UNEXPECTED! - |Priv. Samuel|

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

UNEXPECTED! - |Priv. Samuel|

Mensaje por Karen Lively el Jue Ene 11, 2018 8:42 pm




 

3. Unexpected (Snowwhite ver.)


Eran aproximadamente las seis y media de la tarde, una noche de esas de invierno donde los días son más cortos y oscurece más temprano. Hacia algo de frío e inclusive un poco de viento de los que parecen calar hasta los huesos. Había terminado algunos encargos y aprovechando el viaje me había surtido también de algunos víveres para la semana. Nada más llegar a casa tenía planeado comer y dormir todo un fin de semana sin obligaciones ni compromisos, sólo me dedicaría a descansar. Sólo que entre yo y mis idílicos planes existía un pequeño meollo… con la compras no me di cuenta que había gastado hasta el último céntimo y aún estaba muy lejos de casa. ¿Había mencionado que ya había oscurecido en la ciudad? Bueno, no todo estaba perdido, existía una única posibilidad de llegar a casa caminando acortando considerablemente la distancia. Pero ello no significaba que fuera la opción más atractiva, al menos no para mi.
Con los ojos esmerada contemplaba desconfiada a no muy lejana distancia “ese” lugar. Escuchaba claramente el viento silbar cada vez que soplaba agitando las hojas secas de los arboles, aquellas más fuertes que no habían cedido todavía al efecto de la gravedad. Permanecí varios minutos de pie, estática, debatiéndome entre avanzar y llegar a casa en veinte minutos; o retroceder y tomar el camino más largo por el que tardaría hasta mas de una hora. Suspire profusamente en señal de resignación, tragué saliva pesadamente y aferrado las manos a las cintas de el backpack donde portaba los víveres me dispuse a dar el primer paso, mientras mentalmente me repetía una y otra vez: Sólo pasaré a toda prisa, sólo pasaré a toda prisa. ¿Qué de malo podría ocurrir en los diez minutos que me tomaría atravesar el  cementerio que en recientes años había incrementado el número de inquilinos?
Bajé la mirada para sólo concentrarme en mi camino mientras me distraía con la punta negra de mis zapatos. Si no tenía que ver las lápidas menos miedo me daría, pensaba para mi. Y no es que pensará que saldría un muerto a asustarme ni cosa semejante, eso era absurdo, ridículo. Pero… En mal momento recordé a alguien de la unidad contando la ocasión que un ánima les había causado dificultades  cuando estuvo en otro escuadrón. Además, hacia poco más de seis meses que el sargento había recibido un par de reportes de sucesos extraños en… ¡El cementerio!
Recordar toda esa información en el momento menos indicado provocó en mí un ligero ataque de pánico que dio como resultado que apretara el paso así como los ojos repitiendo en mi cabeza que nada malo sucedería. Sólo me estaba sugestionando. De hecho, si lo pensaba mejor, el cementerio era un lugar muy solitario, mucho más tranquilo, pacífico y seguro que  cualquier otro lugar de la ciudad. Había que tenerle miedo a los vivos, no a los muertos.
De todas maneras ya quiero salir de aquí —pronuncié en voz baja para mi. Dijera lo que dijera lo cierto es que no me gustaba para nada estar ahí.
Detuve el paso justo a mitad del camino, sólo porque la agitación me obligó a tomarme un respiro para controlar los latidos de mi corazón. Me sentí un poco a avergonzada, una mujer de mi edad asustandose como una chiquilla. Suerte que nadie estaba ahí para verme pasar el ridículo.
El crujir de una rama me sobresaltó causando que rodará los ojos en dirección de donde se había producido el sonido. Lentamente giré la cabeza hacia atrás asustada y nerviosa, a primera vista no había nada. Seguramente era paranoia. Suspire y retome el camino a paso lento hasta que otro ruido volvió a atormentarme. Acto seguido repetí el movimiento de volver para cerciorarme, , no había nada. Pero esta vez a diferencia de la anterior pude sentir una presencia aunque mis ojos no la vieran ¿Peligro? No iba a esperar para corroborarlo, salí corriendo tan rápido como las piernas me lo permitieron, pero el peso del backpack me superó llevándome directo al suelo donde rodé un par de veces, y mientras me sobaba un poco la espalda intentando incorporarme, mis ojos contemplaron lo que tanto temían, la presencia de “alguien” cuya sombra ahora me cubría. Con los labios entre abiertos y temblando, asustada y muy temerosa, mis ojos verdes lentamente fueron ascendiendo para descubrir a quien pertenecía dicha sombra aún más oscura que la propia noche, mientras sin poder contenerme se escapaba un grito de mi garganta suplicando porque no me hiciera daño quien quiera que fuera.

.


 
 



Última edición por Karen Lively el Mar Ene 16, 2018 12:11 am, editado 1 vez
Karen Lively
avatar
Gula

Hetero
Genio-Hada del rayo.

Volver arriba Ir abajo

Re: UNEXPECTED! - |Priv. Samuel|

Mensaje por Samuel O'Connor el Dom Ene 14, 2018 6:59 pm

Ya iba siendo hora de salir a dar un paseo por los cementerios para encontrar algo de comida, la necesitaba, bien fuera fresca o simplemente de alguien que estuviera muerto y en el cementerio. Deje a cargo de cerrar la tienda a uno de mis empleados de confianza y yo simplemente procedí a ir a unas ruinas que se encontraban relativamente cerca y que tenían un cementerio en estas y que siempre conseguía buen alimento en el lugar. Cuando llegue simplemente comencé a buscar con mi olfato algo que fuera agradable a este, no lo voy a negar la mayoría eran muy agradables, mas al poco tiempo vi la sombra de alguien que iba a un paso apresurado a través del cementerio. ―Alguien va apresurada…―musite notando que la silueta era de una chica de bien cuerpo por lo que podía notar. En ese momento paso por mi mente la pregunta de si sería alguien que viene a llorar a su familia y está sola en el mundo de los vivos y que puede que nadie pueda extrañar a dicha persona o todo lo contrario. Si bien no voy a mentir hace mucho que no probaba un poco de carne fresca, el simple hecho pensar en ello hacia que babeara un poco y mis ansias de aquella carne incrementaran.

Recolecte un poco de alimento mientras seguía a la chica y procedí a guardarlo en un escondite que tenía en este cementerio, para luego acércame nuevamente en busca de aquella persona que se encontraba en el cementerio de noche… quien sabe que está buscando aquella persona en esta zona, digo… muy pocos humanos suelen venir a este lugar una vez que cae la noche. Cuando estaba a unos metros por el simple hecho de no estar concentrado en donde pisaba mi pie aplasto una rama haciendo ruido, rápidamente busque esconderme, consiguiendo hacerlo exitosamente. Hacía mucho que no cazaba de esta forma supongo que la práctica se pierde aunque lo que aprendes una vez es muy difícil de olvidar por más tiempo que pases sin hacerlo.

Cuando la chica se colocó nuevamente en marcha, procedí a seguirla una vez más, aunque una vez más mi descuido hizo que pisara otra rama y estando tan cerca de ella, nuevamente busque esconderme pero estaba más que seguro de que la chica había alcanzado a verme, digo la distancia era corta como para no darse cuenta esperaba que no se hubiera percatado de mi presencia, pero para mí mala suerte si lo hizo, y si no me vio cuando me escondía fue que se percató de algo ya que sin dudarlo esta chica comenzó a correr.

No tarde mucho en hacer lo mismo corriendo tras la chica y a los pocos metros ver como ella caía al suelo producto de lo que llevaba y daba vueltas lo que me permitió alcanzarla y colocarme sobre ella tomando sus brazos y colocándolos a un lazo ―Al fin te tengo… creo que no es tu día de suerte linda―musite observando el rostro de la chica, de verdad era hermosa no hay que negarlo ―Que desgracia el mundo ya no tendrá tu belleza para contemplarla―musite para luego abrir mi boca y acercarla a su cuello para darle la primera mordida al mismo tiempo que ella gritaba. Más cuando mis dientes tocaron su piel el olor percibido hizo que me detuviera en seco para oler detalladamente. No era humana la chica… había cazado a alguien que no era humana.

