La lujuria del Demonio (Privado Melek)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La lujuria del Demonio (Privado Melek)

Mensaje por Zeldris el Lun Ene 29, 2018 12:55 am

Exactamente una semana desde aquella reunión con sus nuevos colegas, oficialmente la nueva generación de los 10 Mandamientos estaba arribando en New London, cada uno con una misión distinta y que consiste en poco a poco, y desde las sombras, llegar a tener una potencia dentro de la misma ciudad para poder luchar contra los ángeles en todo el mundo.  Cada uno resulta ser tan curioso a su manera, tan comprometido, unos mas que otros, no puede evitar sentir orgullo de que tan rápido a avanzado y de la gente que lo acompaña en este momento tan decisivo. Sin dudas, Zeldris está muy bien acompañado para el futuro. Parece ser que el buscar nuevas tropas para el clan de los demonios no va a hacer un problema, pues los 10 nuevos portadores de los decretos tienen la fuerza y destreza suficiente para manejar la situación por ahora.

Hoy en especifico, Zeldris ha informado sobre sus acciones a sus compañeros, a los cuales trataba por igual y con respeto. Informando que mientras ellos se encargan de sus asuntos, el se encargaría de un asunto de una mansión, este mismo Domingo. El día de hoy, Zeldris atentaría contra la vida de Melek Shaytan, mejor conocida como la líder del pecado de la Lujuria. Un golpe efectivo contra alguien tan importante, no solo ayudaría a medir las fuerzas de lo que les depara en un futuro, sino que agregaría un vació importante en New London, vació que los Mandamientos pueden aprovechar.

Mientras Zeldris va escondido y con una capucha caminando por las calles, dirigiéndose hacia aquella lujosa mansión donde se supone que estaba esta mujer, piensa por unos momentos todo lo que lo ha llevado a esa decisión. El demonio ha descartado hace mucho la oportunidad de una charla con los Pecados o con la realeza, tales figuras publicas eran fáciles de ver y conocer, y según lo que mostraban, eran seres llenos de arrogancia y abusos, que solo se preocupan por ellos mismos y sin ninguna motivación hacia su gente. En vez de estar ocupando su tiempo en cabarets, cosas lujosas y preferencias tan banales como muchas de las que ha presenciado, debían invertir su tiempo en preparar algo contra Zadquiel, pues eso era lo primordial para Zeldris. No puede pasar ni un día mas "refugiado" en esta ciudad que definitivamente tiene el potencial para salir adelante.

Con esa rabia en mente, esta mas que decidido en ir y confrontar a la Lujuria misma, la cual según la información que ha recibido, se encuentra en una lujosa mansión haciendo quien sabe que. El enano se oculta detrás de unas paredes, muy a las afueras de la estructura, estudiando y esperando el momento justo. Es alguien inteligente y que no le gusta causar alboroto, hará lo posible para evitarlo, al menos hasta llegar a Melek, su principal objetivo.
Zeldris
avatar
Ira

Versatil

Volver arriba Ir abajo

Re: La lujuria del Demonio (Privado Melek)

Mensaje por Melek Shaytan el Dom Feb 11, 2018 7:05 am


. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Una gran casa a su disposición y la de sus caprichos esa noche, cortesía de un adinerado empresario con retorcidos gustos que no se molestaba por mantener en secreto es mas, su negocio había nacido en base a su fetiche. Eso incluía lencería y algunos juguetes. No lo vamos a negar, su gusto era exquisito en este tipo de cosas; este hombre le habia hecho llegar a Melek un paquete bien decorado que contenía prendas delicadas, elegantes, de talla exacta que solo con verla adivino, el complemento perfecto para ser usado con prendas difíciles de acompañar, un detalle fino para remarcar la palabra sensualidad y llamar a la seducción y el deseo; claro que también tuvo el atrevimiento de mandar algún par de artilugios para jugar. La única petición que el hombre hizo a cambio fue simple "si le gusta, seria un placer mas que honor que me permita ver primero en usted mi siguiente colección".

