Beers in the night [Priv Guts]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Beers in the night [Priv Guts]

Mensaje por Yasuo Kushiro el Dom Oct 29, 2017 7:01 pm

El trabajo bien echo no era lo más gratificante al final del día, el dinero que lo acompañaba, si.
Contó de nuevo los billetes para asegurarse de que ni uno solo había desaparecido desde la última vez que los contó, como hace unos diez minutos, y feliz por continuar manteniendo la misma cifra, los guardó en el bolsillo derecho delantero de su pantalón.

Con el tiempo, y tras haber realizado ya incontables trabajos para los traficantes del mercado negro, Yasuo había logrado alcanzar un mínimo de poder monetario, no era lo suficiente como para sacarlo de las calles, y mucho menos para sacarlo de la ciudad, pero le permitía de vez en cuando darse algún que otro capricho, y aquella noche le apetecía empinar el codo como hacía meses que no podía.

Por su condición de fugitivo, no podía permitirse el deambular libremente por el centro de Londres en busca de un local en condiciones donde poder beber hasta hartarse, y desde luego no pensaba pisar los antros del mercado negro, así que se dedicó a dar un paseo por el extrarradio esperando encontrar un lugar que llamase su atención. Tras dar unas cuantas vueltas se topó con uno que no podía estar muy mal 'Ceviche' rezaba el cartel sobre la fachada del edificio.    

El ambiente en su interior se podía considerar como tranquilo. Música contemporánea, gente charlando y bebiendo tranquilamente, luces más bien escasas, para Yasuo era suficiente.

-Una Snake Venom- pidió a la par que sacaba el primer billete, no porque la bebida fuese cara, sino simplemente para indicar que no tenía pensado irse pronto de allí. Cuando llegó la bebida, no tardo ni quince segundos en dejarla por la mitad de solo unos tragos. La cerveza más fuerte del mundo llamaban a esa maravilla frente a él, capaz de tumbar a cualquiera que no tuviera el hígado lo bastante domado, y desde luego que él había pasado años practicando.
Yasuo Kushiro
avatar
gula

Versatil
Bisexual
Humano

Volver arriba Ir abajo

Re: Beers in the night [Priv Guts]

Mensaje por Guts el Mar Oct 31, 2017 2:06 am

The tree and the cat

Era una noche fría de noviembre, el sol se ponía y las luces que yacían en lo más alto de la ciudad de New London se encendían para darle la bienvenida a aquella noche estrellada y fresca.  El viento soplaba con delicadeza y daba un cierto frescor que relajaba hasta el alma después de un día caluroso. En estos tiempos el mundo apenas se está componiendo para poder preservar la tier, pero… ¿eso le importaba al espadachín negro? Claro que no.
El chico de cabellos negros y ropajes del mismo color se encontraba caminando, deambulando sin rumbo alguno por la ciudad, desde los barrios más ricos hasta los más pobres, en la ciudad simplemente lo conocían por su apodo… el espadachín negro. El solo escuchar este alías causaba que los policías temblaran de terror ¿acaso se debía a los rumores sobre su maldición? ¿o porque asesinó a uno de los hombres más ricos y poderosos de la ciudad? Nadie lo sabía, simplemente a este hombre le tenían un gran respeto.
Mientras este hombre caminaba, todos huían u otros simplemente se quedaban viéndole hasta que pasara y algunos más simplemente no sabían quién era ni le importaba, digamos que al italiano tampoco le importaba lo que las personas dijeran de él, no tenía amigos… nadie, desde que asesinó a su padre aprendió a estar solo.
Esto le recordaba a una historia que uno de los cuentacuentos que se ponían en los parques contaba. Sobre un árbol el cual siempre estaba solo, rechazaba a todo y a todos, hasta que apareció un gato a sus pies, el cual había sido abandonado por sus amos. Este gato le había preguntado al árbol como es que podía estar firme, sin alguien en el mundo. A lo que el árbol le respondió que incluso él se olvidaba de su existencia y observaba al campo el cual le parecía infinito. El gato deseo ser como él, alguien que pudiera ser dependiente, sin vivir de nadie y no sentir tristeza por alguien. El árbol aceptó con la condición de que se iría cuando aprendiera a vivir sin la ayuda de alguien, duró un año entero protegiendo, viendo y velando por el gato, pero la historia tiene un final triste… el gato al final se va del árbol, pero el árbol le ruega que no se vaya, pero el gato simplemente le responde que fue su promesa, así que al final del día el gato se fue… dejando al árbol con su soledad hasta el final de sus días.

