Can You Pose For My Lens? [PRIV]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Can You Pose For My Lens? [PRIV]

Mensaje por Jeffrey Coleman el Mar Oct 24, 2017 10:01 pm


Las pequeñas gotas de agua caían del cielo, como pequeñas lágrimas de un ser celestial que sufría al ver el rumbo que tomaban las criaturas en las calles de aquella ciudad. Besaban con suavidad, cual beso de una madre depositado en la frente de su bebé recién nacido, el suelo armando pequeños charcos de agua que chispeaban todo a su alrededor cuando un auto pasaba sobre ellos. Mojando a cualquier desafortunado que estuviese al alcance. Como una venganza que se escurre por todos lados sin importar quien se encontrase cerca. La lluvia era suave y pausada, convertía el clima agradable, fresco. La avenida se encontraba llena de paraguas, de personas mojadas y uno que otro ciclista que buscaba un lugar donde resguardarse. Entre aquel mar de personas y melancolía caminaba aquel viejo vampiro que camino entre las calles adoquinadas que en Londres habían.

La nostalgia se cernía en su corazón, entre recuerdos y momentos vividos en el pasado. Pensando en aquellos días que vivió a las afueras de Gales. Antes que la guerra actuando con el destino como cómplice le arrebataran todo lo que le era amado. Y es que todo le recordaba su amada familia. Inclusive las guerras, los momentos tristes o los niños pequeños que pedían limosnas tímidamente entre aquellas calles estirando la mano con la esperanza de obtener un par de monedas a cambio. Suspiro.

Su paso era decidido. Sin importarle que sus botas al estilo militar se mojasen un poco al caminar. No planeaba quedarse mucho tiempo entre aquellas personas. Quizás unos veinte minutos Cómo mucho. Si había decidido salir era únicamente porque el contraste de luz era mejor durante los días nublados. Le ayuda a tomar mejores fotografías para su colección. La cámara la llevaba del cuello. Lista para captar cualquier momento que considerase digno de ser inmortalizado a través de su lente. Aquello era su terapia. Su forma de desahogarse cuando se sentía a punto de caer en la depresión de nuevo. Cuando las heridas de su cuerpo se abrían sin sangran recordandole que existió un tiempo en que no era nada mas que un simple objeto dispuesto únicamente para complacer los más vagos deseos de una malvada mujer. Le dolía el alma, si es que aun tenía una, cuando recordaba aquello. Trago grueso.

Sus pasos le había llevado hasta un pequeño parque. De esos que son frecuentados por familias pequeñas y bohemios solitarios en busca de un lugar que les proporcione paz. Quizás el era uno de esos, de esas criaturas solas que buscan compañía sin buscarla. De esos que desean concentrarse en algo más que simples números y sumas de sus empresas. No. No podía pensar en nada más que eso. Aunque aquel no fuese el momento. Con dificultad alejo el pensamiento de su cabeza. Debía seguir buscando alguna escena digna de su lente. Algo que le hiciese olvidar esa melancolía momentánea, algo que le hiciese creer de bueno que la vida es bella.

Fotografió uno que otro pájaro alzando el vuelo. A una pequeña niña que lloraba por hacer dejado caer su helado al suelo mientras su madre le reprendía. A un pequeño cachorro que se debatía en duelo mortal contra otro mucho más grande por un pedazo de pizza. Continuo caminando un par de minutos sin captar nada que valiente la o enamorado un poco, sin nada que le hiciese querer admirar la belleza de alguna escena producto de la casualidad. Hasta que sus ojos vieron algo que llamo su atención. Una chica distraída. El ángulo y la luz le ayudaban para obtener una buena imagen. El visor se acercó a su ojo derecho mientras su mano izquierda regulaba el zoom del lente enfocando y desenfocado para obtener la mejor fotografía posible. Disparo. El sonido de la cámara le hizo sobre saltarse. Sabía que a Muchas personas no les gusta ser fotografiadas por desconocidos. No se sorprendería si fuese el caso de aquella linda chica.
Jeffrey Coleman
avatar
avaricia

La que prefieras
Heterosexual
Vampiro

Volver arriba Ir abajo

Re: Can You Pose For My Lens? [PRIV]

Mensaje por Haley Black el Miér Oct 25, 2017 3:33 pm

"¿Cuándo fue la última vez que sonreíste mirando al cielo, agradecida por la vida, esperando que dios te sonriese de regreso, llenando tu alma de paz y consuelo?, ¿cuándo fue la última vez que caíste al suelo, derrotada por el mundo, y maldiciendo a dios deseaste que todo terminase en un último suspiro?", aquellas melancólicas palabras se posaban sobre la mente de la joven, llenando su cabeza de incontables recuerdos, memorias furtivas que hacían alusión a lo referente en aquel poema, que tan repentinamente había encontrado esa mañana, captando su atención por más tiempo del que ella hubiese querido.

De esta manera la joven recorría las calles de la ciudad, con la mirada gacha y sin rumbo alguno, dejando que la tenue lluvia mojase su cuerpo, deseando que esta purificase su alma como si de tierra se tratase, mas no dejaba de masticar aquellas palabras en su mente, sumiéndose en  un profundo trance que la desconectaba del mundo material, obviando cualquier contacto con el tumulto de las calles. Vestía abrigada como siempre, con largas y gruesas botas de cuero, pantalones anchos y abrigo del doble de su talla, con bufanda al cuello, pero había dejado su boina en casa, no quería que esta interrumpiese el paso de la lluvia por su rostro, dado que este le traía una calma sin precedentes, cosa que pocos momentos lograban hacer.

