—You really got me now | Rol CB +18 | -Priv. Zhenya-

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

—You really got me now | Rol CB +18 | -Priv. Zhenya-

Mensaje por Tizian Schröder el Dom Mar 25, 2018 6:19 pm

You really got me now
10 p.m. — con Dai Zhenya — Mansión Schröder

Tizian Schröder : : ¡¡¡¡¡¡¡¡Zen!!!!!!!!!! —se le tira encima.

Dai Zhenya : ㅡViene. Ve a Tizi. Se va. Empero, antes de poder marcharse en su total libertad, ya tiene un demonio de baja estatura y acosador encima suyo; linda noche para él.ㅡ

Tizian Schröder : ¡Zen, hagamos alguna posición hoy! —se mueve de manera sugestiva sobre él, aprovechando.

Dai Zhenya : ¡¿Cómo?! ¡Tizian! ¡¿Qué dices?! ㅡSe alteró ante las palabras del más bajo, colocándose en un estado de vergüenza absoluta al imaginarse la situación y la manera en la cual este se movía sobre su cuerpoㅡ ¡Eso no se hace! Sólo los adultos pueden y no, de-deja

Tizian Schröder : Pero Zen, yo ya soy un adulto, que mi apariencia no te engañe—infló una mejilla peor luego soltó una risita ante las expresiones ajenas—. Nishishi... ¿Te lo imaginaste verdad? ¡Zen pervertido! —Lo abrazó por el cuello sin separarse de él—. ¿No quieres entrar completamente en el mundo de los adultos, Zhenya?—se relamió ligeramente los labios.

Dai Zhenya : ㅡSus labios apretó con fuerza en lo que cerraba sus ojos, conteniendo enormemente la necesidad de gritar por el enojo y la vergüenza que estaba sintiendo por su culpa; ese crío realmente estaba jugando con élㅡ ¡¡No soy ningún pervertido!! ¡Aquí el que lo es eres tú, no yo! ㅡrepuso en un timbre alto de vozㅡ, además, no es porque no quiera sino porque no soy uno y aún me quedan años de juventud. Recién seré adulto a los 21, 2 años exactos tengo de adolescencia ㅡrecalcó, intentando actuar como normalmente lo hacía, ignorando en lo posible la incómoda forma de actuar del demonioㅡ

Tizian Schröder : —Le escuchaba y menos entendía las cosas que estaba escuchando. Ladeó el rostro y su sonrisa se volvió más pronunciada—. Zen… hay chicos más jóvenes que tú que han experimentado muchas cosas—fue en ese momento donde una de sus manos se paseó por el pecho ajeno, acariciándolo sin pudor alguno. Se mantuvo cerca del rostro ajeno, hablándole sobre los labios pero sin llegar a besarlo, tenía que tomarse muy en serio lo que estaba escuchando antes de hacer más movimientos—. Vamos a divertirnos, Zen…. Si sólo te dejaras llevar, tú podrías hacer…—tomó la mano ajena en un movimiento repentino, posándola en su propio pecho y obligarle a acariciarle— lo que quieras conmigo.

Dai Zhenya : Su cuerpo se estaba tensando más de la cuenta ante cada movimiento, palabra y manera de mirar que el más bajo dejaba ver delante de sus ojos, no pudiendo predecir qué era lo que realmente planeaba hacer con su persona o con los dos. Su respiración se cortó apenas percibió la mano foránea rozar su torso y parte del abdomen, incomodándose con obviedad por ello; jamás tuvo un contacto de esa índole y, en casos anteriores que algunas compañeras e incluso compañeros intentaron hacerlo, él los apartaba con brusquedad pero en esta situación no podía… ¿o no quería realmente? —Y-Yo no soy como los demás, prefiero vivir la vi-vida en su orden y no jugando a ser un… a-a-adulto —lo último casi le costó pronunciar al poder ser capaz (de manera obligada, prácticamente) de tocar el pecho impropio por encima de sus telas—. Dices… cosas raras ¡Cosas raras, es definitivo! —exclamó en su cohibición.

