{Evento Greek Room} Sala principal 3, 18+

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

{Evento Greek Room} Sala principal 3, 18+

Mensaje por Escanor Di Master el Dom Mar 11, 2018 1:10 pm

La Lujuria se apodera del Sueño del Jabalí, aunque sea por una noche.

La noche del día de hoy ha empezado a eso de las 11:00 PM, con una cálida bienvenida a todos los invitados en el bar. Mas de 100 personas para un evento que personalmente, Escanor ha pensado demasiado, pues sería arriesgado salir con algo como esto con tan poco tiempo en la ciudad, pero la inauguración le ha dado confianza suficiente como para seguir adelante, adelante por su bar y alcanzar el mayor éxito posible.  El barman se encuentra en su forma de noche (así que ignorar el avatar actual por favor(?), es aquel jefe gentil, amigable y tímido, pero ahora con mas confianza en su haber e inspirado por estar siendo ayudado por gente de confianza que lo rodea. A un costado tenemos a Xevhra, tocando sus clásicas melodías con la guitarra y dando un toque mas elegante y refinado al Jabalí.  En el bar tenemos a Ahren y Pisione, proveyendo de todo el alimento necesario para que todos estén con energía para mas tarde. Vanessa, Nubia y Tamryn de camareras, aunque una de ellas mas tarde se uniría al juego.  Aparte de la gente que ya conoce, hay muchas otras personas que son llamativas por su aspecto, hombres corpulentos y sensuales, delgados y atractivos, chicas provocativas y mujeres adultas con una mirada penetrante. Hoy hay una gran variedad.

Mirando su reloj, esperando a que sean las 00:30 en punto para poder apagar las luces y sorprender a todos. -1...2...- Y baja el interruptor de luz. Antes de ello, cordialmente se ha pedido a las camareras que retiren vasos y platos, para no estorbar. De una forma disimulada, toda la sala principal estaba en orden y cómoda para los "actos" de mas tarde. Alcolchonados, toallas, protección, juguetes escondidos debajo de las mesas, toda clase de accesorio o material que puedan necesitar, Escanor se ha preocupado por conseguirlo, gracias a la ayuda de su esclava Cinnamon que sabe mucho de estas cosas.  Ajusta su voz y esta listo para empezar.

-Sean todos bienvenidos a la Habitación Griega (Greek-room). A todos se les ha informado como funciona esto con anterioridad, así que las parejas que han acordado previamente su encuentro, pueden pasar por las escaleras y elegir la que tenga la puerta mas bonita. Los demás, se quedarán aquí para experimentar la sensación sexual entre muchas personas con deseos carnales en su interior.- Un poco nervioso mientras habla, pero lo logra disimular. -Todo esto fue planeado solo con una razón, para su completo placer y su entera satisfacción. Procuren no ser rudos con aquellos que no quieren, intenten no molestar al que no desea ser molestado. Déjense llevar, y las corriente simplemente hará su camino.- Dicho esto, Escanor prende unas luces rojizas que salen titilando despacio y repetidas veces, para dar un entorno mas sexy en la sala principal, la sala que sería un descontrol. -Recuerden, el que tenga mas prendas de otras personas, gana este evento.- Alza una copa con una gran sonrisa y hace un brindis. -Bienvenidos al sueño del Jabalí...- Toma una gran trago y la noche esta lista para empezar. La música acompaña al ambiente, las luces también y los participantes tienen todo a su merced.

Es hora de que esto se descontrole.

Off-rol:
¡SALUDOS CHICOS! Por fin ha llegado el evento, y aquí les dejare todo lo que deben saber.
Este es el starter, voy a usar este starter en todos los temas para que todos puedan tener en sus propios temas las ambientación por si necesitan fijarse o corroborar algo, y no andar de tema en tema.

Participantes de este tema (Sala principal. Recuerden, aqui van a estar todos aquellos que no especificaron una pareja o un tema privado.)
MAX SANTANA
KY-0
HUI.
VENUS MERINUS
HATI LOTHBROK
ARVAKL T NAOYAMA

No hay orden de posteo, pero no se permite el doble post, o sea postear dos veces seguidas sin que nadie haya contestado. Sus gustos han sido tomados en cuenta y en caso de que quieran verificarlo pueden ir a este tema --->http://sincity.foro-activo.es/t7994-evento-inscripcion-greek-room-18 para saber mas de sus compañeros.

Poner en negrita cuando le den su prenda a otra persona, esta debe conservarlo hasta el final del tema, el cual hasta ahora no tiene limite.

