún ligeramente salado debido al sudor que cubrió la dermis la noche anterior. Y ahora mismo, solamente cubierto por una sábana, Daeron comenzó a dar rienda suelta a sus acciones, abrazando a la albina contra su cuerpo mientras, jadeante, embestía continuamente contra ella a tal punto que provocaba ligeros chirridos en la cama donde ambos yacían, cada embestida aumentando su intensidad con el paso de los segundos. Las expresiones de Daeron demostraban cuán inmerso se hallaba en su faena, sujetando con firmeza el cuerpo de su amante, y reclamando después sus labios con la misma intensidad con la que lo hizo desde el principio.

Cada uno de sus movimientos provocaba tensión notoria en sus músculos, especialmente en los de su espalda baja al ser ésta zona la que más requería de su fuerza mientras golpeaba constantemente la intimidad de Edith con tal fuerza bestial propia de alguien de su raza, mas sin perder ni un segundo esa forma pasional e intensa de moverse, siempre dando de manera certera contra el punto más dulce en el interior de su compañera. Sus labios continuaron recorriendo aquel cuerpo de ensueño, ensañándose especialmente con sus senos, donde su lengua y su boca en su totalidad estimularon los pezones que erguidos exigían la atención debida. Adoraba su cuerpo como si se tratase del de una diosa, se desvivía por brindarle el mismo placer de la noche anterior, sino es que más del que consiguió.

Y segundos después casi la obligó a cambiar de posición, saliendo de su interior sólo unos momentos para hacerla girar sobre la cama, mantenerla boca abajo y volver a penetrarla sin ningún tipo de impedimento, una posición donde claramente deseaba darle a entender que él deseaba tener el control y darle todo cuanto merecía. Besaba su espalda, su nuca, dejaba marcas de succiones, besos y mordidas. Sus manos se volvieron a marcar en la cintura, sus dedos dejando clara muestra de que habían pasado por esa zona, y de nuevo las embestidas tomaron lugar, potentes y certeras como siempre, los gruñidos y jadeos profundos y roncos de Daeron liberados contra la nívea piel de su amante.
Mansión Valryon ➹ 10 am ➹ Edith Kvarforth


Daeron V.
avatar
soberbia

Versatil

Volver arriba Ir abajo

Re: ➹Always — Edith Kvarforth ▬ +18

Mensaje por Edith Kvarforth el Vie Oct 20, 2017 5:50 pm

➹ Always

Mnh! —en efecto, su reacción natural al sentirlo entrar de esa forma tan brusca fue un gemido bastante audible, no tardó mucho en morderse el labio inferior en un vano intento por retener sus gemidos, pues el tamaño que ostentaba el rubio no era precisamente pequeño y el estar moviéndose de esa forma no le estaba dando ningún tipo de consideración hacia su persona, ella misma parecía querer retorcerse del placer ante cada movimiento, su sexo tensandose, estrechandose en torno al miembro viril de su amante.

Aunque lo veía sonreír, algo tenía ese hombre que no podía evitar de mirarlo, como si se viera hechizada por su atractivo y no lo niega, le fascina cambiar por un tiempo el rol, de ser ella quien se vea cautivada y sabía que él no era precisamente un hombre que se gane a cualquiera solo por mera apariencia, sino que sabía muy bien cómo desenvolverse, que se gane a una mujer tan letal como Edith es por lejos un mérito que no todo hombre vive para presumirlo.

Le fascinaba sentir esos labios recorriendo su cuerpo, de hacerla sentir tal y como una diosa en pleno culto, que a pesar estar prácticamente doblegada a un placer sublime, era imposible no sentirse verdaderamente deseada y no hay otro tipo de satisfacción que logre igualar a esa grata sensación, el de saberse añorada con fervor, naturalmente su sexo no dejaba de estrecharse, dichosa por el tipo de atención tan intensa que a la que estaba siendo sometida.

