Blurr {Priv}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Blurr {Priv}

Mensaje por Xevhra el Mar Nov 28, 2017 1:43 pm

Excalibur.




Caballero:
Un caballero es, según la acepción más estricta de la palabra, una persona que monta a caballo o, más generalmente, una persona de origen noble o, en época actual, simplemente distinguida o poseedora de un código de conducta gentil, atento y solidario.

La hoguera no podía evitar iluminar tal macabra escena.

De hecho, si me llegáis a preguntar, esa escena macabra era hasta bonita… De nuevo, y pareciendo redundante, en un sentido macabro de la palabra. Pero bueno… Supongo que esto es lo que me queda, ¿Verdad? Giré sobre si mismo, en el suelo, pudiendo quedar con el rostro mirando al cielo. Tosí, supongo que es lo único que me queda por hacer…

Tuve una vida corta, pero plena.

De hecho, ni eso, faltaba alcohol.

Mi mirada se desvió hacia la derecha, pudiendo observar la palma de mi mano cubierta bajo una dorada armadura, y tras ella las botas de aquellos hombres que habían venido a por mi. Siempre venían a por mi.

Me cago en mi santa puta vida.

Bajo sus pies, aquella cosa negra venía por mi… La sangre de aquel monstruo, como cualquiera con dos dedos de frente hubiera podido deducir. Bueh, no pude evitar esbozar una sonrisa bajo el casco de la máscara… Al menos había escapado, ¿No?

Excalibur brillaba con luz propia.

Justo delante de mí, clavada entre mis piernas podía ver a Excalibur clavada, con el mango mirando hacia el cielo. En cierta medida, era bonita… E incluso mas simple de lo que imaginaba: Si bien esta estaba representada como una espada a dos manos, Excalibur no era más que una Katana que, al igual que la armadura, poseía el mango dorado.
Sería una bonita última mirada.

No pude evitar cerrar los ojos, ignorando los golpes sordos que se oían a mi alrededor.

Aquella cosa negra venía a por mi… Es hora de irse.


—  Blurr —

Song 2.





Para variar, nunca nadie se lo había explicado. Y sinceramente, ni él mismo sabía como lo estaba haciendo, pero para variar… Simplemente lo estaba haciendo, y eso, en cierta medida no podía evitar dibujarle una sonrisa en la boca de oreja a oreja, porque simplemente lo estaba haciendo. A pesar de que las sirenas de la policía le indicaban que era el peor momento para hacerlo.

Y sin embargo… ¿Qué estaba haciendo?

El motor del BMW i8 rugía a través de las calles de Nueva Londres, mientras cambiaba de carril a toda velocidad. Los coches que venían hacia él no paraban de pitarle, mientras que los coches que tenía detrás no paraban de dispararle… Era una mezcla cómica para el gatolobo, un dulce que sin duda le costaría caro en cuanto volviera a Minerva, pero que disfrutaría como nunca.

¿Qué hacía allí? Bueno, por todos es sabido que Xevhra había sido secuestrado por la corporación Minerva… Justo después de escapar de la corporación Wolf, y en el poco tiempo que Trece se había hallado en su interior lo único que había hallado era sufrimiento. En cuanto aprendió a hablar, expresó sus primeras palabras “Quiero ser libre.”, cosa que enfadaron a las altas esferas, redoblando su vigilancia sobre él.

Cosa que hizo que pusiera más ahínco en sus intentos de escape, a cada cual más extravagante.

Trece no dudó en echar polvos de talco en todo el sistema de ventilación únicamente porque sabía que el comandante Garret era alérgico a ellos, o incluso robar (y quemar) toda la ropa del vestuario femenino, y su record personal estaba en beberse toda la reserva de alcohol del comandante Thomas en el momento en el que descubrió donde dejaba su llave.

Bueno, su record hasta ahora, hasta el momento en el que descubrió que su carcelero (O el verdugo, como lo llamaba, el señor que aplicaba los castigos) era coleccionista de dos cosas: De coches y de espadas.

¿& qué hizo?

Lo que mejor sabía hacer…. Siempre le habían dicho que su predecesor era un experto en manipulación de información, infiltración y extracción. Y eso efectivamente, eso hizo, manipular, infiltrarse y robar. Todo fue bien en un principio, ya que si bien no podía acceder a los sistemas complejos de su armadura ST3 (Siempre decía que su IA estaba en standby, a pesar de que él sabía que no tenía ninguna cosa de esas), siempre le daba la velocidad y las capacidades necesarias para infiltrarse.

Y por eso literalmente salió a toda velocidad del parking del lugar donde le tenían retenido.

El único problema que Trece pensaba que tendría era el hecho de que nunca había conducido en su vida, pero tras un breve desmayo (Que no supo explicar) parecía que los controles de conducción estaban hechos para él.

Y joder, vaya si los estaba disfrutando.