La joven detuvo su paso en un pequeño parque alejado de la zona comercial, un lugar donde podía meditar tranquilamente, donde el tumulto de la ciudad se perdía, quedando solo aquellos que aun podían apreciar la tranquilidad de aquel lugar. Aun fuera de sí, la dama carmesí caminaba lentamente por aquel parque, cambiando su rumbo de tanto en tanto, intentando evitar los charcos de agua que tan abruptamente invadían su camino, mientras que en su mente se libraba una guerra entre sus deseos y su moral, guerra que perdería de todos modos, dado que "el" deseaba que así fuese.

Tras varios minutos divagando para sí, la dama detiene su caminar, levantando su vista al cielo que tan oscuro se cernía, como su bastidor luego de horas de frustración, y con voz tenue, la joven susurra a los vientos, como si los desafiase a enfrentarla - No esperes que te agradezca nada... no eres merecedor de mi gratitud... si aun sigo viva es por mi propio merito y no por tu gracia, ni piedad... no importa cuánto tiempo me tome, no importan cuántas vidas condene, no voy a dejar que ninguno de ustedes juegue con mi alma... soy la dueña de mi propio destino y cuando llegue el momento de perecer, mi almas será libre de vuestro yugo... nada mas esperen, mi victoria esta próxima - el llanto de la joven se confundía con las gotas de la lluvia, aliviando su pesada carga, mas por mucha amargura que en su corazón reinara, un atisbo de esperanza brillaba en sus ojos, haciendo que una suave sonrisa invadiese su rostro.

"Click", aquel familiar sonido de una cámara inmortalizando un momento en el tiempo le había arrebatado su concentración, logrando traer a la joven de regreso a la realidad. Con velocidad la dama limpia la humedad de su cara con las mangas de su abrigo, y tan pronto encontró la fuente de aquel  sonido, dirigió su paso tranquilo hacia este, para su sorpresa un joven de elegante y apacible apariencia se encontraba fotografiando su figura, al juzgar por el ángulo y la luminosidad, esta había sido una buena toma, la curiosidad fue lo primero que ataco sus deseos  - Hola... me permites ver la toma? - pregunta la menor con suavidad, estirando las manos con la esperanza de que el contrario posara su cámara sobre estas.


Gracia Saeko <3:

Haley Black
avatar
envidia

Intenta adivinar
Homosexual
Nigromante

Volver arriba Ir abajo

Re: Can You Pose For My Lens? [PRIV]

Mensaje por Jeffrey Coleman el Jue Nov 02, 2017 2:44 pm

Su mirada se encontraba fija en la pantalla de la cámara. Observando con detenimiento cada detalle de aquella fotografía. Había sido una excelente toma. De esas pocas que se logra hacer sin que luego necesiten edición o un simple filtro. La luminosidad, el contraste de las gotas de agua, la pose de la chica. Todo había sido simplemente perfecto. Se sentía orgulloso de si mismo por haber hecho una toma tan buena en el primer intento, cuando a muchos les toma Hasta veinte tomas distintas para encontrar una Que se acerque a lo que quieren ver. Estaba tan concentrado en la toma que se sobresalto un poco al escuchar la voz de la chica que había sido, involuntariamente, su modelo.

En su rostro se dibujo una sonrisa amable, de esas que te invitan a entablar una conversación, de esas que pueden reconfortante en un instante. La chica se le hizo mucho más bella de cerca, tenía una belleza digna de ser admirada, aunque su aspecto parecía acercarla mucho más a esa especie de belleza incomprendida. Sus ojos rojos no pasaron desapercibidos. Podía caminar todo lo que quisiera bajo la lluvia, las gotas podrían disimular el llanto, sin embargo en sus ojos vidriosos estaría la prueba palpable del llanto.

-Eres muy fotogénica. Serias una hermosa modelo si quisieras-. Contesto acercándose un poco a ella mientras le enseñaban lo que su lente había captado. Sus ojos de nuevo se postraron en los ojos de la contraria. Sentía mucha curiosidad. Quería saber que era aquello que le hacía derramar aquellas lágrimas. El deseo de preguntar si se encontraba bien crecía en su interior, pero no quería ser imprudente. Muy bien sabía el que Muchas personas se molestan cuando extraños intentan meterse en sus vidas. Si quería saber más sobre la chica de hermosos cabellos rojos debía hacerla entrar en confianza.

Pensó rápidamente que podría decirle. Aquella chica le inquietaba. -Si te quedas mucho tiempo debajo de la lluvia te enfermeras. Y con un rostro agripado no podre tomarte Buenas fotografías Cómo está. Le sonrió de nuevo. -No se si me permitirías él atrevimiento de invitarte un café. Hay un lugar cercano. Dicen que el café y un buen postre alegran el alma. Si es que tienes una.-

Entendería si ella en el caso de que ella le dieces una respuesta negativa. Muchas chicas temen a los desconocidos por motivos obvios. En estos días no se puede confiar en cualquiera. Por muy buena persona que aparente ser. El lo sabía a la perfección. Ya que el pertenecía al grupo de personas que en el momento que otro confiase en el, estaba cometiendo el peor error de su vida. Solo esperaba que la chica no se enterase de eso pronto.




Hablo/ Pienso/ Actuó

Jeffrey Coleman
avatar
avaricia

La que prefieras
Heterosexual
Vampiro

Volver arriba Ir abajo

Re: Can You Pose For My Lens? [PRIV]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.