Nada mas dulce que el sonido de la espada [Priv. Mortem]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nada mas dulce que el sonido de la espada [Priv. Mortem]

Mensaje por Mikael Sylvaine el Dom Sep 24, 2017 11:50 am



En la distancia, el sonido del metal resonaba como un suave tintineo, las espadas chocaban una con la otra en una ferviente batalla por ver quién era el más fuerte, no había que ser un listo para saber que el oponente estaba muy por debajo del nivel de la arcángel, no por nada era la líder de las tropas y aquel joven tan solo era un aprendiz el cual le faltaba un largo camino para llegar al nivel de la mujer, pero para ello tendría que entrenar arduamente y no sería piadosa con aquel o aquella que estuviese haciendo el vago, Miguel podría ser la persona más amable, inocente y quizás juguetona ocasionalmente, pero cuando se trataba de manejar su ejército, tenía mano dura, no permitiría ni un solo error durante su mandato, aquel que osase desafiarle o alzarle la voz recibiría un castigo, y no eran precisamente suaves.

Los movimientos de la fémina eran firmes y elegantes, casi como si fuera una pluma, quizás era porque su mente estaba lo suficientemente relajada en ese momento, de lo contrario estas serían erráticos, duros y agresivos,  era una manera muy fácil de saber que parte en ella estaba tomando el control, si “Miguel” el chico o “Mikael” la chica. Podría decirse que la muchacha tenía dos personalidades debido a su pasado, el no saber cómo permanecer, si como uno o como el otro, y al final termino adoptando esas dos facetas, fusionándolas y convirtiéndola en lo que era ahora, aunque habían veces en los que era o más femenina, o más masculina todo dependida de con quien estuviera tratando o como se sintiera.

El enfrentamiento se había extendido demasiado, y ella no se veía exhausta, ni una gota de sudor corría por su frente, es como si no estuviera haciendo el mínimo esfuerzo físico, si hubiera querido, hace rato el joven estaría tirado en el suelo, quizás con algún que otro rasguño, pero entonces habría sido aburrido, le divertía las expresiones de esfuerzo que el otro hacía, tan solo un crio intentando hacerse el listo. Rápidamente se agacho y con una patada hizo caer al contrincante, apuntando su espada al pecho ajeno con una leve sonrisa burlona.

- Espero que con esto aprendas, jovencito, ahora largo, ya ha terminado tu tiempo-

Con un leve movimiento de su cabeza le indico que se largase y así lo hizo. Un suspiro profundo no tardo en escapar de sus labios, aquello no le satisfacía, necesitaba a alguien que la enfrentase de verdad o simplemente la sacara de la arena y se la llevara a otro lugar para distraerla de su adicción a las peleas.

-Algún otro que quiera venir, tengo energía suficiente - Dijo burlona-




Última edición por Mikael Sylvaine el Miér Abr 04, 2018 3:13 pm, editado 3 veces


Mikael Sylvaine
avatar
Corona Fúnebre

Las que decida enseñarme mi amado.
Eso no importa.
Ángel [Arcángel]

Volver arriba Ir abajo

Re: Nada mas dulce que el sonido de la espada [Priv. Mortem]

Mensaje por Mortem Ascensorem el Dom Dic 24, 2017 6:38 am

Nada mas dulce que el sonido de la espada
Excepto los gritos que provoca una guadaña.
Nunca antes habia pisado la arena, le parecia una perdida de tiempo entrenar con aquellos seres alados que trabajaban bajo ordenes de los arcangeles, pues ella misma solia entrenar en su monumento, tenia lo suficiente para ello. Mas en una de sus comunes visitas al palacio habia escuchado que Miguel, la arcangel, solia abusar de sus tropas en los entrenamientos. Le hervía la sangre tan solo al escuchar su nombre, simplemente repudiaba a aquel ser. Quizás era hora de enseñarle una lección. De enseñarle quien era el verdadero arma del Señor.

Ocultando su presencia al resto de seres observó la batalla al llegar, tal y como habia escuchado, la muchacha se encontraba allí, abusando fisica y psicologicamente de sus congéneres, abusando de su poder superior. Suspiró mientras clavaba su mirada en el chico que habia caido al suelo, derrotado, sonriendo algo divertida, el sufricmiento despues de todo era parte de su alimento y no le importaba disfrutar del mismo en cualquier lugar publico o privado.

Se relamió antes de saltar al interior de la arena, aún oculta entre aquellas telas que cubrian su cuerpo al completo. Dejó caer las mismas con aire dramatico a la rojiza tierra, marcada con sangre de los entrenamientos mas belicos. Su cuerpo de pura energia fue cambiando hasta revelar su aspecto humano, una muchacha de dorados cabellos, coronada por una diadema monarquica de estilo britanico y unos labios sanguinolentos. Hizo aparecer de la palma de su mano una guadaña negra como el carbón, con un filo colorado.