Pueden tocarse entre ustedes libremente, todo esta permitido siempre y cuando tengan un poco de consideración por los personajes de los demás (nada de golpear salvaje si la otra persona no lo desea puej(?) Recuerden que tuvieron la oportunidad de especificar gustos en la inscripción, así que si alguien hace algo que a ustedes no les gusta, entiendan que tal vez no estaba enterado de ese dato, y traten de seguir el rol lo mas apacible posible.  Hay personajes extras, NPCs, aunque pocos, dando vueltas por la sala principal, por si necesitan personajes de apoyo. Juguetes sexuales y todo lo necesario a su alcance, bebidas incluidos.

Y la ultima regla. ¡DISFRUTEN! :D Gracias por participar. Que pasen una excelente velada 7u7r.


MENU (puedes pedir todo esto a Escanor):


Bebidas
Vaso de agua - Gratis
Limonada - 5 libras
Jugos de frutas - 5 libras
Soda de cola/lima limon/naranja - 10 libras
Licuado de frutas - 15 libras
Hidromiel - 25 libras


Cervezas
Botella Cerveza New London - 15 libras
Jarra grande Cerveza New London - 30 libras

Tragos
Ron - 20 libras
Sex on the Perra (Jugo de naranja, vodka y edulcorante) - 30 libras
Whisky "Float Goat" - 30 libras
Vodka "The Russian" - 45 libras
Alcohol de Hidromiel (FAVORITO) -50 libras

Espumantes (Viene en jarra grande)
Champagne - 60 libras
Champagne New London - 80 libras



El Sueño del Jabali.

Escanor Di Master
avatar
Soberbia

Versatil

Volver arriba Ir abajo

Re: {Evento Greek Room} Sala principal 3, 18+

Mensaje por Venus Merinus el Mar Mar 13, 2018 9:27 am

No podía evitar fijarme en el traje que estaba estirado en mi cama, lo había encargado exclusivamente para esta noche tan única y especial pero siendo sincera conmigo misma estaba un poco indecisa ¿asistir a este evento era una buena idea o sería mi peor error?. Pertenecer al clan Merinus no era fácil pese a tener lazos de sangre con la gran mayoría del mismo si yo deshonraba el apellido sería castigada de la peor manera, y esa no era exiliarme, sería degradada al nivel más bajo del clan. Yo me convertiría en una simple pertenencia de todo el clan podían hacer todo lo que quisieran conmigo, menos asesinarme. Claro éramos demonios llevados de la mano por los mismísimos pecados por los que castigábamos en el averno pero se supone que somos mejores que esas almas pecadoras, o que deberíamos serlo, y siendo una Merinus que era símbolo de elegancia y clase con mayor razón teníamos que ser discretos con nuestras necesidades y deseos.

Aunque sabía muy bien que me había impulsado a correr el riesgo la oferta de placer sin ataduras ni remordimientos, fue demasiado tentadora para poder negarme y tal vez mi parte lógica lo consideraba un movimiento de lo más estúpido pero mi mente aquella parte lujuriosa dominada por el deseo había aplastado la lógica y así llenado mi mente de hermosa pero excitantes imágenes haciendo que mi ser estuviera caliente y anhelante de lo que pasaría en el evento de "Greek Room".

"El Sueño del Jabalí", era el establecimiento donde se llevaría acabo dicho evento, el mismo estaba en boca de todos y no era para menos. Puede que el lugar era prácticamente nuevo se había vuelto bastante popular y no había ningún rumor que lo desacreditara y lo más importante era un lugar discreto.  Y aunque ahora estaba dudando si asistir o no mi día había estado completamente planeado para hoy.

A comienzos de las mañanas y hasta casi mitad de la tarde me la pase trabajando y adelantando todo lo que pudiera para poder disfrutar el evento sin ningún pensamiento de trabajo. Cuando a mitad de tarde por fin termine con todo acudí al mejor Spa para mi completa preparación, me dedique a mimar mi cuerpo por completo si iba estaría perfecta. Los tratamientos dejaron mi piel lozana y tersa, mi cabello caía en una cascada brillante y semi-ondulada y mi cuerpo estaba limpio de toda impureza e imperfección; estaba perfecta e impecable en todos los aspectos no quería nada fuera de lugar.
Suspire y me encamine a la cama donde reposaba aquel perfecto vestido deje caer mi bata de baño dejando ver un hermoso y sensual conjunto de lencería y procedí a colocarme el vestido verde oscuro entallado hasta la cintura con una hermosa cadena dorada, la falda caía suelta hecha de un material semitransparente  que mostraban sus piernas torneadas habían hilos de oro adornando el final de la falda con unas largas aberturas al frente y terminaban con unos hermosos altos que se ataban hasta la altura de la rodilla que el vestido resaltaba la forma de su cuerpo, y presionaba su busto contra un sutil escote y para el toque final una delicada diadema en su cabello resaltando contra el color blanco del mismo.