.-¡Wuuu-hu!-Canturreaba, al mismo ritmo que la canción que estaba sonando en la radio, que ahogaba los múltiples ruidos del transmisor que gritaba “Trece, vuelva a base ahora mismo.”.

Ah, la vida era perfecta.

Si no fuera por la constante mirada de desaprobación de la mujer que tenía a su derecha: De hecho, era una mujer que Xevhra sabía que ni existía. La figura de una dama de cabellos blancos y ojos rojos, que nunca le había hablado pero siempre estaba allí. Siempre

De hecho, quizá fue aquella pequeña mirada que le echó lo que provocó el estropicio.

Bueno, mucho más que el estropicio podríamos decir el siniestro.

Quizá fue por eso que la armadura negra salió volando, estrellandose entre los múltiples cúmulos del desguace.

Y quizá fue por eso por lo que nadie lo vio.








Y'know? We're not the good guys... We're not even close to be the good guys, but tonight, we're going to save the world.


Spoiler:





Xevhra
avatar
Ira

Expediente: Clasificado.
Expediente: Clasificado.
Expediente: Serie 3.

Volver arriba Ir abajo

Re: Blurr {Priv}

Mensaje por Invitado el Jue Nov 30, 2017 3:53 pm

Todos los miembros sacaban a cada persona como podían , corriendo, volando, a través de mallas, cada uno hacía lo que podía para poner a cada uno en su sitio, necesitaban estar a salvo, era una prioridad en todo momento. eL joven albino con sus poderes hacia brotar unas cuantas raíces mientras corría, esas raíces tomaban a las personas incapaces de de moverse por algún gran bloque que había afectado a sus piernas, las había aplastado o simplemente la habían perdido en pleno derrumbe del edificio , todo era tan espontaneo que la fémina sola no podía hacer uso de su poder demasiado para poder salvarlos a todos, ese era el momento en el que agradecía tener un equipo al lado para no cargar con todo. Las raíces se movían por todos los lugares posibles para sacar a la gente atrapada y la que gritaba ayuda junto a las almas inconscientes, era como si esas ramas tuvieran una vida propia y suficiente inteligencia para poder con todos y cada uno.

Un poco más…-No podía correr tan rápido como el deseaba en aquellos momentos por el uso de su poder y el peso que tenia toda la gente, su paso cada vez iba más lento con cada carrera que se movía de lado a lado, saltando y buscando la salida de ese laberinto de ruinas. De repente una voz iluminó su camino , su nombre sonando por los cielos, era su hermana que estaba con el bastón caduceo apuntadola; un pequeño rayo de luz salio de él y la mitad de los heridos le vitaron rodeados de un aura dorada, era la magia de su bastón y gran poder del zorro. Leó suspiro aliviada siguiendo a su hermana a la zona donde dejó todos los heridos a manos de su hermana.

-Leó, ve a revisar la zona de la explosión más reciente, pueden haber rehenes o algo similar - El rostro del pelinaranja mostraba una seriedad absoluta, eso no era cosa de juegos ni de niños, lo había hecho alguien experto que en medio del desastre explotaría otra bomba para causar más el pánico y dar a entender que estaban bien armados y que eso no acabaría así como así.

EL joven asintió de inmediato corriendo hacia donde había explotado la ultima bomba o granadas, se guiaba por el olor a pólvora y los gritos, muchos gritos recientes que no eran casualidad. Suspiró mirando a todos lados sin orientarse del todo, a veces iba por caminos equivocados pero acababa en el bueno.

Se quedó observando la escena con una ceja levantada, para ahí con el rostro pálido, tanta sangre, tanto sufrimiento , todo por un acto tan...estúpido solo lograba mostrar la furia del pequeño mestizo que no estaba satisfecho con su propio trabajo. Dio un paso hacia delante creando un par de raíces que levantarían a todos los heridos y los llevarían a la zona segura para poder obtener ayuda medica.

El ceño fruncido de la joven llena de rabia y que no se guiaba por la lógica en aquellos momentos lo decía todo, pensaba que esa chica era causante de tooodo aquel desastre inmenso -Leó a la central de policías, tengo a una sospechosa probable, se está riendo de todo lo causado, ando en el área B , solicito refuerzos - Cortó el radio para sacar de debajo de su falda un cuchillo de casa , adelantó la derecha y dejo atrás la izquierda observando a Alexis con frialdad absoluta- ¿Eres tu la causante de todo este alboroto? ¿Sabes cuanta gente está muerta?...¿Por qué te parece tan gracioso? No entiendes que la gente ha perdido sus vidas y tu te ríes…¿Quién eres? -Preguntó con inseguridad pero con el cuchillo firme y pasos bien puestos en la tierra, no la dejaría escapar en lo absoluto. Avanzo un poco de forma cautelosa hasta la muchacha loca pero sin invadir su espacio, a saber que tenía preparado.
Invitado



Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.