No eres… Humana―murmure aun sobre su cuello y subiendo una vez más para mirar los ojos verdes de la chica. ―Vaya… de verdad… que mala suerte…―Dije soltando un suspiro a modo de queja ―Ni modo… Siento mucho el susto que acabas de pasar… supongo que no me percate antes… debí de hacerlo… de que no eras humana―musite soltando sus brazos y levantándome para ayudar a la chica a que también se levantara y ayudarle a recoger lo que había soltado ―Déjame ayudarte a recoger todo, es lo menos que puedo hacer luego de mi comportamiento primitivo.―añadí. ―Aun así… tengo que preguntar… ¿Qué hace una chica como tu en un lugar como este a estas horas de la noche?―pregunte entregándole lo que había recogido para que lo guardara de nuevo―No estas obligada a responder… no después de lo que hice así que si no lo haces lo entiendo―agregue sin dejar de mirarle.
Samuel O'Connor
avatar
Lujuria

Versatil
Heterosexual
Ghoul

Volver arriba Ir abajo

Re: UNEXPECTED! - |Priv. Samuel|

Mensaje por Karen Lively el Mar Ene 16, 2018 12:24 am




 

3. Unexpected (Snowwhite ver.)


«¡Cielos! Este hombre de verdad va a comerme» pensaba muy asustada en aquel momento en que un joven, aprovechando mi caída se abalanzó sobre mi sujetándome por las manos con tal fuerza que era difícil liberarme de su agarre, el peso en mi espalda debido al backpack tampoco estaba a mi favor. Ni en mis más locos sueños imaginé que mis pesadillas se hicieran realidad y tuviera un final como el de los cuentos de horror. Una joven muchacha devorada en medio de un sitio solitario oscuro y tétrico. Sentía como los ojos se me humedecían creyendo que era el inminente final. Olvidando, debido al susto, que poseía poderes mágicos con los cuales bien podía al menos darle pelea al hombre que ahora abría grande la boca aproximándola a mi con total intención de dar un gran mordisco.

¡Detente! —un último grito a voz en cuello retumbo por todo aquel lugar, provocando que la vibración de las ondas sonoras realmente hiciera cimbrar la tierra. Debía haber sido el efecto de un poco de magia expulsada inconscientemente debido a la adrenalina del momento. Después de un breve silencio, la mordida jamás llegó. En cambio escuché la voz del hombre nuevamente surcar el espacio llegando hasta mis oídos. Mis ojos que se habían cerrado creyendo que me destrozaria el cuello, temerosos se abrieron lentamente mientras mi mente repetía aquella frase «¿No eres humana?... ¿Y eso qué se supone  significa?».

Pero no menos sorprendente fue el cambio radical en la actitud del muchacho quien ahora incluso no sólo me ayudaba a ponerme de pie, recogía parte de los víveres que habían salido rodando durante la caída y lo que es más... ¿se disculpaba?

Honestamente era difícil sobreponerse al terrible susto que acababa de hacerme pasar, para después dirigirse a mi como si nada hubiera sucedido. Pero ahí estaba el muchacho de cabellos blancos y ojos rojizos, hablándome con completa tranquilidad. Con mucha desconfianza e inclusive miedo, sin quitarle los ojos de encima tomé de sus manos las cosas que me daba mientras de la misma forma las guardaba de regreso a su lugar.

¿Y-ya... no me ves como... comida? —fue lo primero que se me ocurrió preguntar ignorando su interrogación. No me fiaba, tal vez hubo algo de mi propia magia protegiendome en el último instante, y quizá él sólo buscaba otro momento oportuno, aprovechando uno de mis descuidos para volver a atacarme.

Sacudí un poco mis ropas del polvo con que se habían cubierto y aún sin salir de mi asombro, me saqué la mochila  de sobre los hombros sosteniéndola entre mis brazos de manera que solo mis ojos y nariz sobresalían haciendo del objeto una especie de escudo sólo por si acaso.

R-regresar a casa... —respondí terminando la frase en tono bajo, pasando saliva con dificultad. Estaba asustada y nerviosa, pero no sólo por el incidente sino por el simple y llano hecho de hablar con alguien a quien no conocía lo cual siempre me ponía nerviosa. Tal vez la única forma de salir de ese lugar, era tomar las cosas tranquilamente con el muchacho para que no me hiciera daño, así que opté por responder a su pregunta lo más serenamente que pude—. No tengo dinero para el bus, así que tomé el camino más corto para llegar a casa.

Ajusté la fuerza con la que sostenía la mochila entre los brazos hundiendo un poco el rostro en la misma sintiendo como el color en las mejillas me delataba sin poder evitarlo. Rodé los ojos verdes hacia los ojos rojos del muchacho con aquella timidez que me caracterizaba. La pregunta obvia sería: "¿Y tú qué haces aquí?", cuando había quedado más  que claro que buscaba comerse a una joven humana, que para mí fortuna no había sido yo. Sabía que preguntar eso me metería en problemas así que me decliné por una pregunta más sencilla— ¿Y tú quién eres? —esperé un momento a que respondiera para luego proseguir— N-no... No soy humana. Soy un hada —bueno, mitad hada. Aun me temblaba ligeramente la voz. ¡Cielos! ¡Qué difícil era esto de sobrevivir y no terminar como la Caperucita del cuento!... En las fauces de un lobo.

¿De verdad, no me harás daño? —escapó mi pregunta traicionando todos mis esfuerzos por disimular. Debía mostrarme firme y cobrar valor o con esa actitud terminarían por echarme del cuerpo de detectives de la policía de la ciudad. Y esta era una magnifica oportunidad para investigar aquellos ataques que hacia unos meses no habían obtenido ningún progreso. Seguramente este muchacho estaba involucrado al respecto y era mi deber averiguarlo aún si estaba fuera de servicio.





 
 

Karen Lively
avatar
Gula

Hetero
Genio-Hada del rayo.

Volver arriba Ir abajo

Re: UNEXPECTED! - |Priv. Samuel|

Mensaje por Samuel O'Connor el Vie Ene 19, 2018 5:11 pm

Cualquiera pudo haber pensado que aquel grito de la chica fue el que me detuvo pero la verdad es que no fue así, fue más el olor de la chica que lo hizo. Como antes mencione aquel olor no era de un humano si y lo puedo decir con toda la experiencia del mundo ya que tengo bien grabado como es que huele un humano, además aun me estoy preguntando como pude dejar pasar por alto un olor como este, me hubiera ahorrado la molestia e incluso no le hubiera dado ese susto.

Las personas que me han visto cazando siempre me han dicho que en ese estado soy alguien muy distinto a como suelo ser siempre pero a poco no les he prestado atención, yo me sentía igual que siempre, y ahora que veo bien la expresión de la chica es que comienzo a percatarme de que tal vez puedan tener razón en lo que me dicen, pero igualmente es de esperarme eso, después de todo cuando un ghoul esta hambriento cambia totalmente, solo aquel olor fue capaz de devolverme a mis cabales nuevamente luego de unos minutos. Realmente no era de esa forma como inicialmente fue mi carta de presentación hacia la chica… no es que me importara mucho aquello si la chica hubiera sido humana pues seguramente no hubiera visto como de verdad soy que es justo como me muestro en este instante, mis ojos volvieron a la normalidad rápidamente cuando cerré estos y solté un suspiro, al mismo tiempo que escuchaba la pregunta de la chica que se encontraba frente a mi muy desconcertada por lo que estaba pasando aunque más que todo, tengo que recalcarlo una vez más… es por lo que hice al inicio y lo que estoy haciendo ahora, es completamente contradictorio en todo sentido. Pero es momento de pasar la página aunque tal vez sea muy pronto, ya que todo es reciente.

Luego de pensar en todo reí levemente al pensar en cómo me había hecho la pregunta, obviamente la duda de si le haría daño o no prevalecía aun en ella así como el nerviosismo de si lo haría o no. Personalmente no soy el tipo de ghoul que come la carne de los otros seres mágicos, de hecho no sé si los haya y justo ahora no tengo motivos para pensar que existen me va más con lo que se ahora, y creo que debería hacerle saber a ella también la situación, al parecer no conoce mucho sobre eso. ―Puedes estar tranquila… la carne de las criaturas no es mi plato favorito… aunque nunca la he probado… pero tampoco me agrada mucho la idea… además los humanos saben mucho mejor―musite riendo levemente ―Así que respondiendo a tu pregunta… Definitivamente ya no te veo como comida… lo siento la verdad es que te había confundido con una humana… no sé cómo pude pasar por alto el olor, te hubiera ahorrado muchas molestias―añadí soltando nuevamente un suspiro a modo de queja mientras cerraba mis ojos y luego volvía a mirar a la chica.