Salí de mi habitación con el caminar de una reina cabeza en alto y un caminar elegante.
Cuando llegue al evento este no había empezado aún había más gente de lo que yo misma esperaba -"El sexo vende y abre muchas puertas"- pensé con burla mientras caminaba con un paso elegante pero sensual. El encargado de "El Sueño del Jabalí" era algo que no esperaba pero bueno su apariencia no era algo realmente importante, cuando sorpresivamente las luces se apagaron para encenderse unas titilantes de color rojizo el mismo hombrecillo dio comienzo al evento algunas parejas desaparecieron.

Para no quedarme un mismo sitio camine hacia la barra con sus contorneadas piernas dejandose ver por las aberturas de la falda, me dirigí con paso firme pero con mucho estilo y una suave e incitante movimiento de caderas. Me senté en un taburete de la barra pedí un martini de chocolate y me gire a ver el lugar con una mirada evaluadora y porque no decir depredadora.
Vestuario
Venus Merinus
avatar
Ira

Versatil
Bisexual
Demonio

Volver arriba Ir abajo

Re: {Evento Greek Room} Sala principal 3, 18+

Mensaje por Hati Lothbrok el Mar Mar 13, 2018 9:18 pm

Los


Dioses son honrados, en cada momento dónde el hombre, desamparado y pequeño, se sienta grandioso. Y ese hombre, elevado en el escalón de su propio orgullo, investido de poder sin abandonar jamás la humildad, honrará a los mismos Dioses, pero sobre todo a sí mismo.

'' Se sienta grandioso…''


Lothbrok amaba la bebida.
La sangre.
La carne.

Sólo en ese entorno se sentía abrazada por algo más grande que la gloria y la fama.

Los suyos no tenían un culto obligado. Nada, jamás nunca, se basaba en órdenes más allá de la propia tradición, cuando el ardor de sus corazones se los ordenara. No antes, no después. ¿Ahora era guiada por un ímpetu nacido en sus propias costumbres? La mujer chasqueó la lengua ante las propias preguntas de su cabeza, y para anular por completo toda reflexión que la dejaría mal parada, tomó un largo y sonoro sorbo de cerveza, sabiendo que no estaba ahí para honrar el nombre de nadie. Que ese ritual, carente de sacrificios humanos, no era para que el panteón que la observaba conspirase a su favor. No, claro que no. Alguien interesante tiene que haber, después de todo Se dijo a sí misma mientras mordía una de sus doradas pulseras, detonantes de un atuendo no muy común en la escandinava mientras todavía tenía un deje del sabor a trigo en los labios. Era una fiesta, naturalmente tenía que parecer que estaba en una, y mientras ojeaba a la multitud, haciendo rechinar sus dientes contra el arco de oro, se convencía de lo mismo. Aún cuando no veía más que un improvisado experimento de Darwinismo social. Ella, evolucionada para vencer a todos los presentes. Ella, en el máximo escalón. Los otros, por su parte, eran alimañas. ¿Así era? ¿O solo se estaba divirtiendo alejada de los demás? Poco y nada pensaba en ello. Acostumbrada a sus armaduras ligeras, la mujer se sentía tan disfrazada como un payaso en fiesta infantil, y eso la tenía acomodándose descuidadamente el vestido azul por sobre sus rodillas sin pensar en otra cosa más que su propio absurdo.

¡Pero que va!

¡El hombre ha de morir, y lo único que se sostiene en pie, perenne como las hojas del fresno, es la fama!

Buena. O mala.

Sonreía y reía socarronamente, un barril de cerveza después, sentada en la misma mesa. Acariciaba un pequeño tambor de cuero mientras su torso se movía sinuoso como el de una serpiente sin levantarse ella de la silla. Cuanta comodidad sentía por estar en ese bar. Si bien no había fuego, había alcohol, si bien no habían amigos, había música y refugio. Hacía mucho tenía suficiente con ello. Con algo que le calmara el estómago, con algo que le humedeciera la garganta. Lo demás, por su lado, era una nimiedad.