Esa noche para ser mas exactos este hombre habia presentado el catalogo completo de ese año, por lo que ver chicas en lencería y tacones sonriendo y coqueteando por el gran salón era de lo mas normal, incluso estaban contratadas y capacitadas para servicios especiales disponiendo de una habitación comunitaria o privada para probar otras cosas. De ser asi esta mujer de largo cabello obscuro como sus intenciones tenia que estar ahi y ser testigo de como la lujuria, esa lascivia no solo se movia sino también se camuflaba con traje de gala y le ponía al adulterio por nombre "negocios".  

Muchos le habían criticado por juntarse con toda clase de gente siendo ella un lider de pecado, juntarse con "perdedores, mediocres, parásitos sociales, políticos, mafia, acomodados, trabajadores y los mas importantes": Pero la respuesta siempre era la misma ¿Y donde no se enciende la llama de la lujuria? Melek era una persona que creia que había que poner leña a la hoguera no simplemente dar vuelta a un simple encendedor.

Ademas de que adoraba ser por alguna forma un punto de atención, las miradas que le seguían al pasar, cortar el aliento de alguno al acomodar su cabello, abrir los labios y cruzar miradas, en ocasiones un simple rose de piel.- "Gracias señorita, es muy amable de su parte... que pena robar su tiempo en algo asi"- Se disculpo apenada una de las modelos de esa velada mientras Lujuria acomodaba con cuidado el broche de su liguero, sin duda un espectáculo que algunos estaban de vista disfrutando pues... despues de haber arreglado el mocho del corset de esta tímida rubia con cara de muñequita la líder de pecado se arrodillo frente a ella para acomodar con cuidado las medias desarregladas de la empleada quien con trabajos podia moverse debido a la altura de los tacones que apenas aprendía a usar. -Tranquila, no me molesta. Si esto esta en su lugar seguirás confiada y te veras aun mas bonita - le sonrio ladina pasando sus manos un poco insinuantemente por las piernas y caderas de la joven. Quien solo se sonrojo aun mas al darse cuenta que le habia hecho el favor de ganar admiradores. -Listo, como nueva

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .


Melek Shaytan
avatar
A S M O D E O | L U J U R I A

Versatil

Volver arriba Ir abajo

Re: La lujuria del Demonio (Privado Melek)

Mensaje por Zeldris el Miér Feb 21, 2018 2:25 am

Ha entrado a esa muestra de catálogos para prendas humanas, cosas que el no entendía en lo absoluto. Hay algo que ellos llaman moda, un conjunto de gustos o costumbres que cambian a medida que pasa el tiempo. Sorprende como pueden llegar a ser tan predecibles y sencillos los humanos, sobretodo los habitantes de Sin City, que parecían ignorar todo lo que sucede a su alrededor y como están las cosas actualmente. EN fin, ese tipo de pensamientos son los que Zeldris ignora y se enfoca mas que nada en su misión principal, llegar al fondo de todo esto, al fondo de la realeza y al fondo de los ángeles.

Pasa desapercibido, pues es alguien pequeño y con una capucha. Hay cada depravado o sujeto extraño, con ropa muy futurista o radiante para los ojos incluso de un demonio. Un joven de estatura baja no representa ninguna clase de sospecha o incomodidad. Se toma un poco de tiempo para repasar un poco las cosas, ¿enfrentaría a esa líder, o tal vez este sería el comienza de una gran alianza?  La verdad es que el mandamiento no esta satisfecho con este gobierno, que si bien mantiene a salvo su pueblo, no hace el mínimo esfuerzo por liberarlos, como si sacará el provecho de esclavizar a todo un país y hacerles vivir bajo una falsa utopía.