Tizian Schröder : —Negó despacio ante ello. Al parecer la vida de su adorado Zhenya había sido bastante dura. Lo habían reprimido sin lugar a dudas y eso era tan triste. Quería consolarlo, quería tenerlo en sus brazos… no, más bien, quería estar en sus brazos. Zen es tan adorable, casi no podía soportarlo demasiado—. No necesitas ser como los demás. Es porque eres diferente que me gustas tanto y por eso quiero hacer cosas... raras contigo. Uhmm… esas cosas raras se sienten muy bien—mantuvo la mano pegada a su pecho, sin embargo, con su otra mano deshizo os botones de su camisa, para que el hechicero tocase su piel directamente y, ese simple acto, le hizo suspirar y sonrojarse con fuerza—. Todo saldrá bien… ambos nos sentiríamos muy bien…—apoyó su cuerpo aún más que antes y volvió a moverse, casi frotándose. Perdía todo raciocinio con él.
● Palito



<3:
Tizian Schröder
avatar
Soberbia

Pasivo
Homosexual
Demonio

Volver arriba Ir abajo

Re: —You really got me now | Rol CB +18 | -Priv. Zhenya-

Mensaje por Mykyta & Zhenya el Lun Abr 02, 2018 1:11 am

Dai Zhenya : Su ritmo cardíaco aumentó de golpe a su vez que su rostro elevaba su temperatura y coloreaba sus mejillas aún más al percatarse del cómo el demonio pequeño comenzaba a desabotonar su propia camisa con el fin de incentivarlo a tocarlo más allá de lo que él consideraba permitido; y eso que, de tan sólo tocarlo, ya era para el hechicero abusarse demasiado con alguien. Inhalaba y exhalaba con dificultad, sintiendo en todo su cuerpo una extraña sensación ante los movimientos casi indecentes del impropio sobre su anatomía. Su mente no le estaba favoreciendo en ese momento —Tizi… n-no creo que esto esté bien hacerlo —musitó—: di-digo ¿Y si alguien nos ve o nos atrapa? Terminaremos… no, terminaré mal por esto, sí —finalizó, ahora acobardándose de tan sólo pensar que podría llegar a hacerlo con alguien más ¿Por qué le tenía miedo a eso cuando era algo normal? Tal vez la inexperiencia sólo le orillaba a generar esos miedos casi irracionales.

Tizian Schröder : —Apretó los labios, estaba conteniéndose mucho más de lo que normalmente haría. Lo hacía para no asustarlo, aunque a él, en realidad, no le importaría realmente. Tal vez porque realmente este chico le interesaba tanto es que no había hecho algo sumamente cruel o desesperado. No, tenía que ser más paciente, aunque le costara horrores—¿El problema es si alguien nos ve? ¿Quieres ir a mi casa entonces?—su mano acarició la mejilla ajena y sus movimientos fueron un poco más lentos, pero siendo especialmente cuidadoso al frotar su cuerpo lo suficiente como para que ambos se sintieran.— No terminaremos mal, pero si quieres intimidad es lo que puedo ofrecer. ¿Está bien así? Por favor… Zen, no me dejes así—su mejilla entonces se frotó contra la ajena y dejó caer su respiración que comenzaba a agitarse contra la oreja ajena.