Regresar a casa… por un cementerio a estas horas… no si eres valiente o solo muy inocente―musite riendo por lo bajo ―A poco este lugar no es seguro ni para mi… no sé si me encontrare con un fantasma que supere mis dotes y termine con mi vida en un pestañeo―nuevamente me encogí de hombros viendo a otro lado. ―Ya veo… esa es la verdadera razón de todo…―musite volviendo l mirada a ella una vez más.

¿Quién soy?... oh… bueno ya que estas interesada… Me llamo Samuel… Samuel O’Connor… un placer… Srta…―musite presentándome y tendiendo mi mano a donde ella se encontraba para estrecharla. ―Vaya un hada… hace mucho que no veo una… aunque la verdad nunca había tratado con una… creo que suelen ser muy tímidas―dije colocando mi mano en mi barbilla y viendo al cielo pensando en eso. Nuevamente hacia aquella pregunta que había pensado que estaba más que clara cuando lo respondí hace poco ―Vaya… Nuevamente… me disculpo por eso, no fue intencional… así que de verdad… no te hare daño, tienes mi palabra… además de hecho no sé cómo compensar todo lo que te hice pasar… supongo que pasara un tiempo antes de poder sentir eso, pero hasta entonces… creo que podría acompañarte si quieres ―musite observándola.

Solo si quieres, no está obligada a aceptar…―añadí encogiéndome de hombros colocándome de lado listo para irme por donde había venido ya que seguramente ella rechazaría lo que había propuesto, por el simple hecho de asecharla hace unos minutos, pero ofrecer un poco de compañía hasta llegar a su casa no está demás para tratar de aliviar todo lo que acaba de pasar o eso pienso.
Samuel O'Connor
avatar
Lujuria

Versatil
Heterosexual
Ghoul

Volver arriba Ir abajo

Re: UNEXPECTED! - |Priv. Samuel|

Mensaje por Karen Lively el Sáb Ene 20, 2018 9:39 pm




 

3. Unexpected (Snowwhite ver.)


Inclusive el tono rojizo de sus ojos se tornó en algo así como, normal. De manera que no sólo su trato sino incluso su semblante se había transformado como si se tratara de una persona diferente aunque seguía siendo el mismo. Podía quedarme tranquila, justo como él acababa de decir —aunque afirmar que comía carne humana no era realmente algo muy tranquilizador aún cuando eso significaba que mi carne no estaba en su menú—, como quiera que fuera, sus palabras y la forma en que las decía me hicieron recuperar la serenidad un poco más.

Oye, decir que la carne de los humanos es mejor no es un cumplido muy halagador que digamos —escapó de mis labios el comentario espontáneo cuando sentí que mi sabor era desdeñado. ¿Cómo estaba tan seguro que la carne de hada no era mucho mejor?... Sí, probablemente ese había sido el comentario menos inteligente que había hecho en toda mi vida. Instarlo a darme un mordisco para comprobarlo.

Negué con la cabeza sacudiendo no sólo mis cabellos dorados, sino más bien, para sacarme de la cabeza esa descabellada idea y dejarlo que siguiera con su gusto por los humanos. No quería siquiera que se tomará el tiempo de meditar en lo que yo había dicho, por lo que me apresure a desviar el tema tan pronto como pude.

¡Lo sé! Fue tonto hacerlo —exclamé como en un suspiro a modo de queja algo melodramática, yendo a tomar asiento sobre una cripta del cementerio. Sosteniendo mi cabeza entre ambas manos, yo misma me lamentaba por tal decisión, de alguna manera apenada porque  Samuel incluso reconocía lo poco inteligente de la misma, claro, sólo que con otras palabras mucho más amables—. Q-quería llegar pronto a casa antes de que anocheciera más... —sentía mi voz a punto de quebrarse, debido a lo avergonzada que me encontraba. Pero el comentario del muchacho consiguió que rápidamente me sobrepusiera.

¡¿Fantasma has dicho?! —respondí volviendo la atención hacia él posando mi mirada en la suya con evidente interés— ¿Alguna vez has visto uno?... Pe-pero, si este lugar no es seguro para ti ¿Por que viniste esta noche? —debía tener mucha hambre si se había arriesgado de esa manera solo por conseguir un poco de comida. Esa sola idea consiguió que al menos por unos segundos cambiará de impresión sobre él.

Hurgando entre los víveres que contenía mi backpack, traté de encontrar algo que pudiera ser del agrado del muchacho, sacando algunas provisiones para él.

Mira, tengo esto —le mostré sobre mis manos algunos paquetes de víveres esperando que alguno fuera de su agrado—.Toma todo lo que gustes, Samuel —sonreí entrecerrando los ojos mientras permanecía extendiendo las manos frente a él con los productos—. Sé que el cementerio no es el mejor lugar donde tomar un aperitivo, pero al menos ya no tengo tanta prisa por irme. Estando tú aquí ya no me siento tan sola —añadí.

Esperaba aceptará la invitación, de paso yo haría lo propio, pues la hora de la cena se iba pasando pero a mi estómago no se le olvidaba.

Yo me llamo Karen Lively —dije con franqueza dejando de lado mi anterior desconfianza—. Y me parece que estaré mejor si me hicieras ese favor —acompañarme durante el trayecto a casa. Sentía que estaba abusando del sentimiento de culpa que quizá tenía el albino por haber tratado de comerme, pero era verdad que me sentía  mucho mejor acompañada. Al menos si "ese fantasma" atacaba, dos siempre era mejor que uno.

Si quieres podemos caminar un poco más allá a fueras del cementerio —pues seguía con la idea de tomar el aperitivo, especialmente creyendo que Samuel tendría hambre—. Aquí siento como si  muchos ojos nos miraran en este preciso momento —susurre eso último poniéndome en pie, discurriendo la mirada en derredor de donde nos encontrábamos con mucha desconfianza, o miedo mejor dicho. Seguramente sugestionada por aquella idea de los fantasmas.



 
 

Karen Lively
avatar
Gula

Hetero
Genio-Hada del rayo.

Volver arriba Ir abajo

Re: UNEXPECTED! - |Priv. Samuel|

Mensaje por Samuel O'Connor el Vie Ene 26, 2018 3:40 pm

Puede que no lo sea… pero pensé que estabas aliviada de que no te fuera a comer―musite en broma pero con una cara seria, claro que pocos segundos después cuando vi su reacción no pude evitar comenzar a reír un poco. Creo que siendo otra persona nunca hubiera dicho ese comentario que la hada frente a mi acaba de hacer, simplemente se hubieran dignado a quedarse ese comentario para ellos solos ―Pero tranquila… si algún día decido comenzar a comer carne de hada… serás la primera en saberlo―musite observando a la chica frente a mí y luego reír levemente ―Pero te aconsejo que esperes sentada… no quiero que te vayas a cansar―bromee entre risas.

No sé si fue tonto del todo… aunque por la hora… si tengo que admitir que fue tonto… pero no soy nadie para juzgarte… después de todo estoy aquí también ¿no?―mencione encogiéndome de hombros. ―Si Fantasma… que no has escuchado los rumores… segundo están haciendo apariciones muy seguida en los cementerios…―musite pensando un poco acerca de lo que había escuchado ―¿Si he visto uno?... a ver déjame recordar―dije para luego llevar mi mano derecha a mi barbilla y pensar un poco y luego de unos segundos negar con la mi cabeza ―La verdad es que no… de hecho no soy muy creyente de ellos ya que no he visto ninguno… pero nunca esta demás escuchar esos rumores y de ser posible evitarlo―añadí para luego volver la mirada a ella―¿Por qué vine?... pues simple… necesitaba algo de comida y como ghoul este es el único lugar donde puedo conseguirlo… bueno lo otro seria cazar a una persona con vida… pero me traería problemas si la ley comienza a investigarme y encuentran algo―respondí de manera sincera.

Observe como después de lo que había dicho la chica procedía a buscar algo en su backpack. Acto seguido me ofreció algunas cosas comestibles, no lo voy a negar me sorprendió un poco que hiciera aquello, me quede simplemente observando por unos pocos segundos lo que ella me ofrecía. No me sentía a gusto rechazando lo que aquella chica me ofrecía además, me serviría para aguantar un poco, tome una de las cosas que tenía en su mano y comencé a ingerir aquello ―Gracias…―mencione un poco antes de comenzar a comer aquello que tenía en mis manos. Después de aquellas palabras no podía simplemente negarme e irme del lugar.