Apretó los labios y entrecerró los ojos, sus expresiones no podían dejar de expresar algo ajeno al placer, era tan exquisito, desde luego que su cuerpo parecía sentirse cada vez más vivo, alejándose por completo del agotamiento propio de una noche de sueño, era una súcubo y como tal mientras más sexo, más llena de vida, incluso sus labios se curvaron en una sonrisa satisfecha pero que por la posición en la que su amante se hallaba sumergido entre sus senos era natural que no presencie, fue un gemido aún más audible el que escapa de sus labios cuando esa lengua experta se dedicaba a estimular sus pezones, rígidos y por demás sensibles, fáciles de hacerse notar.

Los dedos de su diestra buscaba enredarse con el dorado intenso de sus cabellos, debe admitir que nunca antes se vio tan atraída por un rubio, por lo general los consideraba vacíos y pocos interesantes, le sentó perfecto que venga Daeron a cambiar la visión que tenía y honestamente quiere seguir así, no tiene antojos de conocer a alguien más con esas características con Daeron sentía que lo tenía todo. Pero bueno, tampoco es que tuviera tanta libertad de pensamiento ya que al cambiar de posición arqueó parte de su cuerpo, su espalda baja tensandose a cada embestida ni hablar de como sentía claramente como sus glúteos vibraban, sus puños se cerraron en torno a las sábanas y con los dientes atrapó la almohada, mordió la misma pero aún así sus gemidos eran perfectamente audibles y al parecer quería aún más.

Mansión Valryon ➹ 10 am ➹ Daeron V.
Edith Kvarforth
avatar
lujuria

Versatil

Volver arriba Ir abajo

Re: ➹Always — Edith Kvarforth ▬ +18

Mensaje por Daeron V. el Dom Oct 22, 2017 10:09 am

➹ Always

Gruñó, bufó como la bestia que era, dando rienda suelta a todos sus deseos al sujetar a Edith por la cintura, y en esa posición, donde doblegada la tenía a su completa disposición, tomar acción al volver sus movimientos tan potentes que lograba impactar en cada uno de éstos contra el punto más sensible de la albina. Uno tras otro, cada embestida, cada movimiento salvaje que realizaba contra ella lograba sentir claramente esa suavidad en su interior, el calor que poco a poco le abrazaba y recorría su cuerpo sin el más mínimo ápice de duda. Los escalofríos vagaban por su espalda, hacia arriba, hacia abajo y de regreso, los músculos tensos con cada pequeña descarga eléctrica que inmisericordes le recorrían completamente cada fibra del cuerpo.

El sudor en su piel se manifestó, y sus ojos cerrados mientras disfrutaba con creces del placer brindado a Edith, cada pequeño detalle, hasta el más pequeño beso o mimo a su cuerpo, todos ellos entregados con devoción propia de un hombre que se encontraba innegablemente embelesado por la mujer con la que compartía lecho. Mordió su hombro, y al sentir cómo ella tensaba su interior de esa forma, Daeron sintió por un momento que el orgasmo hacía un esfuerzo sobrehumano por superarle, pero logró mantenerlo controlado. Se tomó incluso la libertad de presionar con sus manos los glúteos de Edith, deleitándose con la suavidad y la maleabilidad de los mismos, cómo las marcas de sus manos quedaban tatuadas en su piel sin el más mínimo esfuerzo.

El cuerpo de Daeron exigía más fuerza, más intensidad al acercarse a pasos agigantados al orgasmo. Así fue, su cuerpo se tensó, sus músculos parecieron contraerse cuando el placer invadió su cuerpo, recorriendo éste de punta a punta, obligándole a frenar por unos momentos mientras descargaba su esencia en el interior de su amante. Al ocurrir ésto, Daeron se aferró al cuerpo de la más baja, la abrazó contra el propio y mordió su nuca en medio de un gruñido propio de una bestia, los ojos cerrados, la respiración agitada, sin salir de su interior sino hasta que se sintió más relajado con respecto a segundos atrás. Aún su cuerpo temblaba de placer, y pese a saber que podría soportar otro poco, ésta vez el cansancio lo atacó con mayor fuerza que otros momentos. No obstante, no se separó de Edith, continuó besando su nuca, su espalda, acariciando su cuerpo hasta que al fin se decidió a salir de su interior, y volver con ello a recostarse en la cama, su pecho subiendo y bajando de forma errática al tratar de recuperar la respiración que durante ese acto escapó de sí.

