Sophie y Haakon Orr // Detrás de lágrimas y heridas.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sophie y Haakon Orr // Detrás de lágrimas y heridas.

Mensaje por Haakon Orr el Mar Mayo 08, 2018 10:34 pm

Detrás de lágrimas y heridas
Zona residencial, 8:14 pm
"Un pequeño cachorro abandonado"

Era un día lluvioso en la gran ciudad, y un tanto frío ahora por la llegada de la noche. Ese día había comenzado a llover desde las tres de la tarde aproximadamente, por lo cual todo aquel que había salido a las calles llevaba consigo su paraguas, y entre ellos, sin excepción, se hallaba Haakon.

Aunque no era costumbre habitual, gustaba de salir a caminar bajo la lluvia, siempre y cuando su traje no se estropease y tuviese que atender algún asunto fuera de casa. Ese día, la razón de su salida habían sido algunas compras a última hora para su salida al bosque a la mañana siguiente. Tenía pensado visitar a su pequeño lobo y darle de comer.

Haakon ya estaba de regreso a casa tras las compras, con el paraguas en su mano derecha, y con las compras, Carne en su mayoría, entre su brazo izquierdo y su pecho. La ruta a casa era la de siempre, calles medianamente concurridas con una iluminación aceptable, alguna que otra tienda abierta y pocos carros en las calles.

Ya estando cerca de su apartamento, a más o menos cinco calles, algo logró llamarle la atención, quejidos de dolor animal. Estos quejidos provenían de un callejón poco iluminado, desviando a su derecha y a quizá unos 5 metros de allí. No pensó dos veces en ir a ver que podría ser, ya que por aquellos quejidos podía intuir que era algún animal salvaje o quizá un perro callejero de una raza grande.

Una vez alcanzado su destino quedó a menos de un metro frente a una pequeña loba de pelaje azul rey. Esta era la fuente de los quejidos que había percibido desde la calle, y el motivo del ruido era una herida evidente en una de sus patas traseras.

-Pobre cachorrita de lobo, parece que has recibido un mal trato. - Dijo Haakon con un tono amable a la criatura mientras flexionaba las rodillas para estar a su altura. - Luces bastante malherida y agitada, debes estar posiblemente enferma. – agredó con un tono aún más preocupado.

Haakon compartió parte de su sombrilla con el animal indefenso para que no siguiese mojándose por la lluvia, sacó de su bolsa de compras la mitad de la carne comprada y la dejo cerca de la boca de la pequeña loba. Esperaba que esta pudiese alimentarse sin problemas, ya que era lo único que podía ofrecerle en ese momento. Quería llevársela a casa para darle cuidados, pero como siempre, todo en él funcionaba con un protocolo de confianza para proceder a actuar sobre la fauna silvestre.

-No pienso lastimarte, y menos cuando ya estás tan mal herida. Come sin problemas pequeña. Es carne fresca; te hará bien.- Comentó a la criatura con un tono de voz agradable, observándola para ver la reacción que tomaría y con ello saber cómo proceder en el trato a esta.


 
Haakon Orr
avatar
Avaricia

Diplomático
Sapiosexual
Dragón de madera

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.