Luego de un rato la chica me dijo su nombre, asentí con mi cabeza mientras le miraba ―Un placer conocerte Karen…―musite sonriendo de manera amable ―Bien… no se diga más… te acompañare a tu casa… de todas formas ¿a cuánto más o menos de aquí está tu casa?―pregunte ubicarme un poco en el tiempo y espacio. ―Vale no tengo problema… caminemos un poco… donde te sientas mas cómoda hay nos esperaremos un rato a que comas algo y luego continuar nuestro camino a tu casa―musite para luego caminar al lado de la chica, esperando a un lugar en las afueras del cementerio para que ella pudiera comer algo… o es lo que yo pensaba claro dada la hora que la chica ser dirigía a su casa es fácil intuir que no haya comido aun… pero todo es especulación por el momento.
Samuel O'Connor
avatar
Lujuria

Versatil
Heterosexual
Ghoul

Volver arriba Ir abajo

Re: UNEXPECTED! - |Priv. Samuel|

Mensaje por Karen Lively el Jue Feb 01, 2018 5:11 am




 

3. Unexpected (Snowwhite ver.)


Ya sabía que no había sido buena idea quejarme por el desdén al sabor de mi carne, mejor que la carne humana fuera más sabrosa, así nunca tendría de qué preocuparme en otra ocasión que me quedara sin dinero y tuviera que volver a usar el cementerio como atajo. Sin embargo fue un alivio que Samuel se tomará a la ligera la torpeza de mi comentario anterior.

Mirándolo un poco mejor, no parecía tan aterrador como mi primera impresión me había hecho creer. De hecho me dio la impresión de que era muy amigable. Suspire aliviada y también un poco pensativa. Había hecho muy mal en prejuzgar a una persona sólo por haber intentado morderme el cuello. Es decir, nadie tiene la culpa de nacer con ciertas necesidades. Yo por ejemplo no tenía idea de cómo mi padre un genio había enamorado a mi madre una hada y entonces… ¡Voilà! Ahí estaba yo, una mestiza que necesitaba estar en contacto con mi elemento o cumplir deseos de vez en cuando para poder seguir viviendo. Cosas raras de la vida que probablemente ni viviendo mil años alcanzaría  a entender. Esta bien, me había vuelto a desviar del tema. El caso es que mi impresión sobre el ghoul Samuel había cambiado bastante… sí, incluso cuando dijo que mi idea había sido tonta, bueno, no lo dijo sólo confirmó mis palabras. Sentí una gotita resbalar por mi frente y sonreí torpemente, apenada. Aunque a últimas estábamos en las mismas si él estaba expuesto también al peligro que suponía estar a altas horas de la noche en un cementerio donde criaturas desconocidas podían atacar. Como me había pasado a mi.

Me sentí mucho mejor cuando el muchacho aceptó tomar el alimento que le ofrecía, de seguro le vendría bien y de paso a mí, pues mi estómago ya lo demandaba. Y una vez estuvimos a orillas del cementerio me recargué contra una barda que servía de límite del cementerio, ahí saqué un panecillo de su envoltura y comencé a comerlo pausadamente, gracias a la tranquilidad que me brindaba la compañía de Samuel.

¡Oh! ¡Los fantasmas existen ciertamente! —exclamé repentinamente retomando la charla anterior que a decir verdad me interesaba mucho dado que estaba muy relacionado con mi trabajo—. Bueno… en realidad se les llama ánimas que vagan sobre la tierra creyendo que están vivos. Muchas veces buscan algo o a alguien, pero como al morir casi siempre pierden sus recuerdos, siempre están perdidos buscando eso que no recuerdan —esperaba no ajustarlo con mis comentarios, pero me apasionaba mi empleo y cada que había oportunidad lo sacaba a relucir.

Pero descuida… No son seres muy poderosos —añadí tranquilamente dándole otro mordisco al pan—. Lo que sí me da miedo es encontrarme a un wendigo —o a un anciano pervertido en su defecto, aunque creo que este último más  que a cualquiera. Hice una pausa poniendo un semblante serio, cubrí mis labios con una mano y susurre a modo de secreto:

P-pero aquí no estamos a salvo —mientras decía eso mis ojos pasaban la vista sobre toda la extensión del camposanto— Durante los últimos meses ha habido reportes de desapariciones y ataques en este lugar —pero como Samuel acababa de decir que no le gustaba atacar presas vivas -lo cual, su ataque sobre mí de hacia tan solo unos minutos ponía en tela de duda. Pero ese era un capitulo que estaba cerrado en el pasado en lo que a mí respecta-, ahora que lo conocía un poco más no me parecía que él fuera el responsable. Sin embargo, eso me trajo a la mente una nueva incógnita, como siempre yo y mi personalidad curiosa—. De casualidad, de las veces que has venido por aquí, ¿no habrás visto algo extraño estos últimos días? —no estaba por demás preguntar, sólo esperaba no incomodarlo.

Te agradezco mucho que me acompañes, en verdad —sin esperar respuesta mi instinto me decía que debía insistir en agradecer a Samuel su disposición a cuidarme al regresar a casa, probablemente tendría muchas cosas que hacer. Pero había decidido apartar un poco de tiempo para cuidar de un alma en pena, o sea yo, que había estado muy asustada antes de encontrarme con él—. E-eres… muy amable. Espero poder devolverte el favor —una vez llegará sana y salva  casa por supuesto. Le dije sonriendo tímidamente como era mi personalidad.

¡Anda! Come tú también, te aseguro que tiene buen sabor —anime al notar que no estaba consumiendo el aperitivo.





 
 

Karen Lively
avatar
Gula

Hetero
Genio-Hada del rayo.

Volver arriba Ir abajo

Re: UNEXPECTED! - |Priv. Samuel|

Mensaje por Samuel O'Connor el Mar Feb 13, 2018 8:59 pm

La chica comenzó a comer un panecillo que tenía una vez que estábamos en las afueras del cementerio. Lo que me hizo recordar que había dejado en ese lugar lo que había recogido, sin dudarlo tome mi móvil y le mande un mensaje a alguien para que lo fuera a recoger y lo guardara en mi casa. Seguidamente por lo que exclamaba la chica podía decir que es una fiel creyente de los fantasmas, he de suponer que tiene experiencia para mencionar aquellas palabras, yo por otro lado simplemente me encontraba viviendo en la ignorancia de no saber si de verdad existían, aunque si nosotros lo seres sobrenaturales existimos supongo que no es para menos que esas entidades si existan. ―Eres una fan muy fiel de los fantasmas ¿no?―musite en broma antes sus palabras para luego reír levemente mientras le miraba.

¿Wendigo?... solo una vez me topé con uno no me gusto para nada… se lo hice saber no lo tomo para bien, pero a mi parecer son débiles no son la gran cosa, mas es lo que aparentan―musite restándole importancia al encuentro de aquella vez y dando mi punto de vista. ―Porque lo admito me pareció terrorífico al principio, pero luego todo ese pensamiento se lo llevo el viento rápidamente, las primeras impresiones suelen ser engañosas―volví a encogerme de hombros.

Vi como su expresión cambio a una un poco más seria mientras se llevaba su mano a sus labios y comenzaba a decir algo en voz baja pero que era completamente audible para mí, me extraño aquello ¿Se habrá dado cuenta ella de algo que yo no?¿Nos estarán siguiendo?¿Y de ser así porque lo harían?, todo esto vino a mi mente con lo primero que ella menciono, pero luego de que había escuchado la continuación de lo que comenzó a decir todo cobro un poco de sentido y todas esas preguntas que habían surgido al inicio se disiparon ―¿Desapariciones?... ¿Por fantasmas o wendigos?―pregunte un poco intrigado por lo que acababa de mencionar, no es para menos no suelo escuchar mucho sobre esto en mi trabajo, solo cuando me dedicaba a ir a algún bar donde solía frecuentar y en el cual todos hablan de lo ocurrido los últimos días y demás. Sorprendentemente siempre hay algo nuevo de lo que enterarse.