Dai Zhenya : La situación le estaba poniendo en un estado de nerviosismo que no era capaz de comprender, el miedo y la incertidumbre de si ir más allá o no le estaba dominando y demasiado. No negaría que Tizian le resultaba un chico atractivo y demás pero la primera sensación le estaba carcomiendo por completo; sintió la mano que no le pertenecía sobre una de sus mejillas, tomándole totalmente desprevenido a pesar de la posición y el ritmo que ambos estaban llevando en ese momento. Aquello logró quebrarlo de alguna forma porque, en un intento de calmarse, un gimoteo de un sollozo ahogado escapó de entre sus labios a su vez que cerraba sus ojos con fuerza ¿Acaso era un llorón? Porque en ese momento las ganas estaban presentes. Tenía miedo a soltarse, realmente lo tenía y más aún a las consecuencias que eso le traería aunque tal vez era imaginaciones suyas o la educación estricta de su hogar le dio a entender eso. Llevó uno de sus brazos hasta su propio rostro y, usando su antebrazo, cubrir sus ojos a su vez que mordía con fuerza su labio inferior —Quiero… —musitó como le fue posible— pe-pero tengo miedo de que algo salga mal o no sé… —«Cálmate Zhenya, cálmate. No puedes mostrarte de esa forma y menos delante de él, no lo hagas» se recriminaba dentro de su cabeza; realmente parecía un crío en ese momento, un crío que evidentemente vivió encerrado y bajo la expectativa de los demás.

Tizian Schröder : Su corazón se estrujó ante la imagen que estaba observando y, si hubiera sido por él, ya estaría llenándolo de besos. Pero, soportando este deseo lo más posible, se levantó con cuidado y tomó el brazo con el cual el hechicero se ocultaba y tiró del mismo para ayudarlo a levantarse—. Vamos a mi casa. El auto está cerca. Zen no confía en mí pero… lo único que quiero ahora es que se divierta mucho conmigo—le sonrió y apretó suavemente la mano ajena, moviéndola de un lado a otro, tratando de calmarlo o de liberar la tensión que este tenía al respecto—. Si algo sale mal puedes culpar al impulsivo Tizian, no hay problema—comentó con un tono distinto, así como si estuviese cantando las últimas palabras que hubiese pronunciado. Ya Zhenya había dicho que quería, así que, despacio, lo llevó hasta el auto que siempre le esperaba cuando hacía sus paseos como los de esa noche, todo para volver a su hogar lo más pronto posible. Un hombre que parecía de una edad considerable, les abrió la puerta en silencio y él se subió, guiando al chico dentro del mismo—No sé si te asustará lo que vas a ver ahora… digamos que si la familia de Zen es estricta... la familia de Tizian también lo ha sido pero en otros sentidos. Aunque bueno, eso no importa mucho—miró por la ventana en ese momento, mientras el auto comenzaba con su trayecto. Era algo de lo que el demonio no quería hablar, después de todo era como si mostrara a un yo que había sido tapado hacía mucho tiempo con mentiras. Aun así no había mentido con lo de antes, quería que Zen se divirtiera a su lado.
● Palito




Mykyta & Zhenya
avatar
Gula

Versatil

Volver arriba Ir abajo

Re: —You really got me now | Rol CB +18 | -Priv. Zhenya-

Mensaje por Tizian Schröder el Lun Abr 02, 2018 8:35 am

Dai Zhenya : A pesar de todo lo anterior acontecido y a sus propias palabras, aún seguía sintiendo demasiada vergüenza por lo que acababa de hacer y eso se podía reflejar demasiado en sus mejillas y parte de sus orejas; empero, al mismo tiempo, se sentía aliviado de haber confesado como mínimo lo que se sentía al respecto como si se hubiera quitado un enorme peso de encima. Inhalo profundamente antes de aflojar la fuerza que ejercía en su brazo para así dejarse jalar por el pelimorado, apretando con fuerza sus labios ante el ligero apretón sobre una de sus manos —No todo es echar culpa a alguien… —musitó, siguiéndole el paso calmadamente aunque casi se detuvo al ver la figura de alguien imponente (para su persona) a un lado del vehículo detalle que lo hizo colocarse nuevamente nervioso—. ¿Se-Seguro, Tizian? Lo que dices me está dando más miedo que hacer cosas “divertidas” contigo —soltó sin pensarlo dos veces, siendo franco con lo que realmente estaba sintiendo y pensando en ese momento. Apretó con fuerza su camisa, más precisamente el borde inferior de la misma a su vez que el vehículo emprendía su marcha ¿De qué más se estaba perdiendo? Ese demonio realmente le había ocultado algunos detalles y eso le hacía sentir más inseguro estando a su lado, aunque él siempre fue un desconfiado con honores— ¿En qué sentidos lo dices entonces? —preguntó, observando de soslayo la figura de su acosador con atención; de esto no tendría por qué escaparse y tampoco se lo permitiría.