Por eso cuando se apagaron las luces, supo iba a suplir otra necesidad de su cuerpo. Una más vital, una que el hombre, limitado por la moralidad, se empecinaba en evitar. Su ansiedad de ello, sin embargo, no aguardaba hacía mucho tiempo. Convertida en cuchillo, la mujer tomaba cuerpos, amenazaba con cortarlos, más lo que terminaba sangrante al tiempo después no era otra cosa más que su alma.

Aun así, la mujer ojeó su entorno. Su cabello blanco, excepcionalmente suelto, cosquilleando forzosamente sus hombros no era más que un reflejo de luces azules, violetas y rojas. Sus pómulos resaltados por los halos de luz que se colaban por las ventanas, sus párpados entrecerrados, cuyo iris parecía opacado con una pereza extraordinaria. ¿Se podía oler la lujuria? Ella lo hacía. Sentada en su silla, con el vestido aquel subido hasta las rodillas separadas una de otra, ella todavía no dejaba ver nada de sí misma, si no que flotaba, sumida en sus costumbres poco femeninas, sintiendo en un escalofrío cada vello de su cuerpo. Las cosas daban vueltas, los cuerpos daban vueltas. Sus brazos caían tambaleantes por los costados de la silla, sus falanges acariciaban el suelo frío que, en una hora más, quedaría manchado con fluidos pegajosos. Vestigios de la gran cantidad de ''amor'' que irían a darse todos esa mágica noche.

Y ella...

Ella debía honrarse a sí misma ahí, en esas sombras.

Su cabeza cayó pesada por el respaldo de la silla, su boca abierta y respiración ligeramente entrecortada dejaban ver su alcoholizado estado, además de sus ojos, cuyo parpadeo se hacía cruelmente más lento. Miró hacia atrás, vio grupos de rostros desconocidos que no le interesaban, de momento, en lo más mínimo. Lucían como demonios, como sátiros pequeños de nombre anónimo. Su cuerpo se derretía sobre la madera, y ella, con sus cristalinos ojos, parecía buscar algo. Bingo. La dragona gesticuló una lasciva media sonrisa.

Su cuerpo no era más que un reflejo de sombras y jadeos, mientras ella parecía avanzar decidida, hacía un punto en particular. Cuanta mala suerte para mi~ o buena tal vez. En sus caderas la luz de un auto que corría por fuera del sueño del Jabalí perdió su rectitud, se quebró en su cintura, y luego en las curvas de la falda que caían hasta sus tobillos. Debía estar parada frente a él, y esperar su deleite.
Arvakl se encontraba apoyado en la barra, y tal como ella, bebía. ¿A qué debían saber sus labios en ese momento? La dragona avanzaba, y por mucho que la multitud se batiera, nada parecía interrumpir su lento y seguro camino, por mucho que la ensombrecieran siluetas de amantes de una noche, por mucho que el alcohol nublara su sentidos. Avanzaba en un camino recto, sus pies esquivaban mesas, sillas, aparatos extraños (¿No era suficiente el cuerpo? No en estos tiempos). Cada obstáculo como una pequeña y miserable piedra para el forastero que avanza descalzo. Y esa parte de ella, hipocritamente hueca, era la que amaba la idea de sacrificar partes de si por Naoyama.

Su actitud parecía venenosa en ocasiones, más no lo era. Pasó por el lado de una mujer atractiva, de cabellos plateados que caía como una cortina por sobre sus hombros. De todos modos ella no detuvo ahí su camino por más que le dedicara una pequeña y cómplice sonrisa. Siguió avanzando, si su destino era uno, ella no lo perdería por propia voluntad. Sus pies se detuvieron ligeros cuando su cuerpo quedó pequeño al frente del cyborg, oculta bajo su gran sombra. La albina no espero que aquél dejara de hacer lo que hacía, su mirada soberbia ni se molestaba en ocultar tal deje, y eso solo demostraba que no era un animal que se dejaría llevar por cualquier cosa. —Uhm~ —  sonrió apenas. Su cabeza fluvial como el brazo de un río se acercó peligrosamente a uno de sus propios hombros níveos, y sus manos se posaron en los mismos para afirmarse en los finos tirantes de su vestido. Poco a poco, fue jalándolos hasta que no fue necesario, y el vestido simplemente cayó alrededor de su cuerpo, sin inconvenientes, sin trabarse en ninguna curva. Su cuerpo, quizás demasiado delgado, hacía de sus dotes algo extremadamente grácil.
La azul prenda no ocultó otra cosa más que sus pies y tobillos.
Su cuerpo desnudo no era más que una sombra.
— ¿... Cómo crees~ que podríamos hacer algo por nosotros mismos esta noche? — La mujer hablaba excepcionalmente despacio, y solo una vez movió sus pies para deshacerse del vestido, buscó la mirada del vikingo.