¿Algo extraño?...―musite pensando un poco los días anteriores que había venido y la verdad es que no me llegaba algo fuera de lo normal en un cementerio esos días ―La verdad es que lo he visto todo normal cuando he venido nada fuera de lo común… ya sabes es un cementerio tampoco es que sea así como así encontrar algo fuera de lo común, a menos que estés cuando ocurra claro esta―aclare volviendo la mirada una vez más a la rubia. ―¿He de suponer que trabajas en algo que tiene que ver con investigaciones?... porque la verdad muy pocos preguntarían sobre eso―musite sin quitarle la mirada de encima ―Comienzo a pensar que has venido por el cementerio a estas horas solo para ver si te encontrabas con algo fuera de lo común… por mala suerte para ti lo único fuera de lo normal ha sido mi encuentro contigo―dije riendo.

No es nada… es lo menos que puedo hacer después de la mala experiencia por la que te hice pasar―dije sonriéndole. Esta vez le sonreí de manera divertida cuando escuche que ella esperaba poder devolverme el favor y negué levemente ―No te sientas obligada a hacerlo… de hecho solo hazme saber si me necesitas en algún otro momento tratare de auxiliarte donde quiera que estés―musite ofreciéndome para cualquier otro momento que necesitara ayuda con algo. ―N-No quiero que te llegues a tu casa sin nada de lo que has comprado… pero gracias de todas formas―mencione sonriéndole amablemente.
Samuel O'Connor
avatar
Lujuria

Versatil
Heterosexual
Ghoul

Volver arriba Ir abajo

Re: UNEXPECTED! - |Priv. Samuel|

Mensaje por Karen Lively el Jue Feb 15, 2018 5:57 am




 

3. Unexpected (Snowwhite ver.)


Me estaba viendo demasiado curiosa al respecto con todos aquellos comentarios previamente dichos a Samuel. No era precisamente una buena idea; uno, porque era parte de mi trabajo y no debería andarlo divulgando. Y dos, porque a Samuel no tenía por qué agradable estar escuchando historias de fantasmas ni dada de eso. Lo que me trajo a la mente una idea pero que tendría que esperar un poco más para poder expresarla al muchacho pues antes me veía en la necesidad de pedirle disculpas si de alguna manera lo había incomodarlo con mis impertinentes preguntas.

E-ehhh bueno yo... n-no —titubee en mi contestación al último momento, negando con la cabeza bruscamente sintiendo como volvía a ruborizarme ante las acertadas conjeturas de Samuel. Me estaba viendo demasiado transparente frente a él. Bueno, en realidad era parte de mi personalidad y poco podía hacer al respecto.

Verás... —rasqué con el índice mi mejilla muy suavemente dibujando una sonrisa amplia pero nerviosa, entrecerrando los ojos—. Me gusta mucho leer historias de misterio, lo hago desde niña y bueno... Creo que no puedo evitar tener cierta afición hacia esos temas —incluyendo al propio Samuel, a decir verdad, tenía curiosidad por él pues era la primera vez que hablaba con alguien que comía carne humana, por más extraño que sonara eso último.

Pero veo que eso no te sorprende mucho —mi semblante cambio totalmente a uno más relajado y con una sonrisa natural—. ¡Debes ser una persona muy fuerte! —exclamé admirada, pero a la vez muy seriamente pues así lo creía en ese momento. Si había hecho frente a un wendigo y no le asustaban las historias de fantasmas, no podía ser de otra forma que un muchacho muy fuerte.

«¡Con la falta que nos hace gente fuerte en el equipo! Samuel de seguro sería un elemento estupendo». Pensé viendo en él un gran potencial. De ser mi compañero de misiones estaba segura que nada nos pararía. Eso me recordó mi anterior duda.

¿Podría preguntar, a que te dedicas? ¡Claro! Sí se puede saber —trate de sonar con más precaución esta vez, no quería que se sintiera como bajo un interrogatorio. ¡Cielos! Creo que me era difícil desprenderme de mi lado detectivesco. Pero lo cierto era que en realidad quería conocer más al albino, tal vez al final de la noche podíamos terminar siendo buenos amigos. Bueno, si él quería.

Dejando de lado los cuestionamientos retome la atención sobre el panecillo entre mis manos. Estaba delicioso y me permitía cerrar la boca unos momentos para dejar descansar al pobre de Samuel. Pero esta ocasión fue él  mismo quien me dio pie a proseguir con el diálogo. Fijé la mirada sobre la tierra seca en la que estábamos parados, dejé escapar un breve suspiro y entonces con serenidad le respondí francamente aunque con una sonrisa sobre los labios—. No digas eso, no eres nada fuera de lo normal —con una mano cubrí mis labios con aquel típico sonrojo que siempre me delataba ante cualquier situación. Me era muy difícil controlar mis emociones y eso era evidente—. Además... En realidad, ahora que te conozco mejor. E-eres mucho más agradable de lo que imaginas —cada momento que charlábamos me sentía más confiada y a gusto en su compañía. Debía decírselo, no quería que se quedara con nuestra primera impresión. De mi parte todo eso estaba completamente olvidado. Borrado totalmente de mi mente.

Así volví el rostro hacia él con una sonrisa mucho más libre y amigable, sí, ahora podía considerar a Samuel como un amigo. Solo esperaba que el me viera de igual forma.

D-de hecho tengo una idea. Sólo si te parece bien... —el albino había tenido la amabilidad de ofrecer prestar su ayuda. Lo cual en cierta forma me emocionó un poco, por lo que me atreví a sugerir una idea que podría sonar incluso algo descabellada—. Yo... sabes, no tengo muchos amigos en la ciudad —sentía un calorcito recorreme de los pies a la cabeza, pero ya estaba en la marcha así que no había vuelta atrás. Además ¿Que tenía qué perder? Nada. En ocasiones sólo había que arriesgarse a hacer cosas diferentes para obtener diferentes resultados—. Así que, si algún día tienes tiempo me gustaría que me acompañaras a recorrer la... ciu... dad —terminé de decir aquello como un globo que poco a poco se va quedando sin aire. Tal vez sí había sido una mala idea sugerirlo después de todo—. ¡No sería como una cita ni nada parecido! —me apresuré a decir rápidamente negando con las manos, no quería que mi comentario se mal interpretará—. Es sólo que, siempre ando sola por ahí... y no es divertido cuando algún sujeto desconocido me hace comentarios... desagradables ¿sabes? —sin mencionar lo aburrido. Debía parecer la persona más triste y solitaria del mundo. Y quizá había algo de ello al respecto.

Sólo algún día que tengas un poco de tiempo libre —sonreí aliviada una vez expresé esa pequeña idea—. Por los alimentos no te preocupes. Hay muchos más de dónde vinieron esos —añadí, aunque comenzaba a sospechar que los alimentos "comunes" no eran precisamente de su agrado. Bueno, siempre podía compensarlo con algo que si le agradara—.  Y créeme que para nada me siento obligada. Lo hago con muchísimo gusto.

Me animaba mucho verle sonreír, él se veía relajado y eso a la vez me relajaba a mí también destensando con ello completamente el ambiente.

Bien, terminé de comer. Si quieres podemos continuar el camino.





 
 

Karen Lively
avatar
Gula

Hetero
Genio-Hada del rayo.

Volver arriba Ir abajo

Re: UNEXPECTED! - |Priv. Samuel|

Mensaje por Samuel O'Connor el Miér Mar 07, 2018 7:19 pm

Es muy raro encontrarse con una chica como ella, cuando digo “Como ella” me refiero a que con su personalidad y físico le puedan gustar o siquiera llamar la atención los fantasmas, usualmente el tipo de chicas como ella suelen ser asustadizas y seguramente no se hubieran adentrado en el cementerio a estas horas de la noche, al menos es lo que creo dado lo que he vivido con chicas parecidas a ella. Ya puedo decir con toda propiedad que las apariencias realmente engañan, aunque tampoco es algo que me vaya a marcar. Pude notar su nerviosismo antes de que ella dijera alguna palabra, su cuerpo hablaba por si solo en estas circunstancias y sobretodo con el rubor de sus mejillas. La chica es muy tierna la verdad ahora que detallo bien su personalidad.