Apuntó con ella a la arcangel mientras desplegaba sus cadavericas alas carentes de plumas, sonriente -Acepto tu desafio, escoria emplumada. Te enseñaré lo que es el verdadero poder-




Libre | Arena |Thanks


Mortem Ascensorem
avatar
Jinete

I will make everyone pay
For they Sins
Jinete del Apocalipsis

Volver arriba Ir abajo

Re: Nada mas dulce que el sonido de la espada [Priv. Mortem]

Mensaje por Mikael Sylvaine el Lun Ene 29, 2018 5:29 pm



Miro de soslayo como una figura femenina se acercaba hasta su posición con notable altanería en  su andar, no había que ser muy inteligente para saber que aquella presencia se trataba de la misma muerte, quien apuntaba su guadaña hasta la joven guerrera aceptando el reto que la misma había dejado en el aire -Mhm... Pensé que estarías alrededor de Zadquiel como siempre, pero al parecer le aburriste ¿Verdad? - Alzo una ceja antes de apoyarse sobre la espada clavada en el suelo, usándolo para así reposar en ella - Acepto el duelo, pero... ¿Tenemos permitido pelear contra los jinetes? Mhm... Me pregunto si a nuestro "Dios" le gustara la idea -Hizo un leve énfasis en el título que se le había dado al arcángel después de haber tomado el trono de los cielos- Aunque seamos sinceras, él no se va a apiadar ni de mí, ni de ti, ni de los soldados que nos rodean -Con un profundo suspiro se encogió de hombros y saco la espada , apuntando de igual manera hasta la jinete, sonriéndole con burla- Temo decirte que no me veras llorar y mucho menos quejarme de dolor, hazme sangrar todo lo que quieras, nunca he mostrado sentimiento alguno ante mis enemigos y jamás lo hare -Frunció el ceño y empuño con fuerza- Pero no conseguirás llevarme a la muerte, yo soy la que juzga a las almas, tu solo te encargas de guiarlas por el camino que se les ha asignado, si yo misma peso mi alma, ¿A qué lugar iré a parar?... ¿Tú sabes la respuesta? Digo, deberías, eres mucho más vieja que todos los que estamos aquí -Carcajeo-


Última edición por Mikael Sylvaine el Miér Abr 04, 2018 3:14 pm, editado 2 veces


Mikael Sylvaine
avatar
Corona Fúnebre

Las que decida enseñarme mi amado.
Eso no importa.
Ángel [Arcángel]

Volver arriba Ir abajo

Re: Nada mas dulce que el sonido de la espada [Priv. Mortem]

Mensaje por Mortem Ascensorem el Miér Ene 31, 2018 4:00 pm

Nada mas dulce que el sonido de la espada
Excepto los gritos que provoca una guadaña.
-El señor esta ocupado en temas mas triviales, quizás esa cabeza tuya llena de serrín no sea capaz de comprenderlo- La actitud dejada de la muchacha, la cual demostraba al apoyarse en su espada mientras era desafiada era simplemente insultante, acto que reflejó la jinete escupiendo en dirección a la emplumada, con rabia y asco internas. -El amo y Dios de todo estará mas que contento de que su herramienta se desfogue con un saco de boxeo como tu.- Su tono de voz era como siempre sereno y vacio, como simple pureza.

En cuanto esta levantó el arma, la Jinete dio la batalla por empezada y por supuesto, como ganada. Tan solo Zadquiel habia conseguido derrotarla en un vis a vis, aquello mostraba su potencial. Se lanzó a por la contraria tratando de dar un tajo vertical desde abajo, su objetivo era el mentón de la muchacha, si clavaba su guadaña en este la tendria a su merced en un simple movimiento, pero por supuesto sabia que acabar con la arcanel no era tan sencillo, aunque consideraba a la contraria mucho menor en la escala de poder, sabia que seguia siendo la arcangel mas versada en el combate.