©️Faniahh/Lala


x #0000ffHablo - #ffffccPienso - Narro x
Hati Lothbrok
avatar
Avaricia

Tú caballo. Yo jinete.
ᚨᚱᚠᚨᚲᛚᛊᛖᚢᚨᛚ <3
ᛞᚱᚨᚷᛟᚾ ᛞᛖ ᚺᛁᛖᛚᛟ

Volver arriba Ir abajo

Re: {Evento Greek Room} Sala principal 3, 18+

Mensaje por Arvakl T Naoyama el Jue Mar 15, 2018 12:33 pm

Arvakl no era un santo, eso era seguro. En su vida había pasado por muchos lugares, desde los más bajos casinos donde los cuartos traseros servían de recamaras para que los mejores jugadores tuvieran un rato de desahogo con las meseras, hasta bares nocturnos parecidos al que estaban ahora, aunque no tan grandes ni bien equipados, en los que el sexo se respiraba en cada esquina mientras las parejas ni se molestaban en ocultarse para empezar a tomarse unas a las otras, o inclusive entre varias. Por ello cuando se había presentado la idea de ese evento, el mercenario no había tenido problema n aceptar, total, una noche interesante pudiera presentarse, especialmente ante el hecho de que fuera cierta dragona quien le hablara de ir al lugar.

No había tenido que trabajar, por lo mismo una siesta había sido su plan de la tarde para no tener problemas más en la noche, su idea no era estar poco, si no extenderse todo el tiempo que fuera posible, una noche donde se entregara a los mas primitivos instintos de la humanidad, celebrando aquel estilo de fiesta arcaico, casi ritual, donde carente de sacrificios su forma de alabanza era la carne, el choque entre los cuerpos. En lugar de incienso era el aroma del sexo, de la desvergüenza y de la pasión. En lugar de canticos eran los gritos, los gemidos y jadeos. Si, un ritual entero practicado con la carne, una forma donde se alababa la vida de la manera mas pura, con la forma de crearla.

Llego a las 11 en punto, observando la poca gente que se encontraba en el lugar. No era por que no tuviera excito el reciento, si no por que las personas no acostumbraban a llegar temprano a esa clase de eventos, era mucho mejor llegar mas tarde, cuando el bullicio se hubiera encendido, la fiesta estuviera en su auge y la diversión fuera momentánea. En su lugar, el ciborg al llegar simplemente miro gente acomodándose, pidiendo algunos tragos para su inicio de la noche, incluyéndose en ese ámbito. Había llegado separado de su pareja, una idea que habían concordado, llegar cada quien a su hora, relajarse un poco, beber algo, hasta que diera el momento en que el anfitrión diera inicio a la verdadera acción. Su compañero inicial fue, en lugar de la albina, simplemente una tarra de cerveza, que vendría acompañada a destiempo a lo largo de la noche por una de ron, siendo que el alcohol no lograba el mismo efecto que cuando fuera enteramente humano al tener su sistema ya mejorado mecánicamente; pero como mínimo, podía seguir sintiendo los sabores, y su cuerpo no lograba filtrar las grandes cantidades de alcohol que planeaba ingerir hasta la hora, queriendo al menos un poco del disfrute que la falta de sobriedad daba a cualquiera que quisiera relajarse.

Ese día no vestía sus típicos uniformes, no quedarían acorde con el tipo de velada. En su lugar un pantalón negro y una camisa blanca de botones había sido su atuendo. Su cabello largo acababa en una coleta baja, sus mechones rojizos caían alrededor de su rostro, uno de ellos inclusive cubría uno de sus dorados ojos. En su mano un reloj de pulsera negro decoraba su muñeca, en el otro una pulsera con runas escritas en la platinada placa de acero de la cual estaba hecha. Normalmente llevaría su katana en su costado, pero aquella noche no era necesaria, hasta los compartimientos de sus extremidades mecánicas estaban libres de armas, respetaría el deseo del dueño de que aquella noche fuera solamente placer y nada de escándalo. Igualmente, el solo deseaba tranquilidad y placer aquella velada.