En su mente imaginaba esta escena… por alguna razón se sentía identificado con el árbol, él siguió con su historia, deambulando sin rumbo alguno, era un fugitivo y ese era su destino, su maldición… vivir sin compañía alguna y con el deshonor en sus hombros. Pero, un verso en especial resonaba ‘’esta es la historia del árbol o más bien… sobre el árbol y el gato porque si no fuera por el gato, el árbol no tendría una historia para contar.’’
Guts era una persona que había sufrido demasiado en el pasado, el cree que su maldición no la debe de cargar nadie, ni nada… él es acosado por los espíritus de las personas las cuales asesinó, incluyendo al gran señor de los White Hawk.  Es por eso, que tuvo que aprender a estar solo, como el árbol.

Sus pensamientos lo llevaron a uno de los bares de los barrios bajos, cerca del mercado negro, había pasado por ahí más de un millón de veces. Pero, por primera vez había visto un bar el cual tenía por nombre ‘’ceviche’’, ¿será un restaurant de mariscos? Fue lo primero que pensó antes de entrar a aquél lugar el cual estaba lleno de música contemporánea. Aquél lugar parecía una cabaña, todo era bastante rústico, como si te trasladaras a una película de los años 80’s, una rocola se encontraba al fondo del lugar con muchos discos de vinil. El espadachín junto con su gran espada entró.

El tiempo parecía como si se hubiera detenido, cuando el joven mercenario entró, todos se quedaron callados, algunos miraban con miedo al ‘’espadachín negro’’, la mayoría comenzó a huír con el miedo de quedar malditos. El bar de estar lleno se vacío, dejando a un cuarto de las personas ahí.

Gust simplemente suspiró, caminó hasta llegar a la barra y sentarse con tranquilidad, tenía demasiada sed y hambre. Se sentó en uno de los bancos de la barra, estiró sus piernas en la barra y las dejó ahí para poder descansarlas, se cruzó de brazos y le habló al cantinero el cual parecía que tenía nervios de acero – viejo… - le dijo al hombre el cual tenía una pinta de un señor de 70 años – dame un black venom y un buen trozo de carne. – ordenó al señor el cual era un simple joven de 27 años con una barba larga.
Esperó su comida, mirando al techo, su espada la dejó a un lado de él, su gabardina en el asiento a un lado de él, cargar con muchas cosas sin tener hogar alguno cansaba, pero… para Guts era simplemente como llevar una camiseta ligera y pantalones casuales.  

El joven no tardó en traer dos bebidas, una para él italiano y otra para simplemente la había dejado en la barba, pero, ¿quién era ese hombre? Su olfato le daba la señal de que aquél hombre era un chico japonés, un esclavo quizás, ese olor lo transportaba al hogar de los White hawk, cuando servía a su amo. El espadachín negó con su cabeza para poder sacudir esos sentimientos.  
De reojo miró al hombre que estaba a un lado de él, por lo que vió era un hombre que tenía lo que hace tiempo un hermoso kimono azul, de cabello largo y agarrado, llevaba una calabaza la cual estaba llena de ¿agua quizás? No, el olor que provenía de ahí era de un licor japonés el cual tenía por nombre ‘’sake’’.

Bien, no le mostró importancia y simplemente como de costumbre, calló y le dio un trago grande a su bebida, al acabar el trago simplemente suspiró, hablaría solamente para pedir una bebida y alimentos... quizás.


Guts
avatar
ira

Versatil
Bisexual
Un simple mortal

Volver arriba Ir abajo

Re: Beers in the night [Priv Guts]

Mensaje por Yasuo Kushiro el Miér Nov 01, 2017 9:43 am

Quizá si no hubiese estado ensimismado en sus pensamientos, se hubiese dado cuenta antes del hombre sentado junto a él, y de como diversos clientes abandonaban el establecimiento en reacción a su llegada.