-Puedo verte llorar cuando quiera, Arcangel, es tan sencillo como mostrarte el alma de Yavhe, tu padre...-
Sonrió cruel haciendo aparecer en su mano diestra un orbe, el cual brillaba con cierta fueza y del cual emanaba una dulce y melodiosa voz, una especie de canto. La voz del Primer Dios, llamando a su hija -Una pena que lo unico que quede de él, me pertenezca... Su alma no descansará jamás, igual que a los Jinetes nos encerró durante milenios, el sufrirá hasta que el propio tiempo deje de existir.-

Bufó, entre risas ¿Acaso la rubia creia que comentar su edad era un insulto? Ella era la muerte, la eternidad, lo que por siempre perduraria -Mi trabajo como bien dices es guiar a las almas hasta el limbo, donde son juzgadas y enviadas al cielo, o a la tortura eterna, mas puedo atar tu alma donde yo quiera, igual que la de tu padre me pertenece, como tambien lo hace la del Hermano mayor del actual Rey de Inglaterra, puedo hacer que tu alma me pertenezca, me obedezca, condenarla a mi propia tortura, una eternidad de simple dolor, inexplicable dolor, un dolor al que el cuerpo o la mente jamás se acostumbran. Pues es tu alma la que es dañada, poco a poco, hasta ser destruida al completo.



Libre | Arena |Thanks


Mortem Ascensorem
avatar
Jinete

I will make everyone pay
For they Sins
Jinete del Apocalipsis

Volver arriba Ir abajo

Re: Nada mas dulce que el sonido de la espada [Priv. Mortem]

Mensaje por Mikael Sylvaine el Mar Abr 03, 2018 5:39 pm



-Los temas que tenga Zadquiel no me incumben a menos que yo esté en ellos, mientras tanto me es indiferente - Con rapidez esquivo la bala de saliva que se dirigía a ella, mirando con asco a la jinete sin dejar de mantener esa pose altanera que la caracterizaba -Pensé que los jinetes tenían mas educación, o creo que eres solo tú, tus hermanos siguen estando por encima de ti en cuanto a modales - Una carcajada escapo de sus labios al escuchar cómo le había llamado - ¿Entonces seré el saco de boxeo de un saco de boxeo? Es un chiste demasiado malo, cuéntame otro, Mortem-

Fue rápido el movimiento para esquivar su guadaña, apenas le había cortado un par de finos mechones de cabello, la rapidez no servía de nada si no podías predecir los ataques, para ella no era un secreto el cómo tenía pensado atacarle, ya antes la había visto pelear. Sus oídos se llenaron del dulce sonido masculino que solía emitir su padre, aquel que en su memoria apenas si podía recordar su rostro, y no pudo evitar fruncir el ceño - Ya he derramado suficientes lagrimas por el antiguo rey de este lugar, no puedo dedicarme toda la vida a llenar mi almohada y convertirla en un mar de tristeza, supéralo Mortem, el día que me veas llorar no será a tus pies -Siniestra jugueteaba con su espada, girándola sobre su mano y haciendo malabares con ella- ¿Debería cambiar mi arma? Mi hacha está mucho mejor -Murmuro para sí misma, mirando de reojo a la shinigami-

- Mi alma siempre ha estado condenada a morir y vagar en el sufrimiento, he robado tantas vidas sin importarme siquiera si tenían familia o alguien a quien cuidar, he sido consciente todo este tiempo, ¿Crees que lo que me dices es nuevo? -Miro con una sonrisa altanera antes de carcajear con una diversión estúpida mente infantil - Pero aún tengo por quien luchar, no voy a morir tan fácilmente, además dudo que pueda morir realmente -Le guiño el ojo a aquella mujer rubia-[/color]





Última edición por Mikael Sylvaine el Miér Abr 04, 2018 3:15 pm, editado 1 vez


Mikael Sylvaine
avatar
Corona Fúnebre

Las que decida enseñarme mi amado.
Eso no importa.
Ángel [Arcángel]

Volver arriba Ir abajo

Re: Nada mas dulce que el sonido de la espada [Priv. Mortem]

Mensaje por Mortem Ascensorem el Miér Abr 04, 2018 2:54 pm

Nada mas dulce que el sonido de la espada
Excepto los gritos que provoca una guadaña.

— Los Jinetes mostramos educación hacia oponentes dignos o personas honrosas. Careces de ambas cualidades ¿Por que deberia mostrarte respeto, cuando deberia ser al contrario? — Sonrió de manera agradable mientras le miraba con llamas en los ojos, la rabia contenida que tenia hacia la rubia era conocida por todos en el cielo y no iba a esconderlo frente a nadie, ni siquiera los angeles que observaban la escena. — Mis hermanos están por encima de mi en muchas cosas, cada cual tenemos nuestra especialidad, Guerra, el mas educado de todos sin duda alguna, seguido por Victoria y Hambre. Al final de la lista me encuentro yo, simplemente no me gusta hablar cuando la batalla va a ser dura. En cambio, contigo, podria tomarme un café mientras te observo luchar contra mi montura, perderias sin necesidad de Jinete. — Su voz era ahora calmada, tañida y serena.