Solo me dedique a mirarle estando atento a lo que quería decir y que producto de los nervios que tiene en este momento se le dificultaba emitir una oración completa. La chica parecía abrirse más y más cada segundo que hablo con ella. Aun me da risa la forma en la que nos conocimos, quisiera que no hubiera sido así, pero ya nada se puede hacer. Pero más que eso es… poco lógico… que de aquello que aconteció dentro del cementerio ahora hayamos pasado a esto. ―Se podría decir que… en parte se debe a la resistencia física que posee mi clase de por si… La diferencia entre un Wendigo y un Ghoul está en la resistencia física que poseemos los Ghoul, por el contrario tengo entendido que estos careces de tales habilidades físicas―musite dando a saber un poco sobre eso ―Por lo que la verdad puedo decir que simplemente fue aprovechar mis fortalezas ante las debilidades del otro―añadí encogiéndome de hombros restándole un poco de importancia al asunto.

¿A que me dedico?... pues la verdad no es nada del otro mundo―musite inicialmente antes de dedicarme a responder verdaderamente a lo que me dedicaba ―Simplemente soy dueño de un tienda deportiva… esto pensando en tal vez expandirme a otros campos pero es solo “Un pensamiento” por el momento―añadí dándole la respuesta sobre a lo que me dedicaba.

Solo dices eso para hacerme sentirme mejor… pero igual lo agradezco―mencione con una sonrisa divertida en mi rostro.

Escuche atentamente como la chica nuevamente con un poco de nervios trataba de proponerme algo, seguramente de mucha importancia ya que seguramente si no lo fuera no lo diría. Para cuando aquella chica finalizo la propuesta simplemente le sonreí de manera cálida mientras le miraba. Y luego reír levemente por su aclaratoria ―Vale tranquila… tampoco es que esperara a que me invitaras a una cita… creo que es algo que te costaría un poco más de preguntar… ah… sin ofender no quiero ofenderte solo es la impresión que tengo de momento―musite aclarando rápidamente por si pensaba que lo estaba diciendo de con malas intenciones.

¿Desagradables?... he de suponer que son del tipo ¿“que linda te vez nena” ”Oye nena… que lindo cuerpo”…palabras así?―pregunte de manera divertida, después de todo ya que estábamos en un poco de confianza podía usar un poco las bromas para liberar tensiones o divertirnos un rato, ya que seguramente no esperaba un largo trecho hasta su casa. ―Y si me gustaría… no veo razones para negarme igualmente solo deberás enviarme un mensaje o llamarme para hacerme saber… o incluso en caso de que tengas una emergencia―comente sonriéndole nuevamente.

Bien pongámonos en marcha… no sé qué tan largo sea el camino que debemos recorrer… además en el camino tendremos bastante tiempo para hablar de todo un poco―musite dando dos pasos al frente esperando que ella comenzara a caminar también.
Samuel O'Connor
avatar
Lujuria

Versatil
Heterosexual
Ghoul

Volver arriba Ir abajo

Re: UNEXPECTED! - |Priv. Samuel|

Mensaje por Karen Lively el Mar Mar 20, 2018 7:09 am




 

3. Unexpected (Snowwhite ver.)


Escuché atentamente su explicación sobre las diferencias entre ser un ghoul y un wendigo, supe que tenía muchas anotaciones qué hacer recopilando información de una fuente fidedigna como un auténtico ghoul. Había escuchado hablar de ellos pero nunca conocí a uno antes, y este derrumbaba casi por completo cual quierer idea que antes me hubiera formado sobre los de su raza, pues era un ser racional y muy amable ante mis ojos. No cabía duda, tenía mucho que aprender pero de la vida real. Fruncí el ceño golpeando el puño de la mano derecha sobre la palma de la mano izquierda como señal de autodeterminación.

Había quedado atrás nuestro encuentro y yo me había sobrepuesto completamente tanto al susto como a la primera impresión a tal grado que me encontraba muy a gusto en su compañía y comenzaba a soltarme hablando con él sobre diferentes tipos de temas. Y aún así, Samuel parecía no creerme cuando le decía lo que pensaba sobre él. Ladee un poco la cabeza con un pequeño gesto de confusión y una media sonrisa tímida pensando en ¿Por qué no me creía? ¿Sería falta de confianza en él, o más bien en mí? Eso era un poco triste porque Samuel de verdad me agradaba y me gustaba la idea de pensar que podíamos llegar a ser buenos amigos, pues siempre hace falta tener alguien en quién confiar y a quién acudir no solamente cuando se está en problemas sino también en busca de guía y consejo por ambas partes. Hasta reír y pasar un momento ameno para relajarse. ¿Cómo lograr que Samuel confiara realmente en mis palabras?

¡Mira esta cara! —después de llevar unos cinco minutos caminando exclamé esa frase apresurado el paso para adelantarme y poder interponerme en su camino obligándole a detenerse y mirarme con firmeza mientras yo señalaba mi propio rostro con el índice de la derecha— ¿Te parece que es el rostro de alguien que dice mentiras? —cuestioné seriamente y esta vez sin tropezar en mis palabras. Era curioso que aún si me sentía un poco intimidada por mi arrebatado acto, fuera capaz de mantenerme firme para que Samuel comprobará que no decía las cosas sólo para hacerlo sentir mejor—. Eres una buena persona y muy fuerte también —afirmé con la misma seriedad posando mis manos sobre sus hombros para darle ánimos— ¡Mírame! —sonreí entrecerrando los ojos verdes y suavemente liberándolo de mi anterior agarré, girándome lentamente para proseguir con el caminar lento y pausado mientras mis ojos se rodaban hacía lo alto, hacía la estrellas que adornaban la noche sin luna—. Es de noche y estoy aquí contigo saliendo de un lugar como el cementerio caminando en medio de la nada… No lo haría a menos que confiara en ti, como lo hago —volví a sonreír entrecerrando los ojos. Aunque la sonrisa liviana y amistosa que había conseguido esbozar con naturalidad, pronto se tornó de nueva cuenta en una tímida cuando le escuché hablar sobre su alusión a mi timidez. Desvié la mirada hacía el otro lado bajando un poco la cabeza sujetando nerviosamente con mi brazo izquierdo flexionado, al brazo derecho sobre el costado—. Jeje. S-sí … tienes razón —respondí ruborizada admitiendo que él decía la verdad y con tan pocos minutos de conocernos parecía predecir mi comportamiento, y es que no había mucho que predecir en el temperamento tímido de una persona como yo.

Dejando de lado ese hecho, metí mi mano dentro del bolso del abrigo sacando del mismo mi teléfono móvil tocando algunas teclas sobre la pantalla.

Siendo así… ¿Quieres darme tu número de contacto? —solicité con voz suave sin detener el paso, sino caminando al lado del albino. A ese momento no se me ocurría otra forma de mantenernos en contacto que no fuera por medio de la tecnología— Estoy segura que necesitaré una mano más a menudo de lo que crees —sólo esperaba que no terminará siendo molesto para él—. Además… también puedes contar conmigo y llamarme cuando necesites ayuda. T-tal vez si tienes que salir y necesitas de alguien que se quede en tu tienda, p-por ejemplo —comenté  animada sugiriendo la idea que parecía no iba a ocurrir, pues de seguro Samuel tenía  personal a su servicio para esos casos. Y si tenía gente a su servicio, probablemente se trataba de un joven heredero. Con buena posición económica. Iba preguntar al respecto pero el comentario del ghoul sobre las frases que solían usar los acosadores me sacó una risita tímida tornando mí  rostro de todos colores desviándo con ello el tema completamente.

P-pues… sí. Cosas por el estilo. Que resultan muy incómodas a decir verdad—Samuel parecía saber mucho al respecto—. Aunque, imagino que alguien como tú recibe “comentarios” similares de parte de algunas mujeres ¿No es así? —no quería sonar curiosa pero de repente me intrigó la duda sobre cómo tomaría Samuel esa clase de situación ¿Cómo algo incómodo,  o halagador? Es decir, desde su posición como hombre.

Después de todo estabamos en una larga caminata y hablar de cualquier tema que amenizara el momento estaba permitido. No tardaríamos mucho en llegar a la ciudad, pues las luces ya se veían casi a la vuelta de la esquina mientras yo sentía no tener prisa por llegar, pues me encontraba disfrutando de la agradable charla.

Aún con el celular en las manos sentí como este vibraba sin hacer mucho ruido, inevitablemente bajé la mirada sobre la pantalla creyendo que se trataría  de un mensaje de mis compañeros de trabajo. Pero no, era simplemente la notificación sobre una noticia de algo que acababa de acontecer en las calles de la ciudad. No tenía interés de leerla pero tampoco quise que se quedara como notificación permanente sobre la pantalla de modo que abrí el enlace de una vez. Tras unos segundos donde me quedé callada por completo, volví la mirada sobre la persona del chico que me acompañaba con una expresión que no pudo ocultar mi asombro.