Tizian Schröder :Te forzaron a ser lo más inteligente y hábil posible sacrificando tu diversión y libertad ¿verdad? Digamos que también me forzaron a algo. —comentó como algo sin mucha importancia, aunque su expresión se notaba algo desolada, como si fuera un secreto tan fuerte para sí mismo que le era difícil de comentar demasiado—. Pero no es nada de qué preocuparse, quienes me forzaron a ello ya no están—le sonrió tranquilamente, no quería en sí asustarlo con ello, por lo que se explicó rápidamente—. Mis padres murieron hace unos años, así que me tengo que sí o sí hacer cargo de todo. Bueno, puedo ser “libre” con mi grupo… puedo ser “libre” cuando veo a Zen—la mano que no había soltado hasta ese momento la llevó hacia su propio rostro y frotó su mejilla contra esta—.  Que Zen se interese por mí, me hace muy feliz—unos cuantos minutos después, entraron a un territorio algo amplio y un hogar que algunos llamarían una pequeña mansión pero como él había visto otras más grandes él solamente seguía llamándole casa. El auto se detuvo en la puerta de la misma luego de pasar la entrada de rejas blancas.—¡Vamos, vamos!—alentó mostrándose risueño, jalando de su mano y entrando en la casa. Una de las ama de llaves les recibió con una inclinación de cabeza. “Mi señor, ¿su acompañante desea algún refrigerio?”—¿Quieres algo Zen? Puedes pedir cualquier cosa—mientras esperaba por si el hechicero deseaba algo, él preguntó si todo había estado en orden mientras estuvo ausente. El personal de la casa parecía mirar la escena con mucha curiosidad y eso no pasó desapercibido por el demonio—. Espiar es algo muy malo, nop nop—y aunque él no tenía el derecho de decir tal cosa, fueron palabras suficiente para que todos volvieran a sus labores—¿Sigues asustado Zen? Sólo soy... alguien de alto poder adquisitivo.

Dai Zhenya :Bueno… algo así —musitó en respuesta; no iba a admitir ahora que, en un principio, él quiso realmente hacer eso pero que muy pero muy tarde se arrepintió de ello, ser el único hombre de su familia sólo hacía que más piedras cayeran sobre su espalda y él, como tal, debía cargarlas en una mochila. Estaba atento a las palabras del más bajo, ahora ya no sintiéndose incómodo por permitir que este manipulara su mano a su antojo y la utilizase como una clase de peluche con la cual frotar una de sus mejillas, pensando que ya sería pasarse (de momento) de la raya con sus preguntas al respecto. Cuando vea el momento oportuno, lo hará. Fue cuestión de un lapso de tiempo corto para que el automóvil se adentrara a un espacio cerrado que en su interior yacía lo que sería el hogar del alemán, no tardando demasiado en bajarse del vehículo gracias al jalón que el dueño del sitio le dio. Realmente tenía la apariencia de ser alguien con un poder adquisitivo bastante importante. Se tensó de un momento a otro cuando escuchó la palabra espiar por parte de su compañero en esa noche de juegos, colocándose nuevamente nervioso por ello— ¿Espiar? ¿Cómo que espiar? —inquirió en un impulso, no pensando que tal vez estaría confundiendo la situación o algo por el estilo; no negaría que, a pesar de haber accedido, estaba alterado. Varias personas el estaban viendo y eso le incomodaba, llegando al punto de ignorar la pregunta del adverso de cortesía y sus siguientes palabras. Era muy obvio que no deseaba ser visto por nadie, su desconfianza le orillaba a actuar de esa forma.
● Palito