Y ahi la vi a ella, la que sería la llave para abrir una puerta de oportunidades, Melek Shaytan, la líder del pecado de la Lujuria. Una mujer hermosa a simple apariencia, pero a ojos de Zeldris es un atractivo ser que no afecta en lo mas mínimo a sus emociones. Centra su mirada, frunce el ceño y la rodea a como 10 metros de ella, sin perderle de vista y caminando, disimulando, analizando sus movimientos y esperando un momento para que este a solas.  Como era de esperar, esta rodeada por muchas mujeres, modelos, de ropa llamativa y a la vez muy poca de ella. El demonio oscuro intenta acercarse con una cuchilla en mano, pero tropieza con altas mujeres que simplemente hacen que el se pierda entre sus piernas, alejandose y exhalando aire del fastidio. Va a tener que esperar un rato mas.

Se toma la libertad de beber algo conocido como "champagne" un trago dulce y con gusto fuerte, pero mas aun asi agradable. -Que curioso.- Viendo el vaso y arqueando una ceja, luego lo deja en su lugar y voltea a ver nuevamente a Melek, pero ya no esta allí. El mandamiento se sorprende sin llamar la atención y empieza a buscarla con la mirada, no debe escapar ni salir de esta lujosa mansión, mansión que es tan grande y tan llena de personas que puede perderse con facilidad. Comienza una búsqueda por la lujuria.
Zeldris
avatar
Ira

Versatil

Volver arriba Ir abajo

Re: La lujuria del Demonio (Privado Melek)

Mensaje por Melek Shaytan el Sáb Mar 10, 2018 10:31 pm


. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Una, dos, tres, no se detendría a contar cuantas personas les miraron en ese mismo y preciso momento; incluso el sonrojo de la modelo le decia que ella también podia sentirlo y en el fondo aunque la chica no lo admitiera la situación le excitaba tanto o mas que a la misma Melek quien no solo sentía el cosquillear del la tentación en su vientre sino también entre sus piernas; de no ser porque la noche era joven y el evento no tenia mucho de haber comenzado seguramente habria llevado aquello por un camino completamente diferente dejando de lado la temática "exhibición de lencería" para volverlo algo mas promiscuo... un buen comienzo seria tomar los labios de aquella joven mujer entre sus manos.

Se puso de pie con cuidado y calma para dejar ir a la modelo no sin antes una cómplice e insinuante mirada entre ellas que hacia de aquello no una despedida sino un hasta luego.
Y fue justo entonces que algo llamo su atención, una pequeña figura que vislumbro por el rabillo del ojo derecho. Una discordante silueta entre la elegancia de todos los presentes la cual siguió con curiosidad y disimulo entre la multitud que entre charlas, risas y la euforia del momento le imponían en tamaño ignorandoles egocéntricos, incapaces de bajar la mirada.

¿Invitado? No, no era un invitado y tampoco uno de los empleados de se servicio por de serlo lo recordaría su nombre, quizas su cara; un perfil que aunque dificil de ver con exactitud no pertenecía a nadie en la lista, ninguno de ellos se hubiera presentado primero que nada con ropas tan comunes y una gabardina que le cubriera hasta las narices como ladrón en medio de la noche con la mira en un crimen... quizás eso era lo que era.

La seriedad le lleno por dentro, claro que sabia serlo cuando se necesitaba después de todo los años mas de una lección le habían enseñado y mas de mil cosas había aprendido. Con cuidado y el sigilo mismo de la serpiente de los pecados en el Eden se acerco de a poco entre la multitud y a sus espaldas lo suficiente para encararle y a una distancia prudente para lo que pudiera significar su presencia de algo estaba segura con sus movimientos, no buscaba algo sino a alguien.

No suele ser una bebida muy común en eventos sociales a menos que se crean de clase "alta" - Comenta con una pequeña y amable sonrisa en sus rojos labios mientras toma de la charola de un mesero una de las copas altas con el espumoso licor- Se dice que si bebes Champagne es porque te gustan las cosas sofisticadas, las reuniones tranquilas y las comidas con amigos que terminan en largas charlas que regularmente te llevarían a hartarte de no ser por el relajante de las burbujas que van y vienen en la copa. - le hizo una pequeña seña con el recipiente de cristal para que observara a la gente a su alrededor. - Quizas es por eso que aunque muchos aqui no son los mas sociales aun toman copa por copa entonando algunas veces esas  fingidas sonrisas mientras mas que entablar una inteligente platica solo intentan seguir el hilo de la ajena - de primeras podia parecer mas bien una critica algo hipocrita- pero...en el fondo sonrien y se divierten, fue su excusa perfecta para salir de la monotonía de sus dias - Saludo a lo lejos a un anciano que vestido galante solo por hoy parecia haber recuperado la fuerza de la juventud y gustoso charlaba con una chicas de la lujosa y linda lenceria que una vez compro a tu difunta esposa-