Luego de un rato noto a una chica acercarse a su lado. ¿Qué era lo que habría llamado su atención? Sin duda aquellos cabellos plateados como la luna, que relucían mas en aquel largo y elegante vestido verde, una mezcla única y curiosa que capturo su atención algunos momentos. No podía negarlo, su gusto por las albinas era casi desde que empezara a sentir atracción por el sexo opuesto, aquel color de cabello recordándole la luz de la luna las largas noches que pasaba de cacería fuera de su casa y pueblo. Los movimientos de la chica eran gráciles, refinados, notaria en ella sin duda clase, elegancia y estatus, solo recordándole la variedad de seres que esa noche se encontrarían en aquella fiesta de roces y provocaciones. Después de todo, ver a una chica sin duda de alta clase, en el mismo lugar que un simple mercenario como él, y ambos con el mismo perverso objetivo, era una muestra de lo que la lujuria ya liberada en aquel lugar podía provocar.

La pequeña idea de ir a hablarle se cruzó por su mente, pero esta no duro demasiado cuando la voz del dueño del lugar se hizo presente en cada rincón. Su vista giro hacia el podio, donde el flacucho hombre bigotón se hizo presente. Tal imagen le sorprendió, era la verdad, no sabia el dueño del lugar luciera tan… Normal, curiosa la imagen que daba aquel que dirigía uno de os negocios que mayor auge estaba obteniendo. Pero no critico, si no que aplaudió cuando este dio su bienvenida. Tal vez carecía de imponencia, pero al menos se notaba agradable y responsable con el servicio que ofrecía, levantando su tarra, la quinta de la noche, en honor a él, terminando de vaciarla en tres gruesos tragos que llevarían el recipiente de cristal sobre su cabeza, resultando en un show multicolor cuando las luces cambiaron a aquel tono rojizo que llenaría todo el lugar entre sombras y deseo.

No fue hasta que bajo la tarra que la observo, ya delante de si, aquella figura grácil y casi delicada, con un sinuoso movimiento de cadera parecía llamarle. La sonrisa en su rostro se formó casi inmediato, cuando noto la casi maliciosa sonrisa que daba la chica. Su intención era mas que clara, ya habiéndose recuperado de toda duda del pasado, de todo resentimiento o rencor. Ahora su relación había llegado a otro punto, ahora simplemente había despertado una necesidad entre ambos, una intensa que necesitaba ser complacida y con la cual se habían entregado multiples veces, aquella noche dispuestos a hacerlo una vez mas, pero de una forma mas intensa, mas ceremonial, mas indiscreta.

El cuerpo desnudo de la vikinga quedo delante de sus ojos, su sonrisa solo se ensancho unos centímetros, mordiéndose el labio ante la mirada que lograba distinguir de la chica, poniéndose de pie, dejando mas que en claro la diferencia de altura entre ambos, con los casi dos metros que media el ciborg, quien se acercara con cortos pasos hasta su pareja- Quien sabe… Este cambio de ambiente pudiera darnos algunas ideas… ¿No crees? En lugar de la naturaleza, ahora estamos en la sociedad… Y debo decir no está mal –riendo tranquilo, notaba las leves copas de más que la chica sin duda tenia encima, en especial por lo brillante que sus carnosos labios parecían, aun húmedos posiblemente por su ultima bebida. Se mordió el labio inferior una vez más, hasta que las caderas de Hati estuvieron entre sus manos, siendo acariciadas por sus dedos, esperando la chica le ayudara a deshacerse de su propia camisa, el único calor que necesitaba seria el del cuerpo ajeno. - Casi temí hubieras decidido ir con alguien más antes de llegar hasta mi… -susurro el hombre, aunque en realidad bromeaba, no era un temor real, no tenía nada que temer, no con ella, ya no. De suceder algo así sabía que al final la vikinga regresaría a su lado, siendo que aunque sus cuerpos eran una manera de entregarse y disfrutar, lo que sentía por ella iba más lejos de que los celos o dudas pudieran tocar, sin temer que un acto carnal los fuera a romper, cuando ni siquiera la muerte los había logrado separar.