<3:
Tizian Schröder
avatar
Soberbia

Pasivo
Homosexual
Demonio

Volver arriba Ir abajo

Re: —You really got me now | Rol CB +18 | -Priv. Zhenya-

Mensaje por Mykyta & Zhenya el Miér Abr 25, 2018 12:44 pm

Tizian Schröder : —Oh, creo que no querrá nada de momento. Luego te llamaré, Chantal—las acciones del hechicero no fueron pasadas por alto, por lo que volteó a verlo—. Bueno, es que es la primera vez en muchísimos años que alguien que no sea de la familia o gente de negocios venga a esta casa, mucho menos a esta hora. Supongo que eso les llamó la atención. Pero no te preocupes Zen, son discretos y ellos no suben a mi habitación sino hasta la mañana—más que nada para levantarlo, a veces tenía el sueño pesado. Por eso, en cuanto la sirvienta se fue, el lugar parecía silencioso, sólo podía escucharse actividad en la cocina que estaba cerca de ellos y nada más—. Es desesperadamente grande…—murmuró apenas mientras volvía a retomar su marcha rumbo a su habitación—. De todos modos, tengo un pequeña heladera en allá, por si quieres tomar algo—subió unas escalaras y en la segunda habitación que podía observarse, se adentró. Había una cama amplia con las sabanas de seda blanca y los abrigos de color púrpura. En varias partes de la habitación había distintos elementos; consolas, un estante lleno de libros, así como una pizarra dónde tenía una serie de anotaciones, nombres de empresas de la ciudad y algunas fotografías. Por otra parte, él soltó la mano del hechicero y se lanzó un momento en la cama, siendo una rutina para él el hacer esto—¡Tan cómodo!—abrazó su propia almohada unos segundos. Él ciertamente se comportaba como un niño en momentos como ese. Sin embargo se sentó en la cama y la palmeó para que se acercara—. Nadie va a verte, no permitiría algo como eso. Zhenya, ven—como una clara invitación extendió su mano para que la tomase.

Dai  Zhenya : Una de sus cejas se enarcó luego de que la mujer los dejara a solas en la entrada, no confiando en las palabras del más bajo por unos momentos aunque terminó por suspirar en resignación, dejándose llevar por este con la intención de adentrarse aún más al edificio e ir concretamente hasta la habitación de este; ahora sus nervios estaban siendo reemplazados por unos que eran generados por la vergüenza misma que sentía de tan sólo dejar que su mente jugara de una manera que no correspondía. Cuando ambos se apersonaron al lugar deseado, sus ojos se desviaron de manera automática hacia lo que serían las consolas, siendo la primera vez que veía una en la realidad y no en simples revistas o en los anuncios de la televisión, siempre le había llamado la atención las mismas pero jamás tuvo la oportunidad de tener una. Dejando al mayor divertirse sobre su cama, él se dedicó a tocar una de con su índice, dejándose llevar por la curiosidad aunque mucho no duró cuando percibió la voz impropia hacer mención de su nombre, obligándole a desviar su mirada en su dirección. Mordió su labio inferior por unos segundos —Más vale que no me estés mintiendo ahora, Tizi —sentenció, encaminándose hasta donde se encontraba la enorme cama de la habitación y sentarse a un lado del demonio, ignorando la mano que este le extendía aunque no dudó en soplar la misma indicándole que la bajara—. Si la tomaba seguro y me lanzabas bruscamente a tu cama… —anunció.