Daeron juraría en ese preciso instante que no había mujer alguna que pudiese cumplir con sus expectativas como lo hizo ella, ninguna mujer que estuviese a su altura como lo estaba la albina. Incluso el solo pensamiento le hizo soltar una pequeña risa, sorprendido por su propia debilidad ante alguien del sexo opuesto.  
Mansión Valryon ➹ 10 am ➹ Edith Kvarforth


Daeron V.
avatar
soberbia

Versatil

Volver arriba Ir abajo

Re: ➹Always — Edith Kvarforth ▬ +18

Mensaje por Edith Kvarforth el Jue Oct 26, 2017 7:54 pm

➹ Always

Aquella sesión se iba volviendo cada vez más intensa, ella no pudo hacer más que apretar las sábanas al cerrar sus puños, lo sentía golpear con tanta insistencia que dudaba mucho poder soportar sus gemidos, por ello hundía su cabeza contra la almohada, para así poder gritar a placer, ella nunca fue una mujer que se atajara sus gemidos, le gustaba dejar fluir lo que iba experimentando, como su organismo recibía con verdadero deleite la energía de su amante, eso si era alimento de calidad, eso era lo que la mantenía viva y ella no se negaría si por azares del destino se repetía aquel encuentro, por el contrario, daría la misma apertura y eso que es muy difícil que ella diga que no a una oferta de sexo de calidad, porque no va hacerse la ignorante con respecto a lo que en su cuerpo se va manifestando, puede incluso atreverse a decir que de alguna manera, Daeron supo ganarse su cariño, curioso cuando nunca se caracterizó por ser una mujer que se preste a una relación afectiva.

Su espalda baja se tensaba, sus glúteos vibraban ante cada embestida, además esas acciones sobre su cuerpo era imposible de ignorar, parecía que siguió un patrón a pie de la letra de cosas que a ella la pone loca, no se quejaban, no había dolor, por el contrario, Daeron parecía un experto, de saber usar la fuerza bruta en el lugar exacto por lo que no puede mirarlo con malos ojos, al menos él jamás se portó descuidado con ella, pues ya le ha tocado que no acabó alcanzando un orgasmo porque al final terminó asesinando a su amante por errores tan estúpidos que la terminaban dejando mal parada solo por haberse dejado llevar por el hambre de su naturaleza.

Al menos ahora sabía que todo estaba equilibrado, tanto que no tenía siquiera oportunidad de pensar en otra cosa que no fuera lo delicioso que se sentía aquella virilidad deslizándose sin problema alguno entre sus estrechas paredes, por más que ella misma apretase por voluntad propia cada tanto solo para así tener una mejor imaginación de la visión que sería aquello que la volvía loca, apretó los labios con fuerza cuando finalmente su cuerpo no pudo soportarlo por más tiempo y alcanzó un orgasmo sublime, uno que la dejó completamente satisfecha, pues aún tenía las sensaciones de gozo de la sesión anterior, es incluso increíble que lograse aguantar una más luego de una noche donde no parecía haber límites.

Cuando lo sintió abandonar su interior fue perfectamente consciente de lo que quedaba dentro de su sexo, era su esencia y no pudo atajarse un gesto osado de su parte, lo de relamerse sus labios, cosa que Daeron no alcanzaría a ver, ella giró para quedar con la vista observando el techo, con el dorso de su diestra se limpió algo del rastro de sudor que quedó como secuela, también despejó aquellos mechones que se pegaban a su frente para luego acomodarse sobre el pecho de Daeron, le agradaba oír las palpitaciones de su pecho, parecía relajarla, besó esa zona y luego el mentón, seguido de otro beso en la comisura de sus labios, increíble que un mujer tan letal se viera así de mimosa con un hombre, ¿acaso había dudas de que ese hombre se ganó su cariño?, se le escapó una risa contenta y entrecerró los ojos, ahora solo va esperando con que la va sorprender para desayunar, aunque técnicamente ya está satisfecha.

Mansión Valryon ➹ 10 am ➹ Daeron V.
Edith Kvarforth
avatar
lujuria

Versatil

Volver arriba Ir abajo

Re: ➹Always — Edith Kvarforth ▬ +18

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.