Cada vez que bebía le gustaba abandonarse entre sus recuerdos, pero no porque deseara así olvidarlos, sino porque gracias al efecto del alcohol casi podía sentirlos más vívidos, aunque después apenas pudiese recordar qué había ocurrido la noche anterior. Cuando el local en el que estaba tenía música llamativa y colores ostentosos, pensaba en su hermano y en como disfrutaba jugando de niño con el, por el contrario, cuando el sitio era tranquilo y apagado, eran sus padres los que acudían a su memoria, siempre sonrientes y apacibles, les echaba a todos tanto de menos...

Se pasó una mano por el rostro tratando así de desprenderse de los sentimientos melancólicos que le invadían de repente. Agarró de nuevo la botella y le dio otro trago, cuando la dejó sobre la barra carraspeó satisfecho del sabor que dejaba en su lengua, así como no tanto por el que bajaba por su tráquea, tío, tenía sentimientos encontrados con aquella bebida, de pedir otras dos más seguramente no sería capaz de salir del bar por su propio pie.

Uno de los clientes que quedaron aún por allí llegó a la barra dispuesto a pagar su comanda, Yasuo lo miró de reojo, se le veía estirado y nervioso, casi podía decir que el tintinear de las monedas en su mano se debían a eso, aquél hombres parecía estar luchando por mantener la mirada puesta al frente a la espera de la aparición del camarero, que tampoco tenía excepcional prisa por llegar hasta él, en un descuido de aquél hombre sus ojos se desviaron a la izquierda, tragó saliva, dejó las monedas de un manotazo y salió disparado por la puerta. El curioso comportamiento de aquél hombre intrigó a Yasuo, que tras la desaparición de este, miró sin tapujos hacia el lugar que él extraño trataba con toda su alma de ignorar.

En un banco frente a la barra se había sentado un tipo peculiar, había pedido una bebida sino igual más fuerte que la suya, y junto a él descansaba una gran espada de hoja ancha y agudo filo, ahora que le había visto, no podía no llamar su atención.

-Bonita espada.- dijo Yasuo mirando el arma -Eres el primer hombre en todo Londres que me encuentro armado con una, me trae buenos recuerdos- el vagabundo podía sentir ahora si una extraña energía emanar del hombre a quien estaba hablando, su instintos de supervivencia se activaron al instante indicándole claramente que era peligroso, aunque eso no significase necesariamente algo malo, sino que quizá la noche podría ser más interesante de lo que esperaba.
Yasuo Kushiro
avatar
gula

Versatil
Bisexual
Humano

Volver arriba Ir abajo

Re: Beers in the night [Priv Guts]

Mensaje por Guts el Sáb Nov 04, 2017 2:43 am

Take a moment to talk...  

Era una noche bastante fría, el cielo se podía ver despejado desde las ventanas de aquél bar el cual tenía como nombre ‘’ceviche’’. Por la entrada del establecimiento entraba una brisa que refrescaba el alma y le daba a los ya ebrios un respiro. Nuestro espadachín negro tomó asiento en la barra, frente a dos personas las cuales no les había prestado atención alguna, pero eso era normal en el italiano, cuando él entraba a un establecimiento las personas corrían por las leyendas que se contaban de él, pero ¿Cuáles eran esas historias y rumores que le habían dedicado al azabache? ¡Pues eran bastantes! Tantas que parecían sacadas de un libro de Edgar Allan Poe o de H.P. Lovecraft
En ese bar ahora quedaban 4 personas, entre ellas un hombre el cual estaba realmente asustado, estaba en la barra, temblando como si estuviera en una temperatura bajo cero. Fue ahí cuando decidió correr del establecimiento. Dejando así a 3 personas, él, el tabernero y un hombre el cual estaba en la barra bebiendo una bebida similar a la que había pedido.
Guts se encontraba con ese gesto serio y desinteresado, era normal verle así, uno de los rumores que se contaba de él es que su cara había quedado paralizada tras haber peleado contra un monstruo en los barrios bajos, pero… no era así, el espadachín simplemente prefería evitar hasta demostrar expresiones mediante gestos faciales.
El tabernero sin tenerle miedo alguno dejó un plato frente a él el cual era una ternera recién cocinada a término medio. Decidió beber aquella bebida alcohólica que contenía vodka, ron y tequila. Una bebida bastante fuerte hasta para las personas que bebían demasiado. Le dio un trago grande y después azotó el vaso contra la barra, carraspeó después de haber degustado ese elixir de color negro. Poco después comenzó a comer su ternera, sabía muy bien que no había ingerido bocado alguno y que se le subiría pronto si no ingería una buena cantidad de proteína, el estar ebrio era una de las sensaciones que odiaba, lo hacía sentirse débil contra su cuerpo.