Al final su curiosidad habia superado lo demás, inclinándose mientras sus manos atraían mas a la fémina dragona, apretando sus caderas contra las de ella, pegando levemente el inicio de sus vientres. Su rostro se ladeo, permitiendo salir de sus labios la suave mezcla de ron y cerveza que daba únicamente un olor alcohólico que no llegaba a ser molesto, pero que sin duda habia aumentado la calidez de su aliento de manera considerable. Finalmente sus labios exploraron los de la vikinga, insistentes, apasionados, deleitándose con los carnosos que eran y el sabor a alcohol que tenían, resultando mucho mas delicioso que cualquier ron o hidromiel que hubiera probado jamas. Sus dedos se deslizaron mas hacia la espalda de la vikinga, asegurando su agarre sobre el pequeño cuerpo de su pareja, separándose únicamente para mostrar un delgado hilo de saliva que una sus labios, que brillo rojizo por la luz del lugar, rompiéndose cuando el hombre se relamió con calma, al igual que deslizo su lengua sobre el labio inferior ajeno, instándole a seguir el aire de lujuria que llenaba cada rincón del establecimiento.
Arvakl T Naoyama
avatar
Soberbia

La que parta a cierta albina en dos (?)
Hatisexual
Cyborg

Volver arriba Ir abajo

Re: {Evento Greek Room} Sala principal 3, 18+

Mensaje por Escanor Di Master el Vie Mar 23, 2018 9:59 pm

Las hermosas camareras, entre ellas modelos de la compañía de Lulu Huang que Escanor ha contratado, se reparten hacia las distintas parejas en la sala para repartir gratuitamente todo tipo de tragos. En cada bandeja se encuentran preservativos y utensilios pervertidos para seguir con el juego sexual.

El barman se limita a servir tragos extraños y afrodisíacos, muy dedicado a la barra y ya poco a poco empezando a oír los gemidos en la sala. Las luces de la sala van cambiando, ahora siendo de un color verde oscuro. El ambiente se hunde bajo el humo de los fumadores y todo es tan oscuramente travieso que ya no parece un bar, sino una sala erótica, exclusivamente erótica, pero ese era el punto de todo el evento, hacer sentir a las personas en un lugar diferente y que puedan explotar esas emociones sexuales.

Los cuartos privados no se quedan atrás, las camareras también tocan puerta y interrumpen un poco su clima, dejando en mano o en mesa aquellas bebidas elaboradas por el Di Master. Los pasillos, las salas y los cuartos, todos con un aroma a sudor y placer, perfumes, alcohol y cigarros. Escanor tímidamente traga saliva y ajusta su corbata, tratando de no distraerse con las cosas que ve a su alrededor, un profesional debe estar siempre enfocado en el trabajo.

Todos los participantes del evento se les ha regalado un jugo con alcohol e hidro-miel, cortesía de la empresa de Valeria Sotority.


MENU (puedes pedir todo esto a Escanor):


Bebidas
Vaso de agua - Gratis
Limonada - 5 libras
Jugos de frutas - 5 libras
Soda de cola/lima limon/naranja - 10 libras
Licuado de frutas - 15 libras
Hidromiel - 25 libras


Cervezas
Botella Cerveza New London - 15 libras
Jarra grande Cerveza New London - 30 libras

Tragos
Ron - 20 libras
Sex on the Perra (Jugo de naranja, vodka y edulcorante) - 30 libras
Whisky "Float Goat" - 30 libras
Vodka "The Russian" - 45 libras
Alcohol de Hidromiel (FAVORITO) -50 libras

Espumantes (Viene en jarra grande)
Champagne - 60 libras
Champagne New London - 80 libras



El Sueño del Jabali.

Escanor Di Master
avatar
Soberbia

Versatil

Volver arriba Ir abajo

Re: {Evento Greek Room} Sala principal 3, 18+

Mensaje por Reno & Hui el Lun Abr 16, 2018 11:36 am

La mañana había empezado la verdad que bastante bien, no tenía clientes y podía dedicarme a mi solo cuidado, cosa que pocas veces hacia la verdad ya que las tareas del prostíbulo me tenían tan liada que apenas podía dedicarme a hacer algo para autocomplacerme aunque ya era hora, el prostíbulo me tenía tan atareada que ya iba siendo hora.
Dejé las cosas sobre el velador para poder peinar mi cabello con cuidado, aun las ojeras me perduraban como las marcas de la noche anterior, una noche asquerosa y no había día en el que no me lamentara de hacer eso pero daba igual porque era para una causa mejor; poder liberar a mi hermana y así recuperar nuestra libertad conjunta , volveríamos a ser una familia y nada me detendría, ua veía más cerca mi futuro y mis sueños, sueños que probablemente tardarían más en llegar.
Suspiré con pesadez deshaciendome de esos recuerdos para seguir peinandome. Una vez con el cabello perfecto me dispuse a tomar las ropas que había sobre el asiento del rincón, en aquella butaca vieja y maltratada que había ahí. Ya me había bañado anteriormente así que estaba bien vestirme sin ducharme antes, me había quitado toda la porquería que habían dejado tanto dentro como por fuera. Me coloqué aquella falda ceñida y corta que si bien no mostraba mi trasero al completo podría hacerlo solo con levantar un poco y de manera descarada, junto a eso acompañé las prendas con una chaqueta jean holgada y grande así como rasgada con un "Fuck you" grabado en la espalda, y para finalizar todo el conjunto pues un choker negro junto a unas bambas planas de color blanco, como la camisa.