Tizian Schröder : —Bueno, no estabas equivocado—fue en ese momento donde se giró, sentándose sobre el hechicero y empujándolo contra la cama.— ¿Estábamos así antes, no es así?—sonrió mientras su mirada se afilaba—. De verdad… no mentía Zen, ¿te gustan esas consolas? Son divertidas, podríamos jugar con ellas luego—su mano se deslizó por el pecho ajeno con cuidado, dejando escapar un ligero suspiro por estar así nuevamente—Posiblemente, si no lo hiciera así, seguramente no te voltearías a verme, que injusto—hundió su rostro en el cuello ajeno y soltó una risita, que aunque era la de siempre, ahora se escuchaba algo nerviosa—. Nadie había estado en mi cama antes, y siento mi corazón estallar… podría morir así—aunque era una exageración, ciertamente podría llegar a hacerlo. No porque fuese débil en sí, sino por sentirse tan sensible en momentos como ese. No se había enamorado así desde hacía muchos años. No, de hecho, esto era mucho más intenso que en aquel entonces. Zen era completamente distinto a cualquier persona que hubiera estado antes—. ¿Te arrepientes de haber querido venir?—le abrazó con fuerza en ese momento, pero no la suficiente como para detenerlo o algo por el estilo, sólo hacía falta empujarlo y ya estaba, pero esperaba que no lo hiciera. Estaba tratando de calmarse un poco, aunque esta fuera una misión imposible y se notaba por la respiración que se le agitaba y chocaba contra el cuello ajeno. —¿Recuerdas lo que estábamos haciendo antes? Vamos a continuarlo… ¿está bien?—murmuró contra su oído.
● Palito




Mykyta & Zhenya
avatar
Gula

Versatil

Volver arriba Ir abajo

Re: —You really got me now | Rol CB +18 | -Priv. Zhenya-

Mensaje por Tizian Schröder el Sáb Mayo 05, 2018 3:21 pm

Dai Zhenya : «Al menos sé algo de ti…» pensó con cierta altanería pero la misma no era de absoluta confianza, realmente detestaba el no saber muchas cosas del pelimorado y eso ya era un daño muy importante para su curiosidad porque, después de todo, él de alguna u otra manera se movía para satisfacer la misma. Su mirada se había desviado por unos momentos a la colcha que cubría el colchón de la cama, no percatándose (pero bajando su guardia por completo) que el más bajo no tardó en subirse encima de su cuerpo y tumbarlo, obligándole a recostar su espalda sobre la comodidad del mueble —¿Tizi? —inquirió en su asombro, sintiendo como su rostro adquiría una tonalidad carmín intensa y sus ojos reflejaban nerviosismo de tan sólo pensar que ya retomaron nuevamente al punto de partida; su cuerpo se erizó al sentir la cálida pero agitada respiración del demonio rozar la tez de su cuello, sintiéndose aún más extraño con respecto a eso—. No… aún no me he arrepentido —finalmente confesó, intentando calmar esa ensalada de sensaciones nuevas para él e interactuar como normalmente lo hacía. Tragó saliva con fuerza, entre abriendo ligeramente y de manera temblorosa sus labios con la idea de responder, más ninguna palabra salió; por eso siempre buscaba controlar sus emociones, pero ahora por alguna extraña razón no podía, no, no quería realmente— Por… supuesto que me acuerdo, no tengo mala memoria —habló por lo bajo, desviando su mirada de la impropia al girar su cabeza hacia el lado contrario de donde se encontraba más próximo el mayor.

Tizian Schröder :Bien… Zen. Umm, tócame un poco ¿de acuerdo?—Así como hacía unos minutos, comenzó a frotar su cuerpo contra el ajeno. Sus caderas eran quienes más participaban en realidad y se incorporó levemente, apoyando ambas manos a los costados del hechicero, queriendo mirarlo—. ¿No te gusto ni un poquito?—sus mejillas estaban ardiendo con fuerza. Esto no era más que un acto egoísta, tal vez el sacarse las ganas, tal vez y luego de esto se calmaría y entonces dejaría de buscarlo. Zhenya seguiría su vida estricta y él seguiría su vida de apariencias, pero pensar en esto le dolía, no quería ser un simple recuerdo, o algo como eso. Si Zen jugaba con él ahora estaba perfecto, si se dejaba llevar y le tocaba un poco sería lo ideal. Apretó los labios, ahogando un sollozo. Estaban en su cama y ahora esta tendría el aroma de Zhenya por unos días, porque esta no se iría incluso si limpiasen las sabanas, sería más bien algo psicológico. Aun así, él sonrió, soportando esa fuerte marea de sentimientos. Al fin y al cabo estaba acostumbrado a dominarlos y mostrar lo que le convenía para no aburrirse, esto no sería difícil ¿no es así? Sí, sería muy difícil—¿Sabes? Me gusta mucho cuando me dices Tizi… —sus manos acariciaban la piel bajo las ropas superiores, comenzando a quitarlas con cuidado, para ver donde debía ir más lento y en qué momento acelerar. Sentía el pecho oprimírsele por la ansiedad, y por la temperatura que comenzaba a elevarse dentro de él. Quería besarlo también pero no era el momento, tenía que aprovechar al máximo de ello ahora que estaba así, de esa manera con su persona—. Desde que te conocí, nos imaginé haciendo esto—confesó en un suspiro mientras lo dejaba desnudo de la parte de arriba.