Mas no parece ser tu caso, no parece que estés aqui por unas nuevas bragas para tu mujer o la degustacion del vino. - le miro a los ojos y alzo una ceja esperando alguna palabra a cambio mientras llevaba la copa a sus labios dando un pequeño trago. Es mas incluso le mostro la misma hospitalidad que a cualquiera de los invitados- ¿Pasaste ya por la mesa de bocadillos? -¿Ataca y despues pregunta? si, la mestiza tenia sus formas de reinventar este dicho.
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .


Melek Shaytan
avatar
A S M O D E O | L U J U R I A

Versatil

Volver arriba Ir abajo

Re: La lujuria del Demonio (Privado Melek)

Mensaje por Zeldris el Jue Mar 15, 2018 12:46 am

La lujuria se ha perdido justo en frente de sus ojos y el mandamiento no puede creerlo, es una gran deshonra para el líder de tal equipo perder de vista a un objetivo tan fácil. Vergüenza siente en su interior, rabia hacia si mismo. ¿Se habrá enterado de su presencia? ¿Planea un ataque? Zeldris no pierde la calma y con cuidado posa su mano sobre la funda de su espada, listo para atacar, pero aquella voz sexual que resuena en sus oídos fue suficiente para sorprenderlo completamente. Gira su cabeza lentamente, y ahí esta ella, escurridiza como una víbora y sorpresiva como un león a su presa, Melek ha aparecido detrás de Zeldris sin que este pueda darse cuenta.

"Así que esta es la velocidad de una líder" Piensa en el momento que voltea por completo y mira para arriba, aquella sonrisa conquistadora de hombres, que esta haciendo algo de efecto en Zeldris, pues la encuentra como alguien atractiva, sexual y hermosa, nada que el demonio no haya visto antes en unas sucubos, pero el hecho de que tenga el titulo de "lider" de la Lujuria, ahora lo entiende. Rápidamente se saca esos pensamientos de la cabeza, aquella inseguridad por perderle de vista, no había nada de que avergonzarse, esta ante un rival con un nivel fuera de si, cualquiera podría perderle la pista si ella lo desea., aquella velocidad y persuasión fue única. Él no sabe bien como comenzar la conversación, así que dejo que ella hablará, dejándose llevar por el momento y viendo lo que ella quiere que vea, ya que aun con aquella demostración de velocidad, el Odio no siente temor ni peligro alrededor, algo le dice que esa mujer no tiene malos planes. Quita la mano de su espada y escucha con atención.

Luego de un silencio algo incomodo al escuchar aquella pregunta incoherente, el demonio finalmente decide hablar. Su mirada estaba clavada en los orbes ajenos, tratando de comprender como es que ella puede reaccionar con tanta naturalidad ante una situación que ambos saben, no es normal. Zeldris también se pone en la misma pagina, y decide seguir con aquella naturalidad mencionada.  -No, pero no tengo hambre de todas formas.- Agita un poco su vaso para ver como el champagne viene y va, para finalmente apoyarlo en la mesa a medio terminar, desviando su mirada. -Ha dicho cosas interesantes.- Miente. -Pero no estoy aquí para apreciar a estas humanas, la comida o las "bragas"- Haciendo énfasis en aquella palabra desconocida para él. -Soy Zeldris, y quisiera hablar contigo. En privado, Melek Shaytan.- Finalmente vuelve a mirar a los ojos a la Lujuria, con seriedad y paciente. -Podríamos ir a un lugar privado, o alguien con tanto poder social como tu, puede despechar a todas estas personas con un par de palabras.- Sonríe un poco por aquel comentario, pues le da algo de compatibilidad estar ante alguien con poder y autoridad, así bien como él en el infierno y en los 11 Mandamientos. El de verdad quisiera estar a solas con ella, en caso de empeorar la situación, las personas restantes solo serían molestia.
Zeldris
avatar
Ira