Samuel ¡Mira esto! —exclamé extendiendo el móvil hacia él para que pudiera leer el artículo que hablaba sobre un asaltante de joyería al que la policía sorprendió pero que había conseguido escapar llevando consigo un rehén encontrando refugio al forzar la entrada de un negocio… de artículos deportivos— ¿P-podría tratarse de… tu tienda?

Pregunté con los ojos abiertos fijos en él , temiendo lo peor. De ser así habría un cambio radical de planes, siendo ahora lo primordial acudir a dicho lugar y apoyar a Samuel en lo que se pudiera.




 
 

Karen Lively
avatar
Gula

Hetero
Genio-Hada del rayo.

Volver arriba Ir abajo

Re: UNEXPECTED! - |Priv. Samuel|

Mensaje por Samuel O'Connor el Dom Mar 25, 2018 8:48 pm

Aquellas diferencias entre nosotros los Ghoul y los Wendigo eran más que obvia al menos para los que poseen un conocimiento básico de nosotros. La chica tímida que se mostraba al inicio fue cambiando poco a poco a medida que la conversación avanzaba, soltarse mucho más y mostrar algunas partes de su personalidad que no había mostrado hace unos cuantos minutos atrás, lo que me hizo pensar en cierta forma de que me equivoque en muchas de mis suposiciones en base a lo que podía captar de ella. Aunque ahora que lo pienso puede que sea esa la otra parte de aquella tímida chica que era en el inicio y ya ahora que se sentía en confianza se mostraba de aquella forma. Este como otros pensamientos estaban pasando por mi cabeza, como si estuviera haciendo cálculos o tratando de descifrar algo en ella, no sé por qué motivo, razón o circunstancia, quizá era por el simple hecho que no entablaba una conversación de este tipo con alguien, ya que con los que más suelo relacionarme se encuentran en la tienda de la que soy dueño, y son mis empleados, claro uno que otro dueño de tienda que en algún momento nos hemos encontrado en eventos o incluso en la zona donde vivimos.

Ahora que observaba bien la situación, puedo decir que es ella quien tiene el control de los tema de conversación lo que me parece grandioso ya que si se continuaba de aquella forma en la que estábamos al inicio puedo decir con toda seguridad que iba a llegar a un punto en el que no tendría tema para hablar de camino a su casa. Luego de unos minutos sobre mi comentario sobre lo que ella había mencionado sobre, dejándole a saber que solo lo decía para hacerme sentir bien… no mentía eso pensaba más luego detallar su acciones y lo que decía mi opinión cambio, además no esperaba que ya pasado cinco minutos de aquel comentario ella exclamo aquella palabras colocándose en mi camino haciendo que me detuviera en seco al verle y mirarle un poco curioso por lo que estaba haciendo. Su pregunta hizo justamente que detallara su rostro muy bien de manera rápida y luego simplemente mirarle a los ojos y sostener la mirada en estos.

Era cierto su rostro no poseía indicio alguno de que lo que ella estaba diciendo no era lo que sentía de verdad sobre mi persona ―Vale… Vale… No tienes por qué molestarte―mencione sonriendo de manera divertida, claro que rápidamente aquella expresión, sonriéndome y dándose vuelta para seguir el camino. Luego de eso simplemente me dedique a escuchar atentamente lo que ella estaba diciendo mientras igualaba su paso. Observaba en ella que aquella timidez volvia con alguna palabras que mencionaba, más que todo si estaban relacionadas con ella, en algunas claro no en todas, de verdad por un momento pensé que se había marchado aquella chica tímida pero sigue hay solo que de vez en cuando su cuerpo se llena de valor para hacer acciones como la de hace unos minutos y su cerebro suprime esa parte tímida y le hace decir cosas sin titubear. No pude evitar sonreír levemente ante tal personalidad.

Ah… Claro… No hay problema―musite quitando el móvil de sus manos ágilmente y escribiendo mi numero en este, más para regresárselo coloque una mano frente a ella impidiendo que siguiera caminando y acercándome lo suficiente a su rostro como para que ambos sintiéramos nuestras respiraciones y colocando el móvil nuevamente en sus manos ―Te estaré llamando seguido entonces… No por la tienda pero si para hacer otra cosas…―Mencione aquello último en un tono con doble sentido a ver como reaccionaba la chica ante ese comentario y mientras acercaba un poco más mis labios a los suyos como si fuera a besarle ―No mal pienses…―añadí desviando la dirección de mis labios para poder susurrar esas palabras muy cerca de su oreja y luego alejándome y sonriéndole dulcemente ―Sigamos―mencione haciendo una seña para seguir el camino a su casa.

Ah no te preocupes por esos comentarios… tienes un cuerpo del cual no deberías avergonzarte por aquellos piropos, ya que simplemente son la verdad… pero entiendo también que aquella personalidad tímida que tienes impide que esos comentarios te resbalen por lo que te suelen afectar―comente encogiéndome de hombros mientras mi mirada estaba fija hacia donde nos dirigíamos. ―Con tu pregunta pues… la verdad es que no… como vez mi físico no es muy destacado, por lo que este no es motivo por el cual tengan que decirme comentarios similares, aunque si refiriéndose a lo sexy que me veo―mencione aquello último en broma para luego reír. ―Pero aparte de eso me halagas que me veas como candidato a palabras como esas de parte del sexo femenino hacia mi persona, lo que me da a pensar que no se me haría raro después de lo que dijiste si algún día las escucho de ti―dije riendo.

Vi aquello que ella me estaba mostrando, tarde un poco entrar en razón sobre lo que ella quería darme a saber hasta que hizo aquella pregunta, pero sin duda alguna la calma se mantuvo en todo mi cuerpo siendo otro se hubiera alterado por el simple hecho de pensar que podía ser su tienda. En cierta forma lo que me daba aquella tranquilidad no era más que el sistema de seguridad que se encontraba en la tienda. Ya que una vez que se fuerza la entrada en esta, todo se cierra rápidamente evitando de esta forma que quien haya ingresado escapara de la tienda hasta que llegara quien tuviera que llegar. ―Sin duda alguna podría ser… pero si lo hizo… créeme cuando te digo que fue lo peor que pudo hacer… en caso de que sea mi tienda de verdad claro―musite calmadamente y encogiéndome de hombros restándole importancia, claro que seguramente de ser así no tardarían en llamarme para poder darle una entrada a la policía. ―Quizá debamos ir a darle un vistazo y ver… seguramente de ser mi tienda no tardan en llamar prefiero estar a medio camino que estar lejos cuando lo hagan… seguramente querrán que abra―propuse.
Samuel O'Connor
avatar
Lujuria

Versatil
Heterosexual
Ghoul

Volver arriba Ir abajo

Re: UNEXPECTED! - |Priv. Samuel|

Mensaje por Karen Lively el Lun Abr 09, 2018 5:31 pm




 

3. Unexpected (Snowwhite ver.)


Sentí una gotita resbalar por un costado de mi frente cuando él hablo sobre la posibilidad de que yo fuera una de esas mujeres que lanzan piropos, o al menos así lo entendí. ¡No! ¡No! Por supuesto que no lo era, pero sí que había visto a muchas mujeres hacerlo. Con eso de la liberación femenina no era extraño que también pasaran esas cosas.  Aunque no hacia falta aclarar esa información a Samuel que por demás se daba perfecta cuenta que yo era demasiado tímida para hacer algo así. Y no obstante, lo cierto es que tengo ojos y es imposible no darse cuenta de ciertas cosas.

Te estas... subestimando —dije por lo bajo, tan bajo que tal vez ni siquiera él me había escuchado. Mientras nerviosa jugueteaba con los dedos de mis manos. Hasta que escuché su respuesta sobre la notificación que recién había recibido, y atendiendo a sus indicaciones apreté el paso siguiéndolo de cerca. Esperando que efectivamente no se tratara de su negocio o de lo contrario estaba segura que sería una noche mucho mas larga de lo que habíamos planeado. Uno, porque Samuel seguro estaría tras los responsables, pues como había dicho, se escuchaba amenazante sobre quien o quienes tuvieran la osadía de poner las manos en su propiedad. Hasta ahora solo conocía, por decirlo así, la cara buena del ghoul, pero estaba segura que enojado debía ser alguien muy distinto y cumpliría su amenaza probablemente de una manera muy poco agradable. Y dos, la noche sería larga porque innegablemente como policía y detective no podría dormir a menos que ayudara a capturar a los bandidos.