Dai Zhenya : Aunque el más bajo se tomaba el tiempo de darle algunas indicaciones, él no se animaba a ejecutarlas como era debido. Sentía su cuerpo temblar como si le azotara el más cruel de los fríos y eso que la temperatura que presentaba en ese momento distaba totalmente de ello, no podía mirarle de la vergüenza que estaba sintiendo y menos ahora que un ligero jadeo escapó de entre sus labios cuando el pelimorado comenzó a frotar su cadera sobre la propia, llegando a tocar de una manera placentera su intimidad por encima de las telas. Empezaba a sentir un extraño “cosquilleo” en su parte más baja gracias a lo que estaba realizando el mayor y eso sólo incentivaba a cohibirse más de lo normal; sinceramente, no sabía cómo reaccionar en ese momento y, por más que le dijera que se dejara llevar, le resultaba imposible de hacer. Apoyó ambos codos sobre la suavidad del colchón impropio, levantando así parte de su cuerpo y poder estar un poco más cerca del rostro del adverso, pero no se atrevió a tocarlo tal cual como se lo pidió, sólo dejó reposar ambos antebrazos sobre la cama —¿Te… gusta? Bueno… es un lindo… mote —repuso como le fue posible, comenzando a sentir cierta incomodidad en su entrepierna, como si sus ropas en ese momento fueran un estorbo y buscaba una atención más “directa” por parte del más bajo. Un suspiro de su parte fue su respuesta cuando sintió las caricias y el cómo lentamente se le era despojado de sus prendas superiores más sus brazos quedaron aún cubiertos por la tela de las mismas ante la posición que estaban compartiendo en ese momento. Realmente no sabía qué hacer, pero sí lo que, inconscientemente, deseaba en ese momento por ello, siendo un acto un tanto impulsivo de su parte, colocó su diestra sobre uno de los glúteos ajenos (más precisamente el cercano que tenía) y apretarlo con fuerza, incitándole a “profundizar” aún más el roce entre sus caderas. Sus ojos se cerraron de golpe por eso, mordiendo su labio inferior sin cuidado en un intento de contener otro jadeo de su parte, poco a poco se estaba metiendo en la situación. No obstante, observó ligeramente a su acompañante por unos segundos, sonrojándose aún más por la revelación que le acababa de dar— ¿Q-Qué clases de… ideas ti-tienes? —cuestionó por lo bajo, hundiendo de manera poco consciente las yemas de sus dedos en aquel suave pero firme sitio que poseía el demonio; aunque no lo quería admitir, lo consideraba un chico atractivo pero al cual no le concedería el capricho de halagarlo por su aspecto y su orgullo también le era un impedimento por lo que, si llegaba a preguntar, pasaría por alto aquello de una manera bastante descarada y eso hizo hace unos minutos atrás. A veces su vanidad era una enorme piedra en su camino.
● Palito



<3:
Tizian Schröder
avatar
Soberbia

Pasivo
Homosexual
Demonio

Volver arriba Ir abajo

Re: —You really got me now | Rol CB +18 | -Priv. Zhenya-

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.