Ahora que el lugar estaba solo, simplemente se escuchaba la música contemporánea. Eso le gustaba al italiano, ya que… el ruido era lo que odiaba de los bares, el escuchar las típicas conversaciones de vienen desde el típico ‘’ ¿cómo estuvo tu día?’’ lo hacía recordar su soledad, fue increíble… recordó aquellos tiempos con la familia ‘’white hawke’’, cuando podía hablar con comodidad con el personal de la familia.

Ahora era ese momento de la noche, donde el fugitivo simplemente veía a la nada, recordando los pocos tiempos felices, pero valiosos que habían pasado en el transcurso de su vida, la nostalgia invadió su corazón y mente, haciéndolo sentir azul, un sentimiento que el italiano odiaba con todo su ser… así fue que pidió otra bebida más para olvidar esos pensamientos por lo menos por esa noche. Era luna llena y en esas noches, su maldición no afectaba en nada por la luz que emana ese satélite natural.

Aun así, aquella herida comenzó a punzarle lo que provocó que el espadachín pusiera su mano sobre la abertura. Simplemente se quejó un poco, pero lo soportó y siguió como si no hubiera pasado nada.
Ahora, sentía una mirada que venía desde el otro lado de la barra, había llamado la atención de un hombre, era el japonés que vestía lo que antes había sido un hermoso kimono de color azul, tenía el cabello castaño y una herida similar a la de él en la nariz ¿podría ser un espadachín? Él simplemente evitaba contacto visual así que simplemente se concentró en su trozo de ternera. Pero, esa sensación de que lo estaban mirando era algo que no podía soportar.

No pasaron más que unos minutos cuando el japonés le habló, dándole un cumplido sobre su espada la cual era más grande que él. El italiano simplemente le dedicó una mirada fría la cual incluso podría congelar al corazón más cálido del barrio, pero esa advertencia fue nula. Se le hacía bastante raro, usualmente las personas ni siquiera le dedican unos ‘’buenos días’’, era la primera vez en mucho tiempo que alguien le dedicaba unas palabras, no… un cumplido.

No podía abrirse demasiado, así que lo que hizo fue simplemente hacerle un gesto con la mano para que se sentara a un lado de él. Esperó a que ese japonés se sentara, tenían dos cosas en común, quizás. Aquella herida en la nariz y que los dos usaban espadas - ¿hmm? – arqueó una ceja sin hacer contacto visual – nadie de aquí utiliza espadas hoy en día, las personas usan más armas de fuego, es una desgracia, el ser humano ha perdido aquella valentía que los caracterizaba, ahora… simplemente matan sin honor alguno – dijo mientras le daba un sorbo a su bebida negra - ¿te interesa saber el arte de usar una espada? – recargó sus codos en la mesa, esperando a que su acompañante le respondiera.
- ¿Acaso no sabes quién soy, verdad? – le cuestionó – si es así, entiendo que no hayas corrido como los demás cobardes de este bar, no tardarán en llenarte la cabeza de mierda – al terminar esta oración tomó lo último de su bebida y carraspeó - Muchos me conocen como el espadachín negro... pero, puedes llamarme Guts – dijo en un tono serio, simplemente para presentarse, no quería darle su nombre a nadie en ese lugar, guardaba muy bien toda su información, es por eso que las personas interpretaban las proezas de fugitivo como unas historias brutales.

-Dejemos de hablar, de mí… dime ¿qué haces en este bar? – le había dado la invitación a aquél japonés para entablar una conversación. Fue así que también se le había venido a la mente la historia que anteriormente se había contado sobre el árbol solitario y el gato.  

Guts
avatar
ira

Versatil
Bisexual
Un simple mortal

Volver arriba Ir abajo

Re: Beers in the night [Priv Guts]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.