Versatil

Volver arriba Ir abajo

Re: La lujuria del Demonio (Privado Melek)

Mensaje por Melek Shaytan el Dom Abr 08, 2018 9:33 pm


. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Una verdadera lastima joven, estoy segura que un punto de vista diferente podría disfrutar ampliamente de lo que tiene hoy a su alrededor.- Se andaba con cuidado y es que a pesar de ser este sujeto mas pequeño que ella no por eso le haria menos, había conocido tanta gente con los años que una de las cosas que regían su vida era no juzgar o menospreciar hasta no conocer. Si, detrás de amplia sonrisa había una seriedad analítica completa.- Que curioso, voy a suponer que es algo demasiado importante "Zeldris" -saboreo su nombre al pronunciarlo despacio y con énfasis - No es muy dificil pedir algo de mi tiempo y con gusto lo habria apartado solo para usted - Lo difícil claro era encontrarla o conseguir su numero, algún contacto. Su mirada se volvio afilada, la de un cazador acostumbrado a tener el control y ahora estando frente a una amenaza; mas no salto a su cuello, queria saber sus motivos - a menos claro que no quiera ser visto llegar, escurriéndose entre la multitud. Si quiere un consejo para una próxima ocasión vista de acuerdo a su entorno...pasara mas desapercibido - Le dedico un guiño antes de alzar la copa y dar un pequeño nuevo sorbo al borbujeante licor blanco, saludando a una pareja que con la emocion marcada en fibra de sus cuerpos le agradecía su tiempo y dedicación para hacer funcionar aquello.

Oh, podria claro - No pudo evitar reir ante el indirecto reto - pero seria una petición muy egoísta tanto de su parte como de la mia. Cada persona presente a dedicado tiempo que no recuperara. Algunos en venir y otros mas en organizar o crear cara prenda que espera con entusiasmo sea apreciada y comprada. -Era gracioso pensar como muchos detestaban a los lideres de pecados tachándoles de soberbios, egoístas, déspotas y altivos cuando tenian estas personas deseos mas obscuros y hacias cosas mas ruines. - No me atrevería a arruinarles este ameno momento. Ver sus rostros de placer o sus miradas de excitación...-respiro con profundidad teniendo que cortar la frase si es que queria continuar una charla normal sin incomodar. - Mis disculpas no pretendia desviarme...o quizas si -La disculpa era mera formalidad claro, era sabido que al estar con ella los temas siempre terminaban girando en torno a la tentación, a la lujuria y aun mas si como entonces por instinto su habilidad de encanto se hacia presente.

Por aqui entonces - Le indico con un pequeño movimiento de cabeza tomando el riesgo de darle la espalda para guiarlo asi hasta una de las puertas que daba a uno de los jardines que en el centro poseía un pequeño kiosco con mesa y sillas. Espero a que llegara a su lado para asi al par andar juntos hasta aquel mas privado lugar donde tomo asiento con elegancia, cruzando una pierna sobre otra. - Esperaría pudieras recompensar mi hospitalidad al menos con una sonrisa, y también espero equivocarme pero, ¿Porque siento que realmente no vienes solo a charlar, Zeldris? hacia un poco mas de frio ahi afuera, el aire corría suave y fresco llevándose a lo lejos los ecos de las charlas y risas del interior, poniendo de puntita la piel de la pelinegra que apenas se acostumbraba al cambio de temperatura; sin duda era un lugar mas privado.
Kiosco:
Ropa que usa:
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .


Melek Shaytan
avatar
A S M O D E O | L U J U R I A

Versatil

Volver arriba Ir abajo

Re: La lujuria del Demonio (Privado Melek)

Mensaje por Zeldris el Lun Abr 16, 2018 2:20 pm

La simple dicción y voz de aquella mujer era increíblemente fuera de lo humano, nunca había oído algo similar, y es que Zeldris en estos momentos esta sintiéndose atraído por alguien a quien en principio vino a matar o persuadir, nunca creyó él ser el persuadido. Esta era la presencia de un líder de pecado, justo en frente de sus ojos, si aquello era solo la presencia que ellos emanaban, entonces ya puede darse una idea del poder que guardan en su interior. Regalado pero aun así inteligente, el demonio espera con calma y serenidad que la lujuria tome su trago para así acompañarla a las afueras. Cada secuencia de ella con la copa en la mano era un espectáculo para los invitados, incluidos el pequeño moreno. -Soy nuevo en la ciudad, no entiendo muy bien aun las costumbres y procedimientos. Ahora que sé que simplemente pude haber pedido algo de su tiempo, me podría haber ahorrado tanto barullo.- Dicho esto, se retira aquella capucha y capa negra que escondía su cuerpo, para revelar así su vestimenta real.

En el momento en que Zeldris deja al aire su verdadera identidad, las personas alrededor empiezan a verlo con una mezcla de miedo y desprecio. Aquellos símbolos en su traje demoníaco, los guanteletes y la marca en su cabeza solo puede significar una cosa; clan de los demonios. Aquellos que han dedicado su vida a llevar a su especie a la cima, que no se dejaron llevar por las costumbres actuales y siguen siendo fiel a su raza. La mirada del mandamiento se ubica en los ojos de Melek, una mirada seria y e inexpresiva, ignorando los comentarios que hay a su alrededor. "Un demonio" "Que despreciable..." "¿Siguen habiendo demonios reales? Creí que ya no quedaba ninguno." "No tenemos nada que temer, la señora Shaytan esta aquí". Personas alteradas por el demonio, pero al fin y al cabo este no les da ninguna importancia. -La sigo.- Dijo caminando a la par y acompañando a las afueras a la lujuria.

Es de noche, y la brisa los golpea a ambos, el viento los invita a tomar asiento en un kiosco elegante que hay justo afuera de la mansión donde se lleva a cabo el evento. Los personas los ven salir, la música se había detenido, pero justo cuando ellos dos salieron volvió a sonar. Melek toma asiento, y Zeldris también lo hace, sus piernas quedan colgado desde la silla por su pequeño tamaño, pero es algo a lo que ya se acostumbro. -Es bueno que puedas hablar conmigo en paz Melek.- Apoya sus antebrazos en los muslos, de una forma cómoda y observando a la mujer de arriba a abajo. -Ya me ha quedado claro porque eres el pecado de la Lujuria. Eres una mujer atractiva y dulce para los ojos. Lamentablemente mis intenciones no son de sonrisas, sino que estoy aquí para hablar de los ángeles y la corona de Zylar.- En esto ultimo hizo mas énfasis, centrando su mirada.  -Soy miembro de un grupo de demonios de nombre, los 11 mandamientos y nuestro objetivo es simple. Acabar con la tiranía de los ángeles y devolver al mundo la libertad que una vez tuvo. No es una causa por el bien común, sino que en estos momentos, mi raza escasea en un mundo donde la raza rival predomina. No podremos ser libres y volver a ser lo que eramos si no derrocamos a los ángeles, ninguna raza podrá.  Pero no podemos hacerlo solos, es algo imposible para cualquiera, es por eso que necesito saber si los pecados y la realeza de New London tiene algún plan para batallar contra los ángeles. Si están dispuestos a ayudar a los mandamientos y de esta forma, forjar una alianza temporal entre ambos.-

Los 11 mandamientos eran reconocidos por unos, desconocidos para otros, pero todo aquel que sepa sobre los demonios habrá escuchado de él. Zeldris no sabe nada de Melek y eso es una desventaja, pero aprovecharía este encuentro para conocer un poco mas a profundidad sobre la naturalidad de los pecados y sus lideres. -Si ser libres es la muerte, entonces no somos verdaderamente libres, sino presos de una falsa realidad. ¿Tu crees que New London tiene un futuro fuera de las murallas?- El mandamiento del odio entra en total confianza con la lujuria, que desprende un aura atrayente a su alrededor, aura que Zeldris debe ignorar a cada segundo para no perder el hilo de la conversación. Todo el proyecto de su grupo esta en juego en esta reunión.
Zeldris
avatar
Ira