La puerta de mi habitación se cerró detrás de mí para dejar paso a los ruidos del pasillo que desde buena mañana ya se sabía que había actividad- Vaya que desde buena mañana ... -Musité con desgana mientras rodaba la vista sacando el paquete de tabaco de mi bolsillo derecho de la chaqueta. Saqué uno con cuidado colocándolo entre mis labios para poder encenderlo con el mechero que tenía en el bolsillo trasero de mi falda y con un pequeño suspiro pude sentir la nicotina haciendo efecto en mí , la ansiedad y toda la mierda que tenía dentro se fue de golpe y yo, ahí con los ojos cerrados, disfrutaba de cada calada así como el humo que brotaba entre mis fosas nasales , eran una maravillosa sensación de relajación la verdad, demasiado buena para mi, olvidaba todo lo que debía hacer por segundos , pero cuando volví a mi realidad todo aquello se fue dejando paso a la horrible imagen que tenía delante de mí; un prostíbulo repleto de personas estúpidas, adictas al sexo, hombres que eran unos cerdos en busca del placer más exquisito y eso , realmente me dio asco ver a gente así, demasiada.

Me coloqué los cascos dispuesta a salir del recinto para ir a buscar clientes, o lo que fueran lo mismo; cerdos.

-Lil Peep x Horse Head - Right Here

Ahora aquella canción tan triste se asomaba por mis cascos con tal de hacerme recordar las penas que pasaba, no es que no me quisiera deshacer de ella solo que sentía un masoquismo enorme con tal de hacer sentir algo en mi cuerpo, una asquerosa sensación que a mi me reconfortaba y me hacía recordar la desgracia que padecía en mi día a día así como el objetivo que tenía con todo eso de la prostitución; liberar a mi hermana y saldar mi deuda. Suspiré dejando que la colilla del cigarro se apagará en mis propios labios suspirando mientras me detenía ante un hombre que había solicitado mis servicios.

Una vez más sentía un virus invadir y con una sonrisa lo recibí.

¿Has esperado mucho?
***
Otra tarde más la vida no me sonreía y solo me dejaba como muchas otras veces; sola y maltratada en una triste jaula de pájaros donde tenía que pasarme la vida hasta poder recuperar a mi hermana.
Subí la diestra hasta el bolsillo de mi chaqueta recordando aquella entrada que tenía para un evento, un evento al cual ya llegaba con retraso.

-Joder…  

Por un momento no quise ni ir a ese evento por la pereza y cansancio pero por otra parte era librarme de mi actual rutina así que simplemente tomé mis cosas y con esas ropa de prostituta que tenía fui directamente, aunque antes me lavé mi bonita concha ya usada… Que divertido.

idontwannabeyouanymore // Billie Eilish
La triste canción sonaba a un suave ritmo mientras el bus con destino al lugar donde la invitación indicaba no era muy lejos, en la espera simplemente cerré los ojos apoyada en el asiento trasero con cuidado esperando que todo se solucionara con solo imaginar, o eso era lo que quería tragarme.

Pronto el bus se detuvo y avancé hacia la puerta de la salida bajando con tranquilidad para adentrarme en ese peligroso nuevo mundo en el que me había metido, aunque de peligroso ya no llevara nada, sentía que si hasta me violaban sacaría dinero.

Unos pasos más me llevaron a la sala principal observando el decorado con mucha cautela mientras iba a la barra a beber algo recargado con alcohol, tuve que enseñar el carnet para que creyera que tenía 18 y no era una niña de 16.

Esa iba a ser una larga noche.

Reno & Hui
avatar
Pereza

H: Bajo el hermoso cuerpo de mi albina. || R: Dominando.
Pansexual.
H:"La bruja ninfómana de metal"... || R: Soy Groot!

Volver arriba Ir abajo

Re: {Evento Greek Room} Sala principal 3, 18+

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.