Una pequeña cita y un café cargado |PRIV. MORTEM|

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una pequeña cita y un café cargado |PRIV. MORTEM|

Mensaje por Diana & Ariel B el Miér Sep 27, 2017 11:12 am

La mañana era cálida para ese entonces, las noches solían ser peores realmente, una mañana como esa te alegraba lavida. Una mañana acompañada de un dulce olor a cerezos, los cerezos que adornaban todo el amplio y bien pulido pasillo de los jardines del cielo, siempre hermosos y presentables, nadie podía  quejarse de esa perfección presentada en forma de arquitectura. Cimientos de grandes dimensiones, paredes pintadas con una ligera capa de colores suaves y luminosos, dignos de ser de esos lares.

La rubia caminaba entre los pasillos de ese amplio recinto con una sonrisilla suave y dulce dibujaba en los rosados labios, siempre perfecta, con la cabeza en alto y las manos tras su espalda, como un soldado orgulloso de su trabajo, ahora así se presentaba la fémina en pasos amplios al caminar y una mirada determinada, fija en todos los presentes, los saludaba, y daba consejos, a un que otro le ofrecía sus remedios , recetas médicas, todo lo que hiciera falta para un buen bienestar. Era conocida por su cautelosa forma de tratar a sus pacientes, todos los  alguna vez había sido atendidos por ella siempre obtenían unos resultados máximos en su recuperación; era estricta y delicada con sus queridos pacientes, siempre preocupada.

Pues bien, ahora la rubia se dirigía hacia los aposentos de su amado señor para ofrecerle el informe médico de cada ángel revisado el último mes, ella se encargaba de dos centros médicos en el paraíso al fin y al cabo, dar el informe al grande era todo un ritual ya.

-Josef, buenos días. María, Evangeline, buenos días -Entraba por las grandes puertas con una pequeña reverencia y un cordial saludo ante todas aquellas personas que la veían con una sonrisa, todos los trabajadores le devolvian la sonrisa a la rubita que iba ahora de camino hacia el despacho de su dios  donde la esperaba susodicho para informar de ello.

Entró tranquilamente cerrando las puertas tras ella con una ligera fuerza ejercida en el pomo - Mi Señor - Dijo antes de acercarse a su mesita y dejar sus papeles- Los informes de cada ángel bajo su mandato , se lo dejaré en la mesa y procedere a marcharme, el deber me llama y es de mala educación interrumpir o tomar el tiempo de su divinidad sin solicitarlo, con su permiso- Y con esas palabras soltadas la mujer procedió en un paso firme y lento a marcharse de ese despacho en el que no se veía capaz de estar a largo plazo, su corazón se decía que no merecía ni ver a dios.

Las puertas se cerraron tras ella volviendo a su caminar tan de soldado por los pasillo mientras saludaba a un que otro jinete de camino a la salida.
Diana & Ariel B
avatar
Ángeles

-Blush- ¡No!
Me gustan los chicos, en especial ese...-Sonríe ilusionada-
Mestiza: Alfraude - Ángel

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.