Versatil

Volver arriba Ir abajo

Re: La lujuria del Demonio (Privado Melek)

Mensaje por Melek Shaytan el Lun Mayo 14, 2018 5:47 am


. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
La pelinegra no pudo evitar sonreir, reir bajo entre dientes peinando su largo cabello con los  dedos ya que el viento al soplar les habia enredado un poco. El sujeto aquel era a su manera linda mientras intentaba ser rudo, no dudaba que fuera fuerte o un enemigo potencias pero asi a simple vista, con esa mirada fija y desconfiada, sus piernas cortas meciéndose y esas manos aferradas a sus muslos tanto como él intentando aferrarse a la nueva era, le hacia lucir "tierno" a los ojos de la líder.

No, tu aun no sabes nada pequeño Zeldris. Puedo ser dulce tambien para todos tus otros sentidos y la atracción vendría despues -hizo una pequeña pausa tomando el riesgo de  acercarse incluso un poco mas para estirar su diestra y con un sutil rose de sus dedos tocar el muslo del pelinegro- "la verdadera."

Mas no presiono mucho, sabia que no debia si no tenia su confianza ni conocimientos de que tanta era la influencia de su habilidad en él. Le escucho atenta sin interrumpir como la niña que escucha un cuento a media noche. La idea y forma de pensar de este sujeto era sin duda de epocas antiguas dentro de una guerra interminable y la predominacion de un bando; mas de todo aquello algo llamo su atencion, algo que no distaba de la realidad y que no habia cambiado en todo ese tiempo "la guerra en contra del cielo"-  Lo que ofreces y de lo que hablas me parece bastante interesante, joven. Pero hablas de la corona de Zylar y New London como una atrocidad ¿Que si creo que hay futuro fuera de los muros? Claro que lo hay, muchos de ahi venimos tan campantes y curtidos, la unica diferencia es que aqui podemos ser nosotros a diestra y siniestra. Ninguna raza se a rendido ante otra, solo se acostumbraron a coexistir; excepto los celestiales claro pero... ¿que no uno a uno van cayendo perdidos en un camino borroso?¿perdidos sin un objetivo? -Ella misma habia hecho caer a cientos argumentando abrir sus ojos, mostrandoles un nuevo mundo.

¿Un futuro fuera de los muros? Si, lo hay. La unica diferencia es que a mi parecer no hay una raza "que deba dominar".- Puntualizo con calma - Dime, que es lo que puedes ofrecer a nuestra causa? Concuerdo en que tenemos un enemigo en comun y que la batalla en contra del cielo es inevitable. Los aliados son utiles en algunos casos y en otros solo un estorbo ¿Que te hace diferente? - Tras terminar la batalla si seguian de pie seguramente uno o el otro alzaría su espada en contra del otro. Al menos si en el estaba aun conseguir la cabeza de su rey. -estoy abierta a las negociaciones y me gustan los nuevos amigos como podras ver - señalo a la fiesta que seguia su curso aun sin su presencia, amenizando una vez mas poco a poco despues del tenso momento- Si bajo esa capa de demonio buscando la propia gloria dieras espacio para mostrarnos nuestros puntos de vista en un alto al fuego, podríamos serlo tambien tu y yo. comento y propuso con picardia que no se molesto en disimular, aquel viejo dicho solia mencionar "manten a tus amigos cerca y a tus enemigos mas cerca" y es lo que pretendia hacer mientras este pequeño de cabello negro no estaba en una categoria de estas bien definido.
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .


Melek Shaytan
avatar
A S M O D E O | L U J U R I A

Versatil

Volver arriba Ir abajo

Re: La lujuria del Demonio (Privado Melek)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.