Tan pronto como llegamos a la zona comercial, Samuel me guio directamente hasta donde su negocio se encontraba, lamentablemente nuestras sospechas se corroboraron cuando al llegar ya el lugar se encontraba resguardado por una patrulla y algunos policías. La puerta había sido forzada y dentro había vestigios de vidrios rotos sobre el piso ya que el o los asaltantes habían quebrado uno de los aparadores. También había algunos artículos deportivos que habían sido a propósito arrojados sobre el suelo. No quería imaginar cuánto sería el monto de los daños ocasionados sumado a la pérdida de lo robado.

Entre con cuidado en el lugar tratando de no pisar donde había más destrozos, era una situación lamentable aunque lo único bueno era que los delincuentes solamente se habían centrado  en ocasionar desmanes a lo largo del pasillo principal que llevaba directamente a la caja registradora, por su puesto, no era difícil adivinar lo que habían venido a buscar.

¡Esto es terrible! —me lamente ante la situación. Un acto criminal siempre era un mal acontecimiento, pero cuando se conoce a la persona que ha sido la víctima, la sensación es mucho peor.

¡Hey! Ustedes dos, no pueden pasar. Esta zona esta resguardada —nos dijo rápidamente uno de los policías que sostenía un teléfono en la mano— ¿Ya contactaste al dueño? —preguntó otro oficial mas al fondo, más alejado—. En eso estoy —respondió el primero para luego volver a dirigirse a nosotros— ¡Retírense! No tienen nada qué hacer aquí —reiteró la orden en el momento en que colocaba el auricular del teléfono en su oído. Acto seguido un timbre procedente de algún bolsillo del traje de Samuel comenzó a soñar y vibrar. Fue entonces cuando el policía comprendió que el dueño del negocio ya estaba ahí.

Oh, lo siento. No sabía que era usted el propietario. Como podrá darse cuenta, su negocio fue banalizado hace menos de una hora. Una llamada anónima alertó a la policía pero al llegar los maleantes ya se habían ido —explicaba el uniformado—. Lo curioso de todo esto, es que causaron varios destrozos pero…. ¡Venga! —dijo adentrándose en la tienda, conduciendo al albino hasta el mostrador. Ahí le mostró el lugar donde se encontraba la caja registradora—. ¡Mire! Está intacta. Al parecer el robo no fue el móvil de este asalto.

Abrí los ojos de par en par hasta ahora solo expectante ante la situación. Pero, si nadie había robado el dinero de la caja registradora, entonces ¿Cuál habría sido la verdadera intención de este destrozo?

Samuel… ¿Tienes algún enemigo que creas sea el responsable de esto? —instintivamente mi lado detective se activó. Y no se me ocurrió otra cosa que el ghoul hubiera sido víctima de una especie de venganza o algo así. Como si alguien deseará dejarle un mensaje contundente atentando contra algo tan importante como su fuente de ingresos, su propiedad.



 
 

Karen Lively
avatar
Gula

Hetero
Genio-Hada del rayo.

Volver arriba Ir abajo

Re: UNEXPECTED! - |Priv. Samuel|

Mensaje por Samuel O'Connor el Vie Abr 20, 2018 2:44 am

Llegamos a la zona comercial donde se encontraba mi tienda, al parecer se las habían ingeniado para poder entrar en la tienda pese a todo el sistema de seguridad que tenía en ella. Tenía que reconocer la habilidad de quien sea o quienes sean que se hayan adentrado en esta propiedad, desgraciadamente para ellos prácticamente todo el lugar está seguro. Algo en mi interior me decía que podía encontrar a alguien atrapado en alguna de las muchas trampas que había colocado como sistema de seguridad, siempre pensando en las debilidades de todas las razas que se encontraban en la ciudad. Me quede observando el lugar con calma viendo exactamente todo lo que estaba en suelo, pudiera ser que se encontrara alguna pista de donde podía estar esa persona atrapada, si es que habían caído en alguna trampa, por lo que observaba, no se habían dignado a informarse bien sobre donde guardo cada cosa. Los destrozos llegaban a la caja registradora ―Pssst… Aficionados―murmure al ver todo aquello.

Seguidamente uno de los oficiales se dirigió a nosotros diciéndonos que debíamos irnos, poco me importaba lo que el oficial dijera, era mi tienda tenía derecho a estar en el lugar, pero al parecer aquellas personas aún no caían en cuenta de aquello ―Si que son descuidados haciendo su trabajo―murmure una vez más observando todo calmadamente ―Tal vez no sea necesario comunicarse con el seguro ya está aquí y no se han percatado―mencione en un tono de voz normal, pero parecía no haberme escuchado ―ni modo dejare que se den cuenta, no me moveré hasta que lo haga―añadí nuevamente en un murmuro y sacando mi móvil. Y haciendo señas al oficial que estaba llamando ―Tardaste en darte cuenta… creo que primero debiste preguntar quién era antes de tratar de echarme fuera de mi tienda, pero no es un gran problema―musite encogiéndome de hombros y bufando un poco.

Cuando me dirigí con el oficial a la caja registradora me di cuenta que estaba intacta, tal vez si se habían informado sobre donde guardaba el dinero, sin embargo el lugar donde solía guardar el dinero estaba mucho más que repleto de trampas y demás, de verdad dificulto que hayan podido pasarlas. ―Se nota que se limitan a lo que ven aquí pero no han buscado en el edificio ¿o si?―musite inicialmente―Todo dueño de negocio sabe que no puede dejar dinero en la caja registradora al momento de cerrar el negocio precisamente buscando evitar que en estas situaciones el capital de la tienda y las ganancias se vean afectadas.―tome un poco de aire antes de continuar mientras tomaba una de las llaves y abría la caja registradora―Ves nada… por lo que algo me dice que ellos saben perfectamente donde puedo tener el dinero guardado, claro que la habitación donde se encuentra está segura, o eso quiero pensar, sin embargo ese lugar no suele ser donde guardo realmente el dinero, todo es cuestión de pensar en todo antes de que suceda―añadí observando al guardia y a Karen.

Ahora que lo pensaba bien la clave de la habitación de la que estaba hablando cambiaba de contraseña cada 12 horas y justo hace una hora tocaba el cambio tal vez pudieran estar en ese lugar. ―Sígame…―musite dirigiéndolo a una habitación escondida, cuya puerta de acceso se encontraba tapada por una parte de la pared de la tienda para hacerla mucho más atractiva para quien fuera que me metiera a roba. Tome mi teléfono observe la contraseña nueva del sistema y la introduje abriendo la puerta ―La precaución cuando remodele este lugar para hacer la tienda tenia pensando en un sistema de seguridad incluido en el diseño, no se sorprendan si consiguen algo más en esta habitación―dije adentrándome en la habitación oscura y tomando una linterna que se encontraba también escondida en un orificio hecho en la pared de manera imperceptible como la puerta de acceso a la habitación. Me adentre y luego de unos pasos encendí la luz de la habitación, están dos personas en el suelo.

Son muy simples de mente por lo que veo―musite observando a las personas en el suelo, heridas producto de una de la trampas de la habitación, uno de los oficiales se iban a adentrar aun mas pero lo detuve ―Si no quieres acabar como ellos o peor espera un momento―musite colocando mi retina en un escáner y desactivando las trampas y dirigiéndome a donde ellos estaban. Rápidamente cuando ellos subieron la mirada no pude evitar dejarme llevar un poco por la ira ―Tienen la insolencia de entrar en mi tienda y creer que me pueden robar… no saben con quien se meten―musite mientras mi ojo izquierdo se volvía negro y la pupila de tornaba de un rojo brillante ―Imperdonable―mencione al final observándoles fijamente, queriendo colocar mi manos sobre ellos y matarlos en ese instante, producto de ese instinto, coloque mi dedo pulgar detrás del índice tronándolo, al escuchar ese crujido pude ver en la cara de las personas que me estaban viendo, el terror.
Samuel O'Connor
avatar
Lujuria

Versatil
Heterosexual
Ghoul

Volver arriba Ir abajo

Re: UNEXPECTED! - |Priv. Samuel|

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.