— Proponlo como quieras, pero con esa frase tan solo haces gala de mi resistencia. Si he resistido todos y cada uno de los caprichos de Dios, sus castigos y sus rabietas. Si he contenido su furia con mi propio cuerpo. ¿Como no iba a resistir la picada de un mosquito como tu? — Sonrió, sonrió plena y gracilmente ante las palabras de la contraria. Si en tanta estima tenia a aquél ser, cuyo nombre estaba prohibido, incluso para ella... ¿Como le sentaria luchar contra el? — Tus lagrimas no serán a mis pies. Tus lagrimas las tomará tu Padre. —

Su guadaña se tornó de oro, formando una cruz invertida con inscripciones grabadas. Clavó su arma en el suelo y posó ambas manos sobre ella y... Tras un breve destello, se formó un pequeño vacio bajo el mismo. Una simple alma, sellada, atada a las ordenes de la muchacha hizo presencia. Su brillo era cegador, sorprendente. Un cadaver comenzó a formarse a su alrededor, un cuerpo conocido por todos y temido por muchos. Yavhe, el antiguo Rey del Cielo. Quien murió cediendo su trono al todopoderoso Zadquiel habia renacido.

Carecia de consciencia alguna ni poder divino, su alma, aunque poderosa, era completamente inservible tras tanto tiempo encerrada y torturada. Mas mantenia así su fuerza, su aspecto que poco a poco se fue tornando completamente humano. Completamente vivo. Aquel ser miró con dulzura a la contraria y tras recibir una simple orden de la Jinete, se lanzó en combate, armado con sus puños y su fuerza.

— Todo ser puede morir. Todos, excepto Zadquiel. —


Libre | Arena |Thanks


Mortem Ascensorem
avatar
Jinete

I will make everyone pay
For they Sins
Jinete del Apocalipsis

Volver arriba Ir abajo

Re: Nada mas dulce que el sonido de la espada [Priv. Mortem]

Mensaje por Mikael Sylvaine el Miér Abr 04, 2018 3:49 pm



- No eres digna de mi respeto, supongo que un ave que ya partio hace tiempo me enseño a burlarme de la muerte, y eso he hecho, aquí me ves, todavia no tienes mi alma - Una sonrisa victoriosa hizo acto de presencia sobre su rostro tranquilo y curioso, quien podria decir que aquella cara inocente podria dibujar tales muecas de altaneria.

-Puede ser, pero no olvides que mi mente es agil, siempre encuentro la manera de ganar así el oponente sea dificil, y... Siempre puedo huir, un poco de cobardia no hace daño a nadie -Bostezo- Aburres, es mucho mas divertido estar con guerra, puedo luchar y tener una charla amena y con mas relevancia que esta estupidez -Clavo la espada y estiro su cuerpo, logrando en el acto hacer que varios huesos sonaran debido a que se mantenian desde hacia rato en la misma posición.

-Que ridiculez, aun no entiendo como mi padre podia soportarte, oh, cierto, le parecias exasperante, siempre hablaba de tu chillona voz como el sonido de un mosquito que le retumbaba en la cabeza "blablabla" así lo describia él -Con cuidado acomodo el broche en su cuello y observo la escena, entrecerrando levemente los ojos para que la luz que emanaba no cegara su vista. A traves de esta se formaba una silueta masculina que poco a poco se abria paso entre los rayos luminosos hasta dejar visible su rostro.

-Padre... No, tan solo eres un titere, no estas vivo realmente - Su rostro joven y sereno se mantenia igual de hermoso, sus ojos tenian un brillo paterno que apenas si podia distinguir dentro de esos orbes tan vacios y carentes de emociones, era un cadaver en toda regla, un ser hueco sin sentimientos y pensamientos. Suspiro profundamente y sonrio, posando su mano en la empuñadura de su espada -Es bueno recordar el rostro de quien me crio, pero prometi dar mis lagrimas a otro hombre, ya para ti no queda ninguna-

Rapidamente se cubrio del ataque con el hierro de su arma y retrocedio unos pasos para saltar por encima del titere y propinar una patada a su espalda, empujandole aun mas lejos de ella

-Todo ser puede morir, si el antiguo dios pudo entonces Zadquiel tambien puede, igual que su hija, es una lastima que esa amable mujer haya tenido un padre como él -





Mikael Sylvaine
avatar
Corona Fúnebre

Las que decida enseñarme mi amado.
Eso no importa.
Ángel [Arcángel]

Volver arriba Ir abajo

Re: Nada mas dulce que el sonido de la espada [Priv. Mortem]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.